Pablo Lyle en la Corte de MIami/Foto: EFE

El actor ya perdió su trabajo en la película que filmaba

Miami.- El actor Pablo Lyle pasó la noche en una prisión de Miami y este martes se espera que se le coloque el grillete electrónico que deberá llevar al menos hasta la próxima audiencia.

Lyle fue arrestado por la muerte de un hombre al que golpeó en una discusión de tráfico el 31 de marzo pasado.

El hombre golpeado, Juan Ricardo Hernández, un cubano de 63 años que tuvo que ser hospitalizado tras la discusión, murió el pasado jueves.

Lyle, que estaba en libertad bajo fianza de cinco mil dólares y había sido autorizado a viajar a México, debió regresar a EU para una audiencia judicial que tuvo lugar este lunes.

El juez Alan S. Fine elevó a 50 mil dólares la fianza impuesta al actor, le retiró el pasaporte y le prohibió salir de Miami hasta la siguiente audiencia del caso, fijada para el 1 de mayo.

Tras esa audiencia, Lyle fue llevado a una cárcel, donde, según los canales de televisión hispanos, pasó la noche y aún seguía esta mañana.

TE PUEDE INTERESAR: Pablo Lyle detenido en arresto domiciliario  

La defensa alegó que Lyle actuó en defensa propia y no tuvo "intención de matar a nadie", pero la Fiscalía consideró que puede tratarse de un caso de homicidio en segundo grado y pidió que la fianza fuera elevada a un millón de dólares.

Durante la audiencia estuvo acompañado de su esposa, la actriz Ana Araujo.

Según un video grabado por una cámara de seguridad, después de haber golpeado a Hernández, el automóvil en el que Lyle viajaba como pasajero abandonó el lugar dejando al cubano inconsciente en el piso.

El actor de 32 años fue arrestado horas después y luego puesto en libertad condicional tras pagar una fianza de cinco mil dólares.

El martes 2 de abril pidió permiso a la corte para viajar a México, el cual le fue concedido por la magistrada del condado de Miami-Dade Lisa Walsh.

Esa misma jueza, cuando el viernes se conoció la muerte de Hernández, le ordenó al actor que se presentara en una audiencia el lunes para revisar la libertad bajo fianza.

Es una tragedia, una absoluta tragedia; pero el señor Lyle no tuvo intención de matar a nadie. No es un caso de asesinato".

Esto dijo a los medios al concluir la audiencia Bruce Lehr, uno de los abogados del actor mexicano.

Los abogados pusieron en conocimiento del juez que Lyle había recibido "múltiples amenazas de muerte en la redes sociales", desde que se conoció la noticia de la muerte del hombre al que dio un puñetazo.

Lyle, protagonista de la telenovela "Mi adorable maldición", declaró que se marchó del lugar de los hechos porque temió por la seguridad de su hijo de 6 años, que viajaba con él.

La cadena Univision indicó que Lyle ya no actuará en la película "Instrucciones para Su" y que fue reemplazado por Giuseppe Gamba.

EFE