Foto: Pixabay

El kilogramo de siempre ya pesa 50 microgramos menos desde que se estableció su peso por primera vez en 1889

Siete24.mx

Siete24.mx

París.— Aunque no tendrá efectos prácticos en su uso cotidiano, para científicos y laboratorios especializados supondrá un gran cambio. A partir de hoy entraron en funcionamiento nuevas y más precisas definiciones para el kilogramo, el kelvin, el amperio y el poco conocido mol.

La Conferencia General de Pesas y Medidas, una entidad que se reúne en promedio cada cinco años, se reunió en Londres en noviembre del año pasado y definió que a partir de este 20 de mayo las cosas cambiarán para apoyar a científicos y laboratorios a tener medidas cada vez más exactas.

La ciencia y la industria se verán beneficiadas por completo. Por ejemplo, el kilogramo de siempre ya pesa 50 microgramos menos desde que se estableció su peso por primera vez en 1889. Eso puede pesar un granito de arena.

Spider-Moy héroe de ciencias en la UNAM

A la luz de los desarrollos de la tecnología cuántica que realiza cosas cada vez más pequeñas como los microchips cuánticos que son usados en super computadores y otros desarrollos tecnológicos de última generación que ya están saltando al consumo masivo, esas precisiones son más que necesarias.

Las grandes firmas tecnológicas son las que más directamente se beneficiarán con estas nuevas definiciones, porque ya se encuentran inmersas en lo que se anticipa como el futuro. El Internet de las Cosas (IoT) solo funcionará con ello, de lo contrario será imposible, anticipan diversos expertos.

En la vieja definición científica, un kilogramo se medía con la equivalencia a la masa que se obtiene de un cilindro de cuatro centímetros de platino iridio y que era fabricado en la capital británica.

En la que se considera a partir de este lunes, la constante de Planck será fundamental; es usada en la física cuántica para conocer la cantidad de energía correspondiente a un quantum.

Algo semejante ocurrirá con el kelvin a partir de la fecha. El kelvin es, junto al grado centígrado, las dos principales unidades de medida para la temperatura. El kelvin se define ahora mediante la constante de Boltzmann, que explica la relación entre la energía media de una partícula y su temperatura absoluta.

El amperio que mide la intensidad de corriente eléctrica que circula por un objeto, por decir, un cable, también tendrá lo suyo. Ahora se medirá a partir de la carga eléctrica positiva o negativa de un protón.

Ganan distribuidores de gas LP hasta nueve pesos por kilo

Y el poco conocido mol, muy usado en los laboratorios químicos para medir la cantidad de sustancias presentes en un determinado sistema, será ahora medido a partir de la denominada Constante de Avogrado.

Dicha constante permite entender la composición de las moléculas y sus combinaciones como, por ejemplo, la composición del agua que son dos moléculas de hidrógeno y una de oxígeno.

Usted podrá seguir pidiendo un kilo de tortillas para acompañar su comida y no perderá peso mágicamente, porque ese tipo de cosas –en principio- solo operarán para personal altamente especializado. La inteligencia artificial, la creación de nuevos fármacos o incluso un pronóstico del tiempo más acertado, dependen de las nuevas precisiones. Usted no. (ntx)

JAHA