Michael J. Fox

Michael J. Fox fue diagnosticado con la enfermedad de Parkinson a los 29 años, cuando estaba en la cima del éxito

Nueva York.- El actor Michael J. Fox dio una lección de optimismo este martes en el festival de cine de Tribeca, en Nueva York, en donde se sinceró sobre las dificultades de vivir con la enfermedad de Parkinson.

Este padecimiento le fue diagnosticado a los 29 años, pero después de varias décadas ha aceptado que "cada paso es una aventura".

El público dedicó aplausos y elogios al intérprete de la mítica trilogía "Back To The Future" (Regreso al futuro) mientras este protagonizaba una charla sobre su carrera.

Fox compartió la charla junto al también actor Denis Leary, con el que compartió bromas y una visible sintonía forjada tras años de amistad.

Después de mi cirugía espinal fue difícil aprender a caminar, yo me pavoneaba andando sin ayuda ni bastón y entonces me rompí el húmero, que no es ninguna puta broma"

Así lo dijo el actor, quien entonces dijo aceptar que "cada paso es una aventura".

Fox publicó en 2008 un libro sobre el optimismo ("Always Looking Up: The adventures of an incurable optimist") pero, según Leary, eso paradójicamente sacó "su lado más oscuro del humor", lo que le permite exteriorizar "la rabia profunda de una buena manera" y seguir luchando.

El actor que se dedica desde hace casi 20 años al activismo y el trabajo filantrópico para financiar la investigación del párkinson, admitió que más que "vender" la idea del optimismo lo que quiere es animar a quien sufra de alguna manera.

"A veces siento que no quiero vender esto del optimismo, porque la gente tiene problemas, depresión real, y pasa por cosas en su vida que no puedo concebir. Solo quiero ir y simplemente decirles: 'Anímate", explicó.

En ese sentido, invitó a los asistentes a reconciliarse, si se da el caso, con cualquier situación "que apesta" intentando mirar "la experiencia general" y pensando "cómo encaja" dicho acontecimiento en la trayectoria vital.

"Si tengo párkinson, puede ser solo una mancha amorfa tomando el control de mi vida, o puede ser algo que puedo considerar y estar dispuesto a afrontar, y entonces pasa a tener este tamaño", dijo Fox, representando con las manos un problema pequeño.

Leary quedó "asombrado" ante la "lección de optimismo" que acababa de dar su amigo y, conocedor del proceso de recuperación que afrontó, explicó que este no hace gala de un optimismo "estúpido", sino real.

npq

Michael J. Fox