Foto: Mario Székely

La gran expectación provocó que los fans hicieran filas de más de cuatro horas para entrar

Miami.- El inagotable universo de la saga Star Wars tiene una nueva morada en Orlando, donde este jueves abrió sus puertas el parque temático Galaxy's Edge con la gran expectación que se esperaba.

Las filas para ingresar a este parque al interior del Hollywood Studios se congregaron desde primeras horas de la madrugada y dos horas después de abrir, la administración debió cerrar las puertas por razones de espacio, según medios locales.

Como su hermana en Anaheim, que abrió al público en mayo pasado, el Galaxy's Edge de Orlando, cuya inversión asciende a mil millones de dólares, cuenta con dos atracciones principales, como son "Millennium Falcon: Smugglers Run" y "Star Wars: Rise of the Resistance".

La primera de ellas, donde los visitantes debieron hacer colas de hasta más de cuatro horas, según reporta el diario Tamp Bay Times, consiste en un simulador del famoso Halcón Milenario y donde se puede pilotar la célebre nave de Han Solo, construida a escala real.

Cada aspecto de esta tierra, desde las huellas de androides en el pavimento hasta las agujas que alcanzan el cielo, es 100% auténticamente Star Wars".

Así señaló esta semana Bob Chapek, presidente de parques, experiencias y productos en Disney sobre el parque, que es el área temática más grande jamás creada en un parque de la compañía.

El parque, que se desarrolla en el mismo contexto que la última trilogía de Star Wars, escenifica el planeta Batuu, donde en medio de una experiencia envolvente los visitantes podrán "explorar el bullicioso 'Black Spire Outpost', lleno de vistas, sonidos, olores y sabores auténticamente de Star Wars".

Lleva al visitante al denominado "Black Spire Outpost", un puerto conocido por contrabandistas, comerciantes y aventureros donde los asistentes cruzarán sus caminos con Rey, Finn, Poe, BB-8 y Chewbacca, entre otros personajes.



YA VISTE: Rey desata teorías en tráiler de Star Wars: The Rise of Skywalker

 

A diferencia del parque californiano, donde el primer mes solo se podría entrar a través de una reserva, el de Orlando no instituyó un sistema de ese tipo, aunque sí aplicó un método de colas virtuales a través una aplicación para móviles una vez que las puertas se cerraron cuando llegó a su máxima capacidad.

Entre las atracciones destacó también la Cantina de Oga, que registró menos filas de las esperadas y en el que se puede estar hasta unos 45 minutos.

Al igual que en Oga's Cantina, que ofrece opciones de bebidas con alcohol como el "Jedi Mind Trick" o el "Bloody Rancor", el bar Milk Stand también está plagado de bebidas inusuales, como la leche azul y la leche verde que debutaron en "Star Wars: Episode IV - A New Hope" y "Star Wars: Episode VIII - The Last Jedi".

EFE

npq