Fuente: INAH

Pepita murió posiblemente de una enfermedad pulmonar, en el 300 a.C

Siete24.mx

Siete24.mx

México.— El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó que se extenderá hasta el 30 de junio la exposición "Momias, ilusiones de vida eterna" en el Museo del Carmen.

La muestra que hace una reflexión de la muerte en México exhibe cuerpos momificados de diversas partes del país entre ellas la de Pepita, una de las momias más antiguas de México (2300 a.C.), correspondiente a una niña de dos años y medio descubierta en una cueva de la Sierra Gorda queretana.

Pepita murió posiblemente de una enfermedad pulmonar, en el 300 a.C. y hoy es una de las momias más antiguas del país.

Fue descubierta en 2002 por pobladores de la comunidad de Altamira, Querétaro, y el INAH, con apoyo de otras instituciones, le ha hecho varios estudios y tratamientos de conservación.

La momia “Pepita”, bautizada así por la gente que hizo el hallazgo, fue abordada en la primera jornada por la arqueóloga Elizabeth Mejía Pérez, investigadora del Centro INAH-Querétaro, quien ha estado al frente del equipo multidisciplinario que investiga el ejemplar.

Otra pieza extraordinaria, al ser una de las únicas dos que se conservan en México, es el túmulo que se realizó para las pompas fúnebres de don José de la Borda, rico minero y artífice de la iglesia de Santa Prisca, en Taxco (en la que se fue gran parte de su fortuna). De manera fortuita, en los años 80, la fotógrafa Dolores Dalhaus lo ubicó en el templo mientras registraba sus retablos, ahora pertenece a la colección del Museo de Arte Virreinal. Casa Humboldt.

emc