Foto: TW

Al evento asistieron el presidente del Senado de la República, Martí Batres y el titular de la Comisión de Cultura y de Cinematografía de la Cámara de Diputados, Sergio Mayer

México.- El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) en su afán de justificar el uso del Palacio Bellas Artes primero señaló que nunca existió un evento con fines religiosos y después aseguró que no incumplió con las normas vigentes para el recinto artístico.    

En Twitter, el INBAL, que  dirige Lucina Jiménez, señaló tener la documentación que comprueba que el inmueble cultural no fue utilizado para ese fin (religioso).

Y agregaron que procederían “conforme a Derecho”.

Posteriormente en un comunicado, el INBAL indicó que “en ningún momento incumplió con la normativa vigente en el caso del concierto realizado el miércoles 15 de mayo en el Palacio de Bellas Artes”.

El Universal dio a conocer que el Palacio de Bellas Artes fue utilizado por primera vez para la celebración de un evento religioso, a pesar de que los requisitos para rentar el inmueble establecen que debe ser sólo para eventos culturales.

En respuesta a la información publicada este jueves por el diario titulada: “Usan Bellas Artes para homenajear a líder religioso”, el INBAL explicó que el convenio para uso de la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes se concertó a petición del senador Rogelio Zamora Guzmán, quien hizo la solicitud en su calidad de integrante de la LXIV Legislatura.

Destacó que el legislador Zamora Guzmán pertenece a la Comisión de Asuntos Fronterizos y Migratorios, y que según el oficio recibido el 1 de febrero pasado, el espacio se usaría para realizar una “Representación cultural y artística musical, gratuita, donde participaba la Asociación de Profesionistas y Empresarios de México.

De acuerdo con los procedimientos establecidos, el INBAL verificó la pertinencia del programa que se presentó bajo el título “El Guardián del espejo”, el cual se realizaría el 15 de mayo, sin que en ningún momento se mencionara realizar homenaje alguno al líder religioso Naasón Joaquín García, de la Iglesia Evangélica La Luz del Mundo.

El organismo cultural añadió que de acuerdo con la normativa y dado que se trataba de una actividad gratuita, también se cumplió con el pago respectivo por la cantidad de 185 mil 413 pesos.

Reiteró que en ningún momento se llevó a cabo homenaje alguno a un líder religioso, toda vez que dicha actividad del programa fue cancelada por la Gerencia y lo cual fue notificado al senador Rogelio Israel Zamora Guzmán y a la asociación, responsable de la actividad.

Menciono que en las redes sociales de la organización convocaron a sus seguidores en la explanada (del Palacio de Bellas Artes) con la información de que habría un homenaje.

“El Instituto se reserva el derecho de proceder legalmente, toda vez que se pretendió el uso de una infraestructura pública para fines ajenos a los que se había autorizado y que vulneran el carácter laico del Estado”, concluyó en su misiva.

Al evento asistieron el presidente del Senado de la República, Martí Batres y el titular de la Comisión de Cultura y de Cinematografía de la Cámara de Diputados, Sergio Mayer.
Bellas Artes

npq