Connect with us
Paul Sorvino Paul Sorvino

Cine, Series y TV

Muere Paul Sorvino, lo viste en ‘Buenos Muchachos’ y ‘La Ley y el Orden’

Como Paulie Cicero

Publicada

on

El imponente actor Paul Sorvino, falleció a los 83 años este lunes por la mañana,
de causas naturales en la Clínica Mayo en Jacksonville, Florida, dijo su publicista.

Paul Sorvino se especializó en interpretar a mafiosos y policías como Paulie Cicero en “Goodfellas” (“Buenos muchachos”) y el sargento de policía de Nueva York Phil Cerretta en “Law & Order” (“La ley y el orden”), papeles que lo hicieron famoso a nivel mundial.

“Nuestros corazones están rotos, nunca habrá otro Paul Sorvino, fue el amor de mi vida y uno de los mejores artistas que jamás haya aparecido en la pantalla y el escenario”.

Así lo describió su esposa, Dee Dee Sorvino, en un comunicado. Ella estuvo a su lado cuando murió, el actor ya tenía problemas de salud.

Con más de 50 años de trayectoria, Paul Sorvino también fue un pilar en el cine y la televisión. Interpretó a un comunista ítalo-estadounidense en “Reds” de Warren Beatty, a Henry Kissinger en “Nixon” de Oliver Stone y al jefe de la mafia Eddie Valentine en “The Rocketeer” (“Rocketeer: El hombre cohete”).

Bromeaba por ser conocido por interpretar a gánsters, cuando sus verdaderas pasiones eran la poesía, la pintura y la ópera.

Sobre Paul Sorvino

Sorvino nació en Brooklyn en 1939. Su madre daba clases de piano y su padre era capataz en una fábrica de batas. Desde muy joven tuvo inclinaciones musicales y asistió a la American Musical and Dramatic Academy en Nueva York, donde se enamoró del teatro. Hizo su debut en Broadway en 1964 y seis años después en el cine, en “Where’s Poppa?” (“Yo quiero a mamá, pero…”) de Carl Reiner.

npq

Suscríbete a nuestro canal de Youtube



Dejanos un comentario:

Cine, Series y TV

Better Call Saul: el cierre más satisfactorio

La historia del excéntrico abogado llegó a su fin

Publicada

on

Ciudad de México.— Este martes llegó a su fin la era del universo de Breaking Bad con el final de su Spin-Off Better Call Saul.

Ambas series creadas por Vince Gilligan y Peter Gould, son consideradas como de las mejores en la historia de la televisión. Y es que su calidad de producción, sus guiones y cinematografía son del más alto nivel.

En redes sociales, los fanáticos han aplaudido el final, que consideran totalmente satisfactorio, contrario a series como Game Of Thrones.

Cuando se anunció su producción, en abril de 2013, se tenían muchas dudas, pues Breaking Bad era bastante querida por los fans y aclamadas por la crítica.

Más: Termina universo de Breaking Bad con Better Call Saul

Sin embargo, supo ganarse a paso lento a quienes dudaron. Y es que contrario a la serie protagonizada por Bryan Cranston, el ritmo es mucho más pausado.

El show se toma el tiempo de matizar los personajes, de profundizar en sus historias y compaginar su historia con la de su secuela.

La serie que respeta todo

Better Call Saul es muy respetuosa de Breaking Bad, pero también respeta a los fanáticos, no los trata de ingenuos. Habría sido muy fácil meter cameos a destajo simplemente para complacer, pero las participaciones de los personajes ya conocidos siempre están justificadas y aportan algo a la historia, pero más importante, aportan profundidad a los personajes.

Al igual que sus predecesores, Better Call Saul combina imágenes potentes y cinematográficas con una narración metódica para brindar al público un retrato complejo del mundo de sombras de la tierra de las oportunidades.

Además, la serie se respeta a sí misma. Se sabe distinta a los otros productos de su universo (Incluyendo a la película El Camino).

Y por ello no copia sus fórmulas ya probadas de éxito, es distinta porque Jimmy McGill (Bob Odenkirk) no es Walter White (Bryan Cranston) ni pretende serlo, son completamente distintos, pero viven procesos de caídas similares.

Son tan distintos que sus relaciones son distintas. Mientras que Walt está casado con Skyler (Anna Gunn) y tienen una relación distante, Jimmy tiene un romance con Kim Wexler (Rhea Seehorn) que al final, es su motor de redención. Esto jamás pasó con Walt y Skyler.

Como señaló el propio Odenkirk: Creo que uno de los temas de Better Call Saul es que el cambio real y fundamental de una persona es impulsado por algunas fuerzas bastante duras y poderosas. Realmente tienes que triturar la psique de una persona para lograr que cambie fundamentalmente.

Por ello, el final es tan satisfactorio pese a no tener un giro como en otras series. El desenlace se “cocinó” a fuego tan lento –desde el primer episodio- que estaba cantado, todos sabíamos que pasaría.

Y eso no le quitó lo impactante y liberador. Todas las historias de las series y la película están completamente cerradas, no hay más cosas relevantes qué contar.

En medio de una crisis de creatividad, donde muchos productos audiovisuales carecen de esencia, Better Call Saul es un oasis de creatividad y respeto.

La serie se va en el momento perfecto, en la cúspide de su éxito y genialidad.

Poder decir adiós es crecer.

JAHA

Seguir leyendo

Cine, Series y TV

Termina universo de Breaking Bad con Better Call Saul

Pero…

Publicada

on

Ciudad de México.— En unos días, terminará una de las series más importantes de los últimos tiempos, Better Call Saul (BCS), spin-off de Breaking Bad (BB).

Y contrario a lo que pasa con otras franquicias, esta no buscará alargar la historia con otra serie o película.

A decir de los creadores de este universo, Vince Gilligan y Peter Gould, “es hora de hacer algo nuevo”.

Gilligan aseguró que busca probarse a sí mismo que no es un “pony de un solo truco”.

Te interesa: ‘Better Call Saul’ terminará con su sexta temporada

“Estoy empezando a sentir que tienes que saber cuándo salir de la fiesta, no quieres ser el tipo con una pantalla de lámpara en la cabeza. No tengo ningún plan en este momento para hacer algo más en este universo”.

Sin embargo, durante el último panel virtual previo al final de la serie que se emitirá el próximo lunes con la frase “nunca digas nunca”.

Better Call Saul sigue la historia de Jimmy McGill y su transformación en Saul Goodman, el excéntrico abogado de Walter White en Breaking Bad.

Protagonizada por Bob Odenkirk y Rhea Seehorn, la serie llegará a su fin la siguiente semana y con ella este universo, que también está integrado por la película El Camino.

JAHA

Seguir leyendo

Te Recomendamos