Connect with us
LOST AND FOUND – In Disney and Pixar’s “Toy Story 4,” Woody is reunited with his long-lost friend Bo Peep, who’s been on the road for years. She’s become an adventure-seeking free spirit whose strength and sarcasm belie her delicate porcelain exterior. Featuring the voice of Annie Potts as Bo Peep, “Toy Story 4” opens in U.S. theaters on June 21, 2019. ©2019 Disney/Pixar. All Rights Reserved. LOST AND FOUND – In Disney and Pixar’s “Toy Story 4,” Woody is reunited with his long-lost friend Bo Peep, who’s been on the road for years. She’s become an adventure-seeking free spirit whose strength and sarcasm belie her delicate porcelain exterior. Featuring the voice of Annie Potts as Bo Peep, “Toy Story 4” opens in U.S. theaters on June 21, 2019. ©2019 Disney/Pixar. All Rights Reserved.

Cine

Análisis: Toy Story 4, el olvido como respuesta

Felipe Monroy

Publicada

on

Por esta vez tenemos que ser cínicos: Toy Story 4 (2019) es un filme inentrañable; ese es su principal argumento y motivación. De otra manera no se entiende porqué Pixar se haya aventurado a construir este epílogo después de lo que parecía un magnífico cierre de trilogía en 2010.

Antes de avanzar: ¡Spoiler alert! Abandone aquí la lectura si aún no ha visto el filme y, si lo desea, vuelva después… o no, que justo es lo que explicaré en este artículo.

Toy Story

Wheezy

Vamos por partes, las historias del vaquero Woody y sus amigos han montado prácticamente tres décadas con perfectas propuestas narrativas: Toy Story (1995) inauguró este prolongado viaje de autodescubrimiento de los personajes con un argumento aparentemente sencillo: Woody el vaquero favorito siente la amenaza de ser reemplazado por un juguete más moderno y popular encarnado en el guardián espacial Buzz Lightyear; sus celos propician una tragedia compartida que sólo remontarán tras un viaje de aceptación y mutua colaboración. Desde el primer filme, los creadores sustentan las motivaciones de los juguetes a un solo deseo y destino: estar allí, siempre, para la alegría de su niño (Andy).

Siete curiosidades de Toy Story; que amarás

La tragedia en el universo de los juguetes es la separación o lejanía de su niño; un juguete sin niño no sólo es un paria, es una identidad olvidable, vive una especie de infierno frío y silencioso. Esto queda más claro en Toy Story 2 (1999). Un vendedor de juguetes roba a Woody para completar una excepcional y costosa colección; en esta ocasión son los amigos del vaquero quienes emprenden un viaje para rescatarlo y convencerlo de lo inútil y vacía que es la vida siendo objeto de colección en lugar de servir a construir la alegría de su niño. Toy Story 2 suele calificarse como la más débil de las historias, pero deja claro que la suprema unión de un juguete no es simplemente a ‘su dueño’ sino a la ‘alegría de su niño’.

Una década más tarde Toy Story 3 (2010) relata lo que parecía el final de la trilogía de los juguetes: el niño ha crecido y ya no necesita de ellos. Una confusión lleva a los juguetes favoritos de Andy a una guardería donde los juguetes ‘comunitarios’ han levantado una especie de sociedad tiránica que abusa de los débiles y los inocentes. Esta historia erige el último palacio conceptual de la saga: la misión ulterior de un juguete no es sólo servir para la alegría de los niños (porque nadie puede negar que los párvulos la pasan excelente usando los juguetes) sino la construcción de un vínculo irrompible con la historia personal de un niño, de su niño.

Es por eso que la escena del quemador de basura es tan entrañable: la audiencia contempla cómo ese vínculo está por ser calcinado… sin niño, sin misión ni propósito, el último lazo que une a esos juguetes es su mutua amistad. Pero el filme recupera la promesa de la alianza en la figura de una mano que baja de lo alto que les rescata para atarlos a un nuevo vínculo, a una nueva niña; a Bonnie.

toy story

Conmovedora escena

Lo que habíamos aprendido de las tres primeras películas era el peso del amor, lo complejo que es llevar la carga del lazo afectivo y la recompensa de la fidelidad a dicho vínculo. Pero, mientras sus predecesoras se vuelven profundamente entrañables, Toy Story 4 (2019) habla sobre el olvido y pretende demostrar lo importante que es saber desatarse de los pesados fardos de una promesa que ya se ha cumplido o que jamás llegará.

Toy Story 4 es un filme que no pretende abonar a “lo entrañable”, todo lo contrario: quiere demostrar lo importante que es saber soltar y soltarse; por qué es necesario desprenderse. Es el final del camino para la máxima convicción de Woody. El filme tensa los más profundos dramas del vaquero: por un lado debe demostrarle a un juguete hecho de basura (Forky) lo trascendente que es el vínculo que comienza a construir con su niña Bonnie; y, al mismo tiempo, reconocerse y reflejarse en la muñeca Gabby Gabby doblemente prisionera, atrapada en la tienda de antigüedades donde acumula polvo (como él en el armario) y en la promesa de un vínculo que ya no llegará. Woody debe aceptar ese inevitable destino: saber desatarse a tiempo.

El escritor mexicano Renato Leduc lo explica de esta manera: “Sabia virtud de conocer el tiempo; / a tiempo amar y desatarse a tiempo; / como dice el refrán: dar tiempo al tiempo… / que de amor y dolor alivia el tiempo”.

Toy Story; ¿debió tener este final?

El vaquero se topa con algunos guiños que le ayudan a comprender esa realidad: la pastorcita de cerámica Bo Peep tiene un brazo desprendido unido precariamente con cinta adhesiva pero ha aprendido a vivir con ello gracias a una profunda resiliencia. Cualidad que, seguramente, también le ayudó a continuar sin la promesa de un vínculo eterno.

¿Por qué es tan importante esto último, por qué es tan relevante que esta saga cinematográfica contraponga el olvido y el saberse desprender a la enraizada nostalgia que nos han propuesto la vasta mayoría de filmes de la industria?

Basta mirar las carteleras que año tras año nos ofrece la industria de Hollywood. Filmes para adultos y que apelan a la nostalgia por su infancia: Viejos héroes de cómics de antaño, infinitos remakes de historias originales, sagas interminables que ya no tienen nada por contar. Nadie parece querer soltar sus entrañables filmes: ni las audiencias que se conectan con sus candorosos sentimientos construidos tras decenas de películas ‘de un solo universo’; ni las casas productoras que utilizan la misma fórmula de éxito una y otra vez en función de su cálculo de inversión.

La nostalgia ha sido un gran negocio conmoviendo y sujetando a las audiencias a ese doloroso y sisífico regreso; pero el olvido propone diluir aquello que es densamente oscuro. Toy Story 4 no sólo quiere disolver el pesado y denso compromiso al vínculo que siente el vaquero Woody sino a la pesada y sólida fijación que la audiencia tiene con los entrañabilísimos personajes e historias de Toy Story.

Piénselo de esta manera: ¿En realidad quisiéramos tener en 2050 o 2060 filmes que continúen atados a personajes y sagas entrañables de esta década, de estas tres últimas décadas?

Toy Story 4 propone justo lo contrario a través de las dos muñecas. Gabby Gaby y Bo Peep conocen lo difícil que es verse alejadas de las seguridades de un sólido vínculo durante muchos años, siendo apenas vigiladas por el tiempo. Una cree mirar, detrás del cristal de su ilusión, el cumplimiento de la promesa; la otra sabe que la promesa se ha cumplido gracias a lo que dejó ir. Se la liberado y, junto a ella, a la audiencia y sus creadores que deben, también, aprender a dejarla ir.

Toy Story 4

Woody

 

Toy Story 4 con juguetes mexicanos

@monroyfelipe



Dejanos un comentario:

Cine

Diego Luna: El cine tendrá que transformarse

¿Ya entraste a “We are One: Global Film Festival”?

Norma Pérez Quiroz

Publicada

on

diego luna
Foto: Archivo

Ciudad de México.- El actor Diego Luna participó en un evento del “We Are One: A Global Film Festival” reflexionó durante sobre sus vivencias en cuarentena.

El director también expresó su opinión sobre los cambios que tendrá que afrontar el cine tras la pandemia, específicamente en el cine nacional.

“Es un momento bello para buscar transformarnos de muchas formas y creo que el cine tendrá que hacerlo también”, aseguró Diego Luna durante una entrevista con Estrella Araiza, directora general del Festival de Cine de Guadalajara.

Este evento en vivo fue transmitido en el canal oficial en Youtube, en el que cineastas y actores de todo el mundo comparten tiempo para recaudar fondos ante la crisis sanitaria actual por el COVID-19.

Desde su punto de vista, una de las situaciones positivas que ha traído la pandemia es la visibilización de lo que se ha hecho en el mundo en términos de economía, comunidad y sociedad.

“Para mi la pandemia ha traído la verdad de lo que somos. Podemos ver lo que hemos hecho y pensar cómo queremos relacionarnos con el planeta, cómo queremos hacer películas y cómo queremos criar a nuestros hijos”.

TE PUEDE INTERESAR: El Fidecine continúa gracias a Del Toro, Cuarón e Iñárritu

El protagonista de “Rogue One: una historia de Star Wars” dijo que en México es necesario que se cambie la forma de financiamiento de las películas, pues estos apoyos, al centrarse únicamente en rodaje, han generado que se descuiden procesos esenciales que una película debe de tener.

“La mayoría del dinero es para filmar películas, no creo que se invierta demasiado en el desarrollo, todo el mundo está muy enfocado en grabar y creo que este confinamiento nos está forzando a pasar tiempo en la mesa reescribiendo, pensando en la producción de los proyectos y creo que es algo que se tiene que seguir haciendo después de la pandemia”, señaló.

Diego Luna también compartió anécdotas de su trayectoria y destacó una al lado del ganador del premio Óscar Guillermo del Toro, al que catalogó como uno de sus mentores. Le pide opiniones de sus algunos proyectos del mismo modo que lo hace con Alejandro González Iñarritu, Alfonso Cuarón y su entrañable amigo Gael García Bernal.

“Guillermo dijo una vez, ‘la película es muy buena, me gusta tu perspectiva, pero creo que funcionaria perfecto con un actor diferente'”, confesó Luna entre risas, sin mencionar la película a la que del Toro se refirió.

¿Qué es We Are One: A Global Film Festival?

“We Are One: A Global Film Festival” reúne a los 21 festivales de cine más relevantes del mundo ofreciendo una programación especial en línea.

Hasta el próximo 7 de junio se pueden ver en Youtube entrevistas, contenidos de realidad virtual y más de cien películas elegidas por las diversas muestras.

YA VISTE: Todo el mejor cine del mundo en un solo lugar en tu pantalla

El dinero recaudado, que por ahora asciende a algo más de 12 mil dólares, será donado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) por su enorme esfuerzo ante la pandemia mundial del coronavirus.

Las emisiones que se realizan únicamente a través del sitio oficial del evento en Youtube, busca promover el cine para generar cambios en la sociedad al llegar a público de todo el mundo a través de películas.

npq

Diego Luna

Seguir leyendo

Cine

Fin de semana de cine deportivo

Héctor López

Publicada

on

Ciudad de México,— Este fin de semana otra doble propuesta llega a las pantallas, sábado y domingo de cine con temática deportiva.

Te puede interesar Mike Tyson dará a conocer su rival para próxima semana

Para el sábado una comedia en la que un entrenador de fútbol americano encauza y utiliza la ira de un joven al que molestan para llevar a su equipo hacia la victoria; y luego el domingo, la historia real de un agente deportivo que va a la India en busca de un joven lanzador de críquet para que brille en las grandes ligas de béisbol.



EL AGUADOR

Bobby Boucher (Adam Sandler) es un joven solitario que continuamente es atormentado por quienes lo rodean, hasta llegar al  límite. Todo cambia cuando llega el nuevo entrenador y Bobby, el “aguador” del equipo de football universitario, empieza a jugar como defensa y dar rienda suelta a toda esa rabia que lleva contenida. Con 31 años, ahora deberá ir a la universidad y aprender a jugar football, aunque a su sobreprotectora madre no le guste.

Año: 1998
Duración: 90 min
País: Estados Unidos
Director: Frank Coraci
Reparto: Adam Sandler, Kathy Bates
Género: Comedia, Deporte. Fútbol americano

ESTRENO: SÁB 30 por ESPN 6:00 p.m.

UN GOLPE DE TALENTO 

Basada en una historia real, el representante de deportistas JB Bernstein (Jon Hamm) cae en la cuenta de que el negocio ha cambiado y que las cosas no están yendo demasiado bien en su carrera. En un último esfuerzo por mantenerse a flote, JB planea encontrar al próximo gran lanzador de béisbol. Con la ilusión de hallar a un joven lanzador de críquet que pueda convertirse en estrella de las ligas mayores de béisbol, viaja a India para producir un programa de reality llamado “El brazo del millón”.


Con la ayuda de un cazatalentos de béisbol retirado (Alan Arkin), algo cascarrabias, pero con un ojo de águila, descubre a Dinesh (Madhur Mittal, de Slumdog Millionaire) y a Rinku (Suraj Sharma, de Una aventura extraordinaria), dos muchachos de 18 años que no tienen idea de cómo jugar béisbol, pero poseen una especial habilidad para lanzar una bola rápida. Con el sueño de hacerlos firmar un contrato con las grandes ligas y ganar dinero rápido, JB lleva a los muchachos a los Estados Unidos para entrenarlos. Así, a los muchachos –que nunca habían salido de sus aldeas rurales– les cuesta la adaptación.

A medida que ambos aprenden las sutilezas del béisbol, JB, con la ayuda de su adorable amiga Brenda (Lake Bell), recibirá valiosas lecciones de vida acerca del trabajo en equipo, el compromiso y lo que significa ser una familia.

Año: 2014
Duración: 123 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Craig Gillespie
Reparto: Jon Hamm, Aasif Mandvi, Suraj Sharma, Madhur Mittal, Bill Paxton
Género: Drama, basado en hechos reales. Deporte. Béisbol. Cricket

ESTRENO: DOM 31 por ESPN 6:00 p.m.

Con información y foto cortesía ESPN

HLG

No te puedes perder Los Siete momentos del Estadio Azteca

Siete24.mx

Seguir leyendo

Te Recomendamos