Connect with us

Cultura

Adiós a Gilberto Aceves Navarro

Norma Pérez Quiroz

Publicada

on

México.- Gilberto Aceves Navarro, fallecido el sábado 20 de octubre a los 88 años de edad, fue un artista plástico completo, pintor, muralista y escultor.

Comenzó dibujando en papel estraza escenas cotidianas de la Ciudad de México, y pronto sus obras llegaron a formar parte de muestras nacionales y extranjeras, en las que no dejó de vinculársele con la abstracción y el movimiento de la Ruptura, así como con el Salón de la Plástica Mexicana, aunque él prefiriera eludir calificativos y adscripciones.

Nació en 1931 en la Ciudad de México. Su infancia fue un tanto “desoladora” pues creció cerca de una madre —cantante de ópera— a la que siempre intentó enamorar para que lo quisiera, cometido que no logró.

Se le reconoció por su voracidad para observar y digerir las expresiones de las diferentes culturas visuales alejado de protagonismos, tanto de su propia persona como de modelos o anécdotas, para remitirse a una expresión esencial:

“A la energía del trazo que jamás titubea, se agrega una información sustantiva, la de un conocimiento a tal grado asimilado, me atrevería a decir somatizado, que se presenta adherido a sus manos y sus dedos: prótesis asombrosas de sus extraños juegos mentales”, escribió Luis Ignacio Sáinz en el libro Gilberto Aceves Navarro 1951-2005.

El pintor, que en septiembre de este año cumplió 88 años y de los cuales más de 60 dedicó a su trabajo artístico, comenzó sus estudios en 1950 en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda, del entonces Instituto Nacional de Bellas Artes. 

En 1952 trabajó con el artista David Alfaro Siqueiros para pintar los murales de Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en Ciudad Universitaria.

En 1968 Gilberto Aceves, con otros artistas, fundaron el Salón Independiente (SI) como una protesta en respuesta a la convocatoria para la Exposición Solar, la cual había sido organizada por el INBA para mostrar lo mejor del arte contemporáneo en el país, como parte de las actividades culturales en el marco de las XIX Olimpiadas, y que incluía lo que partidarios del SI denominaban intereses nacionalistas y exclusivos para artistas santificados por las escuelas de arte y las instituciones oficiales en México.

Este gesto fue considerado un parteaguas en la historia del arte en México, por lo cual los artistas que en él participaron fueron considerados integrantes del movimiento de La Ruptura; a través de sus exposiciones la agrupación llegó a considerar que podrían llegar a “revolucionar los sistemas oficiales que trabajaban para sofocar las libertades creativas”, por lo cual “pidieron abiertamente al INBA que reconsiderara su enfoque nacionalista, jerárquico y anticuado de la exposición”, escribe Arden Decker.

Aunque Aceves no se consideró parte de este u otro movimiento en particular y, en cambio, afirmó que su camino siempre fue el de la rebeldía, es inevitable recordar el gesto profundamente simbólico que llevaría a cabo durante la exposición de 1970 en el marco del Salón Independiente, influido por su crítica a la censura en los medios de comuicación y a la creciente cultura de consumo.

En aquel momento, debido a las limitaciones financieras, pero también gracias a las donaciones de materiales que recibieron, la exposición fue creada en el momento, con cartón y papel periódico, y en su inauguración, Gilberto Aceves prendió fuego a su propia obra en protesta por la censura imperante.

Su talento con el pincel le dio la oportunidad de recorrer varios países y ser reconocido tanto en el extranjero como en su propia nación; en 1989 recibió una mención honorifica en la Bienal de Cannes Sur Mer en Francia y el mismo año fue condecorado con el Premio de la Universidad Nacional. Además, participó en otras Bienales como la de Tokio, así como en la Mostra Internazionale di Bianco e Nero de Lugano, en Suiza.

En México recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes en 2003, año en que también fue reconocido como miembro de la Academia de Artes. En 2008 el pintor fue homenajeado con la inauguración de una exposición en el Palacio de Bellas Artes, la cual se tituló Gilberto Aceves Navarro, 5 décadas, una mirada.

Para 2011 el INBA le otorgó su máxima distinción: la Medalla Bellas Artes, por su desempeño en las artes y su aportación como creador y docente. La máxima casa de estudios también le reconoció, en 2014, con una medalla por 40 años de servicios académicos.

A punto de cumplir los 80 años, en septiembre de 2011, el escultor fue hospitalizado y operado de emergencia; sin embargo, ni este ni otros problemas de salud impidieron que Gilberto Aceves continuara impartiendo talleres o actividades sobre su quehacer artístico.

TE PUEDE INTERESAR: Harán homenaje en Bellas Artes a Gilberto Aceves Navarro

 

En su trayectoria se cuentan numerosas obras entre las que sobresalen Yo canto a Vietnam, pintado en 1970 para el pabellón de México en la Feria Mundial de Osaka en Japón; Canto triste por Biafra, pintado en 1979 y colocado en el Museo de Arte Moderno y Una canción para Atlanta, realizada en 1993 con motivo de los juegos olímpicos realizados en esa ciudad en 1996.

Su obra recorrió lugares de todo el mundo y actualmente se encuentra en diversas galerías y colecciones públicas y privadas. Una de sus últimas exposiciones fue Cabezas olmecas, caricia y materia, inaugurada en abril de 2018.

El pasado 4 de julio el Museo de la Ciudad de México inauguró una exposición retrospectiva que le rindió homenaje: Gilberto Aceves Navarro: Hoy, la cual ofrece un recorrido por el camino y evolución del artista.

Gilberto Aceves Navarro

npq



Dejanos un comentario:

Cultura

Roban obra de Van Gogh en cuarentena

Jardín primaveral, la casa parroquial de Nuenen en primavera, de Vincent van Gogh

Norma Pérez Quiroz

Publicada

on

obra de Van Gogh

Ciudad de México.— La pintura The Parsonage Garden at Nuenen in Spring, (Jardín primaveral, la casa parroquial de Nuenen en primavera), de 1884, de Vincent van Gogh, fue robada la madrugada de este lunes del Museo Singer, en Laren, Países Bajos.

El museo se encuentra cerrado por la cuarentena en Europa a causa del Covid-19.

La pintura del artista holandés Vincent Van Gogh formaba parte de la exposición: Spiegel van de ziel. Toorop tot Mondriaan.

Personal del museo hizo un llamado a la comunidad que vive en las cercanías y que cuente con cámaras de seguridad para revisar su material, “es posible que haya capturado imágenes de los posibles ladrones”.

En un comunicado, el director del museo, Jan Rudolph de Lorm, expresó conmoción, enojo y tristeza porque “una hermosa y conmovedora pintura de uno de nuestros mejores artistas ha sido retirada de la comunidad”. 

El museo Singer era la villa personal construida en la localidad neerlandesa de Laren a principios del siglo XX por el pintor y coleccionista estadounidense William Singer y su esposa, Anna. Su colección personal incluye pinturas y esculturas entre 1880 y 1950, y se programan exposiciones temporales a lo largo del año.

La obra de Van Gogh fue prestada por el Museo Groninger para la muestra y aun no se especificó su valor económico.

TE PUEDE INTERESAR: Paseos virtuales por museos del INAH

El director del Museo Singer manifestó que el arte está para ser compartido, disfrutarlo e inspirarse especialmente en momentos como los actuales, “el arte es de gran importancia para nuestra cultura”.

El museo expuso que ya se llevan a cabo las investigaciones, tanto forenses como tácticas, en coordinación en expertos de robo de arte internacional.

Puso a disposición un formulario y un número de teléfono en su sitio en internet en caso de dar con cualquier información que pueda dar a la captura de los autores materiales.

Aunque no se conoce el modus operandi, el equipo de seguridad manifestó que para tener acceso a la pintura los perpetradores debieron romper un cristal para ingresar al museo.

npq

Seguir leyendo

Cultura

Paseos virtuales por museos en ‘Contigo en la distancia’

Conoce museos lejanos y con mucha historia

Norma Pérez Quiroz

Publicada

on

paseos virtuales del INAH

Ciudad de México.- A través de la plataforma Contigo en la Distancia, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) invita a las niñas y niños a visitar, en paseos virtuales, 123 museos.

La invitación es para que los pequeños traspasen las paredes llenas de historia de algunos de los recintos más emblemáticos del país, y conozcan la manera en que operaban y las anécdotas que atestiguaron.

La mayoría conocemos el Museo de Antropología o el Castillo de Chapultepec, aprovecha tu tiempo esta cuarentena y visita en paseos virtuales museos lejanos y distintos.

TE PUEDE INTERESAR: UNESCO abre libre acceso a su Bibloteca Digital Mundial

Te proponemos el de las Culturas del Mundo y la Alhóndiga de Granaditas.

Alhóndiga de Granaditas

El Museo Regional de Guanajuato, mejor conocido como la Alhóndiga de Granaditas, en donde el “Pípila” permitió el asalto de los independentistas. En su viaje, los menores sabrán que el origen de la palabra “alhóndiga” es árabe y se refiere a un granero, razón por la que popularmente se le conoció como “El palacio del maíz”.

FOTO: INAH/CUARTOSCURO.COM

El Fuerte de San Diego

Ubicado en el puerto de Acapulco, es otro de los recintos que abren sus puertas vía digital para dejar a los niños conocer uno de los más importantes canales de comunicación entre el viejo continente y la Nueva España: la navegación. Los cañones que aún existen aquí prueban cómo este fuerte y las cargas que resguardaba tuvieron que ser defendidos de ataques piratas.

Museo Nacional del Virreinato

Ubicado en Tepotzotlán, Estado de México, donde los jesuitas llegados de Europa se establecieron para aprender lenguas indígenas que les permitirían comunicarse con las personas nativas de las tierras conquistadas. En el mismo edificio colonial enseñaban también los preceptos católicos.

paseos virtuales del INAH
Museo del Virreinato INAH

     npq

Seguir leyendo

Te Recomendamos