Connect with us

Cultura

Adiós a Gilberto Aceves Navarro

Norma Pérez Quiroz

Publicada

on

México.- Gilberto Aceves Navarro, fallecido el sábado 20 de octubre a los 88 años de edad, fue un artista plástico completo, pintor, muralista y escultor.

Comenzó dibujando en papel estraza escenas cotidianas de la Ciudad de México, y pronto sus obras llegaron a formar parte de muestras nacionales y extranjeras, en las que no dejó de vinculársele con la abstracción y el movimiento de la Ruptura, así como con el Salón de la Plástica Mexicana, aunque él prefiriera eludir calificativos y adscripciones.

Nació en 1931 en la Ciudad de México. Su infancia fue un tanto “desoladora” pues creció cerca de una madre —cantante de ópera— a la que siempre intentó enamorar para que lo quisiera, cometido que no logró.

Se le reconoció por su voracidad para observar y digerir las expresiones de las diferentes culturas visuales alejado de protagonismos, tanto de su propia persona como de modelos o anécdotas, para remitirse a una expresión esencial:

“A la energía del trazo que jamás titubea, se agrega una información sustantiva, la de un conocimiento a tal grado asimilado, me atrevería a decir somatizado, que se presenta adherido a sus manos y sus dedos: prótesis asombrosas de sus extraños juegos mentales”, escribió Luis Ignacio Sáinz en el libro Gilberto Aceves Navarro 1951-2005.

El pintor, que en septiembre de este año cumplió 88 años y de los cuales más de 60 dedicó a su trabajo artístico, comenzó sus estudios en 1950 en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda, del entonces Instituto Nacional de Bellas Artes. 

En 1952 trabajó con el artista David Alfaro Siqueiros para pintar los murales de Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en Ciudad Universitaria.

En 1968 Gilberto Aceves, con otros artistas, fundaron el Salón Independiente (SI) como una protesta en respuesta a la convocatoria para la Exposición Solar, la cual había sido organizada por el INBA para mostrar lo mejor del arte contemporáneo en el país, como parte de las actividades culturales en el marco de las XIX Olimpiadas, y que incluía lo que partidarios del SI denominaban intereses nacionalistas y exclusivos para artistas santificados por las escuelas de arte y las instituciones oficiales en México.

Este gesto fue considerado un parteaguas en la historia del arte en México, por lo cual los artistas que en él participaron fueron considerados integrantes del movimiento de La Ruptura; a través de sus exposiciones la agrupación llegó a considerar que podrían llegar a “revolucionar los sistemas oficiales que trabajaban para sofocar las libertades creativas”, por lo cual “pidieron abiertamente al INBA que reconsiderara su enfoque nacionalista, jerárquico y anticuado de la exposición”, escribe Arden Decker.

Aunque Aceves no se consideró parte de este u otro movimiento en particular y, en cambio, afirmó que su camino siempre fue el de la rebeldía, es inevitable recordar el gesto profundamente simbólico que llevaría a cabo durante la exposición de 1970 en el marco del Salón Independiente, influido por su crítica a la censura en los medios de comuicación y a la creciente cultura de consumo.

En aquel momento, debido a las limitaciones financieras, pero también gracias a las donaciones de materiales que recibieron, la exposición fue creada en el momento, con cartón y papel periódico, y en su inauguración, Gilberto Aceves prendió fuego a su propia obra en protesta por la censura imperante.

Su talento con el pincel le dio la oportunidad de recorrer varios países y ser reconocido tanto en el extranjero como en su propia nación; en 1989 recibió una mención honorifica en la Bienal de Cannes Sur Mer en Francia y el mismo año fue condecorado con el Premio de la Universidad Nacional. Además, participó en otras Bienales como la de Tokio, así como en la Mostra Internazionale di Bianco e Nero de Lugano, en Suiza.

En México recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes en 2003, año en que también fue reconocido como miembro de la Academia de Artes. En 2008 el pintor fue homenajeado con la inauguración de una exposición en el Palacio de Bellas Artes, la cual se tituló Gilberto Aceves Navarro, 5 décadas, una mirada.

Para 2011 el INBA le otorgó su máxima distinción: la Medalla Bellas Artes, por su desempeño en las artes y su aportación como creador y docente. La máxima casa de estudios también le reconoció, en 2014, con una medalla por 40 años de servicios académicos.

A punto de cumplir los 80 años, en septiembre de 2011, el escultor fue hospitalizado y operado de emergencia; sin embargo, ni este ni otros problemas de salud impidieron que Gilberto Aceves continuara impartiendo talleres o actividades sobre su quehacer artístico.

TE PUEDE INTERESAR: Harán homenaje en Bellas Artes a Gilberto Aceves Navarro

 

En su trayectoria se cuentan numerosas obras entre las que sobresalen Yo canto a Vietnam, pintado en 1970 para el pabellón de México en la Feria Mundial de Osaka en Japón; Canto triste por Biafra, pintado en 1979 y colocado en el Museo de Arte Moderno y Una canción para Atlanta, realizada en 1993 con motivo de los juegos olímpicos realizados en esa ciudad en 1996.

Su obra recorrió lugares de todo el mundo y actualmente se encuentra en diversas galerías y colecciones públicas y privadas. Una de sus últimas exposiciones fue Cabezas olmecas, caricia y materia, inaugurada en abril de 2018.

El pasado 4 de julio el Museo de la Ciudad de México inauguró una exposición retrospectiva que le rindió homenaje: Gilberto Aceves Navarro: Hoy, la cual ofrece un recorrido por el camino y evolución del artista.

Gilberto Aceves Navarro

npq



Dejanos un comentario:

Cultura

Cri-Cri reúne a tres generaciones en Bellas Artes

Dará funciones hasta el 25 de abril

Norma Pérez Quiroz

Publicada

on

Cri-Cri (15) Negrito Bailarín
Foto: Ángel Reyes/Siete24

Ciudad de México.- Aplausos, risas, y rostros infantiles de asombro, fueron las reacciones que tuvo el público durante la primera función del ballet Cri-Cri que presentó la Compañía Nacional de Danza en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes.

Así abrió su programa 2020 la agrupación del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL).

El ballet Cri-Cri, creado por José Luis González, representó coreográficamente 25 piezas musicales de Francisco Gabilondo Soler, cuyas obras forman parte del imaginario colectivo de los mexicanos.

Cri-Cri (Alejandro Mendoza)/Foto: Ángel Reyes
Alejandro Mendoza/Foto: Ángel Reyes

Al inicio, tras Saltarina en Sol bemol y el legendario Tema de Cri-Cri, en una voz en off se revela lo que para El grillito cantor era “La receta de la felicidad”:

“Según los mayores, los niños se maravillan con las cosas más tontas. Es triste dejar de ser niño y suponer tontas las cosas que antes nos gustaban”.

Con estas poderosas palabras, que pertenecen a las narraciones escritas por el compositor mexicano, se abrió el mundo fantástico. Primero, vino el cuadro de El ratón vaquero que fue seguido con las palmas del público que abarrotaba el recinto.

Cri-Cri (3) El Ratón Vaquero
El Ratón Vaquero/Foto: Ángel Reyes

Di ¿por qué?, pieza durante la cual se presentó a otros personajes como los Misifus, el gato que, en seguida, sería el protagonista del cuadro Gato carpintero.

“Está bien adaptada. Me gustó mucho el espectáculo. Es muy conmovedor ver a los niños divertirse con música que a los papás también nos emocionaba. A mis hijos les gusta porque nosotros y sus abuelos les ponemos las canciones. En la función estaban cantando y se emocionaron mucho de conocerlas. Además, la danza estuvo espectacular”.

Esto dijo al final de la función Paz Pasarán, quien estaba acompañada de su familia.

“Nos gustó mucho, mucho. Nosotros les ponemos estas canciones a nuestros hijos, porque muchos niños ya no crecen con ellas. Además, el trabajo de los bailarines fue espléndido, el baile, la luz, todo nos encantó”, expresó la señora Arellano.

El programa también incluyó LlueveEl chorritoMosquitos trompeterosNegrito sandíaNegrito bailarínCucurumbé.

Llueve/Foto: Ángel Reyes

TE PUEDE INTERESAR: Carmen Sarahí, una mexicana en el Oscar

Una parte del montaje que despertó gran emoción fue Chong-ki-fu, al ver al dragón que ambienta el cuadro recorrer los corredores cerca del público. También la Canción de las brujas, quienes bajaron del escenario para sorpresa de los espectadores.

Chong Ki Fu/Foto: Ángel Reyes

El niño llorón de La merienda causó risas entre el público, seguido de La marcha de las canicas y Cocuyito playero. El cierre de la presentación causó gran revuelo en la sala: entre serpentinas, globos y baile, tanto en el escenario como entre los asientos, la CND se llevó los aplausos de los espectadores.

La Merienda-Julio Morel y Yania Noyola/Foto: Ángel Reyes

Las próximas funciones del ballet Cri Cri se realizarán los sábados 22 de febrero; 14, 21 y 28 de marzo; sábado 18 y domingo 19 y sábado 25 de abril, a las 13:00 horas; en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes.

Cri-Cri El Chorrito/Foto: Ángel Reyes

npq

Seguir leyendo

Cultura

Listo EDOMEX para participar en la FIL del Palacio de Minería

Esta Feria es organizada anualmente para dar a conocer las novedades de la industria editorial mexicana

Norma Pérez Quiroz

Publicada

on

Toluca.- Por doce años consecutivos el Estado de México se hace presente en la Feria Internacional del Libro (FIL) del Palacio de Minería, ya que la calidad, el contenido y la edición de los libros del Fondo Editorial Estado de México (FOEM) han permanecido en el gusto del público.

Esta Feria es organizada anualmente con el objeto de dar a conocer a la sociedad y a la comunidad universitaria las novedades de la industria editorial mexicana y su sede, el Palacio de Minería, monumento del siglo XVIII, permite dar cita a importantes editores y profesionales en la materia.

Te puede interesar: Inicia la XVII Feria del Libro en el Zócalo

La Secretaría de Cultura mexiquense, través del Consejo Editorial de la Administración Pública Estatal (CEAPE), llega a la edición 41 de esta Feria de la Ciudad de México, con más de 300 títulos y su acogedor Pabellón Estado de México.

Este espacio promueve la historia, el patrimonio cultural estatal y, sobre todo, la identidad mexiquense, así como los valores universales.

Cuenta con un foro de presentaciones, una sala de lectura y la exposición del acervo editorial para que el público lector pueda conocer lo más destacado de su producción editorial.

En esta ocasión se darán a conocer alrededor de 30 novedades editoriales que incluyen los ganadores del Certamen Internacional de Literatura “Sor Juana Inés de la Cruz” y el Certamen Internacional de Literatura Infantil y Juvenil FOEM.

Dentro de las actividades a desarrollar durante esta Feria, se realizarán 32 presentaciones de libros, en las cuales participa la Secretaría de Cultura del Estado de México, la Universidad Autónoma del Estado de México y el Instituto Electoral del Estado de México.

Los principales títulos que se presentarán en el Pabellón Estado de México son “Tierra nihilista. Recuerdos de Rusia”, donde participa el autor José Peón del Valle y el destacado escritor Vicente Quirarte.

ARH

Seguir leyendo

Te Recomendamos