Connect with us

Cultura

Adiós a Gilberto Aceves Navarro

Norma Pérez Quiroz

Publicada

on

México.- Gilberto Aceves Navarro, fallecido el sábado 20 de octubre a los 88 años de edad, fue un artista plástico completo, pintor, muralista y escultor.

Comenzó dibujando en papel estraza escenas cotidianas de la Ciudad de México, y pronto sus obras llegaron a formar parte de muestras nacionales y extranjeras, en las que no dejó de vinculársele con la abstracción y el movimiento de la Ruptura, así como con el Salón de la Plástica Mexicana, aunque él prefiriera eludir calificativos y adscripciones.

Nació en 1931 en la Ciudad de México. Su infancia fue un tanto “desoladora” pues creció cerca de una madre —cantante de ópera— a la que siempre intentó enamorar para que lo quisiera, cometido que no logró.

Se le reconoció por su voracidad para observar y digerir las expresiones de las diferentes culturas visuales alejado de protagonismos, tanto de su propia persona como de modelos o anécdotas, para remitirse a una expresión esencial:

“A la energía del trazo que jamás titubea, se agrega una información sustantiva, la de un conocimiento a tal grado asimilado, me atrevería a decir somatizado, que se presenta adherido a sus manos y sus dedos: prótesis asombrosas de sus extraños juegos mentales”, escribió Luis Ignacio Sáinz en el libro Gilberto Aceves Navarro 1951-2005.

El pintor, que en septiembre de este año cumplió 88 años y de los cuales más de 60 dedicó a su trabajo artístico, comenzó sus estudios en 1950 en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda, del entonces Instituto Nacional de Bellas Artes. 

En 1952 trabajó con el artista David Alfaro Siqueiros para pintar los murales de Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en Ciudad Universitaria.

En 1968 Gilberto Aceves, con otros artistas, fundaron el Salón Independiente (SI) como una protesta en respuesta a la convocatoria para la Exposición Solar, la cual había sido organizada por el INBA para mostrar lo mejor del arte contemporáneo en el país, como parte de las actividades culturales en el marco de las XIX Olimpiadas, y que incluía lo que partidarios del SI denominaban intereses nacionalistas y exclusivos para artistas santificados por las escuelas de arte y las instituciones oficiales en México.

Este gesto fue considerado un parteaguas en la historia del arte en México, por lo cual los artistas que en él participaron fueron considerados integrantes del movimiento de La Ruptura; a través de sus exposiciones la agrupación llegó a considerar que podrían llegar a “revolucionar los sistemas oficiales que trabajaban para sofocar las libertades creativas”, por lo cual “pidieron abiertamente al INBA que reconsiderara su enfoque nacionalista, jerárquico y anticuado de la exposición”, escribe Arden Decker.

Aunque Aceves no se consideró parte de este u otro movimiento en particular y, en cambio, afirmó que su camino siempre fue el de la rebeldía, es inevitable recordar el gesto profundamente simbólico que llevaría a cabo durante la exposición de 1970 en el marco del Salón Independiente, influido por su crítica a la censura en los medios de comuicación y a la creciente cultura de consumo.

En aquel momento, debido a las limitaciones financieras, pero también gracias a las donaciones de materiales que recibieron, la exposición fue creada en el momento, con cartón y papel periódico, y en su inauguración, Gilberto Aceves prendió fuego a su propia obra en protesta por la censura imperante.

Su talento con el pincel le dio la oportunidad de recorrer varios países y ser reconocido tanto en el extranjero como en su propia nación; en 1989 recibió una mención honorifica en la Bienal de Cannes Sur Mer en Francia y el mismo año fue condecorado con el Premio de la Universidad Nacional. Además, participó en otras Bienales como la de Tokio, así como en la Mostra Internazionale di Bianco e Nero de Lugano, en Suiza.

En México recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes en 2003, año en que también fue reconocido como miembro de la Academia de Artes. En 2008 el pintor fue homenajeado con la inauguración de una exposición en el Palacio de Bellas Artes, la cual se tituló Gilberto Aceves Navarro, 5 décadas, una mirada.

Para 2011 el INBA le otorgó su máxima distinción: la Medalla Bellas Artes, por su desempeño en las artes y su aportación como creador y docente. La máxima casa de estudios también le reconoció, en 2014, con una medalla por 40 años de servicios académicos.

A punto de cumplir los 80 años, en septiembre de 2011, el escultor fue hospitalizado y operado de emergencia; sin embargo, ni este ni otros problemas de salud impidieron que Gilberto Aceves continuara impartiendo talleres o actividades sobre su quehacer artístico.

TE PUEDE INTERESAR: Harán homenaje en Bellas Artes a Gilberto Aceves Navarro

 

En su trayectoria se cuentan numerosas obras entre las que sobresalen Yo canto a Vietnam, pintado en 1970 para el pabellón de México en la Feria Mundial de Osaka en Japón; Canto triste por Biafra, pintado en 1979 y colocado en el Museo de Arte Moderno y Una canción para Atlanta, realizada en 1993 con motivo de los juegos olímpicos realizados en esa ciudad en 1996.

Su obra recorrió lugares de todo el mundo y actualmente se encuentra en diversas galerías y colecciones públicas y privadas. Una de sus últimas exposiciones fue Cabezas olmecas, caricia y materia, inaugurada en abril de 2018.

El pasado 4 de julio el Museo de la Ciudad de México inauguró una exposición retrospectiva que le rindió homenaje: Gilberto Aceves Navarro: Hoy, la cual ofrece un recorrido por el camino y evolución del artista.

Gilberto Aceves Navarro

npq



Dejanos un comentario:

Cultura

Isaac Hernández y el English National Ballet en línea

Con La Cenicienta

Norma Pérez Quiroz

Publicada

on

Isaac Hernandez en La Cenicienta
Foto: Cortesía de Isaac Hernández

Ciudad de México.- El English National Ballet transmitirá el ballet completo de La Cenicientacon Isaac Hernández, este miércoles 8 de julio.

Se trata de la función que el English Ballet dio en junio de 2019 en el Royal Albert Hall de Londres, el cual fue filmado, y ahora se transmitirá en su canal de Youtube.

Isaac Hernández es bailarín principal de la compañía desde 2015.

FOTO

La transmisión permanecerá en la plataforma por 48 horas, durante las cuales, personas de todo el mundo podrán disfrutar de la espectacular producción de la compañía inglesa, con el bailarín mexicano interpretando el papel del príncipe junto a la bailarina rumana, Alina Cojocaru como Cenicienta.

TE PUEDE INTERESAR: Cuando Ennio Morricone vino a México

Esta innovadora producción es una nueva versión del ballet de Cenicienta creada por el prestigioso coreógrafo Christopher Wheeldon quien cabe destacar, ostenta entre sus reconocimientos la medalla de “Oficial del Imperio Británico” que entrega la Familia Real de Inglaterra.

Esta nueva versión, es una propuesta que apuesta a revolucionar la forma como se ha venido presentando convencionalmente el ballet desde sus inicios hasta el presente.

Esta obra está sustentada en una gigantesca producción técnica y artística, con 130 bailarines en escena y 370 vestuarios originales distintos, bajo la dirección creativa del experimentado diseñador y director teatral Julian Crouch.

Esta obra magna está pensada específicamente para escenarios masivos como el del Royal Albert Hall que tiene una capacidad para casi seis mil personas con gradas en un plano elíptico.

Este recinto permite al público disfrutar el espectáculo con distintas perspectivas y ángulo de hasta 280 grados, ofreciendo una emocionante e inmersiva experiencia que nunca antes se había visto en el mundo del ballet internacional.

Esta transmisión será una oportunidad única de disfrutar de este espectáculo tan especial y un regalo para los seguidores del English National Ballet en el mundo.

npq

Isaac Hernández,ballet,

Seguir leyendo

Cultura

Cuando Ennio Morricone extasió en el Auditorio Nacional

En 2008

Norma Pérez Quiroz

Publicada

on

Ennio Morricone
Foto: Fernando Aceves/Cortesía Auditorio Nacional

Ciudad de México.- En 2008 Ennio Morricone visitó por primera vez México para realizar una presentación especial en el Auditorio Nacional junto a la Orquesta Roma Sinfonietta y el Coro de México.

El concierto se llamó Musica Per Il Cinema, la expectativa por ver y escuchar en vivo la música más bella creada para cine hizo que rápidamente se agotaran los boletos.

Así que el día del concierto, el Auditorio estaba repleto de melómanos y cinéfilos ansiosos.

El repertorio de la gira Musica per il Cinema incluyó piezas de las películas El bueno, el malo y el feo (1966), La Misión (1986), Los intocables (1987) y Cinema Paradiso (1988).

Fue un repertorio muy taquillero, también para acercar a nuevos seguidores.

Se escuchaban las primeras notas musicales y las mentes recordaban las escenas precisas y hasta los diálogos que acompañaron.

Solo que en las pantallas del Auditorio no estaban las películas, sino las imágenes del maestro y la Orquesta atenta, disciplinada siguiendo al director.

“Fue una noche sublime”, dijeron muchos de los asistentes.

En ese mismo año, Morricone recibió un galardón de las Lunas del Auditorio en la categoría Espectáculo clásico. 

Ennio Morricone tenía agendada una nueva presentación en el Auditorio Nacional en febrero de 2015, pero fue cancelada debido a cuestiones de salud que le impidieron viajar fuera de Europa.

TE PUEDE INTERESAR: “Yo, Ennio Morricone, he muerto”, se despidió en una carta

La mancuerna de cine y música que Ennio Morricone creó fue única. A pesar de que componer música para cine le implicaba sufrimiento, le dijo una vez al diario El País; pues siempre pensaba en complacer al director y sobre todo al público que vería el filme

Fueron 60 años, seis décadas de crear música para cine.

Trabajó en algunas de las piezas cinematográficas más icónicas de Sergio Leone, entre ellas, Por un puñado de dólares (1964), El bueno, el malo y el feo (1966) y Érase una vez en el Oeste (1968). 

Durante más de cinco décadas, Morricone realizó la banda sonora de aproximadamente 450 películas y trabajó con directores de la talla de Brian De Palma, Giuseppe Tornatore, Oliver Stone, Pedro Almodóvar, Pier Paolo Pasolini, Quentin Tarantino y Terrence Malick. 

Su destacado trabajo en el mundo del cine fue premiado con diversos galardones como dos Grammy, tres Globos de Oro, seis premios BAFTA, ocho Nastri D’Argento, un León de Oro, un Óscar a Mejor banda sonora por la película Los 8 más odiados (2016) y un Óscar honorífico en 2007.

En 2009 fue nombrado Caballero de la Orden de la Legión de Honor en Francia y apenas el mes pasado se le otorgó el premio Princesa de Asturias de las Artes 2020. 

Debido a la calidad de su obra y a la gran recepción de ésta entre el público, esta gran figura de la música instrumental recibió 27 discos de oro y siete discos de platino.

Actualmente cuenta con más de dos millones de oyentes mensuales en la plataforma de streaming Spotify. 

npq

Ennio Morricone

Seguir leyendo

Te Recomendamos