Connect with us
Star_Wars_world_premier_episodioIX_v Star_Wars_world_premier_episodioIX_v

Cultura

John Williams gana Princesa de Asturias

El compositor de la banda sonora de Star Wars

Avatar

Publicada

on

Oviedo.- Los dos compositores que atesoran las bandas sonoras más reconocidas universalmente en la historia del cine, John Williams y Ennio Morricone, obtuvieron el Premio Princesa de Asturias de las Artes 2020.

Fueron reconocidos por dos larguísimas trayectorias en las que enriquecieron con su talento cientos de películas.

El jurado del galardón quiso reconocer “el valor fundamental de la creación musical para el cine premiando a dos de los compositores vivos más venerados en todo el mundo.

Ambos dotados de una “inconfundible personalidad” reflejada en algunas de las composiciones musicales más icónicas del séptimo arte, que ya forman parte del imaginario colectivo.

“Mientras Morricone construyó su reputación poniendo música desde Europa al lejano oeste americano, Williams trasladó el espíritu de la tradición sinfónica vienesa a grandes éxitos de Hollywood”, señala el acta sobre estos dos compositores, cuya “extensa y variadísima obra” tiene en común “su deslumbrante capacidad para traspasar géneros y fronteras”.

Williams (Nueva York, 1932), el creador vivo que atesora más nominaciones a los Óscar de la historia, con 52, es el autor de cualquier banda sonora grabada en la memoria colectiva de varias generaciones y fue capaz de volverse eterno con solo dos notas, las que marcan la banda sonora de “Jaws” que aterrorizaron a sus espectadores durante décadas.

Hijo de un percusionista de jazz, que le animó a tocar el trombón aparte del piano -que era su favorito-, obtuvo su primer gran éxito con la banda sonora de “The Poseidon Adventure” (1972), dos años antes de que un novato Steven Spielberg le contratara para su primer filme, “The Sugarland Express”.

Nunca dejaron de ser amigos y Williams escribió para él las dos notas míticas de “Jaws”, su segundo Óscar tras “The Fiddler on the Roof ” (1971).

Spielberg le recomendó entonces a otro amigo, George Lucas, que necesitaba un compositor para su película épica espacial, “Star Wars” y Williams regresó a la época dorada de Hollywood al utilizar una gran orquesta sinfónica (la de Londres) para crear la banda sonora sinfónica más vendida de la historia, con más de 4 millones de copias en todo el mundo.

A la saga galáctica, en la que la famosa Marcha Imperial que identifica a Darth Vader no apareció hasta la segunda entrega (“The Empire Strikes Back”), le siguieron “E.T.: The Extra-Terrestrial”, “Schindler’s List”, las cintas de “Indiana Jones”, “Jurassic Park”, “Memoirs of a Geisha” o la tres primeras películas de la serie de Harry Potter, hasta completar más de cien películas.

Si Spielberg fue quien encumbró definitivamente a Williams, Sergio Leone y sus “spaghetti western” lanzaron a Morricone (Roma, 1928), un músico diplomado en composición, trompeta y canto coral que comenzó como compositor de música sinfónica y de cámara y se extendió a la música ligera y al cine con una primera banda sonora, “Il federale”, de Luciano Salcio.

Las frenéticas melodías, cargadas de dramatismo y tensión, de películas como “Per un pugno di dollari” (1964), “Il buono, il brutto, il cattivo” (1966), “C’era una volta il west (Once Upon a Time in the West)” (1968) o “Giù la testa (Once Upon a Time in the Revolution)” (1971) lo llevaron a convertirse en uno de los compositores de cine más prestigiosos y a trabajar con Pier Paolo Pasolini, Roman Polanski, Oliver Stone o los españoles Luis Buñuel en “Leonor” (1975) o Pedro Almodóvar en “Átame” (1990).

Suyas son también las melodías de “Cinema Paradiso” (1988), de Giuseppe Tornatore; de la obra maestra de Bernardo Bertolucci, “Novecento” (1976), o la historia de aquel misionero jesuita de “The Mission” (1986). Una carrera distinguida con un Óscar honorario y uno más tardío que no llegó hasta 2016 con “The Hateful Eight”, de Quentin Tarantino.

Sus composiciones se asientan sobre los pilares de Johann Sebastian Bach e Ígor Stravinski:

npq

John Williams



Dejanos un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cultura

Papalote Museo del Niño a punto de cerrar, pide auxilio

Lanza reto

Norma Pérez Quiroz

Publicada

on

Papalote Museo del Niño

Ciudad de México.- Ante el nuevo cierre de museos por la situación en semáforo rojo de la pandemia de Covid-19 en esta ciudad, muchos recintos están en peligro de cierre definitivo por la falta de solvencia, uno de estos es el Papalote Museo del Niño.

En su sitio web El Papalote, ubicado en el Bosque de Chapultepec, publicó un comunicado, en el que se declara en emergencia y “peligro de extinción”.

“Papalote está en emergencia. Por primera vez en 27 años, Papalote Museo del Niño está en riesgo de desaparecer y miles de niñas, niños y sus familias podrían dejar de disfrutar de este emblemático y querido espacio de juego, convivencia y aprendizaje”.

Agregaron que la crisis sanitaria ha colocado al museo en peligro de cierre definitivo sino logra recaudar 50 millones de pesos para seguir operando; es decir pagar los sueldos de sus 159 empleados y el mantenimiento de las instalaciones.

Foto: Cuartoscuro

YA VISTE: Jennifer Lopez clama justicia y libertad en toma de posesión de Biden

Invitaron a la sociedad y a las autoridades a participar en un reto, con un donativo que se puede hacer en su página web, desde 50 pesos.

La campaña se denomina #SalvemosPAPALOTE.

npq

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Seguir leyendo

Cultura

Hallan primera escultura femenina prehispánica

De gran importancia

Norma Pérez Quiroz

Publicada

on

escultura femenina prehispánica
Foto: Cortesía INAH

Ciudad de México.- El primer día de este 2021, habitantes de la comunidad de Hidalgo Amajac, Veracruz, descubrieron una escultura femenina prehispánica completa de casi dos metros de altura, dentro de un terreno citrícola.

Tras una inspección realizada el pasado lunes 4 de enero por expertos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), se ha ratificado no sólo que la pieza es prehispánica, sino que también es la primera de su tipo localizada en la cuenca del río Tuxpan, al sur de la huasteca veracruzana. 

Sobre este importante descubrimiento, la secretaria de Cultura del Gobierno de México, Alejandra Frausto Guerrero, indicó que estas representaciones prehispánicas “permiten confirmar la participación activa de mujeres gobernantes en la estructura social y política huasteca”. 

El director general del INAH, Diego Prieto Hernández, reconoció el importante trabajo que realizan las representaciones estatales del Instituto para el reconocimiento, recuperación, investigación y rescate del patrimonio histórico de nuestro país:

“Esta magnífica representación femenina permite corroborar lo plasmado en las fuentes etnohistóricas acerca del papel relevante de las mujeres en esta región cultural, al tiempo que abre nuevas líneas de investigación en torno al esplendor de la Huasteca desde la época prehispánica”. 

En tanto que el alcalde de Álamo Temapache, Jorge Vera Hernández, agradeció a los pobladores de Hidalgo Amajac, Veracruz, por esta muestra de responsabilidad y por comprender que este tipo de descubrimientos son tesoros que se comparten.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Cuál es el significado de la Rosca de Reyes?

Una joven mujer de élite 

De acuerdo con la investigadora del Centro INAH Veracruz, la arqueóloga María Eugenia Maldonado Vite, encargada de la inspección en campo, esta pieza representa a una joven mujer de élite.

“Posiblemente gobernante por su postura y atavíos, más que a una deidad como se han interpretado casi todas las esculturas huastecas femeninas, a las cuales se vincula con la diosa Tlazoltéotl”. 

La figura, detalla, está elaborada en roca caliza y mide 60 centímetros en su parte más ancha y alrededor de 25 centímetros de grosor. Su buen estado de conservación permite observar sus rasgos, así como su espiga, elemento que permitía contemplarla erguida. 

Luce un rostro pequeño, ojos abiertos y huecos –“los cuales debieron estar rellenos con incrustaciones de obsidiana u otra piedra”–, con un tocado alto, un collar al centro del cual se distingue un adorno en forma de gota, conocido como oyohualli, un torso ataviado con una camisa de mangas largas y una larga falda que llega hasta los tobillos y revela el par de pies desnudos. 

¿Cuál es la importancia de esta escultura femenina prehispánica?

Dada su ubicación geográfica entre los sitios arqueológicos de Tochpan (Tuxpan) y Castillo de Teayo, la pieza está ligada a la tradición escultórica y a la cultura huasteca, aunque presenta ciertos rasgos del centro de México, cuando en la región se hizo notoria la influencia de la Triple Alianza, lo que la colocarían temporalmente hacia el Posclásico Tardío (1450-1521 d.C.). 

Durante la visita de inspección, comenta la arqueóloga María Eugenia Maldonado Vite, se notó que la pieza estaba dentro de un sitio arqueológico hasta ahora desconocido pero extenso. 

En éste no se han reconocido estructuras monumentales cercanas, sino más bien estructuras bajas, probablemente habitacionales, por lo que una probabilidad es que la talla, que se encontraba boca abajo, causó que pareciese una piedra a los ojos de los pobladores, y fuera movida de su lugar original y llevada hasta allí, incluso, desde tiempos prehispánicos.  

“El estilo de la joven de Amajac es similar a representaciones de diosas huastecas de la tierra y la fertilidad, pero con una influencia externa, posiblemente nahua, como se aprecia en el hueco de los ojos para incrustaciones, rasgo que no pertenece a la escultura huasteca clásica sino más bien a la mexica. Además, el paño que presentan las mujeres huastecas frente a la falda es siempre liso, y en ésta existe un adorno de nudos y listones”. 

La investigadora del Centro INAH Veracruz dijo que aún faltan más análisis sobre esta destacada pieza arqueológica, así como en el sitio arqueológico donde fue hallada y que por ahora se denomina Hidalgo Amajac.  

Tales estudios permitirán indagar mediante recorridos iniciales en superficie, en la extensión del sitio, su temporalidad y filiación cultural, entre otras características. 

Por el momento, la escultura de la joven de Hidalgo Amajac permanece bajo resguardo de los propietarios del terreno citrícola en el cual fue descubierta. Se dialogará entre el INAH y las partes interesadas para definir su emplazamiento futuro. 

Este hallazgo, concluye la arqueóloga María Eugenia Maldonado, no sólo arroja más luces sobre la existencia de una consolidada tradición escultórica en la región. a la par que reitera la importancia de las mujeres en la estructura política huasteca.

También es ejemplo “de una fusión tardía de las diosas Teem con las representaciones de mujeres de alto estatus social o político en la huasteca, las cuales se han malinterpretado como Tlazoltéotl”, pero que se distinguen de esta deidad al no portar nariguera, boca con chapopote, ni tener husos con borlas de algodón.

npq

Síguenos en redes sociales

escultura femenina prehispánica, INAH,

Seguir leyendo

Te Recomendamos