Connect with us

Cultura

La importancia mundial de Notre Dame de Paris

Felipe Monroy

Publicado

on

La fulminante conflagración que devastó la iglesia catedral de Nuestra Señora de París este 15 de abril, lunes santo, no deja sólo una pérdida cultural e histórica irreparable para la humanidad también una profunda herida para el patrimonio religioso que trascendió desde la Edad Media hasta nuestros días y que sobrevivió a los caprichos emperadores, una revolución laica y dos guerras mundiales.

Como apunta la revista Le-Point en su crónica al pie de los sucesos: “Es una vista angustiosa. Un cementerio de gárgolas, quimeras y piezas de pináculos que se acumulan en desorden. En el patio, una multitud de turistas asombrados levantan sus narices hacia el majestuoso recinto”.

La icónica Catedral de Notre Dame de Paris recibe a más de 14 millones de turistas anualmente; son mundialmente reconocidas las torres rectangulares, su incomparable rosetón de vitrales, sus gárgolas modernas y las agujas góticas que alcanzaban casi los 100 metros de altura.

Como dato curioso, la construcción del templo comenzó en 1163 y la primera piedra se colocó en presencia del papa Alejandro III. Casi 150 años más tarde se concluyó la primera parte de este majestuoso monumento parisino.

Por supuesto, también extensamente conocida la novela del escritor Víctor Hugo (autor de Los Miserables) cuyo personaje central es justamente el inabarcable recinto religioso en “Notre Dame de Paris”. Además, es muy conocida las historias de las coronaciones de Enrique VI de Inglaterra tras la Guerra de los Cien Años en 1429 y la del emperador Napoleón Bonaparte en 1804 que fue testificada por el papa Pio VII.

Pero poco es divulgada la ceremonia de beatificación de Santa Juana de Arco que se realizó en dicho recinto. La también llamada Doncella de Orleans es la venerada patrona de los cautivos, de Francia, de los soldados y las mujeres voluntarias.

Por si fuera poco, una de las presumidas reliquias de la Pasión de Jesucristo se encuentra en posesión de este santuario tras una serie de ires y venires desde Tierra Santa. La Corona de Espinas que fue utilizada por los romanos para burlarse de Jesús por ser llamado “rey de los judíos” es una de las reliquias más veneradas del mundo católico. Se dice que hay fragmentos de dicha corona en casi una veintena de iglesias italianas pero la historia registra que esta reliquia fue transferida desde Jerusalén a Constantinopla en 1063. Se asegura que el rey Luis IX (San Luis) llevó la corona de espina a Paris en 1238 y desde entonces han permanecido en suelo francés.

Se incendia Catedral de Notre Dame

El incendio registrado este 15 de abril parece haber comenzado en la zona alta de la viguería del recinto catedralicio. Dicho enrejado de madera que soportaba la magnífica techumbre era coloquialmente llamado “el bosque” pues consistía literalmente en los árboles de 52 acres que fueron talados en el siglo XII para el armado de la bóveda.

A pesar de ser la más devastadora agresión contra el patrimonio de Notre Dame, en múltiples ocasiones el recinto quedó a expensas de guerras, conflictos y agresiones. Se tiene registro que, tras la Revolución Francesa en 1789, fueron mutiladas varias esculturas de reyes bíblicos.

Otra de las pérdidas invaluables de este incendio sería el Monumental Órgano de Coro de la Catedral. Un magnífico instrumento musical con más de ocho mil flautas que fue restaurado en 2013 para la conmemoración de los 850 aniversario de la Catedral y que acompañaba las celebraciones litúrgicas de este recinto que actualmente es sede catedralicia del arzobispo Michel Aupetit.

Todo esto sin contar los innumerables tesoros litúrgicos, relicarios, donaciones, obras de arte y un gigantesco inventario de bienes culturales irremplazables.

La Catedral de Notre Dame se encontraba en un largo proceso de restauración; apenas la primera semana de abril, fueron retiradas dieciséis estatuas de ornato de la fachada del recinto. Ahora, tras la tragedia, se calcula que se necesitarán 150 millones de euros para poder levantar un poco de este invaluable tesoro de la humanidad.

 

Cultura

Muere José de la Colina maestro de las letras

El entusiasmo del escritor, editor y crítico José de la Colina se apagó este lunes.

Norma Pérez Quiroz

Publicado

on

José de la Colina en 2014

México.- El entusiasmo del escritor, editor y crítico José de la Colina se apagó este lunes, tenía 85 años de edad, en su casa de la colonia Florida en la Ciudad de México.

Es considerado uno de los ensayistas fundamentales de la literatura mexicana y quien formó parte del círculo cercano de Octavio Paz.

Exiliado español, llegó a México siendo niño, nació en Santander, España, en 1934, y tras la Guerra Civil Española en 1940, su familia se mudó a nuestro país.

Fue miembro de los consejos editoriales de las revistas Plural, Vuelta y Revista Méxicana de Literatura.

Recibió los premios Nacional de Periodismo Cultural 1984 de Novedades; Premio Mazatlán de Literatura; Premio Xavier Villaurrutia; La Medalla de Bellas Artes, y el Homenaje Nacional de Periodismo Cultural Fernando Benítez.

TE PUEDE INTERESAR: Día de Muertos: Siete datos que todo mexicano debe saber

Fue un hombre de letras, que a lo largo de su vida logró transmitir su inmenso amor a las palabras, así lo definieron sus amigos y lectores.

Los escritores Raúl Trejo Delarbre, Alberto Chimal, el cineasta Felipe Cazals y la promotora cultural Consuelo Sáizar, fueron algunos de los que lamentaron su fallecimiento en redes sociales.

Seguir Leyendo

Cultura

Día de Muertos: Siete datos que debes saber

Norma Pérez Quiroz

Publicado

on

Celebración del Día de Muertos en el Zócalo/Foto: EFE

México.- El Día de Muertos, que se festeja el 1 y 2 de noviembre, es una celebración mexicana para honrar a los muertos y se remonta a la época prehispánica, tras la conquista se mezcló con la fiestas católicas de los fieles difuntos.

Estos son Siete datos que debes conocer para entender la tradición de Día de Muertos:

TE PUEDE INTERESAR: Siete películas para revivir el Día de muertos

¿CUÁNDO NACE LA TRADICIÓN?

El Día de Muertos se celebra en México desde antes de la llegada de los españoles. Era una celebración común a todas las culturas de Mesoamérica que tenían un concepto parecido sobre muerte y su significado.

En estas culturas el destino de los muertos estaba marcado por la forma de vida que tuvo la persona.

Con la llegada de los españoles, la fiesta se hizo mestiza y sumó nuevos elementos y significados católicos. La cruz de flores es el más significativo de estos elementos.

Celebración del Día de Muertos en Atzompa/Foto: EFE
Celebración del Día de Muertos en Atzompa/Foto: EFE

¿QUÉ SE REMEMORA EL 1 Y 2 DE NOVIEMBRE?

La celebración tiene lugar el 1 y 2 de noviembre, aunque comienza ya la noche del 31 de octubre cuando se encienden las primeras veladoras para recibir a los muertos chiquitos, a los niños. El 1 es el día de Todos los Santos.

La noche del 1 al 2, la ofrenda alcanza su máximo esplendor. Se reza y en algunas zonas del país se pasa la noche en los panteones. Es el Día de los Fieles Difuntos.

Al terminar la celebración, se degustan todos los platillos y bebidas de la ofrenda.

Celebración del Día de Muertos en Atzompa/Foto: EFE

¿POR QUÉ LA MUERTE ES RESPETADA EN MÉXICO?

La muerte era importante en las culturas mesoamericanas. Al inframundo lo llamaban Mictlán, y Mictlantecuhtli era el señor de la muerte.

El destino final de las personas estaba determinado por la conducta desarrollada en la vida. De estas épocas viene la relación que el mexicano tiene con la muerte.

El ritual del Día de Muertos permite acercarnos sin miedo al destino final, reencontrar a los seres queridos. A la muerte se le tiene miedo, respeto pero nos acercamos a ella, nos reímos para ocultar el temor.

Celebración del Día de Muertos en México/Foto: EFE
Celebración del Día de Muertos en México/Foto: EFE

¿CÓMO SE DIVIDÍA EL INFRAMUNDO?

Para los mexicas, el Mictlán era el lugar de los muertos, donde los fallecidos atravesaban durante cuatro años un proceso para dejar el cuerpo y las emociones a su paso.

Había nueve niveles que eran obstáculos que las personas debían superar. En el primero, por ejemplo, había un río que las personas cruzaban con ayuda de un xoloitzcuintle, un perro sin pelo emblemático de México.

El último nivel representaba el paso de nueve ríos y era como encontrarse con todas las emociones, en un proceso de purificación.

¿QUÉ HAY EN UN ALTAR DE MUERTOS?

En la ofrenda participan todos los miembros de la familia. Es un lugar de veneración. Al final de la conmemoración, la familia procede a comer la ofrenda, que también fue tomada, en esencia, por los difuntos.

A nivel social, también expresamos de una manera divertida mediante pequeñas rimas llamadas «calaveritas» en donde en tono burlón se hace mofa de la muerte.

Las imágenes de los difuntos de la familia a los que se le dedica esta conmemoración jamás deben faltar.

Las velas y veladoras se dejan encendidas. Se colocan frutas, pan y comida que le gustaba a los muertos. La bebida de su predilección se pone en la ofrenda, desde agua hasta cerveza o tequila.

Se adorna con papel picado con la imagen de la muerte y flores de cempasúchil que marca el camino de vuelta a casa.

Altar de Muertos/EFE
Altar de Muertos/EFE

¿QUÉ ES Y PARA QUÉ SE USA LA FLOR DE CEMPASÚCHIL?

El cempasúchil es una planta originaria de México y de Centroamérica que se utiliza como adorno en las ofrendas y altares.

Además florece en el otoño. Se dice que sus pétalos de color amarillo marcan la senda que deben recorrer los muertos durante la visita que hacen estos días porque se supone que guardan el calor del sol y su aroma los llama.

FLOR DE CEMPASUCHIL
EFE

YA VISTE: Día de Muertos honra la tradición

LA CATRINA

Los muertos y los dioses son los primeros personajes de estos días desde tiempos prehispánicos. El elemento común era el perro -los aztecas conocían a los xoloitzcuintle- que según la tradición ayudaba en el Mictlán a hallar el camino a su destino final.

A principios del siglo XX se añadió la Catrina, la calavera creada por el grabador José Guadalupe Posada, que vestida de varias formas, marca es visión satírica, de burla que se tiene con la muerte en México.

Los alebrijes, una artesanía hecha de cartonería y con colores vibrantes que representan animales fantásticos, comenzaron a popularizarse partir de la segunda mitad del siglo XX.

dia de muertos
Catrina en el Zócalo/EFE

EFE

npq

Día de Muertos

Seguir Leyendo

Te Recomendamos