Connect with us
Concierto "No hay dos sin tres" Serrat y Sabina/Foto: Ángel Reyes Concierto "No hay dos sin tres" Serrat y Sabina/Foto: Ángel Reyes

Cultura

Serrat y Sabina brindaron un viaje de emociones

Como los buenos vinos

Foto: Ángel Reyes/Siete24
Siete24

Publicada

on

Ciudad de México.- Los años buenos y malos han pasado por ellos, sin duda alguna; tanto en apariencia como a través de sus voces, es innegable el paso del tiempo: Joan Manuel Serrat, de 75 y Joaquín Sabina, de 70.

Serray y Sabina se han convertido en dos músicos longevos, seguramente por ello derrochan profesionalismo y muestran férreas hechuras sobre el escenario.

La gira “No hay dos sin tres” pisó suelo mexicano, al presentarse ambas leyendas españolas en el Auditorio Nacional el fin de semana.

Concierto “No hay dos sin tres” Serrat y Sabina/Foto: Ángel Reyes

     

Tras algunos comentarios políticas sobre Europa y Latinoamérica, Serrat interpretó el mítico tema “Tu nombre me sabe a hierba”, seguido de “Aves de paso”, la cual cantaron a dos voces.

Al finalizar este tercer tema, el público ya se hallaba entregado a la presentación del catalán y el madrileño.

Conforme el concierto avanzó, ambos cantantes se vieron cómodos en el escenario.

Serrat brindó su primer gran momento vocal al interpretar un ya memorable tema de Sabina, “Una canción para la Magdalena”, lo cual produjo un ambiente de gran emotividad.

El catalán no dejó que tal ánimo se rompiera y echó mano de “Es caprichoso el azar”, cantada junto a Mohamed, quien demostró una alta calidad de voz, misma que fue reconocida por el público.

TE PUEDE INTERESAR: SERRAT Y SABINA CADA VEZ MÁS MEXICANOS

No hay dos sin tres

El concierto arribó así a su mitad de duración, tras ello aparecieron temas muy potentes en el repertorio de Joaquín Sabina.

“Por el boulevard de los sueños rotos” le dio el primer toque mexicano a la velada.

Después el hombre del bombín hizo sonar un sólo acorde que da inicio a una de sus más valiosas joyas musicales, tema con el cual desde hace varias décadas en cada concierto provoca los gritos y aplausos de sus seguidores, “19 días y 500 noches” fue uno de los momentos más intensos.

Cuando el ánimo se hallaba en lo más alto, Serrat otorgó un pasaje de remanso y virtuosismo vocal al interpretar “Tu nombre me sabe a hierba”.

Sabina reforzó el espíritu nostálgico y reflexivo impuesto por los cantos de su compañero, pues de su voz se escuchó la melancólica y casi testamentaria “Peces de ciudad”, seguido del que podría ser el himno de Joan Manuel Serrat: “Cantares”.

Después de una pausa Serrat y Sabina tras bambalinas se ataviaran como piratas, tras lo cual se escuchó “La del pirata cojo”, tema con el cual el clima emocional volvió a ser festivo.

Fue entonces que el público se puso de pie por vez primera durante el concierto, esto al corear “Princesa”.

En una montaña rusa de emociones, “Un mundo raro”, de José Alfredo Jiménez y en voz de Serrat, le dio un momento calmo, suave y tenue a la noche, misma que no podía concluir sin que Sabina interpretara uno de sus máximos himnos: “Y sin embargo”, al cual se le sumó la voz de su colega de andares artísticos.

El último toque mexicano surgió con “Noches de boda” y la multitudinariamente coreada por el público “Y nos dieron las diez”, con lo cual se cerró el concierto.

Regresaron una vez más, y el público pedía una tercera salida, pero nos se dio y el concierto oficialmente se dio por terminado faltando 30 minutos para que llegara la medianoche.

La gira en México tendrá un concierto más durante este sábado 30 de noviembre, posteriormente visitarán Monterrey, Guadalajara, volverán a la Ciudad de México y concluirán en Querétaro. 

Notimex

npq



Dejanos un comentario:
  • Concierto "No hay dos sin tres" Serrat y Sabina/Foto: Ángel Reyes

  • Concierto "No hay dos sin tres" Serrat y Sabina/Foto: Ángel Reyes

    Concierto "No hay dos sin tres" Serrat y Sabina/Foto: Ángel Reyes

  • Concierto "No hay dos sin tres" Serrat y Sabina/Foto: Ángel Reyes

  • Concierto "No hay dos sin tres" Serrat y Sabina/Foto: Ángel Reyes

  • Concierto "No hay dos sin tres" Serrat y Sabina/Foto: Ángel Reyes

  • Concierto "No hay dos sin tres" Serrat y Sabina/Foto: Ángel Reyes

    Concierto "No hay dos sin tres" Serrat y Sabina/Foto: Ángel Reyes

  • Concierto "No hay dos sin tres" Serrat y Sabina/Foto: Ángel Reyes
  • Concierto "No hay dos sin tres" Serrat y Sabina/Foto: Ángel Reyes

Cultura

John Williams gana Princesa de Asturias

El compositor de la banda sonora de Star Wars

Siete24

Publicada

on

Por

Star_Wars_world_premier_episodioIX_v

Oviedo.- Los dos compositores que atesoran las bandas sonoras más reconocidas universalmente en la historia del cine, John Williams y Ennio Morricone, obtuvieron el Premio Princesa de Asturias de las Artes 2020.

Fueron reconocidos por dos larguísimas trayectorias en las que enriquecieron con su talento cientos de películas.

El jurado del galardón quiso reconocer “el valor fundamental de la creación musical para el cine premiando a dos de los compositores vivos más venerados en todo el mundo.

Ambos dotados de una “inconfundible personalidad” reflejada en algunas de las composiciones musicales más icónicas del séptimo arte, que ya forman parte del imaginario colectivo.

“Mientras Morricone construyó su reputación poniendo música desde Europa al lejano oeste americano, Williams trasladó el espíritu de la tradición sinfónica vienesa a grandes éxitos de Hollywood”, señala el acta sobre estos dos compositores, cuya “extensa y variadísima obra” tiene en común “su deslumbrante capacidad para traspasar géneros y fronteras”.

Williams (Nueva York, 1932), el creador vivo que atesora más nominaciones a los Óscar de la historia, con 52, es el autor de cualquier banda sonora grabada en la memoria colectiva de varias generaciones y fue capaz de volverse eterno con solo dos notas, las que marcan la banda sonora de “Jaws” que aterrorizaron a sus espectadores durante décadas.

Hijo de un percusionista de jazz, que le animó a tocar el trombón aparte del piano -que era su favorito-, obtuvo su primer gran éxito con la banda sonora de “The Poseidon Adventure” (1972), dos años antes de que un novato Steven Spielberg le contratara para su primer filme, “The Sugarland Express”.

Nunca dejaron de ser amigos y Williams escribió para él las dos notas míticas de “Jaws”, su segundo Óscar tras “The Fiddler on the Roof ” (1971).

Spielberg le recomendó entonces a otro amigo, George Lucas, que necesitaba un compositor para su película épica espacial, “Star Wars” y Williams regresó a la época dorada de Hollywood al utilizar una gran orquesta sinfónica (la de Londres) para crear la banda sonora sinfónica más vendida de la historia, con más de 4 millones de copias en todo el mundo.

A la saga galáctica, en la que la famosa Marcha Imperial que identifica a Darth Vader no apareció hasta la segunda entrega (“The Empire Strikes Back”), le siguieron “E.T.: The Extra-Terrestrial”, “Schindler’s List”, las cintas de “Indiana Jones”, “Jurassic Park”, “Memoirs of a Geisha” o la tres primeras películas de la serie de Harry Potter, hasta completar más de cien películas.

Si Spielberg fue quien encumbró definitivamente a Williams, Sergio Leone y sus “spaghetti western” lanzaron a Morricone (Roma, 1928), un músico diplomado en composición, trompeta y canto coral que comenzó como compositor de música sinfónica y de cámara y se extendió a la música ligera y al cine con una primera banda sonora, “Il federale”, de Luciano Salcio.

Las frenéticas melodías, cargadas de dramatismo y tensión, de películas como “Per un pugno di dollari” (1964), “Il buono, il brutto, il cattivo” (1966), “C’era una volta il west (Once Upon a Time in the West)” (1968) o “Giù la testa (Once Upon a Time in the Revolution)” (1971) lo llevaron a convertirse en uno de los compositores de cine más prestigiosos y a trabajar con Pier Paolo Pasolini, Roman Polanski, Oliver Stone o los españoles Luis Buñuel en “Leonor” (1975) o Pedro Almodóvar en “Átame” (1990).

Suyas son también las melodías de “Cinema Paradiso” (1988), de Giuseppe Tornatore; de la obra maestra de Bernardo Bertolucci, “Novecento” (1976), o la historia de aquel misionero jesuita de “The Mission” (1986). Una carrera distinguida con un Óscar honorario y uno más tardío que no llegó hasta 2016 con “The Hateful Eight”, de Quentin Tarantino.

Sus composiciones se asientan sobre los pilares de Johann Sebastian Bach e Ígor Stravinski:

npq

John Williams

Seguir leyendo

Cultura

‘The Ickabog’, de JK Rowling ¡ya está en español!

Se puede leer gratis en internet

Siete24

Publicada

on

Por

The Ickabog

Madrid.- “The Ickabog”, el nuevo libro para niños de JK Rowling, que se puede leer gratuitamente en internet, ya se encuentra disponible desde este miércoles en español.

Además de las traducciones al francés, italiano, alemán y portugués.

Así lo indicó la escritora y creadora de la saga de Harry Potter, que publicó hoy la serie gratuita en internet de este cuento de hadas.

Proximamente será traducido al ruso y al chino.

Rowling escribió “The Ickabog” hace más de diez años como un cuento antes de dormir para sus hijos pequeños.

Esta cuarentena prolongada decidió compartirlo con el público para ayudar a entretener a los niños confinados en casa por la pandemia de coronavirus.

Los cinco primeros capítulos traducidos ya se pueden leer este martes en la web www.theickabog.com,

JK Rowling hará entregas diarias hasta el viernes 17 de julio.

JK Rowling
JK Rowling

YA VISTE: Daniel Radcliffe lee Harry Potter en Potter at Home

¿De qué trata The Ickabog ?

Escrito para ser leído en voz alta, “The Ickabog” es un cuento de hadas, ambientado en una tierra imaginaria, una historia completa sin relación con otros trabajos de la autora.

Destinado a niños de entre 7 y 9 años, toda la familia puede disfrutar de ella.

La escritora quiere que los niños se involucren a medida que se desarrolla la historia, y por eso está invitando a artistas jóvenes en ciernes a participar en la ilustración de su historia.

Para ello, ha animado a los padres a que envíen las ilustraciones de sus hijos a un concurso internacional de ilustración.

Se quiere poner en marcha así una colaboración internacional entre la escritora y los jóvenes artistas de todo el mundo.

J.K. Rowling no será parte del proceso de evaluación pero sugerirá escenas y personajes para dibujar diariamente durante la publicación de la serie, que deberán aparecer en redes sociales con el hashtag #TheIckabog.

Los beneficios que saquen de las ventas serán destinados por JK Rowling a proyectos que ayuden a grupos particularmente afectados por la pandemia.

También publicarán el libro impreso

Tras publicarse en internet de forma gratuita, “The Ickabog” será llevado a libro impreso y en formato digital en noviembre en francés, italiano, alemán, español, portugués de Brasil e inglés.

Los libros en papel y en formato digital serán publicados en español por Salamandra; mientras que saldrá en audiolibro en noviembre. (Agencias)

npq

Seguir leyendo

Te Recomendamos