Connect with us

Cultura

Día de Reyes, tradición popular ¿cuál es su origen?

Norma Pérez Quiroz

Publicada

on

México.- La tradición popular del Día de Reyes forma parte vital de las celebraciones de Navidad y Año Nuevo en México. Su origen se vincula con el nacimiento y adoración del Niño Dios, sostienen las especialistas Marta Turok, Cecilia Jurado y Lucina Jiménez.

Cuenta la leyenda que cuando Jesús nació en Belén, en tiempos del tirano Rey Herodes, llegaron del Oriente tres reyes ricamente ataviados, llamados Melchor Gaspar y Baltazar en el imaginario mexicano. Venían siguiendo una estrella que los guiaba al lugar exacto del nacimiento del Niño Dios.

Las autoras del estudio “Diciembre en la tradición popular”, sostienen que así fue como los tres Reyes Magos cruzaron el firmamento montados en un camello, un caballo y un elefante. Al llegar ante el niño se postraron frente a él y bajaron su cargamento de regalos.

“Le ofrecieron oro por ser rey, mirra por ser hombre e incienso por ser Dios. A manera de recompensa, los tres magos recibieron gozo, amor y paz”, abundan Marta Turok, Cecilia Jurado y Lucina Jiménez. Es por eso que los días 5 de enero de cada año los niños mexicanos reciben regalos”, señalan.

Para eso, los niños y niñas deben haberse portado bien durante todo el año anterior, dejar sus zapatitos en la ventana, y escribir una carta donde dejan ver sus deseos. Casi siempre, se piden juguetes. Además, en el Nacimiento que se coloca días antes en casa, se ponen las figuras de los tres reyes.

Tras lo anterior, los infantes se van a la cama llenos de ilusiones y emoción. Nunca falta quien intente aguantar despierto todo el tiempo que sea necesario con tal de ver llegar a Melchor, Gaspar y Baltazar, sin embargo, hasta la fecha nadie ha logrado ver el arribo de esos tres seres.

Ellos, en su paso hacia Belén -porque siguen haciendo ese recorrido en evocación al viaje que los llevó al Niño Dios-, premian el buen comportamiento de los pequeños, dejando a un lado de sus zapatos obsequios como dulces, juguetes, ropa, dinero, zapatos nuevos y otras cosas atractivas más.

El 6 de enero, fecha que se conoce en México como “Día de Reyes”, amanece con la algarabía de los niños y niñas, quienes alegres y risueños salen a las calles o se limitan al reducido espacio de sus patios o salas, para jugar y presumir los regalos que les trajeron esos viejos magos de Oriente.

También ese día, pero por la noche, los adultos acostumbran partir la “Rosca de Reyes”, elaborada con pan dulce y frutas secas. Tradicionalmente, llevaba escondida una haba, que representaba la realeza, pero eso ha caído en desuso para dar paso a una figurita humana que evoca al Niño Dios.

rosca_reyes_muñequito

Esa figura era originalmente de porcelana, pero por razones económicas poco a poco fue reemplazada por otras elaboradas de plástico, como hasta la fecha. Al partir de la rosca, se deja el primer pedazo para algún pobre que pase por la casa. Luego, cada miembro de la familia corta su trozo.

En ese momento, quien encuentre al Niño Dios en su porción de rosca, se compromete a invitar a todos los concurrentes a una fiesta el 2 de febrero, Día de la Candelaria, con la que se conmemora la cuarentena de la Virgen María, madre del Niño Dios. Con esa fiesta termina el ciclo navideño.

Ese día se levanta el Nacimiento, se llevan velas a bendecir, se hace la presentación del Niño Dios en el templo que cada quien elija, sentado o acostado en una charola adornada con flores y dos velas que luego servirán como protección frente a las tempestades. El padrino del niño lo debe vestir.

Ya entrada la noche, familiares, padrinos e invitados, cenan tamales y atole a expensas de quien haya encontrado al Niño Dios en su rosca. “Tanto los tres reyes magos como la costumbre de llevar al niño al templo y posteriormente cenar tamales, está vigente en México”, concluyen las tres expertas en cultura popular.

Día de Reyes

npq



Dejanos un comentario:

Cultura

México regresa a Perú piezas arqueológicas

Son 37 piezas prehispánicas recuperadas

Siete24.mx

Publicada

on

piezas arqueológicas

Ciudad de México.- El Gobierno de México reintegró a Perú 37 piezas arqueológicas que comprenden desde la época precolombina al periodo virreinal.

Las piezas prehispánicas proceden de entregas voluntarias o decomisos recientes, informó este martes la Secretaría de Cultura.

Salvo un par de vasos de madera del periodo virreinal, las piezas son “ejemplos notables” de la alfarería, metalurgia y la industria textil de los estilos Nazca, Chimú, Inca, Lambayeque, Recuay y Chancay, dijo el director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto.

“El conjunto de piezas que nos honramos hacer entrega a su país de origen”, comprende un arco temporal que va del 200 d.C. al periodo virreinal, dijo Prieto en la ceremonia de devolución en la Cancillería Mexicana.

El director resaltó que con la entrega de estas piezas a Perú “el INAH es congruente con la labor de investigación, difusión y cooperación entre naciones para la salvaguarda del patrimonio cultural”.

TE PUEDE INTERESAR: Muere escritora de “Nación Prozac”

La devolución es un “gesto de amistad entre naciones hermanas, pero sobre todo del compromiso mutuo contra el tráfico ilícito de bienes culturales”, destacó el ministerio de Cultura en un boletín.

La restitución de las piezas se celebró en el marco de la III Reunión del Consejo de Asociación Estratégica Perú-México encabezada por los cancilleres de México, Marcelo Ebrard Casaubon, y de Perú, Gustavo Meza-Cuadra.

“Pese a las conflagraciones que representan un riesgo para la estabilidad mundial, acciones como la devolución de estas invaluables piezas, son “luces de esperanza” que abonan a la diplomacia”, declaró Ebrard Casaubón.

El canciller mexicano indicó que México no “ceja” en recomendar a otros países a que tengan gestos similares con la restitución del patrimonio cultural a sus territorios originarios.

La titular de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, recordó que recientemente, México repatrió de Italia 594 exvotos religiosos.

“El agradecimiento debe ser de ida y vuelta: tenemos que mostrarnos como un país agradecido y consecuente con este esfuerzo”, y muestra de esto es el lote que ahora se regresa a la hermana república de Perú”, apuntó la titular de la Cultura mexicana.

EFE

npq

Seguir leyendo

Cultura

Muere la escritora de ‘Nación Prozac’

De cáncer de seno

Siete24.mx

Publicada

on

elizabet wurtzel nacion prozac

Nueva York.- La escritora y periodista estadounidense Elizabeth Wurtzel, autora de la novela autobiográfica “Nación Prozac” (1994), falleció esté martes en Nueva York a los 52 años.

“Prozac Nation: Young and Depressed in America”, título original de la obra, se convirtió en un éxito de ventas y contribuyó a popularizar el Prozac, el primer nombre comercial del medicamento antidepresivo fluoxetina.

Según David Samuels, amigo de la escritora citado por el diario The New York Times, Wurtzel falleció como consecuencia de una metástasis de un cáncer de seno.

La autora se había sometido a una doble mastectomía en 2015, después de que se le detectara una mutación en el BRCA, genes que producen proteínas supresoras de tumores, lo que aumenta la posibilidad en una mujer de padecer cáncer de mama o de ovario.

Tras ser diagnosticada, trabajó activamente en la defensa de las pruebas para detectar mutaciones en los genes BRCA.

Su libro, que fue llevado a la gran pantalla en 2001 por el director Erik Skjoldbjaerg, abrió el debate en Estados Unidos sobre la depresión.

Asimismo, el estilo confesional de la autora desplegado en el que fue su primer trabajo literario se convirtió en referente para muchos escritores que se acogieron a esta manera de narrar sus historias.

Tras su novela inaugural, Elizabeth Wurtzel escribió “Bitch: In Praise of Difficult Women” (1998), “More, Now, Again: A Memoir of Addiction” (2001) y “The Secret of Life: Commonsense Advice for Uncommon Women” (2004).

EFE

Seguir leyendo

Te Recomendamos