Connect with us

Cultura

La ofrenda, colorido ritual para reencontrarse con los muertos

Norma Pérez Quiroz

Publicada

on

Ciudad de México.- Un colorido ritual que evoca a la memoria son las ofrendas que se colocan con motivo del Día de Muertos en los hogares mexicanos, las cuales representan una forma de reencontrarse con los difuntos y compartir con ellos manjares culinarios, el pan, el agua, la sal, el azúcar, las frutas y si eran adultos, el vino y los cigarros.

De acuerdo con la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), los altares de muertos son un tipo de escenografía en la que participan nuestros muertos que llegan a beber, comer, descansar y convivir como una forma de dialogar con su recuerdo y su vida.

Explicó que los altares de muertos como los conocemos en la actualidad son un reflejo del sincretismo del viejo y el nuevo mundo, una mezcla cultural en la que los europeos pusieron algunas flores, ceras, velas y veladoras; y los indígenas agregaron el sahumerio con su copal, la comida y la flor de cempasúchil.

ofrenda_2018_v1

Durante los dos primeros días de noviembre, a los muertos se les recibe con elementos naturales, frugales e intangibles, además se incluyen las estelas de olores y fragancias que le nacen a las flores, al incienso y al copal.

Las fragancias del copal y el incienso se usan para limpiar el lugar de los malos espíritus y evitar peligro alguno a quienes regresan a su casa.

El agua, sal, azúcar, velas o veladoras, copal, incienso, flores, petate, izcuintle, pan, gollete y cañas son algunos elementos imprescindibles que deben llevar las ofrendas para conservar su encanto espiritual.

Cada uno de ellos tiene su propio significado, por ejemplo, el agua representa la fuente de la vida, se ofrece a las ánimas para saciar su sed después del largo recorrido y para que fortalezcan su regreso, mientras que la sal sirve para que el alma no se corrompa en su viaje de ida y vuelta para el siguiente año.

También se puede colocar un aguamanil, jabón y toalla por si el ánima necesita lavarse las manos después del largo viaje.

La luz que producen las velas representa la esperanza y la fe, una guía para que los difuntos puedan llegar a sus antiguos lugares y alumbrar el regreso a su morada.

Museo_Antropologia_Ofrenda-2

En varias comunidades indígenas cada vela representa un difunto, es decir, el número de veladoras que tendrá el altar dependerá de las almas que quiera recibir la familia.

Si los cirios o los candeleros son morados es señal de duelo; y si se ponen cuatro en cruz, representan los cuatro puntos cardinales, de manera que el ánima pueda orientarse hasta encontrar su camino a su casa.

Las típicas calaveritas de azúcar no pueden faltar en la ofrenda; nos recuerdan, de forma colorida, a la muerte; las más pequeñas son dedicadas a la Santísima Trinidad y la grande al Padre Eterno.

El copal era ofrecido por los indígenas a sus dioses, pues el incienso fue traído por los españoles; las fragancias de ambos subliman la oración o alabanza, se usan para limpiar el lugar de los malos espíritus y evitar peligro alguno a quienes regresan a su casa.

Por sus colores y estelas aromáticas, las flores son símbolo de la festividad, adornan y aromatizan el lugar durante la estancia del ánima.

Las más tradicionales son el alhelí y la nube, que su color significa pureza y ternura y suelen acompañan a las ánimas de los niños; así como la de cempasúchil, que en muchos lugares se acostumbra a desojarla y poner caminos de pétalos para guiar al difunto del campo santo a la ofrenda y viceversa.

Por sus colores y estelas aromáticas, las flores son símbolo de la festividad, adornan y aromatizan el lugar durante la estancia del ánima.

Entre los múltiples usos del petate se encuentra el de cama, mesa o mortaja, pero en esta celebración funciona para que las ánimas descansen o bien, de mantel para colocar los alimentos de la ofrenda.

El licor es para que recuerde los grandes acontecimientos agradables durante su vida y se decida a visitarnos, mientras que una cruz grande de ceniza sirve para que al llegar el ánima hasta el altar pueda expiar sus culpas pendientes.

En los altares dedicados a los niños, no debe faltar el perrito izcuintle en juguete, para que sus ánimas se sientan contentas al llegar al banquete.

De acuerdo con la creencia, el perrito izcuintle es el que los ayuda a cruzar el caudaloso río Chiconauhuapan, que es el último paso para llegar al Mictlán.

Elaborado de diferentes formas, el pan es uno de los elementos más preciados en el altar, representa el ofrecimiento fraternal; la Iglesia lo presenta como el “Cuerpo de Cristo”.

Los golletes son panes en forma de rueda y se colocan en las ofrendas sostenidos por trozos de caña, estos simbolizan los cráneos de los enemigos vencidos y las cañas las varas donde se ensartaban.

En las ofrendas también se acostumbra colocar fotografías de quienes ya no están, la imagen de las ánimas del purgatorio, imágenes de santos, frutas, dulce de calabaza, calaveras de azúcar, licor, una cruz grande de ceniza y los platillos favoritos del difunto.

El mole con pollo, gallina o guajolote es la comida favorita que ponen en el altar muchos indígenas de todo el país, aunque también le agregan barbacoa con todo y consomé.

Esos platillos son esa estela de aromas, el banquete de la cocina en honor a los seres recordados, pues la buena comida tiene por objeto deleitar al ánima que visita a sus familiares.

También se puede incluir el chocolate de agua; la tradición prehispánica dice que los invitados tomaban esa bebida que usaba el difunto para bañarse, de manera que los visitantes se impregnaban de la esencia del difunto.

Para recibir a las ánimas, el altar se adorna con papel picado, telas de seda y satín donde descansan también figuras de barro, incensario o ropa limpia.

En la mayoría de los hogares campesinos de extracción mestiza o indígena, y aún entre algunas familias urbanas, el 31 de octubre se elabora la ofrenda dedicada a los niños o “angelitos”.

Sus ánimas llegan el 1 de noviembre para nutrirse de la esencia y el olor de los alimentos que sus padres les prepararon.

A diferencia de los altares para los adultos, éstos se caracterizan por que la mayoría de sus elementos son blancos y en escala pequeña, se colocan alimentos sin picante, dulces y juguetes.



Dejanos un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cultura

Donará Isaac Hernández el Premio Jalisco 2020

A jóvenes bailarines tapatíos

Norma Pérez Quiroz

Publicada

on

Isaac Hernández Foto: Matthew Brush
Foto: Cortesía

Ciudad de México.- El bailarín tapatío Isaac Hernández será reconocido con el Premio Jalisco en el “Ámbito Cultural” por su destacada trayectoria internacional que han posicionado a Jalisco y en la escena cultural internacional.

El Premio que entrega el Poder Ejecutivo del Estado, es el máximo galardón que se otorga en Jalisco a los más destacados exponentes en las áreas de la investigación, la ciencia, disciplinas artísticas, culturales, deportivas y académicas.

“Recibí muy contento la grata sorpresa de haber sido seleccionado para recibir el Premio Jalisco 2020.  Siempre recuerdo con cariño a mi Estado, por lo que, como un gesto de gratitud y aprecio hacia la tierra que me vio nacer, he decidido donar el premio económico que acompaña el reconocimiento, cuando me sea entregado por las autoridades Estatales, a jóvenes talentos jaliscienses.

Destacó Isaac Hernández que su intención es que estas promesas de la danza puedan seguir con su formación en el ballet.

TE PUEDE INTERESAR: Canceló Isaac Hernández Despertares 2020 por falta de condiciones

Isaac quien es bailarín principal del Ballet Nacional de Inglaterra desde el 2015, es reconocido a nivel internacional como uno de los mejores bailarines del mundo en la actualidad.

Es bailarín invitado con compañías de la categoría de la Ópera de París, el Mariisnky Ballet de San Petersburgo, la Ópera de Roma y el Teatro Colón de Argentina.

Ha pisado los escenarios más importantes del mundo, incluyendo el Royal Opera House de Inglaterra, el Teatro Real de Madrid, el teatro Bolshoi de Moscú, la Ópera Garnier de París, el Teatro Mariisnky de Rusia, el Royal Albert Hall de Londres, el Teatro Colón de Argentina, el Gran Teatro de Shangai.

El destacado tapatío, ostenta el haber trabajado bajo la dirección de Mikhail Baryshnikov y Vladimir Vasiliev, dos legendarios bailarines de todos los tiempos.

Además, fue el primer bailarín mexicano en ser merecedor del prestigioso premio Benois de la Danse en 2018 en la categoría “Mejor bailarín internacional”, considerado el “Óscar” de la danza, entregado en el mítico teatro Bolshoi de Moscú.

npq

Síguenos en redes sociales

Seguir leyendo

Cultura

FIL Guadalajara anuncia atractivo programa virtual

A partir del 28 de noviembre

Norma Pérez Quiroz

Publicada

on

FIL Guadalajara 2020

Ciudad de México.- Pese a las adversidades financieras y de logística que se suscitaron durante el año, la 34 edición de la Feria Internacional del Libro (FIL) Guadalajara se anunció este jueves con un nutrido programa virtual.

Más de 300 actividades y grandes escritores como Salman Rushdie, Javier Cercas, Guillermo Arriaga, Joumana Haddad y Fernando Savater, entre otros, participarán de forma digital.

“El mensaje que representa la FIL a pesar de las adversas condiciones para llevarse a cabo de manera muy digna, es la importancia que tiene la cultura y la lectura, el valor civilizacional del libro, es un llamado a todos los lectores a solidarizarse con nuestra industria editorial”.

Así lo aseguró en conferencia Raúl Padilla López, presidente de la FIL Guadalajara.

Así anunciaron la cancelación del programa presencial

Programa de la FIL Guadalajara

Más de 300 personalidades entre nobeles, escritores, diplomáticos, científicos y especialistas de 38 países formarán parte del programa de la feria de libro hispana más importante.

Escritores como Almudena Grandes, Leonardo Padura, Ángeles Mastretta, Juan Villoro, Arturo Pérez-Reverte, entre muchos otros, serán parte de conferencias, diálogos y presentaciones de libro virtuales.

Un esfuerzo por impulsar la cultura en tiempos de coronavirus y con eventos dirigidos para todas las edades.

Será la escritora portuguesa Lídia Jorge y la argentina Camila Sosa Villada quienes encabecen el festival literario luego de que la primera ganó el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2020, mientras que la segunda recibirá el Premio Sor Juana Inés de la Cruz por su novela “Las malas” (2019).

En el evento serán entregados el Premio de Literatura Ciudad y Naturaleza José Emilio Pacheco al poeta mexicano Marco Antonio Murillo, el Premio Iberoamericano SM de Literatura Infantil y Juvenil, para la colombiana Yolanda Reyes, y el Premio de Literaturas Indígenas de América, que obtuvo la poeta chol Juana Karen Peñate Montejo.

TE PUEDE INTERESAR: Adiós a Sandro Cohen

Destacados escritores

Entre las charlas más esperadas está la de Salman Rushdie quien por tercera ocasión será parte de la FIL y que según destaco el director de la feria, ha sido parte de momentos fundamentales en la historia del evento al recordar su emblemática charla con el escritor Carlos Fuentes en los años 90.

En esta ocasión será con el español Javier Cercas con quien Rushdie tendrá un diálogo.

Asimismo la escritora mexicana Ángeles Mastretta entablará una conversación con la escritora española Almudena Grandes.

Para la sección científica, el festival contará con la participación de dos premios Nobel de química, Venki Ramakrishnan con la conferencia “La máquina genética” y Aarón Ciechanover con su charla “Dilemas morales ahora y más allá de la pandemia del covid-19”.

También habrá dos homenajes póstumos dedicados a dos figuras extranjeras, una de ellas al recién fallecido caricaturista argentino Quino, en donde los dibujantes mantendrán una plática para rendir tributo al creador de Mafalda y el otro será a la escritora brasileña Clarice Lispector.

Para promover el intercambio de ideas, el programa académico contará con coloquios y seminarios que incluyen presencia de el diplomático egipcio acreedor al Nobel de la Paz en el 2005, Mohamed el-Baradei, el economista francés Jacques Attali y el historiador mexicano Enrique Krauze, entre otros.

La FIL Guadalajara se llevará a cabo del 28 de noviembre al 6 de diciembre también.

npq

Síguenos en Twitter

Seguir leyendo

Te Recomendamos