Connect with us

Cultura

Muere la soprano Montserrat Caballé

Norma Pérez Quiroz

Publicada

on

Barcelona, España.- La soprano española Montserrat Caballé, una de las mejores de la historia de la ópera, murió hoy a los 85 años, una pérdida lamentada unánimemente por el mundo de la música, la cultura, la política y la esfera social.

“Era la Caballé, la gran señora de la ópera, leyenda de la cultura universal, la mejor entre los mejores”, según un mensaje de los reyes de España difundido en Twitter.

La cantante de fama mundial, cuya salud era delicada desde hacía años, se encontraba ingresada desde mediados de septiembre pasado en un centro sanitario por una dolencia que padecía desde tiempo atrás. La madrugada pasada falleció en el hospital de Sant Pau de Barcelona (noreste español).

El velatorio se instalará mañana en el tanatorio de Les Corts de Barcelona, donde el lunes se oficiará el funeral, al que asistirán, entre otros, el jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el presidente regional de Cataluña, Joaquim Torra.

Caballé, reconocida internacionalmente, fue una de las grandes voces líricas del siglo XX, la más universal de las cantantes españolas de ópera, a la altura de la griega Maria Callas, la australiana Joan Sutherland, la alemana Elisabeth Schwarzkopf o la italiana Renata Tebaldi, tanto por su calidad vocal como por el dominio técnico.

Pero ella lo asumía con modestia: “¿Yo, una diva, la última diva? ¡Qué va! Cuando salgo a cantar soy ‘la Montse’ y nada más”, afirmaba próxima a cumplir 70 años. Y exclamaba: “¡Qué aburrimiento el relajarse, el vivir sin hacer nada!”

En más de 50 años de carrera, la artista actuó cientos de veces en los principales escenarios del mundo junto a las mejores orquestas y repartos. Interpretó cerca de 90 papeles de más de 40 obras.

“Mi querida Montserrat, qué impresionante vida y carrera has tenido. Gracias por tu increíble voz, tu talento, qué privilegio ha sido compartir escenario contigo. Descansa en paz, Dios ha llamado a otro ángel a su reino. siempre,… Plácido”, escribió el tenor español Plácido Domingo en su cuenta personal de la red social Twitter.

Montserrat Caballé Folch nació el 12 de abril de 1933 en el barrio de Gracia de Barcelona, hija de una familia modesta. Ingresó a los 11 años en el Conservatorio Superior de Música del Liceo (teatro lírico) de la ciudad con una beca. Se graduó en 1954 en una accidentada prueba final, en la que llegó a perder el conocimiento.

Debutó el 27 de junio de 1955, con el papel de Serpina de “La serva padrona”, del italiano Giovanni Battista Pergolesi. Fue en el Teatro Principal de Valencia (este español).

Comenzó a consolidar su carrera y prestigio en las óperas de Basilea (Suiza), Viena y Bremen (Alemania), hasta que actuó por vez primera en el Liceo de Barcelona, el 7 de enero de 1962.

El 20 de abril de 1965 sustituyó en el Carnegie Hall de Nueva York a la norteamericana Marilyn Horne en “Lucrecia Borgia”‘, del italiano Gaetano Donizetti, con un éxito arrollador.

La soprano repitió triunfo con “Fausto”, del francés Charles Gounod, en la Metropolitan Ópera de la misma ciudad.

Tras actuar en el Carnegie Hall, el periódico The New York Times tituló: “Callas + Tebaldi = Caballé”, lo que le supuso el impulso internacional definitivo.

Cantó en los teatros más selectos del mundo: Scala de Milán, Staatsoper de Viena, Royal Opera House Covent Garden de Londres, Opera de París, Bolshoi de Moscú, Teatro Colón de Buenos Aires, Teatro Real de Madrid y las óperas de San Francisco, Hamburgo y Múnich, que hoy lamentan su muerte.

“Con Montserrat Caballé nos ha abandonado una de las personalidades del cante más impresionantes del siglo XX”, dijo el director de la Ópera Estatal de Viena, Dominique Meyer.

Escribió “una página de oro en la historia de las interpretaciones” de ópera, según el director artístico del teatro Mariinski de San Petersburgo, Valeri Guérguiev.

Tenía “un timbre personalísimo, una calidad absolutamente única, una técnica prodigiosa y una sensibilidad sorprendente para adaptarse a todos los repertorios”, explicó el exdirector artístico del Liceo, que ahora trabaja para el Teatro Real de Madrid, Joan Matabosch.

El tenor español Josep Carreras incidió en su calidad humana, una mujer “muy vital, muy sensible y entrañable”.

La soprano siempre se sintió especialmente unida al Liceo de Barcelona. Llegó a cantar ante sus ruinas cuando quedó destruido en 1994 a causa de un incendio y donó una cantidad importante de dinero para la reconstrucción.

Recogió durante su carrera innumerables distinciones, entre ellos el Premio Príncipe de Asturias de las Artes de 1991, compartido con otros grandes de la lírica española: Victoria de los Ángeles, Teresa Berganza, Pilar Lorengar, Alfredo Kraus, Plácido Domingo y Josep Carreras.

En la última etapa de su vida, llegó a un acuerdo con la Fiscalía española, aceptaba una condena de medio año de prisión y una multa por fraude fiscal. EFE



Dejanos un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cultura

Hallan primera escultura femenina prehispánica

De gran importancia

Norma Pérez Quiroz

Publicada

on

escultura femenina prehispánica
Foto: Cortesía INAH

Ciudad de México.- El primer día de este 2021, habitantes de la comunidad de Hidalgo Amajac, Veracruz, descubrieron una escultura femenina prehispánica completa de casi dos metros de altura, dentro de un terreno citrícola.

Tras una inspección realizada el pasado lunes 4 de enero por expertos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), se ha ratificado no sólo que la pieza es prehispánica, sino que también es la primera de su tipo localizada en la cuenca del río Tuxpan, al sur de la huasteca veracruzana. 

Sobre este importante descubrimiento, la secretaria de Cultura del Gobierno de México, Alejandra Frausto Guerrero, indicó que estas representaciones prehispánicas “permiten confirmar la participación activa de mujeres gobernantes en la estructura social y política huasteca”. 

El director general del INAH, Diego Prieto Hernández, reconoció el importante trabajo que realizan las representaciones estatales del Instituto para el reconocimiento, recuperación, investigación y rescate del patrimonio histórico de nuestro país:

“Esta magnífica representación femenina permite corroborar lo plasmado en las fuentes etnohistóricas acerca del papel relevante de las mujeres en esta región cultural, al tiempo que abre nuevas líneas de investigación en torno al esplendor de la Huasteca desde la época prehispánica”. 

En tanto que el alcalde de Álamo Temapache, Jorge Vera Hernández, agradeció a los pobladores de Hidalgo Amajac, Veracruz, por esta muestra de responsabilidad y por comprender que este tipo de descubrimientos son tesoros que se comparten.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Cuál es el significado de la Rosca de Reyes?

Una joven mujer de élite 

De acuerdo con la investigadora del Centro INAH Veracruz, la arqueóloga María Eugenia Maldonado Vite, encargada de la inspección en campo, esta pieza representa a una joven mujer de élite.

“Posiblemente gobernante por su postura y atavíos, más que a una deidad como se han interpretado casi todas las esculturas huastecas femeninas, a las cuales se vincula con la diosa Tlazoltéotl”. 

La figura, detalla, está elaborada en roca caliza y mide 60 centímetros en su parte más ancha y alrededor de 25 centímetros de grosor. Su buen estado de conservación permite observar sus rasgos, así como su espiga, elemento que permitía contemplarla erguida. 

Luce un rostro pequeño, ojos abiertos y huecos –“los cuales debieron estar rellenos con incrustaciones de obsidiana u otra piedra”–, con un tocado alto, un collar al centro del cual se distingue un adorno en forma de gota, conocido como oyohualli, un torso ataviado con una camisa de mangas largas y una larga falda que llega hasta los tobillos y revela el par de pies desnudos. 

¿Cuál es la importancia de esta escultura femenina prehispánica?

Dada su ubicación geográfica entre los sitios arqueológicos de Tochpan (Tuxpan) y Castillo de Teayo, la pieza está ligada a la tradición escultórica y a la cultura huasteca, aunque presenta ciertos rasgos del centro de México, cuando en la región se hizo notoria la influencia de la Triple Alianza, lo que la colocarían temporalmente hacia el Posclásico Tardío (1450-1521 d.C.). 

Durante la visita de inspección, comenta la arqueóloga María Eugenia Maldonado Vite, se notó que la pieza estaba dentro de un sitio arqueológico hasta ahora desconocido pero extenso. 

En éste no se han reconocido estructuras monumentales cercanas, sino más bien estructuras bajas, probablemente habitacionales, por lo que una probabilidad es que la talla, que se encontraba boca abajo, causó que pareciese una piedra a los ojos de los pobladores, y fuera movida de su lugar original y llevada hasta allí, incluso, desde tiempos prehispánicos.  

“El estilo de la joven de Amajac es similar a representaciones de diosas huastecas de la tierra y la fertilidad, pero con una influencia externa, posiblemente nahua, como se aprecia en el hueco de los ojos para incrustaciones, rasgo que no pertenece a la escultura huasteca clásica sino más bien a la mexica. Además, el paño que presentan las mujeres huastecas frente a la falda es siempre liso, y en ésta existe un adorno de nudos y listones”. 

La investigadora del Centro INAH Veracruz dijo que aún faltan más análisis sobre esta destacada pieza arqueológica, así como en el sitio arqueológico donde fue hallada y que por ahora se denomina Hidalgo Amajac.  

Tales estudios permitirán indagar mediante recorridos iniciales en superficie, en la extensión del sitio, su temporalidad y filiación cultural, entre otras características. 

Por el momento, la escultura de la joven de Hidalgo Amajac permanece bajo resguardo de los propietarios del terreno citrícola en el cual fue descubierta. Se dialogará entre el INAH y las partes interesadas para definir su emplazamiento futuro. 

Este hallazgo, concluye la arqueóloga María Eugenia Maldonado, no sólo arroja más luces sobre la existencia de una consolidada tradición escultórica en la región. a la par que reitera la importancia de las mujeres en la estructura política huasteca.

También es ejemplo “de una fusión tardía de las diosas Teem con las representaciones de mujeres de alto estatus social o político en la huasteca, las cuales se han malinterpretado como Tlazoltéotl”, pero que se distinguen de esta deidad al no portar nariguera, boca con chapopote, ni tener husos con borlas de algodón.

npq

Síguenos en redes sociales

escultura femenina prehispánica, INAH,

Seguir leyendo

Cultura

La rosca de Reyes ¿cuál es su significado?

El 6 de enero

Norma Pérez Quiroz

Publicada

on

rosca de reyes significado
Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México.- Desde finales del año pasado comenzó a venderse la rosca de Reyes en las panaderías y hay variedad: tradicional, rellena, de chocolate, nuez, almendras, guayaba y hasta con figuras de Baby Yoda en lugar del Niño Dios.

Pero qué es lo que dicta la tradición que no deberíamos perder y ¿cómo y cuándo se corta la rosca de Reyes?, pero lo más importante ¿cuál es su significado?

Lo más importante es que la rosca debe comerse la noche del 6 de enero, luego de la llegada de los Reyes Magos la noche del 5 de enero.

Aquí te contamos:

El origen de la Rosca de Reyes y qué significa

El 6 de enero pero por la noche, acostumbramos partir la “Rosca de Reyes”, elaborada con pan dulce y frutas secas. Tradicionalmente, llevaba escondida una haba, que representaba la realeza, pero eso ha caído en desuso para dar paso a una figurita humana que evoca al Niño Dios.

Esa figura era originalmente de porcelana, pero por razones económicas poco a poco fue reemplazada por otras elaboradas de plástico, como hasta la fecha.

El origen de la tradición se remonta a la Edad Media, en el siglo XIV, en Europa.

Su forma circular tiene dos significados, el primero es el amor infinito de Dios, amor eterno que no tiene fin y que protege al niño Dios oculto; el segundo es que representa la corona de los reyes del oriente que llegaron a visitar al Niño Jesús a Belén.

Las frutas secas cristalizadas que adornan el pan, simbolizan las joyas incrustadas en las coronas de los Reyes Magos, la figura escondida, representa al Niño Jesús. Y el cuchillo que parte el pan la intención de Herodes de matarlo.

YA VISTE: Día de Reyes, el origen de la tradición

Los tres Reyes del Oriente cruzaron el firmamento montados en un camello, un caballo y un elefante. Al llegar ante el niño se postraron frente a él y le dieron tres ofrendas:

“Le ofrecieron oro por ser rey, mirra por ser hombre e incienso por ser Dios. A manera de recompensa, los tres magos recibieron gozo, amor y paz”.

El día en que finalmente los Reyes Magos conocen al Niño Jesús, se le denomina como epifanía, encuentro que simboliza la Rosca de Reyes.

Al partir la rosca de Reyes, se deja el primer pedazo para compartir con alguien más necesitado. Luego, cada miembro de la familia corta su trozo.

En ese momento, quien encuentre al Niño Dios en su pedazo de rosca, debe protegerlo y en México se compromete a invitar a todos los concurrentes a una fiesta el 2 de febrero, Día de la Candelaria, con la que se conmemora la cuarentena de la Virgen María, madre del Niño Dios. Con esa fiesta termina el ciclo navideño.

El Día de Reyes se levanta el Nacimiento, se llevan velas a bendecir, se hace la presentación del Niño Dios en el templo que cada quien elija, sentado o acostado en una charola adornada con flores y dos velas que luego servirán como protección frente a las tempestades. El padrino del niño lo debe vestir.

Ya entrada la noche, familiares, padrinos e invitados, cenan tamales y atole a expensas de quien haya encontrado al Niño Dios en su rosca.

Por ello es importante conservar las tradiciones y relatar su significado a las nuevas generaciones.

npq

Síguenos en redes sociales

Seguir leyendo

Te Recomendamos