Foto Cuartoscuro

No hay lesionados

Arturo Ramírez

Arturo Ramírez

Ciudad de México.— El Instituto Nacional de Migración (INM) lamenta que por segundo día consecutivo extranjeros hayan hecho destrozos en el módulo de atención instalado al exterior de la Estación Migratoria Siglo XXI, en Tapachula, Chiapas, situación por la que se interrumpió́ el servicio de información sobre la situación de personas migrantes.

Por la mañana, el INM abrió́ el espacio donde agentes de migración, acompañados de traductores de diversos idiomas, informaban sobre el procedimiento que deben seguir en cada uno de sus casos, de acuerdo con las leyes vigentes en el país.

Algunos migrantes, principalmente originarios de África, se acercaron de manera pacífica a solicitar informes, en ese momento un grupo que rechaza cualquier argumento del Instituto alertó sobre esta acción con silbatos.

Te puede interesar Detectan brote de paperas en centros de detención de migrantes

En ese momento, los migrantes comenzaron nuevamente a vandalizar las instalaciones, derribaron vallas, aventaron sillas y agredieron verbalmente al personal migratorio.

Exigieron un “salvoconducto” para transitar por el territorio nacional, porque – aseguraron— no pretenden permanecer en México.

Para preservar el orden en el exterior de la Estación Migratoria, elementos de la Guardia Nacional auxiliaron al personal del Instituto, sin que se reportaran lesionados. Ante tal situación se determinó que no se brindará atención hasta que exista una actitud pacífica por parte de las personas extranjeras.

Algunos migrantes manifestaron temor a represalias de terceras personas por acercarse al INM para solicitar información, de las cuales no refieren identidad alguna.

Te puede interesar Inmigrantes venden tamales y dulces por un riñón

Durante dos días, el Instituto Nacional de Migración ha atendido a 35 personas originarias de Angola, Camerún, Ghana, Haití, Congo, entre otras nacionalidades.

Reitera el compromiso de atender de forma personalizada las solicitudes de ingreso de las personas migrantes provenientes de África y Haití, conforme a las leyes mexicanas y respeto a sus derechos humanos.

También rechaza en todos los casos agresiones y actos de violencia e invita a los extranjeros a no dejarse engañar por organizaciones o personas que les prometen un documento para transitar por el territorio nacional.

ebv