Foto Cuartoscuro

También recomiendan al gobierno “esclarecer, a la brevedad posible, la legalidad con la que [los migrantes] ingresan y solicitan paso en nuestro país”

Felipe Monroy

Felipe Monroy

Ciudad de México.- La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), la Dimensión Episcopal de Movilidad Humana (DEMH) y el obispo de Tapachula, Jaime Calderón, exhortaron al gobierno federal para que active un Plan de Emergencia que atienda humanitariamente a los miles de migrantes que “deambulan por la ciudad de Tapachula” y que también se esclarezca la legalidad en los protocolos de acceso a migrantes.

En días pasados, la situación de los miles de migrantes apostados en Tapachula se agravó debido al cierre por más de 50 días de las oficinas del Instituto Nacional de Migración y por la ambigüedad de discurso y realidad entre las visas, permisos, tarjetas de ayuda humanitaria; así como diferentes abusos de autoridad o pseudoagentes migratorios.

Los obispos aseguran que diferentes instituciones eclesiales atienden y colaboran ante la emergencia humanitaria que trae el fenómeno migratorio manifestado en las caravanas; insisten en que continuarán con esa labor, pero también aseguran sin ambages: “Nos preocupa la situación en la frontera sur”.

Fuga masiva de migrantes en Chiapas

Para el obispo del sureste, Jaime Calderón, y los representantes de los obispos de México el número de migrantes continentales y extracontinentales es “inmenso” y ya ha rebasado toda la ayuda de la Iglesia y la acción del Gobierno: “Las instalaciones de la estación migratoria Siglo XXI están sobresaturadas lo cual no permite no permite una atención humanitaria, provocando que los migrantes deambulen por la ciudad buscando ayuda”.

“En la puerta de la frontera sur que hay miles de hermanos nuestros, personas que tienen ya varios días sin comer y que duermen en la calle. Hay niños, ancianos, enfermos y algunas mujeres en la cercanía de las labores de parto”.

Ante este panorama, solicitan ayuda a la autoridad federal, al gobierno de Chiapas y a la sociedad civil: "Nuestra invitación es para el gobierno federal, a fin de que active y monitoree adecuadamente, dadas las circunstancias, un Plan de Emergencia a través de la autoridad y estructuras gubernamentales correspondientes, así como solicitar, que se dé una atención humanitaria, especialmente aquellos que deambulan por la ciudad de Tapachula".

Los líderes católicos aseguran que se ha activado un plan de cooperación con Caritas Nacional “para que se articule la ayuda que hay en nuestro país, así como motivamos a las diferentes diócesis de nuestra patria, para que fomenten entre nuestros feligreses un esfuerzo adicional de generosidad a favor de nuestros hermanos”.

Finalmente, los obispos hacen recomiendan al gobierno federal que clarifique su política migratoria y sugieren esclarecer “la legalidad con la que ingresan y solicitan paso en nuestro país” los migrantes en las caravanas. Firman la exhortación el arzobispo de Monterrey y presidente de la CEM, Rogelio Cabrera López; el obispo secretario general de la CEM, Alfonso Miranda; el obispo de Ciudad Juárez y titular de la Dimensión Episcopal de Movilidad Humana, José Guadalupe Torres; y Jaime Calderón, obispo de Tapachula.

Obispos piden política migratoria sin ambigüedad