Connect with us

Interés General

Todo lo que se debe saber sobre los códigos OBD2

Publicada

on

Los coches presentan fallos con el paso del tiempo, por el mal uso o por poco mantenimiento, los cuales se representan en códigos que permiten a los propietarios conocer el origen del problema. Conocer el significado de estos códigos facilita a las personas la reparación de sus coches, para así mantenerlos en las mejores condiciones.

Códigos muy importantes

Son muchos los códigos OBD2 que las personas deben conocer si desean reparar los coches de forma eficiente. Por eso consultar una librería de fallos como https://www.codigosobd2.wiki/, es la mejor forma de conocer los diferentes tipos de códigos de fallos que existen y así saber qué problema presentan los coches.

Los códigos OBD2 o DTC indican errores en el funcionamiento de los coches, dando una advertencia a los usuarios sobre estos problemas a través de caracteres alfanuméricos que, de acuerdo a su composición, indican de manera precisa el tipo de fallo que presentan los coches.

La manera en que estos códigos se muestran es por medio del Check Engine, dado que se enciende cuando existen fallos. Por tal motivo es importante conocer el significado de los códigos, dado que la luz del Check Engine puede indicar una amplia variedad de fallos.

La estructuración de los códigos es sencilla, ya que están compuestos de números y letras que conforman una serie alfanumérica, comenzando siempre con una letra que puede variar de acuerdo con la zona del coche donde se produzca el fallo.

Después de la letra inicial se encuentra un valor numérico, que indica si el código es universal o propio del fabricante. Mientras que el tercer valor indica la ubicación exacta del fallo que pueda presentar el coche.

El cuarto y el quinto valor numérico se encargan de informar sobre un elemento y sistema específico de cada coche, respectivamente.

¿Cómo interpretar los códigos?

La correcta interpretación o lectura de los códigos OBD2 es esencial para solucionar de manera precisa los fallos de los coches. La manera más sencilla es con los escáneres o lectores de códigos OBD2, que se pueden encontrar en tiendas del sector; incluso se pueden comprar a través de internet, ya que existen varios modelos efectivos y con buenos precios para comprar.

De igual manera, antes de comprar el lector de códigos, se debe considerar el año de fabricación de los coches. Esto permitirá encontrar un modelo que sea compatible para que no existan problemas con la lectura de los códigos OBD2.

En el mercado hay lectores que utilizan innovaciones que hacen más práctica la lectura de los códigos. Hay modelos que utilizan bluetooth para vincularse con los móviles inteligentes, lo cual permite leer los códigos desde el dispositivo móvil en cualquier momento, disponiendo de la información necesaria de manera rápida y cómoda.

El funcionamiento de estos lectores es muy sencillo. Se debe conectar al puerto de 16 pines de los coches, el cual se encuentra debajo de la columna de dirección. La información se detecta al existir cambios en las salidas de datos, esto permite a los lectores conocer cuáles son los fallos de los coches. Después de la detección procede a emitir una luz de alerta, y muestra un código en su pantalla para que conozcan el origen de los fallos.

El uso de una librería de códigos OBD2 aporta numerosas ventajas a los dueños de coches. Siendo la más destacada la posibilidad de contar en una misma plataforma con todos los códigos que puede generar.

Además, permite acceder a esta información en cualquier momento. Ya sea que se trate de códigos comunes o poco habituales, de esta manera las personas siempre sabrán qué fallos presentan los vehículos.

De igual manera no solo indica el significado de los fallos. También informa sobre los síntomas que pueden presentar los coches ante este problema, las causas que originan los fallos y las posibles soluciones.

Por medio de una librería con códigos OBD2, las personas pueden tener a su alcance información relevante hoy en día que les permitirá encontrar de manera precisa la solución a los fallos de sus coches, a través de la interpretación del código que pueda presentar durante un mal funcionamiento. 

También te puede interesar: Fórmula E, la emoción en el cuidado al medioambiente



Dejanos un comentario:

Interés General

Los diferentes usos de los envases plásticos

Publicada

on

Por

Tambores, envases plásticos, tapas, llaves, vertederos, entre otros, son algunas de las herramientas más utilizadas por las diferentes industrias.

Desde la rama de los alimentos hasta la automotriz, todas han sabido sacar partido de la utilidad de los envases plásticos. Ya sea para almacenar agua, aceites, vinagres, entre otros ingredientes o bien para contener productos químicos, anticongelantes, gasolinas y más.

Los diferentes envases han ayudado en parte a la conservación de inventarios para fabricas y negocios. A pesar de que se piensa erróneamente que todos los plásticos son contaminantes no es así. Puesto que la mayoría de los envases plásticos son reutilizados cientos de veces por las empresas o por particulares.

De los envases más reutilizados están los bidones de plástico, las fábricas, escuelas e incluso en los hogares utilizan los bidones para transportar agua o algún otro liquido con mayor comodidad que una cubeta, evitando así el derramarlo.

Los bidones han sacado del apuro a más de una persona, cuando se avería el coche en medio de la carretera o bien si se queda sin combustible. Contar con un garrafón en la cajuela con el que se pueda acudir a la estación de gasolina más cercana puede salvar el viaje familiar. Incluso para los trayectos largos donde no se pueda encontrar una tienda cercana para comprar agua, nuestro garrafón será el héroe del día.

El uso de los envases plásticos en las industrias o a nivel comercial.

Iniciando con las grandes empresas y terminando con los pequeños emprendedores, el guardar las materias primas o la producción siempre ha sido una necesidad recurrente. Poder almacenar mezclas de productos químicos, esmaltes, pinturas, e infinidad de preparaciones, hacen de los tambores de plástico una herramienta indispensable. Los tambores son envases cilíndricos de gran capacidad, pudiendo alojar desde 50 litros hasta 220, según la necesidad.

Otros de los envases industriales más socorridos son aquellos ideales para la distribución.  Envases pequeños, pero con la calidad adecuada para contener los productos sin que estos degraden el material y puedan se almacenados durante mucho tiempo.

Si prestamos atención, la mayoría de envases de productos químicos, gasolinas, aceites de motor y demás, están hechos de un plástico especial, más resistente, que los protege contra golpes, el desgaste del sol o bien el paso del tiempo.

Si pretendemos iniciar nuestro propio negocio sea cual sea el giro, debemos asegurarnos que los envases que utilicemos sean de buena calidad y cumplan con las especificaciones que demandan las normas de salud. En el caso de los alimentos, los contenedores plásticos que sean utilizados deben de contar con un certificado de la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) que los avale como aptos para la producción.

Visapack es una empresa destacada en la durabilidad de sus envases. Son fabricantes expertos con calidad de exportación y cuentan con todas las certificaciones requeridas a nivel comercial o industrial. Incluso cuentan con patentes de diferentes modelos de envases, haciéndolos pioneros en la fabricación de productos que no encontrarás en ninguna otra empresa.

Lee también: Con cartón reciclado hacen letrero turístico en Acapulco

Seguir leyendo

Interés General

ASF detecta irregularidades por 63,010 millones de pesos

Publicada

on

Ciudad de México.— La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó un posible daño al erario por un total de 63,010 millones de pesos, de los cuales 49,765 millones de pesos fueron detectados durante la tercera entrega de este ejercicio fiscalizador.

Te puede interesar La Coalición ‘Va por Durango’ registró a Esteban Villegas como su candidato a gobernador

De las 866 auditorías practicadas en la tercera entrega de la Cuenta Pública 2020. Un gran número de posibles irregularidades se concentra en el rubro de desarrollo económico. 11,848 millones de pesos, siendo el sector de Agricultura y Desarrollo Rural, con 8,920 millones de pesos, donde más irregularidades se detectaron.

Además, se encontraron posibles daños que ascienden a 1,674 millones de pesos de las empresas productivas del Estado.

Mientras que el rubro de Desarrollo Social se determinó un posible daño al erario por 6,916 millones de pesos. El sector Salud registra determinaciones por 2,728 millones de pesos, así como Bienestar por 1,116 millones de pesos y Educación por 1,086 millones de pesos.

El informe entregado a la Comisión de Vigilancia de la ASF de la Cámara de Diputados, cuenta con un total de 1,616 informes individuales de la Cuenta Pública 2020.

Finalmente, para la tercera entrega de la Cuenta Pública 2020. El Gasto Federalizado es el rubro que concentra el mayor número de observaciones, con más de 30,522 millones de pesos.

El informe entregado a la Comisión de Vigilancia de la ASF de la Cámara de Diputados, cuenta con un total de 1,616 informes individuales de la Cuenta Pública 2020. En estos informes se incluyen 9 evaluaciones de políticas públicas y un estudio, previstos en el Programa Anual de Auditorías para la Fiscalización Superior 2020. 

 Cabe destacar que las auditorías abarcan los planes y programas con mayores asignaciones presupuestales en el gobierno federal. Así como revisiones a estados, municipios y órganos autónomos.

Durante la entrega, el diputado Iván Rodríguez (PAN), acusó una subordinación del auditor Superior de la Federación, David Colmenares, al presidente Andrés Manuel López Obrador. Al asegurar que los conflictos de interés y la corrupción rampante en diversas áreas, ha mostrado la falta de capacidad y subordinación de la Auditoría Superior.

En los informes se incluyen 9 evaluaciones de políticas públicas y un estudio, previstos en el Programa Anual de Auditorías para la Fiscalización Superior 2020. 

Agregó que se presenta una preocupante distorsión, ya que el 74% de las auditorías que se realizan, están dirigidas a los estados y municipios y solamente el 26% a las dependencias federales.

Además, sostuvo que “A más de tres años de haberse cancelado el NAIM, seguimos sin saber con toda certeza cuál fue el costo final y definitivo para el pueblo de México del capricho del Titular del Ejecutivo”.

Ello al señalar que no se sabe con toda certeza cuál fue el costo final y definitivo del proyecto. Ya que 330,000 millones de pesos fue lo primero que se dijo que costó la cancelación del aeropuerto, “para que tras la presión del Ejecutivo federal de manera indigna y humillante para la institución que usted encabeza, saliera a corregir esa cifra a 113,000 millones de pesos”, añadió.

Con Información de El Economista/ Foto cortesía El Contribuyente

Sigue nuestras redes sociales

Seguir leyendo

Te Recomendamos