El semanario de la Arquidiócesis de México se renueva en la era del cardenal Carlos Aguiar Retes.

Ciudad de México.- La Cuarta Transformación llegó al seno de la Iglesia católica de la mano de Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. La doctora en literatura y titular del Consejo Honorario de la Coordinación Nacional de Memoria Histórica y Cultural de México es la articulista invitada de honor del primer ejemplar del renovado ‘Desde la fe’, el semanario de la Arquidiócesis de México que lidera el cardenal Carlos Aguiar Retes.

En el artículo llamado “La importancia de recordar”, Gutiérrez Müller reflexiona sobre la importancia de los textos sagrados como la Torá, los Evangelios y el Corán en el destino de la humanidad y se pregunta: “¿Cómo sobrevivirán las religiones del mundo sin su memoria? ¿Qué sería de los pueblos originarios de nuestra América, si no recordaran sus antiguos aprendizajes, su fe y sus modos de vivir?”

Gutiérrez Müller, quien durante la campaña de su esposo a la presidencia de la República, entró en polémica por atribuir de manera directa la frase de Jesús “No sólo de pan vive el hombre” al poeta Federico García Lorca, ofrece a los lectores del semanario de formación católica de la Iglesia capitalina un recorrido histórico sobre cómo la transmisión de los temas cristianos se ha realizado a lo largo de los siglos y el orbe a través del arte y de la música.

La investigadora concluye su reflexión reconociendo que el arte religioso de inspiración cristiana “merece revivir” e insta a la Iglesia católica a poner, al alcance de todos, ese bagaje cultural.

Por primera vez en sus 22 años de vida, el semanario Desde la fe cuenta con la aportación directa del primer círculo del Gobierno Federal en turno. Aunque Beatriz Gutiérrez renunció al título honorario de ‘Primera Dama’ y tampoco presidirá el Sistema Integral para la Familia (DIF) como sus antecesoras, el presidente López Obrador creó la Coordinación Nacional de Memoria Historia en el que su esposa trabajará, sin ningún tipo de remuneración económica, como ella misma lo aclaró.

El histórico órgano informativo de la Iglesia capitalina, fundado en 1997 por el arzobispo Norberto Rivera Carrera, comenzó como un periódico dominical impreso e inserto en las ediciones de El Sol de México y La Prensa como parte de un acuerdo con el dueño de la Organización Editorial Mexicana, el finado Mario Vázquez Raña. En su primera época, el semanario fue administrado por los Legionarios de Cristo; la segunda época, bajo la dirección del sacerdote Hugo Valdemar Romero, el impreso llegó a tener más de 600 mil ejemplares distribuidos en más de diez plazas de la República mexicana y alcanzó notoriedad nacional e internacional mediante los artículos editoriales. Una vez recibida la estafeta con el cambio del arzobispo, la comunicóloga Mariú Esponda Sada, ha transformado el formato del semanario Desde la fe (será una revista), aumentado el número de páginas e integrado como columnistas y editorialistas a personajes de la vida política en México.

TE PUEDE INTERESAR: 


Llama cardenal a formar una Iglesia solidaria