Connect with us

México

Fanatismo electoral: ¿Compromiso o intransigencia?

Publicada

on

Afortunadamente ya estamos en los últimos momentos de las campañas electorales. Es un alivio para millones de mexicanos que no sólo debieron soportar con estoicismo heroico millones de spots sino ‘genialidades’ creativas como comparar el proceso electoral con la elección de un pretendiente; pero, lo peor, el fanatismo político de fidelidad incondicional que no logró abrir espacios de diálogo o conciliación entre diferentes posturas de la muy plural sociedad mexicana. Desde el inicio ya se había advertido que un ingrediente central de las campañas ha sido el maniqueísmo moral, casi religioso, de contrastar lo bueno con lo malo, la esperanza con el peligro, lo bonito de lo feo, lo necesario de lo prescindible, lo no negociable frente a lo contingente, todo en valores absolutos.

George Orwell afirmaba que “la mayoría de nosotros sigue creyendo que todas las opciones políticas consisten en tener que elegir entre el bien y el mal… creo que sería preciso despojarnos de esta creencia que nos viene del jardín de la infancia”. Y tiene razón, máxime porque no pocos líderes aprovecharon esas murallas de radicalidad moral de sus seguidores para influenciarlos en su reflexión a favor o en contra de personas o proyectos políticos; pero lo que parece que podría germinar sólo en ciertos grupos religiosos, es evidente que encontró tierra fértil en toda la esfera social.

En los discursos abiertos, los líderes morales de grupos sociales han insistido a sus seguidores que la elección de sus representantes debe hacerse desde la reflexión razonada. Pero lo que no advierten es que la razón que piden es más cerrada que abierta. Es decir, una razón de lógica cerrada (intransigente) frente a una lógica abierta (flexible). Y lo que en el fondo los líderes piden a sus seguidores es que usen la reflexión de lógica moral cerrada para justificar ‘valores irrenunciables’ ‘principios no negociables’ o ‘actitudes irreconciliables’.

El escritor católico Charles Péguy reflexiona al respecto: “Es un prejuicio, pero absolutamente irradicable, pretender que una razón cerrada sea más razón de una razón abierta […] las lógicas cerradas son infinitamente menos exigentes que las lógicas abiertas, al ser infinitamente menos ajustadas. Las morales cerradas son infinitamente menos exigentes que las morales abiertas, al ser infinitamente menos ajustadas… contrariamente a todo lo que se cree, es la rigidez la que hace trampas, la que miente; y es la flexibilidad no sólo la que no hace trampas ni miente, sino la que no permite trampear, ni deja mentir. La rigidez, todo lo permite, no señala nada”.

Quizá por ello la tónica de las campañas, por desgracia, ha fluido más hacia el sectarismo intransigente que al compromiso conciliador: en la primera es más fácil la mentira y la trampa (justificarían más las fake news y el fraude, por ejemplo). Por supuesto, cuando las cosas van mal, cuando las respuestas parecen tan esquivas ante una realidad tan dolorosa como lo es la mexicana en el contexto actual, la intransigencia parece más seductora que el compromiso con la alteridad, la otredad o la conciliación.

Para evitar que el sectarismo moral en la política genere tribalismo socio-cultural y todas sus nefastas consecuencias como la discriminación y la persecución, es necesario que los liderazgos morales promuevan más el compromiso con la conciliación y la construcción de puentes entre expectativas contradictorias o entre valores opuestos; de lo contario, el fundamentalismo fanático se alimentará de los miedos y los prejuicios promovidos por las campañas electorales. “El intransigente -dice Paul Valadier- está en las antípodas del hombre del compromiso… al intransigente le gusta ufanarse de no ser como los demás… altivo y algo despectivo porque cree en su rigor, en su distinción personal que le separa de los demás, del vulgo”.

El compromiso, el verdadero compromiso, trabaja desde la vulnerabilidad y la pobreza; la intransigencia casi siempre debe pagar con componendas inconfesables el éxito de su cerrazón. Como decía: es un alivio que las campañas ya estén por concluir, pero la polarización que sembraron podrá crecer en formas más oscuras de política excluyente. Y si así fuera, ¿qué habremos de cosechar en los próximos seis años?

@monroyfelipe

ebv



Dejanos un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

México

Ordena SCJN pensiones alimenticias en salario mínimo

la Sala deliberó que si de conformidad con el artículo 123 apartado A, fracción VI, primer párrafo de la Constitución Política del país,

Publicada

on

SCJN

Ciudad de México. Las pensiones alimenticias que los padres deben pagar a sus hijos luego de un divorcio, deben tasarse en salarios mínimos y no en Unidades de Medida y Actualización (UMAS).

Así lo señaló la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) al declarar inconstitucional un artículo del Código de Procedimientos Familiares (CPF) de Hidalgo.

Te puede interesar: SCJN actúa como activista ideológico: Frente Nacional por la Justicia

Aunque desde 2018 existe jurisprudencia de tribunales colegiados de circuito en este mismo sentido, es la primera vez que la SCJN se pronuncia sobre el tema, por lo cual este criterio deberá ser utilizado para resolver cualquier caso similar aún pendiente.

SCJN.

Este miércoles, la primera sala del tribunal constitucional resolvió por mayoría negar el amparo promovido por un hombre quien, desde 2018, comenzó un juicio para divorciarse de su pareja.

En cuyo proceso, dos años después, se le fijó la obligación de pagar una pensión alimenticia para su hijo menor de edad, equivalente al cien por ciento del salario mínimo fijado para la entidad, esto debido a que el sujeto no tenía ingresos fijos.

Inconforme, el quejoso señaló que el artículo 456 del CPF de Hidalgo señala que cuando no es posible determinar los ingresos del deudor alimentante, la pensión se fijará por “el importe equivalente mensual de la Unidad de Medida y Actualización vigente.”

En primera y segunda instancias se le negó el amparo, y el caso llegó hasta la SCJN, donde la ministra Margarita Ríos Farjat presentó el proyecto de resolución donde se establece que “en materia del derecho humano a los alimentos y en la naturaleza constitucional del salario mínimo.

Esta Primera Sala concluye que las porciones normativas que refieren a la Unidad de Medida y Actualización son inconstitucionales.

Pensión alimenticia.

En este sentido, la Sala deliberó que si de conformidad con el artículo 123 apartado A, fracción VI, primer párrafo de la Constitución Política del país, el salario mínimo puede ser utilizado como índice, unidad, base, medida o referencia para los fines acordes a su naturaleza.

Por ello, es indiscutible que el parámetro de pago de la pensión alimenticia, previsto en los artículos analizados, debe ser el equivalente al importe mensual del salario mínimo vigente, por ser más acorde a su naturaleza y finalidades.

ARH

Seguir leyendo

Cobertura especial coronavirus

Más de 31 mil casos de Covid-19 en 24 horas

Se reportaron 60 muertes

Publicada

on

Ciudad de México.— La Secretaría de Salud (SSa) informó este miércoles que se registraron 31 mil 116 contagios de Covid-19 en México.

Con los datos del reporte técnico de la dependencia, suman 6 millones 152 mil 924 casos desde que inició la pandemia.

Respecto a las muertes, en las últimas 24 horas perdieron la vida 60 personas, para llegar a 325 mil 928 fallecimientos totales.

Más para leer: Reunirá la OMS Comité de Emergencia ante ola de Covid-19

El número de casos activos es de 177 mil 655, que representa a pacientes que presentaron síntomas en las últimas dos semanas.

Por otra parte, las tasas de casos activos por casa 100 mil habitantes más altas las tienen CDMX, Baja California Sur y Quintana Roo.

La disponibilidad de 88 por ciento para camas generales y de 97 por ciento en camas con ventilador.

JAHA

Seguir leyendo

Te Recomendamos