Connect with us

Mundo

Dos mil millones de personas carecen de agua limpia: ONU

Emanuel Mendoza Cancino

Publicada

on

Naciones Unidas.— Tres de cada 10 personas en el mundo, o dos mil 100 millones de individuos, carecen de acceso a agua limpia, potable y segura para la salud en el hogar, de acuerdo con un informe difundido por la Organizació de las Naciones Unidas (ONU).

Elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el informe destacó además que seis de cada 10 personas en el mundo, o cuatro mil 500 millones de individuos, carecen de servicios sanitarios administrados de manera segura.

Titulado “Progresos en materia de agua potable, saneamiento e higiene 2017”, el informe presenta la primera evaluación mundial sobre el acceso seguro al agua potable y al saneamiento, y concluyó que demasiadas personas todavía no tienen acceso a estos servicios, sobre todo en las zonas rurales.

“El agua potable, el saneamiento y la higiene en el hogar no deben ser un privilegio sólo de los que son ricos o viven en centros urbanos”, expresó Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

Ghebreyesus añadió que estos servicios son de “los requisitos más básicos para la salud humana, y todos los países tienen la responsabilidad de garantizar que todos puedan acceder a ellos”.

LEE TAMBIÉN Buscará mexicano agua en marte

El informe destacó que miles de millones de personas han tenido acceso a servicios básicos de agua y saneamiento desde el año 2000, pero que estos éstos no necesariamente proporcionan agua y servicios sanitarios que sean del todo seguros para la salud.

Muchos hogares, clínicas y escuelas también carecen de agua y jabón para lavarse las manos, lo que pone en riesgo la salud de todas las personas, especialmente de los niños pequeños, por enfermedades como la diarrea.

Como resultado, cada año mueren 361 mil menores de cinco años de edad por diarrea. El saneamiento deficiente y el agua contaminada también están relacionados con la transmisión de enfermedades como el cólera, la disentería, la hepatitis A y la fiebre tifoidea.

“El agua potable, el saneamiento eficaz y la higiene son fundamentales para la salud de cada niño y cada comunidad, y por lo tanto son esenciales para construir sociedades más fuertes, más saludables y más equitativas”, explicó el director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake.

Lake asentó que a medida que mejoran estos servicios “en las comunidades más desfavorecidas y para los niños más desfavorecidos de hoy, les damos una oportunidad más justa para un mañana mejor”.

Con el fin de disminuir las desigualdades mundiales, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) llaman a poner fin a la defecación abierta y lograr el acceso universal a los servicios básicos para 2030.

De los 2.1 millones de personas que no tienen acceso a agua administrada de manera segura, 844 millones no tienen ni siquiera un servicio básico de agua potable.

Esto incluye a 263 millones de personas que tienen que viajar más de 30 minutos para recolectar agua de fuentes fuera del hogar, y 159 millones que todavía beben agua no tratada de fuentes en la superficie, como arroyos o lagos.

En 90 países, el progreso hacia el saneamiento básico es demasiado lento, lo que significa que no alcanzarán la cobertura universal para 2030.

TE RECOMENDAMOS Paola Espinosa presume embarazo bajo el agua

De los cuatro 500 millones de personas que no cuentan con un saneamiento seguro, dos mil 300 millones todavía carecen de servicios básicos de saneamiento.

Esto incluye a 600 millones de personas que comparten un inodoro o letrina con otros hogares, y 892 millones de personas, la mayoría en áreas rurales, que defecan al aire libre.

Debido al crecimiento demográfico, la defecación abierta está aumentando en África subsahariana y Oceanía, resaltó el informe.

emc



Dejanos un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mundo

EU alerta a connacionales no viajar a México en Semana Santa

Emanuel Mendoza Cancino

Publicada

on

Visa, pasaporte,
especial

México.- La Embajada de Estados Unidos en México llamó a los ciudadanos estadounidenses a replantear sus visitas a México durante las vacaciones de Semana Santa por la pandemia.

Los ciudadanos estadounidenses deben reconsiderar su viaje no esencial a México en periodo de vacaciones de Semana Santa debido a la emergencia sanitaria de COVID-19. Los casos y hospitalizaciones se mantienen altos en la mayor parte de México”.

La dependencia precisó en su comunicación pública que los contagios y hospitalizaciones en México siguen altos, incluso resaltó que los viajes por tierra están restringidos en la frontera hasta el 21 de marzo.

Exhortó a sus ciudadanos a evitar que las aerolíneas les exijan un examen viral con resultado negativo, ya sea por prueba de antígeno o PCR para poder retornar a los Estados Unidos.

Pidió estar atentos a las personas que tienen que viajar a México visitar agencias y páginas especializadas para saber correctamente los requerimientos de viaje y las medidas de seguridad.

Algunos requisitos actualmente para los estadounidenses que quieran venir a México son:

– Leer la página del Departamento de Estado en el apartado de  COVID-19 y la página del Centro de Control de Prevención de Enfermedades  (CDC) Nivel 4 de Viaje Anuncio de Salud para  México.

– Leer la página de Información de Viaje Internacional para México y la página en su totalidad de Recomendaciones de Viaje para México. Mantener a sus amigos y familia en casa informados de sus planes de viaje.

Se espera un incremento de turistas nacionales y extranjeros en México por Semana Santa, lo que también podría crecer la cifra de contagios de Covid-19.

LEE El presidente está mal informado: Rosario Robles

emc

Seguir leyendo

Mundo

ONU advierte del desperdicio del 20 por ciento de alimentos en el mundo

El análisis, indicó que en los hogares, restaurantes y comercios es donde se pierde más alimento.

Arturo Ramírez

Publicada

on

Ciudad de México.- En cifras dadas a conocer el Programa del Organismo para el Medio Ambiente (PNUMA), en total se pierden 931 millones de toneladas de alimentos.

El análisis, realizado en 2019 en 54 países con distintos ingresos, indicó que en los hogares, restaurantes y comercios es donde se pierde más alimento.

“El problema es inmenso, con un coste a nivel medioambiental, social y económico”, comentó Richard Swannel, director del desarrollo de la ONG Wrap, coeditora del Informe Sobre el Índice de desperdicio alimentario.

Te puede interesar: UNAM dona alimentos para perros y gatos

En tanto, Clementine O’Connor, especialista del PNUMA declaró que “Hasta ahora, el desperdicio alimentario estaba considerado como un problema de los países ricos.

Sin embargo, resaltó que su informe indica que todos los países resultan afectados.

La ONU estima que, de 7 mil millones de personas, cerca de 700 millones a nivel mundial padecen hambre y 3 mil millones no tiene acceso a una sana alimentación.

ARH

Seguir leyendo

Te Recomendamos