Connect with us

Mundo

Francisco se reúne con el jefe del Ejército birmano

Publicada

on

Rangún.- El Papa Francisco se reunió en Rangún, durante quince minutos, con el jefe de las Fuerzas Armadas de Birmania, general Min Aung Hlaing, con quien conversó de “la responsabilidad de las autoridades en esta época de transición del país”.

De acuerdo con el portavoz del Vaticano, Greg Burke, el encuentro se celebró en la sede del arzobispado de Rangún, donde se aloja Francisco, que llegó el lunes a Birmania en el primer viaje de un Papa a ese país.

El pontífice no tenía actos previstos en la agenda y finalmente se anticipó el encuentro que tenía programado con el general el 30 de noviembre.

Te puede interesar El Papa Francisco inicia visita histórica a Birmania

Además de Min Aung Hlaing, considerado el responsable de la ofensiva que ha provocado un éxodo de rohinyás, la minoría musulmana residente en el estado de Rakáin, participaron en la reunión tres generales del Servicio Especial de Operaciones y un traductor de la Iglesia católica birmana.

La campaña militar, que comenzó a finales de agosto y que el Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU calificó de “limpieza étnica de manual”, ha causado la huida de más de 620 mil rohinyás desde Rakáin hacia el vecino Bangladesh.

El Vaticano definió la reunión como “una visita de cortesía” al jefe del Ejército, que controla los ministerios de Defensa, Interior y Fronteras.

Te puede interesar Papa designa obispo para San Cristóbal de las Casas

El encuentro con el general fue sugerido por el arzobispo de Rangún, Charles Maung Bo, nombrado cardenal en 2015 por Jorge Bergoglio.

Tras concluir la reunión, hubo un intercambio de regalos: el papa entregó al general la medalla conmemorativa del viaje, mientras que el militar le obsequió con un cuenco ornamental para el arroz y una tradicional arpa birmana.

El jefe del Ejército aseguró en su página de la red social Facebook que durante la entrevista con el papa afirmó que “todas las religiones son de paz” y que “no existe ninguna discriminación entre los grupos étnicos del país”.

Explicó al pontífice que el deseo de los militares es que haya paz y tranquilidad.

Además, expresó su alegría por la llegada del papa y abogó por el diálogo interreligioso y el respeto mutuo.

Francisco se trasladará a la capital, Naipyidó, para reunirse con el presidente del país, Htin Kya, y la jefa de facto del Gobierno birmano, Aung San Suu Kyi, a quien la comunidad internacional acusa de ignorar la brutal represión de los rohinyás.

EFE

ebv



Dejanos un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mundo

Cristina Fernández de Kirchner es condenada a 6 años de prisión

De esta forma concluyó un proceso en el que hubo 13 imputados y en el que participaron más de 100 testigos.

Publicada

on

Argentina

Buenos Aires.- La vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, fue condenada este martes a 6 años de prisión y a la inhabilitación perpetua para ocupar cargos públicos.

Luego de terminar un juicio que duró tres años y medio y que estuvo rodeado de escándalos y denuncias de parcialidad.

El Tribunal Oral Federal número 2, conformado por los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso, encontró a la expresidenta culpable del delito de “administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública”.

Te puede interesar: AMLO condena ataque a Cristina Fernández de Kirchner

El fallo es histórico porque es la primera vez que un personaje político con un cargo tan alto es condenado en ejercicio de sus funciones.

Antes fueron sentenciados los expresidentes Carlos Menem y Fernando de la Rúa y el exvicepresidente Amado Boudou, pero ya no ocupaban sus puestos.

La trascendencia del proceso se debe, también, a que Fernández de Kirchner es la figura política más importante del país sudamericano desde que en 2007 se colocó por primera vez la banda presidencial.

De esta forma concluyó un proceso en el que hubo 13 imputados y en el que participaron más de 100 testigos.

La expresidenta estaba acusada de haber encabezado una asociación ilícita que, durante sus dos gobiernos (2007-2015) y el de su fallecido esposo y antecesor, Néstor Kirchner (2003-2007), direccionó millonarios fondos de obras públicas en favor del empresario Lázaro Báez, quien era amigo y socio de la pareja.

En su alegato, los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola pidieron que la vicepresidenta de la nación recibiera una pena de 12 años de prisión, inhabilitación perpetua para ocupar cargos públicos y decomiso de sus bienes.

Desde el principio del juicio, Fernández de Kirchner aseguró que la condena estaba escrita de antemano porque formaba parte del “lawfare” (persecución judicial) que se ha llevado a cabo en su contra desde que en 2015 terminó su segunda presidencia y que tiene como único fin proscribirla.

El caso.

La expresidenta protagonizó lo que se denominó como la ‘Causa Vialidad’, ya que se originó en una auditoría realizada por la Dirección Nacional de Vialidad en 2016, ya bajo el Gobierno de su sucesor, Mauricio Macri, y que investigó 51 contratos de obras públicas que obtuvo el empresario Lázaro Báez en la provincia de Santa Cruz, ubicada en el extremo sur del país, y que ha sido el feudo político de la familia Kirchner.

Más allá de la condena, no hay ninguna posibilidad de que Fernández de Kirchner vaya presa.

Primero, porque gracias a su cargo como vicepresidenta cuenta con fueros. Por ello, antes debería enfrentar un juicio político para ser destituida del cargo para el que fue elegida y cuyo mandato vence el 10 de diciembre de 2023.

Además, sus abogados apelarán cualquier sentencia de culpabilidad, por lo que el fallo deberá pasar para su análisis a la Cámara de Casación Penal. La última etapa se dirimirá en la Corte Suprema de Justicia, pero es un proceso que puede demorar varios años.

ARH

Seguir leyendo

Cobertura especial coronavirus

Autorizan en Reino Unido vacuna contra el Covid-19 para bebés desde seis meses

Está a un paso de poder ser administrada

Publicada

on

Londres.— En Reino Unido se autorizó una vacuna contra el covid-19 para bebés de solo seis meses.

Aún falta la aprobación del Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización (JCVI, por sus siglas en inglés) para iniciar la inmunización.

La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios autorizó la vacuna fabricada por Pfizer y BioNTech para niños de entre seis meses y cuatro años.

Que no se te pase: Detectan en México subvariante de Covid-19 ‘Pesadilla del infierno’

Lo anterior al considerarla segura y eficaz a partir de un ensayo clínico en curso con 4 mil 526 participantes.

La vacuna está adaptada para su uso en este grupo de edad: es una versión de dosis más baja que la utilizada en niños de cinco a once años.

Se administra en tres inyecciones en la parte superior del brazo, las dos primeras con tres semanas de intervalo, seguidas de una tercera dosis administrada al menos dos meses después de la segunda.

Las autoridades estadunidenses pusieron en marcha esta versión de la vacuna de Pfizer-BioNTech para el mismo grupo etario a principios de año.

Hace unos meses, los reguladores de la Unión Europea también aprobaron el uso de las vacunas contra el covid-19 fabricadas por Pfizer-BioNTech y Moderna para los menores de cinco años.

JAHA

Seguir leyendo

Te Recomendamos