El Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado destinará a programas sociales los recursos incautados de actividades ilícitas

Jorge Francomárquez

Jorge Francomárquez

México.— El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la creación del Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, instancia que tendrá como objetivo destinar a programas y obras sociales los recursos y bienes incautados producto de actividades ilícitas.

En su conferencia de prensa mañanera en Palacio Nacional, el mandatario indicó que este martes terminará de revisar el funcionamiento de esta instancia a través de la cual se canalizará todo aquello que se confisca a la delincuencia y a quienes se benefician de la corrupción.

Automóviles, ranchos, alhajas, residencias, dinero en efectivo, todo se le va a devolver a la gente, aseveró el tabasqueño.

Te puede interesar 222 fosas clandestinas

López Obrador indicó que de acuerdo con cálculos hechos por su Gobierno, este año se podrían obtener alrededor de mil 500 millones de pesos producto de la recuperación de bienes y recursos de la delincuencia y la corrupción.

Adelantó que el próximo jueves informará sobre la subasta y venta de carros de lujo decomisados por Hacienda, lo que sumado a lo incautado por los diferentes tipos de ilícitos se entregará de manera directa a través de programas sociales.

Entonces, este instituto tiene ese propósito, imagínense si hubiese existido este instituto cuando decomisaron los dólares al ciudadano chino mexicano, hubiese alcanzado para muchas cosas”

Te puede interesar Pide AMLO a calificadoras actuar profesionalmente

El presidente López Obrador dijo que aún se está definiendo cómo es que se va a devolver el dinero a la sociedad; en algunos casos va a ser directo a las sociedades de padres de familia de las escuelas, para el mantenimiento, para la construcción de unidades deportivas, para ambulancias, para caminos, todo lo que pueda hacerse con este apoyo, puntualizó.

El tabasqueño aseguró que esta acción no se realiza por falta de presupuesto e incluso subrayó que el problema de México no es la falta de presupuesto, sino la corrupción.

JFM