El juez Quinto de Distrito determinará si se levantan las suspensiones

Arturo Ramírez

Arturo Ramírez

México.- Ante la posible revocación de las suspensiones definitivas otorgadas para frenar la construcción del aeropuerto de Santa Lucía más de mil ciudadanos presentaron ante el Juzgado Quinto de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México una petición exigiendo la “imparcialidad y aplicación irrestricta del Estado de Derecho” y en favor de que “la institución del derecho de amparo y la defensa de los derechos fundamentales sean salvaguardados”.

Con motivo de los amparos en contra de la construcción del aeropuerto de Santa Lucía interpuestos por #NoMásDerroches, el Poder Judicial otorgó una serie de suspensiones definitivas.

Lo hizo en atención a la necesidad de salvaguardar la seguridad, integridad física y vida de los pasajeros y pilotos aviadores que utilizarán las instalaciones aeroportuarias ya que, al día de hoy, no existen los estudios y dictámenes periciales que avalen que la operación del Aeropuerto de Santa Lucía será viable y segura.

Amparos retrasarían aeropuerto de Santa Lucía hasta 2022

A raíz de dichas suspensiones, el Poder Ejecutivo decretó como Instalaciones Estratégicas todos los espacios, inmuebles, construcciones, equipo y demás bienes de la Secretaría de la Defensa Nacional (29 de agosto) y solicItó en juicio (3 de septiembre) la revocación de las suspensiones definitivas por considerar que:

-El Proyecto de Aeropuerto Comercial es también una Instalación Estratégica.

-El peligro en que se pondría la defensa, integridad y soberanía del país por no permitir el despliegue de tropas para atender la seguridad nacional e impedir la aplicación del Plan DN-III-E.

Este viernes, el Juez Quinto de Distrito, deberá tomar la decisión sobre la confirmación o suspensión de la revocación.

Ante una decisión de tal trascendecia #NoMásDerroches reitera sus argumentos en el sentido de que:

-No debe autorizarse la construcción de un aeropuerto internacional que no cuenta con los permisos y estudios suficientes en materia de seguridad aérea, viabilidad aeronáutica, financiera, cultural y ambiental.

-No hay evidencia alguna de que la suspensión de Santa Lucía entorpezca las actividades militares en la Base Aérea ni mucho menos la aplicación del Plan DN-III-E.

-Que la revocación de la suspensión definitiva de los amparos lesionaría gravemente el derecho a un medio ambiente sano, la integridad y estabilidad de las personas que viven en las zonas aledañas a Santa Lucía, la vida y seguridad de los usuarios de las instalaciones aeroportuarias y cientos de miles de millones de pesos del erario.

JAHA