López Obrador dijo que Urzúa presentó un Plan de Desarrollo de Desarrollo que no reflejaba el cambio y era como si lo hubiese hecho Carstens o Meade

Jorge Francomárquez

Jorge Francomárquez

México.— El presidente Andrés Manuel López Obrador habló sobre la renuncia de Carlos Urzúa a la Secretaría de Hacienda, dijo que en un gobierno democrático siempre existen discrepancias y más aún cuando lo que se busca es una transformación de fondo, porque si se tratara de gobiernos conservadores que lo que buscan es mantener el statu quo y de no llevar a cabo cambios, la vida sería muy plana y nunca sucederían cosas así.

En su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, López Obrador aceptó que se podría hablar de una ruptura, sin embargo, subrayó, lo importante es que el gobierno continúa su marcha y el proceso de transformación está echado a andar.

El político tabasqueño admitió diferencias con Carlos Urzúa; las diferencias fueron conmigo, para no andarle echando la culpa a otros, (...) yo tuve diferencias con él, yo lo respeto mucho, pero estamos en un proceso de transformación y aquí no se oculta nada, puntualizó.

Te puede interesar ¿Qué tanto respeta AMLO al secretario Arturo Herrera?

El mandatario dijo que Urzúa salió del gobierno porque es un hombre con criterios y tuvieron entre otras discrepancias lo relativo al Plan de Desarrollo, en el que hubieron dos versiones, “y la versión que quedó es la versión que yo autoricé, que incluso me tocó escribirla”.

López Obrador dijo que le presentaron un Plan Nacional de Desarrollo de Desarrollo que no reflejaba el cambio, y era como si lo hubiese hecho Carstens o Meade, figuras emblemáticas de la política económica de sexenios anteriores pero con quienes mantienen concepciones distintas en el tema.

“Nosotros siempre los cuestionamos, siempre estuvimos en contra de la política neoliberal, son proyectos distintos y contrapuestos. No engañamos a nadie. Yo no puedo aceptar nada que signifique más de lo mismo”, aseveró.

El mandatario dijo que hay reajustes y cabe la posibilidad de que haya más cambios y renuncias, pero están comprometidos para cambiar la política económica; la gente votó para que se modificara la política económica que resultó un fracaso, que empobreció a la mayoría del pueblo.

Te puede interesar AMLO designa a Arturo Herrera en Hacienda

Señaló que también hubo discrepancias por el manejo de la Banca de Desarrollo, por lo que le encargó a Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia, que ayudara en la coordinación para su funcionamiento; había diferencias notorias entre ellos, eso era evidente, comentó.

Sobre el caso de Raquel Buenrostro, Oficial Mayor de la Secretaría de Hacienda, López Obrador dijo que a ella le toca aplicar la política de austeridad y se tomó esta decisión para poner orden y no permitir la corrupción en compras de gobierno.

“Se tomó la decisión de centralizar las compras de gobierno en la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda, Raquel es una mujer honesta y que yo respaldo porque está sometida a fuertes presiones”.

Detalló que el gobierno en su conjunto compra un billón de pesos al año y la meta es ahorrar 200 mil mdp.

Entonces por eso la ven con malos ojos, porque es la que tiene la responsabilidad de llevar a cabo las compras y establecer las condiciones para la contratación de servicios, no lo pueden hacer las dependencias, puntualizó el mandatario.