Connect with us

Análisis y Opinión

¿Quién miente?

Domingo Días

Publicada

on

Siempre que nos enteramos de alguna noticia, chisme o como gusten llamarle, nos queda la duda de si creer o no, gracias a como les llama Mi Viejito Lindo, Las Benditas Redes Sociales, en la actualidad es más fácil que los afectados por alguno de estos comentarios tenga la posibilidad de defenderse y por otro lado podemos tener más información que nos ayude a tomar una decisión.

En esta crisis que estamos enfrentando de tanta información que recibimos día a día, nosotros somos los que tenemos la responsabilidad de decidir en qué creer y en qué no.

Y con el problema de credibilidad que enfrenta la 4T, que se ha dedicado a mentir a diestra y siniestra se está generando un verdadero caos de información.

En las Benditas Redes Sociales, hay que tener mucho cuidado con lo que leemos, siempre debemos de ver quién lo dice, por qué lo dice, qué tanto sabe del tema, qué interés personal pueda tener, en qué medio se publicó, etc., y de entrada hay que dudar de todo hasta que se nos demuestre lo contrario.

Hay veces que la discusión se sale del tema central, cosa en la que los de la 4T son especialistas, como en el caso que les describo, la intención era pedir ayuda para una clínica que no tenía lo necesario y acabó siendo toda una investigación de la existencia de un doctor y una serie de autoguayabasos.

Los dimes y diretes que se armaron cuando Eugenio Derbez leyó una carta donde se pedía ayuda para la clínica 20 del IMSS en Tijuana, Baja California, donde comentó que carecían de material para trabajar y de paso dejaba por los suelos a la autoridad en el manejo de la crisis, al comentar que ya estaban rebasados, y por otro lado la Dra. Desireé Sagarnaga, Coordinadora Administrativa del IMSS en Baja California, a quien le dio por desmentirlo.

Ni tarda ni perezosa, la Dra. Desireé Sagarnaga, quien aporta información muy útil, destacando sus 30 años de trabajo ininterrumpido en el IMSS y nos aclara de cómo le cayó el hueso: “desde hace unos meses, por mis propios méritos soy la representante del instituto en este gran estado de Baja California” , donde le manda un mensaje a Eugenio: “su información es falsa, le quiero pedir un favor no difunda noticias falsas, entienda que nuestro tiempo está dedicado a salvar vidas y hacer este mensaje cuando, me está tomado tiempo que tendría que estar usando para pacientes que nos necesitan, me necesitan” y después le agradece el interés mostrado y le informa que ningún Dr. Faustino Ruvalcaba, quien Derbez comentó era el autor de la carta, no trabaja en esa clínica y que los hospitales de Baja California están repletos de material.

Aquí entramos en el dilema de a quién creerle, por una parte está Eugenio Derbez, que siempre aclaró que era un carta, la cual prácticamente la leyó al pie de la letra y que no tiene por qué andar haciendo esto o a la Dra. Desireé, quien a simple vista, podemos detectar un pequeño problema de autoestima, ya que nos presume sus 30 años de servicio y nos aclara que el puesto se lo ganó con el sudor de su frente y a pesar de saber que no debería estar perdiendo el tiempo en contestarle, si lo hace, además lo que Derbez denunció en su video si le atañe a ella.

Para el primero es aprovechar su popularidad solicitando ayuda para terceros y para la segunda es una calificación pública de su trabajo, si existe o no el Dr. Rubalcaba, si trabaja o trabajó en el IMSS, es intrascendente para lo que se está denunciando, lo realmente importante es si ¿hay o no hay lo necesario en esa clínica?, permítame dudar que exista, si en más de un año no se ha podido surtir a los hospitales de los tratamientos de cáncer infantil, imagínense como están sus demás demandas de otros insumos.

Otro ejemplo, por un lado El Otro López (Gatell) felicita a los periodistas por no utilizar cubrebocas, y varias veces ha argumentado que de nada nos protege el cubrebocas, y da una serie de razones para no usarlo, de lo cual no tenemos porque no creerle, y por otro lado en las Benditas Redes Sociales circula información donde nos invitan a usarlo y exponen sus razones, y basan su petición de uso del cubrebocas dándole la razón al Otro López en el sentido de que no nos sirve para no enfermarnos, pero que puede llegar a servir en el caso de que nosotros seamos portadores el virus no lo andemos dejando por todos lados, cosa que suena totalmente lógica, no importa la calidad del cubrebocas, ya que entre mayor grado de protección tenga contaminamos menos y si no es uno hechizo por nosotros algo detendrá.

Si lo analizamos a fondo, el Otro López no dice mentiras, simplemente su argumento está basado en no contagiarnos nosotros, mientras el otro argumento nos invita a proteger a los demás.

Y cómo creerle al Otro López si diariamente nos informaba de cuántos mexicanos estaban contagiados y resulta ser que siempre no era así, se sacó de la chistera cual mago de fiesta infantil el método Centinela y de golpe y porrazo multiplicó por 8 los contagiados y “tan tan”.

Realmente usted le cree, me pregunto: si ya nos mintió una vez, ¿qué nos garantiza que ahora no lo está haciendo?

No cabe la menor duda que El Otro López es un gran médico, tiene muchos reconocimientos y no somos nosotros quien podríamos argumentar en contra, lo que si podemos decir con certeza, es que el manejo que ha realizado de la pandemia deja muchísimo que desear.

No sólo en esta 4T, los mexicanos ya estamos acostumbrados desde siempre a vivir en un régimen de mentiras gubernamentales, solamente en casos violentos tenemos a el asesino solitario de Colosio, el confundido Cardenal Posadas y el esqueleto de la Paca de Ruiz Massieu, entre otros, no vayan a creer que Mi Viejito Lindo tiene la patente de las mentiras.

Por favor cuídense, no salgan de casa a menos que sea necesario y tomen todas las precauciones posibles, y seamos racionales y analíticos con la información que recibimos, nuestra vida puede depender de esto.

Domingo Dias.
domingo.dias@yahoo.com.mx
Twitter: @domingodias7
www.domingodias.com

• “Un año más para que esto cambie por completo”, AMLO 1/11/19. Que emoción en tan solo 199 días México será otro.

La opinión emitida en este artículo es responsabilidad del autor y no necesariamente refleja la postura de Siete24.mx

ebv



Dejanos un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Análisis y Opinión

Amor con amor se paga o ¿divide y vencerás (en el Congreso)?

José Vilchis Guerrero

Publicada

on

Nigromante

Los aperitivos se dejaron para el momento de su llegada a la mesa donde se iba a reunir con los reporteros luego de una prolongada ausencia presencial de año y medio por la pandemia, tema que fue ampliamente comentado durante la cena. La diputada Magdalena Núñez Monreal, del Partido del Trabajo, mostró su capacidad analítica de cómo pintan las cosas entre los legisladores y su expectativa frente a una iniciativa de ley eléctrica, que ha suscitado controversias varias.

Ha sido más que evidente el coqueteo a los legisladores priistas por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador en su obvia intención de avanzar en la seducción para ganarse la voluntad priista y panista en el Congreso. Comenzó por exaltar la imagen y trascendencia de los presidentes emanados del que fue partido predominante, Lázaro Cárdenas del Río y Adolfo López Mateos. Uno expropió el petróleo y el otro nacionalizó la industria eléctrica. Incrementó sus elogios a gobernadores priistas que concluyeron su gestión con éxitos reconocidos. Y los ha honrado con cargos en la diplomacia.

Con esa intención no revelada, pero confirmada en los hechos, hace unas semanas invitó a Quirino Ordaz, exgobernador de Sinaloa, a formar parte de su gobierno. Le ofreció el cargo de embajador de México en España.

Esa invitación propició que el PRD afirmara que el presidente de la República quería pagarle al PRI por haberle permitido ganar la gubernatura en la elección del 6 de junio. En tanto, el Revolucionario Institucional afirmó que para aceptar el cargo de Embajador, Quirino Ordaz requería permiso del partido.

Antonio Echevarría, exmandatario de Nayarit es el otro exgobernador de Nayarit invitado a incorporarse al gobierno de López Obrador.

En la mañanera del jueves 14 de octubre, el presidente adelantó que uno de esos políticos que podría invitar a su gobierno es Héctor Astudillo, quien –dijo– hizo un buen trabajo en su gestión al frente de Guerrero. El viernes 15 de octubre deja el cargo.

Por supuesto que ha manifestado su intención de enamorar a los legisladores del tricolor, a los que está dispuesto a hacerles la ronda por las siguientes semanas hasta lograr conquistar su corazón. Le urgen los votos priistas y uno que otro de despistado legislador panista para que pase su iniciativa de ley de reforma eléctrica. Que voten a favor de los mexicanos, ha proclamado el mandatario.

Por un momento de distracción, el tabasqueño se preguntó con ironía hiriente: “¿para qué autorizar presupuesto a los legisladores? Ellos están para legislar y no para ocupar el papel de la Secretaría de Hacienda, que maneja el presupuesto”. Está en veremos si se muerde los labios y cede a las pretensiones negociadoras de los priistas que quisieran recuperar los privilegios del “moche”. Van en su ADN desde que transitaron por la misma brecha Vicente Fox, Felipe Calderón y el “jefe” Diego Fernández de Cevallos, que nunca renegaron en el Congreso de su condición opositora. Pero sí de haber gozado de esos privilegios.

Como el presidente Andrés Manuel López Obrador no cuenta con mayoría calificada en el Congreso de la Unión para que aprueben la controversial iniciativa en materia de electricidad, su apuesta va por dividir a los partidos de oposición y ganarse al PRI, el más proclive a sus intereses y que se coloca en la disyuntiva de apoyarlo y dejar una fractura en la alianza Va por México al darle los votos que requiere su iniciativa eléctrica.

El jefe del Ejecutivo tendrá que incrementar sus “coqueteos” a los priistas y panistas que se dejen sorprender, porque no le alcanzan los votos de Morena para lograr su propósito central de fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad para mantener bajos los precios del recibo de la luz y que el Litio sea de manejo exclusivo del Estado, como el petróleo y la generación de energía.

En la 65 legislatura Morena se quedó con 201 diputados de mayoría relativa y de representación proporcional (40.2%); seguido por el PAN con 114 legisladores (22.8%); por el PRI con 71 (14.2%); el Verde Ecologista con 43 (8.6%); el PT con 33 (6.6%), Movimiento Ciudadano con 23 (4.6%) y PRD con 15 (3%).

Hizo el primer mandatario sus cuentas: con sus aliados PT y Partido Verde, Morena suman 277 votos, que representan 55.4% lo cual representa mayoría simple, que les permite aprobar iniciativas sin necesidad de convencer a otras fuerzas políticas. Sin embargo, cuando se trata de un cambio a la Constitución como lo será la reforma eléctrica, la electoral o para pasar a la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa Nacional se requiere de la aprobación de dos terceras partes de los legisladores (334 votos).

De tal modo que si la coalición conformada por Morena, PVEM y PT suma los votos del PRI, alcanzarían los 348, es decir, podrían modificar la Constitución. Y como Pitágoras no se equivoca, López Obrador se ha dispuesto ya a jugar a dividir a la oposición porque sus reformas navegan por un mar proceloso y podrían no prosperar. Y en su papel de politólogo, piensa que el eslabón más débil es el PRI.

La iniciativa de reforma eléctrica, la primera que envía el presidente López Obrador a la 65 legislatura ha puesto en aprietos a esta coalición opositora. PAN y PRD rechazan la iniciativa en tanto que el PRI dejó abierta la posibilidad de apoyar la reforma a los artículos 25,27 y 28 de la Constitución para fortalecer a la CFE frente a las particulares que fueron beneficiadas con la reforma peñista. La dirigencia priista sabe que es latente el riesgo de fractura en la alianza.

“Apoyar la reforma eléctrica es una oportunidad histórica para el PRI”, proclamó el tabasqueño y difundió un video del presidente López Mateos que nacionalizó la industria eléctrica y advirtió a los mexicanos de los malos gobernantes que pudieran entregar al país a empresas privadas nacionales y extranjeras.

Seguir leyendo

Análisis y Opinión

Camino para el cambio en la Iglesia

Felipe Monroy

Publicada

on

Hace 60 años, mientras la Santa Sede configuraba por primera vez en su historia una Oficina de Prensa moderna para dar a conocer los trabajos preparatorios del Concilio Ecuménico Vaticano II, el entonces pontífice Juan XIII insistía en diversos discursos sobre la absoluta necesidad “de informar a la opinión pública, cuya influencia es tan grande sobre la marcha de los acontecimientos”.

En aquel entonces, el papa Roncalli aprovechaba casi cualquier oportunidad para compartir a los medios seculares su perspectiva sobre la Iglesia: “Es una institución única en el mundo; divina y humana a la vez, con veinte siglos de existencia y, sin embargo, siempre joven, persigue incansablemente, a través de las actividades humanas, fines sobrenaturales que escapan fácilmente a observadores superficiales”.

Se trata de una definición breve, pero sumamente audaz. Es fascinante que en ella se intuya que, además de su tradición bimilenaria y su dimensión atemporal, la Iglesia católica es una organización que siempre se renueva. Cualquier intento para detener este dinamismo y reducirlo a simples muros o fotografías a merced del tiempo sólo conduce al anquilosamiento y a la erosión.

Este fin de semana, el papa Francisco volvió a recuperar este espíritu preconciliar ahora frente a la convocatoria de un nuevo Sínodo de Obispos cuya preparación durará tres años. Bergoglio abrió este camino de renovación en la Iglesia católica cuyos efectos podrían significar sensibles cambios en la institución pues el propio pontífice calificó este sínodo como “un proceso de sanación guiado por el Espíritu Santo”.

En la apertura del proceso, el Papa usó tres conceptos para tener en cuenta durante los años de preparación: ‘encuentro’, ‘escucha’ y ‘discernimiento’. Esto quiere decir que, a lo largo y ancho del mundo, los primeros pasos a tomar por la Iglesia católica es ir al encuentro con las realidades de sus ambientes, escuchar a todas las personas en sus alegrías y sus penurias, y finalmente analizar a profundidad cómo la Iglesia puede curar y curarse en esa realidad.

Para esta ‘sanación’, la Iglesia parece que debe despojarse de muchos prejuicios y preconcepciones, que la certezas se reduzcan a las teologales y a las escatológicas, pero no a los procesos ni a las fronteras de las tradiciones; la Iglesia sin duda parece entrar en un proceso que le ayudará a clarificar que la ortodoxia no es sinónimo de disciplina.

Y, afortunadamente, en dicho proceso no hay nada pre escrito; al menos eso aseguró el relator general del Sínodo, cardenal Jean-Claude Hollerich: “Las páginas están en blanco, ustedes tienen que rellenarlas”. Pero agregó que se debe hacer este trabajo con actitud de servicio, de apertura y disponibilidad, con sentido de universalidad y bajo la garantía de salir al encuentro y escucha con la gente que no comparte las mismas ideas.

El proceso sinodal, por tanto, será también oportunidad para un cambio en las diferentes estructuras de la Iglesia católica; de honesta autocrítica y evaluación. Porque si se sale al encuentro y escucha de las víctimas de abuso, indefectiblemente se deben reconstruir (y hasta prescindir) las relaciones, los estilos de gobierno e incluso ciertas instituciones católicas que no aportan transparencia o servicio; si se habla y se busca salvar a los descartados y a la Casa Común de los modelos económicos del tecnocapitalismo salvaje también será preciso sancionar y disolver aquellos sistemas u organizaciones dentro de la Iglesia que capitanean los perniciosos y criminales mecanismos de privilegio y peculio.

Es decir, los esfuerzos de escucha no se puede limitar a una relatoría aséptica de los hechos que amenazan la vida humana desde la peana de la autopreservación; también será preciso reconocer cuáles de ellos son propiciados, no por el Evangelio, sino por la corrupción de algunas estructuras religiosas; y, consecuentemente, ponerles fin. Lo pidió también Francisco en el inicio del proceso sinodal, “no es una convención erudita”; sino un proceso que “nos llama a vaciarnos, a liberarnos de lo que es mundano, y también de nuestros modelos pastorales repetitivos”.

¿Se podrá sacudir la Iglesia de lo prescindible, de sus pesados fardos, y orientar sus fuerzas morales, espirituales y humanas al horizonte de la realidad social para ‘perseguir los fines sobrenaturales’? Quizá, frente al audaz sínodo convocado por Francisco, sea buen momento para recordar las palabras del papa san Juan XXIII en su encíclica ‘Paz en la tierra’ de 1963: “Cuando la regulación jurídica del ciudadano se ordena al respeto de los derechos y de los deberes, los hombres se abren inmediatamente al mundo de las realidades espirituales, comprenden la esencia de la verdad, de la justicia, de la caridad, de la libertad, y adquieren conciencia de ser miembros de tal sociedad”.

Quizá también una nueva ‘regulación’ en la Iglesia ayude a la humanidad a ‘abrirse al mundo de las realidades espirituales’. Y a lo mejor esto no va a detener la sangría de fieles en las filas del catolicismo pero quizá las periferias espirituales mundanas comiencen a comprender esa famosa “esencia de la verdad, la justicia, la caridad y la libertad”.

*Director VCNoticias.com
@monroyfelipe

Seguir leyendo

Te Recomendamos