Connect with us
impuestos, condonación, Fundar, empresarios, privilegios, impuestos, condonación, Fundar, empresarios, privilegios,

Opinión

Condonación de impuestos: Nación ultrajada

Publicada

on

Ciudad de México.— El muy esperado, pero no por eso menos indignante, episodio de contribuyentes a los que los sexenios anteriores les condonaron impuestos desvela el secreto peor guardado de los gobiernos tecnócratas: la operación administrativa siempre ha estado sujeta a intereses políticos discrecionales. Los cálculos, las previsiones, la eficiencia y el control de procesos son apenas la falaz prestidigitación que oculta las verdaderas pasiones del poder como el clientelismo, el influyentismo o el orden de los privilegiados.

Tal como se ha reconocido, la condonación de impuestos no es un delito, se encuentra en el marco legal fiscal bajo la premisa de recuperar a deudores históricos para “ponerlos al corriente” y, principalmente, para aquellas empresas cuyas cargas impositivas podrían afectar dinámicas con terceros proveedores, a sus trabajadores o a sus beneficios laborales.

Sin embargo, en todo este asunto hay que distinguir tres clases de contribuyentes beneficiados por la gracia institucional: Las compañías del Estado, las empresas de inversión privada y las personas físicas. Por supuesto, también vale una reflexión sobre aquellos que, esperando no ser evidenciados mediáticamente, interpusieron recursos legales contra la divulgación de sus identidades.

Vamos por partes. Según la información divulgada por Fundar, las compañías del Estado recibieron las condonaciones más voluminosas por parte del Sistema de Administración Tributaria. La Compañía Federal de Electricidad, por ejemplo, dejó de pagar más de 14 mil millones de pesos en impuestos en sexenio y medio. Es claro que estas condonaciones favorecen los balances financieros anuales y quizá -sólo quizá- habrían podido apoyar proyectos de reinversión para alcanzar servicios imprescindibles a barrios, pueblos y ciudades marginales.

Pero hay una trampa en ello: los recursos de una entidad productiva del Estado están fijados por el Presupuesto de Egresos de la Federación, el cual es aprobado por los representantes de la ciudadanía. Si la Secretaría de Hacienda, como instrumento del Poder Ejecutivo, condona los impuestos a las empresas del Estado, en el fondo “autoriza” discrecionalmente un presupuesto al margen del conocimiento de los legisladores y, por tanto, de la ciudadanía. Y, como vemos, no es un presupuesto despreciable.

En segundo lugar, están las personas físicas a las que se les perdonaron impuestos. En algunos casos, son condonaciones millonarias que ofenden infinitamente a todos aquellos contribuyentes que reciben políticas de terror cuando faltan -por ignorancia o desidia- a sus obligaciones fiscales.

No importa el mecanismo por el cual estas personas recibieron este privilegio; se trata en el fondo de una prerrogativa de muy difícil acceso para contribuyentes promedio. Y, como ha sido evidenciado, todo un sistema contable con el que la ingeniería fiscal indulta con desconocidos fines a muy particulares perfiles ciudadanos. Aquí no importan ideologías, filiaciones o fidelidades; los verdaderos ‘fifís’ (y no los pobres pretenciosos) han sabido usufructuar su relación con un poder corrupto y a forjar un cuestionable vínculo de complicidad.

Finalmente están las empresas particulares. Representan el más complejo de los casos. Sin duda tienen la obligación de pagar impuestos por sus actividades; mantener sanas relaciones con proveedores y clientes; y, de tenerlos, garantizar los plenos derechos laborales a sus empleados. Si estas empresas han tenido problemas con el fisco -evidentemente por pésimas prácticas en la gestión, ambición excesiva o indudables omisiones- es claro que deben hacerse responsables. En ese panorama sólo habría una buena razón para condonarles impuestos y esa sería custodiar el bienestar ulterior de los trabajadores y de sus familias.

Pero aun cuando estas empresas hayan estado en esa situación, sería pernicioso que la condonación de impuestos se vuelva una práctica recurrente o parte de una política de chantaje. Son extensamente conocidos los casos de administraciones que ‘regalan’ terrenos, derechos de uso de suelo o facilidades tributarias a empresas con ideas comerciales; y aunque fueran estas prácticas un incentivo para la creación de empleos o desarrollo, son también vías rápidas hacia la más nociva corrupción.

Por todo ello, la condonación de impuestos como un mecanismo discrecional que privilegia sólo a algunos contribuyentes es un verdadero ultraje a la nación. Es imponderable que, al menos en el caso de las empresas del Estado y las personas físicas, se cancelen absolutamente; y que, para las compañías privadas se exija una revisión pública y exhaustiva de la condonación traducida en beneficios directos a los trabajadores o a la obra social concreta y que no puedan acceder a tal mecanismo más de una vez cada diez años, por ejemplo. En conclusión: Sí, es imprescindible que la sociedad conozca los nombres, los montos y las razones por las cuales el Estado consideró más importante condonar que recaudar esos impuestos cuyo destino, idealmente, es el bienestar y el servicio a la población más necesitada.

@monroyfelipe



Dejanos un comentario:

Laboratorio de Ideas

El “Home Office” y el impacto en la Familia, en la Empresa y en la Sociedad

Publicada

on

El COVID-19, además de convertirse en una pandemia y uno de los retos de salud más importantes de este inicio de siglo, está siendo un detonante de situaciones no esperadas y no planeadas en el ámbito económico, social, político y familiar. 

Hoy, por ejemplo, muchos centros de trabajo han tenido que cerrar sus puertas y muchos colaboradores hoy están trabajando desde sus hogares, obligando a ambos a usar una herramienta, conocida, pero no siempre aprovechada o valorada, el home office. 

A largo de estos días, se han habilitado muchas herramientas, conferencias y contenidos para llevar a buen puerto esta forma de trabajo. En este artículo me gustaría profundizar en el contexto en que toma esta contingencia a la familia y a la empresa, y también, el impacto, retos y oportunidades del home office en ambos, hacia el futuro. 

Distintos cambios socioculturales y demográficos se han dado en las últimas décadas, como el aumento de la esperanza de vida, cambio en los hogares con un solo ingreso, el positivo aumento de la participación laboral femenina y  el desarrollo exponencial de las tecnologías de comunicación. 

Estos cambios han tenido un impacto dentro de la empresa, pero también de la familia. Estas dos realidades son distintas en muchos aspectos, siendo la primera un espacio donde generalmente se prioriza la productividad y eficiencia y la segunda donde se busca procurar la reciprocidad y la complementariedad. Estas dos realidades distintas tienen mucho que aportarse la una a la otra, que hoy no se han sabido vincular del todo y que les urgen esquemas de vínculo y sinergia. 

Distintos estudios han recomendado políticas familiares al interior de la empresa que procuren el bienestar de los colaboradores y sus familias, y que su vez, retribuyan al bienestar de la empresa. Guglielmo Faldetta, académico italiano, propone tres tipos de políticas:

  • Articulaciones temporales, como flexibilidad horaria, permisos y licencias.
  • Articulaciones espaciales, como teletrabajo o “home office.
  • Servicios, como guarderías y salas de lactancia.

De las anteriores, el “home office” podría ser un primer paso y una estrategia interesante en varios aspectos. Primero, no requiere un gran presupuesto para ser implementado, inclusive podría reportar un ahorro a la empresa. Segundo, además de ser una articulación espacial, también impacta como articulación temporal, al hacer flexible los “dóndes” también impacta en los “cuándos”. Tercero, sin sustituir a los servicios, puede abonar a la administración del tiempo de colaborador, situación puede facilitar la gestión del tiempo familiar.

El mismo Guglielmo Faldetta menciona algunos beneficios del home office, pero también algunos retos con base a las experiencias documentadas en Italia y algunos países de Europa. Entre los beneficios se encuentran: 

  1. Retención de los trabajadores (reducción de la rotación laboral)
  2. Aumento de confianza y lealtad recíproca (entre empresa y colaboradores)
  3. Atraer colaboradores (y talento competitivo)
  4. Reducción de los niveles de estrés 

Así mismo, algunos de los retos encontrados son:

  1. Preocupación de trabajadores de que su carrera no avance de la misma manera.
  2. Cultura dominante de jornadas laborales rígidas.
  3. Conocimiento escaso de funcionamiento y herramientas 
  4. Falta de adecuación en la infraestructura y tecnologías de apoyo

Hoy, ante la contingencia, muchos centros de trabajo se han visto obligados a trabajar en la modalidad de home office, situación que ha derrumbado (por lo menos temporalmente) los dos primeros retos planteados por Faldetta y ha lidiar con los últimos dos. Esta situación debe llevarnos a reflexionar, hacia el futuro, de los beneficios que este tipo de herramientas tiene para el colaborador, para su familia y para la empresa, de manera que se pueda aspirar a generar un círculo virtuoso entre el crecimiento de la empresa, el bienestar del colaborador y su familia y el desarrollo de la comunidad. 

La contingencia ante el COVID-19 es un hecho sin precedentes y además de los retos que plantea, no podemos dejar de ver las potencialidades y el “cambio de chip” que podemos impulsar en términos de la gestión del trabajo en vías de un balance entre la vida laboral y la vida familiar. 

Mientras tanto, sigamos las recomendaciones y cuidémonos los unos a los otros, esta contingencia requiere de la colaboración de todos.

@Juanlbaljarg

Director general del Instituto de Análisis de Política Familia

Seguir leyendo

Análisis y Opinión

¿Y Usted, ya empezó la cuarentena?

Domingo Días

Publicada

on

Nos encontramos a 15 días que la sociedad civil tomó conciencia y declaró la cuarentena, y a tan sólo una se que Esteban Moctezuma declaró la cuarentena estudiantil y un día de que Mi Viejito Lindo y el Otro López, López-Gatell, declararán la cuarentena, ahora sí para todos.

La declaración de la semana nos la regaló el gobernador de Puebla, Miguel “El Pobre” Barbosa, quien dijo que a él y a muchos mexicanos por el simple hecho de ser pobres, el Coronavirus les hace lo que el viento a Juárez, sólo les da a los ricos, ¡qué bueno ya me salvé!.

La mayoría opina que no hay quien tome el control de este problema y que todos andan declarando por su lado lo que consideran más pertinente. La información en las redes, noticieros y prensa abunda, es contradictoria, deja más dudas de las que ya teníamos, y se carece de alguien que goce de credibilidad.

El Otro López nos da sus cifras, donde en los estados de la frontera norte hay 94 casos confirmados de Covid-19, mientras nuestros vecinos estadounidenses 5,027, poco más de 53 veces lo que aquí tenemos, difícil de creer.

Todos han declarado, desde gobernadores hasta presidentes municipales y uno que otro presidente de alguna comisión de la Cámara de Diputados, eso sí todos recomendando prudencia, no salir de sus casas, lavarse las manos y no saludar de mano o abrazo a nadie, se acabaron los abrazos, a ver si no regresan los balazos, si es que se han ido.

Por allí hay quien recomienda seguir el ejemplo de Poncio Pilatos y sobre todo de Mi Viejito Lindo, quien lleva lo que va del sexenio, no sería que ya sabía algo y nos lo ocultó, lavándose las manos de todo, culpando a Calderón, F1F1s, neoliberales, prensa chayotera y demás enemigos del sistema, vaya de que es muy limpio.

Mi Viejito Lindo a pesar de todas las recomendaciones de la OMS y viendo las acciones en otros países, seguía montado en su caballo, hasta recomendó salir a comer a la calle, pero parece ser que el caballo ya lo tiró y ni modo, el Otro López ya le puso el alto, aunque no le pareció mucho, en la mañanera le dedicó unas miraditas de esas que dan miedo.

Y las mañaneras seguirán, al fin no hay más de 50 personas, y ya veremos qué decide de sus giras de fin de semana, le ha de tener pánico a quedarse encerrado con la No Primera Dama, quien por cierto, ya reactivó sus redes para apoyar a su media naranja a pesar de que este le puso el alto con el Día sin Mujeres, para que vean quien manda.

Ya ven que a Mi Viejito Lindo le da por apoyarse en las mujeres, ahora ya declaró que les toca a las hijas cuidar a sus padres, mientras los hijos andan por ahí de baquetones, me pregunto ¿quién lo ira a cuidar a él?, ya que sus hijos andan ocupadísimos haciendo negocios, entre ellos una cervecería como la que acaba de bloquear en Mexicali, cosa que en su vida habían hecho.

Decidió bajar la gasolina, sí, por fin cumplió su promesa de campaña, y así lo informó en la mañanera, pero como Mi Viejito Lindo es muy modesto y no le gusta andar alardeando, omitió el dato de que su poder es tan grande que la gasolina la bajó de precio en más de 70 países, y esto a pesar de que el petróleo está a precios de regalo.

Otra muestra de que es un gran “influencer”, como dirían los millennials, su video donde invitaba a salir a comer a la calle, su trilogía protectora, honradez-detente-billete de dólares, que nuestra cultura ancestral nos protege y demás videos, lo convirtieron en trending topic a nivel mundial, en varios países los noticieros y la prensa hicieron añicos a Mi Viejito Lindo, lo malo es que nos llevó al baile a todos.

Gran parte del sector empresarial se ha portado muy bien con sus empleados, muchos están en home office, otros más les dieron permiso de faltar o bien han ajustado los calendarios de trabajo a fin de ayudar a que menos personas anden en la calle.

Dentro de estos empresarios destacan por su altruismo, léase con ironía, son los hermanos Torrado de Grupo Alsea que les permitieron a sus empleados tomarse un mes de descanso sin goce de sueldo, si lo leyó bien, “SIN GOCE DE SUELDO”, como usted ya se lo sospecha pierden mucho dinero, tan sólo en Starbucks una taza de café es prácticamente regalada, cuesta la bicoca de $50.00, pero si lo pide con leche o algo más sofisticado llega a casi el doble, no le vayan a estar perdiendo.

Y otro que merece medalla de oro es Ricardo Salinas Pliego quien en sus sucursales les avisa a los clientes de Banco Azteca: “Estimado cliente lo invitamos a adelantar 1 o 2 semanas de su crédito por algún posible cierre de operaciones por la contingencia, de esta forma conserva el beneficio de su pago puntual. Agradecemos su comprensión y su preferencia”, los invito a ayudar a este pobre empresario a punto de quiebra que tanto a ayudado a los pobres de este país a endeudarse con intereses muy pero muy altos.

Y por si fuera poco el señor Salinas sale a darle el espaldarazo a Mi Viejito Lindo, “ vamos a salir adelante porque el pueblo es fuerte y tiene muchas reservas”, de que los mexicanos somos fuertes no cabe duda, pero las reservas, sobre todo económicas, son pocas, no todo el mundo tiene sus reservas, que con esta 4T se han multiplicado, nos dice que estamos mal, las calles están vacías, ya vimos cuál es su miedo, la gente no le va a pagar sus abonos chiquitos con intereses enormes.

Y mientras todo esto sucede vamos sumando, tanto que se quejó del Fobaproa y con justa razón, porqué tiene el pueblo que pagar los errores de los empresarios, ahora los mexicanos vamos a pagar no los errores de los empresarios, vamos a pagar los errores de nuestros mandatarios, ya tenemos en NAIMPROBA y súmele el CONSTELLATIONPROBA.

Pero aquí sí es justo, a los empresarios no los elegimos nosotros y a ellos sí.
Sigan cuidandose y aquí nos leemos la semana entrante.

Domingo Días.

domingo.dias@yahoo.com.mx
Twitter: @domingodias7
www.domingodias.com

“Un año más para que esto cambie por completo”, AMLO 1/11/19. Que emoción en tan solo 217 días México será otro.

La opinión emitida en este artículo es responsabilidad del autor y no necesariamente refleja la postura de Siete24.mx

Seguir leyendo

Te Recomendamos