Connect with us
Vándalos, marchas, anarquistas, violencia, movilizaciones, Vándalos, marchas, anarquistas, violencia, movilizaciones,

Opinión

Desmanes públicos: vacíos evidentes

Publicada

on

Ciudad de México.— Desde hace algunas manifestaciones en las calles de la Ciudad de México, los destrozos y los desmanes realizados por personas encapuchadas o milicianos de insignias ideológicas han arrebatado -por vía de la violencia- el protagonismo de las causas originalmente convocadas.

La convicción de las autoridades capitalinas por no reprimir la libre manifestación de las ideas ha abierto por desgracia la puerta a que sospechosos grupos de choque intimiden a la ciudadanía y ejecuten una incendiaria (literal y figurativamente) táctica de furia y violencia. Resulta además gravísimo que las demandas -más o menos legítimas o coherentes- de colectivos sociales sean pisoteadas y ultrajadas ante la irracionalidad de la destrucción de dichos grupos.

La inquietud persistente entre la ciudadanía es saber si estos grupos de choque son espontáneos o patrocinados; aunque en el fondo, ambas posibilidades son gravísimas. Si es que hay intereses económicos que financian la destrucción, es claro que los destinatarios son las autoridades que son desafiadas y provocadas con oscuros propósitos; pero si acaso la irracional destrucción es producto de un desconocido fenómeno social, estaríamos frente a síntomas de una cultura ética o una convivencia social completamente decadente.

En cualquiera de los casos, la crisis está en las instituciones de representación del poder político; pero también en las instituciones de formación ética y moral. Traigo a cuenta esto porque el colectivo denominado ‘Marea Verde’, un movimiento cuya única aparente demanda es el ‘aborto legal’, convocó a una acción global fijando el punto de reunión en el histórico y persistentemente desacralizado y vandalizado atrio de la parroquia de San Francisco El Grande, en el Centro Histórico de la ciudad.

Hay que recordar que la desamortización de bienes eclesiásticos, la lotificación de los terrenos y conventos religiosos, el conflicto revolucionario y la persecución religiosa, prácticamente despellejaron la identidad religiosa de este histórico rincón de la vida nacional. En la única portada sobreviviente del que fuera el primero y más extenso complejo conventual en México lucen desvergonzadas las agresiones contra la fe y el arte religioso: medallones de santos pulverizados, monogramas rasurados y capillas secularizadas.

Superemos y asumamos el pasado; sin embargo, existe la razonable preocupación de que grupos vandálicos nuevamente aprovechen las movilizaciones para martirizar aún más los recintos históricos y culturales. No es una inquietud alarmista, los actos de ‘Marea Verde’ suelen también apiñar demandas del neofeminismo supremacista, legalización del aborto y ecologismo radicales. Si a estos colectivos se infiltran nuevamente los grupos de choque y las autoridades continúan con políticas muy limitadas de disuasión, como ocurrió el 17 de agosto pasado, será inevitable la violencia y la destrucción.

Pero hay un problema añadido: Si las autoridades legítima y legalmente electas para preservar la paz social no asumen sus responsabilidades, dan oportunidad a otros colectivos ciudadanos a buscar el orden público incluso por encima de la ley. El miedo a los destrozos cotidianos de las movilizaciones ha orillado a pseudoliderazgos carismáticos a convocar hacia cruzadas de defensa o forzosa pacificación.

Es el caso de la movilización en San Francisco El Grande; algunos personajes identificados como católicos, llamaron a los creyentes a una “Defensa de los Templos” y a “Defender tu parroquia”. No han pedido a las autoridades a que resguarden el templo de San Francisco, prefirieron convocar a una cruzada de tintes exaltados y, por supuesto, emulando el discurso martirial de los cristianos perseguidos hace 100 años en México.

Ni la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, ni el arzobispo capitalino, Carlos Aguiar, han expresado con claridad cómo querrían coadyuvar a atemperar los incordios y a prevenir las desgracias. Sólo la carta de un vicariato de la Arquidiócesis de México se deslinda de la cruzada defensiva y asegura que “no existe proyecto para convocar a campaña alguna” que altere la convivencia pacífica.

En resumen, las recientes manifestaciones sociales en la ciudad han dejado una estela de destrucción tal que, para desgracia de los legítimos reclamos, polarizan al absurdo a la sociedad entera. La ausencia de intervención de autoridades formales y morales ya ha propiciado la alteración de la convivencia pacífica y, aunque es positivo no abonar a la confrontación, hay un mensaje que nadie institucionalmente se ha atrevido a expresar: los bienes históricos y culturales son de la Nación y las autoridades están obligadas a preservarlas y protegerlas aún bajo la custodia de asociaciones religiosas u otras instituciones.

En efecto, los daños materiales son incomparables frente a la integridad de la vida humana; ésta es infinitamente superior en dignidad que cualquier monumento o palacio. Y si tras los disturbios del 26 de septiembre se limpió y restauró la fachada del Palacio Nacional; hay daños en las personas y en su cultura que no podrán ser restaurados. Hay heridas que forjarán larga y dolorosamente el carácter de las próximas generaciones de mexicanos.

Es una pena que ciertos grupos piensen que los espacios son de su propiedad exclusiva y hagan lo que se les antoje en ellos. Los verdaderos responsables están ausentes de estas tensiones y sus silencios o sus omisiones serán juzgados más pronto de lo que imaginan.

@monroyfelipe



Dejanos un comentario:

Opinión

Divide y vencerás, ¿será?

Domingo Días

Publicada

on

Como ya se veía venir, a Mi Viejito Lindo se le salió de control el problema del feminicidio, todo gracias a su habilidad de querer tapar con la rifa del no avión, y por eso ya todos se olvidaron de ésta y hasta del charolazo de más de mil quinientos millones que les pasó a los empresarios.

Por más que intentó, ya nadie habla de esto, el avión pasó a segundo plano, y en realidad qué bueno, porque una simple rifa de 20 premios de 20 millones cada uno, no tiene por qué ser el tema central de la agenda del país.

A Mi Viejito Lindo le encanta poner en tribuna banalidades, qué tal cuando le pidió disculpas a España por las atrocidades de la conquista, generó mucho de qué conversar con los amigos, o ahora que ya está tramitando la cancelación de la excomunión del cura Hidalgo, mientras el país se le está desmoronando en las manos.

Y a pesar de que sigue insistiendo en que hay medicinas, las protestas de lo papás de los niños con cáncer van en aumento, y sale nuestra flamante secretaria de Gobernación al más puro estilo gubernamental a defender a su patrón, diciendo que si alguien no tiene medicinas le den el nombre del paciente, hospital, cuál medicina necesita, qué doctor lo atiende, en qué cama está, si le cambiaron las sábanas, de qué color tienen los ojos los papás del niño y ella se encarga de mandarle el medicamento necesario, eso sí por triplicado por favor y se recibe en ventanillas solamente en días hábiles y en horario restringido.

Si le sumamos a estas protestas las marchas de los pacientes de VIH, la de un día sin batas por los estudiantes de medicina asesinados en Puebla por un sombrero, los reclamos de los padres de los jóvenes golpeados del Bar 27 y esto sólo de esa última semana, más las muertes heredadas donde destacan los 43 de Ayotzinapa que prometió resolver y no ha podido, podemos concluir que el pueblo está “feliz, feliz, feliz” y todas estas manifestaciones publicas son en agradecimiento a la excelente labor que ha realizado al frente del país.

Y vamos de mentira en mentira, esta semana sale perfectamente peinada y maquillada, con unas cejas perfectamente delineadas y ya sin clips en el dobladillo, mi queridísima científica de cabecera, Claudia Sheinbaum, a presumir que las investigaciones y pesquisas realizadas por ella y sus compinches permitieron detener en Atizapán a los presuntos asesinos de la niña Fátima, mientras que todos los noticieros entrevistan a la tía del presunto culpable, que fue quien habló para decirle a la policía del Estado de México que los tenía en su casa; no cabe duda que contestar el teléfono y anotar una dirección es un arduo trabajo de investigación que sólo una mente brillante podía realizar.

Y para continuar echándole leña al fuego, Mi Viejito Lindo responde a una pregunta expresa sobre la atención a los feminicidios, que trabaja en esto todos los días, que no es como los anteriores que sólo recibían una tarjetita con las cifras y que no tiene ningún cargo de conciencia y para variar, sacó a uno de sus villanos preferidos del cajón y lo culpó.

Y sus huestes, ni tardos ni perezosos salen al quite y empiezan a publicar en redes tal cantidad de burradas que por falta de espacio no las ponemos aquí, pero lean los mensajes en Twitter de Gerardo Fernández Noroña y Martí Batres.

En un gran descubrimiento psico-social nos revela: “… que es lo que sucede, que como hay una molestia, no es que haya malestar social, la gente está contenta, el malestar es de los grupos de poder, los grupos de intereses creados que se resisten a los cambios”, ahora resulta que ya podemos tener molestias sin tener malestar, así como tenemos medicinas sin comprarlas, qué engañados nos tenían los neoliberales, “fuchi caca”.

Por más que nos dice que los problemas de seguridad los atiende a diario a las 6 AM, aunque luego cuando alguien le pregunta de algún operativo nos sale que no está informado, vamos de mal en peor y sigue montado en su macho con lo de “abrazos no balazos” y que el problema se va a solucionar de raíz.

Al inaugurar las nuevas instalaciones de la Guardia Nacional, reitera que por ningún motivo se deben de violar los derechos humanos de los delincuentes, aunque ellos violen los de toda la población día a día.

Nos receta una homilía dominguera digna de cualquier ministro de culto, donde busca la bondad del ser humano e invita a los malosos a ser mejores seres humanos, pidiéndoles que piensen en sus mamacitas y no las hagan sufrir, pero de acabar con la impunidad no dice nada.

La violencia está generalizada en el país, existen alrededor de 100 asesinatos por día, de ellos poco más de 10 son feminicidios, los cuales no son más que la culminación de una vida llena de vejaciones y maltratos, cuánto sufrimiento hay en una mujer antes de ser asesinada por aquel que la violentó y abusó de ella.

Las mujeres convocan el 9 de marzo al Paro Nacional “el 9 ninguna se mueve” y nuestra No Primera Dama, que no aceptó el cargo ya que su papel de mujer liberada no iba con eso, a velocidad de un rayo se unió al movimiento.

Inmediatamente empezó a recibir felicitaciones de los seguidores de su marido, aplaudiendo su excelente decisión, que sólo una mujer tan culta y comprometida como ella tenía la sensibilidad de entender esto.

Pero al parecer muy amablemente Mi Viejito Lindo en menos de 15 minutos logró convencerla de recular y desacreditar el paro, aduciendo que estaba organizado por los f1f1s neoliberales, y aquellos que la felicitaron, volvieron a hacer exactamente lo mismo: felicitarla, sin duda seres pensantes y comprometidos con ellos mismos.

Las mujeres tienen permiso de faltar el 9 a trabajar como lo han comunicado gran número de empresas y algunas dependencias del gobierno se han sumado, nuestras fuerzas armadas también declararon franco ese día para todas.

Bueno, hasta Olga Sánchez Cordero se sumó, no sabemos si acordado previamente con Mi Viejito Lindo o en franca disidencia, y les dio permiso a las mujeres que trabajan en la secretaría a su cargo, eso si, ella no puede dejar de trabajar ya que la importancia de su cargo no se lo permite.

Imagínese qué sería de este país si la mismísima secretaria de Gobernación no trabajara un día, se convertiría en un país corrupto y violento, y eso no lo queremos ¿o sí?

El dolor de las mujeres aunado al hartazgo de la población por la violencia en que se vive día a día ha logrado que la sociedad se una a esta causa de las feministas de “ni una más”.

Esta amalgama que se está creando en un pueblo tan solidario como el nuestro, no lo va a poder fracturar con artimañas de chairos, fifís, conservadores, neoliberales y demás enemigos imaginarios para poner a unos en contra de los otros, aquí creemos que “el divide y vencerás no va a ser posible”.

Los invito a reflexionar este 9 de marzo, qué hemos hecho y qué debemos hacer para que las mujeres vivan sin miedo y sí que sean felices, felices, felices.

Domingo Días.
domingo.dias@yahoo.com.mx
Twitter: @domingodias7
www.domingodias.com

• “Un año más para que esto cambie por completo”, AMLO 1/11/19. Que emoción en tan sólo 246 días México será otro.

La opinión emitida en este artículo es responsabilidad del autor y no necesariamente refleja la postura de Siete24.mx

Seguir leyendo

Laboratorio de Ideas

El inventor de juegos

Publicada

on

Dentro de la literatura infantil y juvenil hay un autor olvidado, que en mi opinión, es uno de los escritores y artistas más trascendentes de las últimas décadas. Su nombre es Chris Van Allsburg.

¿Les suena el nombre de Jumanji, El Expreso Polar y Zathura? Tal vez vieron las películas, sin embargo, todas son obras de este autor. Pero, ¿por qué el inventor de juegos?

Cada una de las historias tienen un final inesperado, lección de vida o reforzamiento de los lazos familiares, pero sobretodo, que siempre va inspirar a los lectores más jóvenes, a que siempre sigan leyendo, imaginando y porque no, creando historias increíbles.

Uno de los escritos y por lo cual conocí a este autor es La Escoba de la Viuda, de la editorial del Fondo de Cultura Económica y de sus especiales de A la orilla del viento:

“Las escobas de las brujas no son eternas. Llega el dia en que pierden su capacidad de volar. Las brujas saben cuando tienen que mandar a hacer una nueva. Sin embargo, una escoba puede perder su poder sin previo aviso, y desplomarse, con su pasajera, tierra abajo”. Chris Van Allsburg. (Traducción de Catalina Domínguez)

El cuento habla sobre una viuda que vive sola en el bosque y encuentra compañía en una escoba que fue abandonada por una bruja. En medio de prejuicios, magia y una reflexión sobre las personas que llegan a cambiar nuestra vida, nos damos cuenta que la felicidad puede aparecer de cualquier lugar y en cualquier momento.

Lo interesante además, son las ilustraciones del autor, ya que van acompañadas de una técnica de puntillismo, la mayoría de sus obras tendrá un toque artístico.

Las obras de Chris Van Allsburg son verdaderas obras de arte, un inicio para lectores que gustan de historias fantásticas como Veinte mil leguas de viaje submarino o Viaje al centro de la Tierra de Julio Verne. Acá, el autor creará los juegos más extraordinarios, hasta donde nuestra imaginación alcance. Viajar al espacio, una fruta que hace realidad nuestros sueños o un viaje por tren hacia el polo norte.

La magia de los libros de este autor no está perdida, la editorial del Fondo de Cultura Económica se ha encargado de traerlos entre su extraordinario repertorio. Solo basta echar un vistazo a las obras que trae el Fondo de Cultura Económica y darle una oportunidad a los cuentos de literatura infantil y juvenil que sin duda, son para todas las edades.

Director de RP Comunidades y Propiedades Digitales en Metrics

TW: https://twitter.com/DavMendieT

FB: https://www.facebook.com/david.mendietav

La opinión emitida en este artículo es responsabilidad del autor y no necesariamente refleja la postura de Siete24.mx.

Seguir leyendo

Te Recomendamos