Connect with us
AMLO, AMLO,

Opinión

El sentido común, el menos común de los sentidos

Julio Alberto Hortiales

Publicado

on

Nuestro querido presidente, en gira por el Estado de México -bastión priista, cuna del Grupo Atlacomulco– afirmo que: “Eso de que la política es el arte y la ciencia de gobernar no es tan apegado a la realidad; la política tiene que ver más con el sentido común, que es el menos común, eso sí, de los sentidos”.

Pero ¿qúe es este sentido tan poco común? Después de consultar al Dr. Google encontré varias definiciones que bien podrían resumirse en:

“la habilidad básica para percibir, entender y juzgar cosas, el cual es compartido por el ‘común’ de la gente y puede ser esperado y aceptado por la mayoría sin necesidad de debate”.

Ahora entendemos perfectamente a nuestro señor presidente cuando dice que el pueblo sabio manda, ya que este es el poseedor del sentido común. Lo que sí quedó un poco a la deriva es la parte de “sin necesidad debate”, ya que la mayoría de las decisiones tomadas por nuestro presidente se basan en su sentido común caen precisamente en esto, un debate ¿Será que su sentido común tiene “otros datos”?

También vale la pena mencionar que la mayoría de los autores que se refieren a este sentido común observan que este también falla, y seguido. No debemos entender que hacer lo que haría la mayoría es lo mejor.

AMLO revisará situación del IMER

Y no nos queda más que darle la razón a nuestro presidente, aunque sólo sea en la parte de qué “es el menos común”, ya que definitivamente gobernar es una acción sumamente compleja en la que se requieren amplios conocimientos en diversas materias y tener la capacidad sobre todo de escuchar a los expertos, analizar cifras, proyectar al futuro para así poder tomar una solución, que como el mismo dijo: ”permita a la autoridad servir a sus semejantes, servir al prójimo”.

¿Pero cómo le vamos a pedir que logre analizar cosas más complejas si la simple regla de la economía de escala la desconoce? Olvidémonos de temas financieros más complejos, ya decidió que los recursos para las guarderías se las dará directo a los beneficiarios. No entiende que si una guardería que ya tiene por contrato garantizado un volumen de inscritos puede reducir su costo ante la seguridad económica que esto le da.

Tan sencillo que parece, en vez de estar pagando sueldos de funcionarios para realizar las licitaciones de medicamentos, bodegas, traslados de medicinas, manejo de inventario y control de caducidad de estas, ¿por qué no mejor les dan directamente a los enfermos los recursos para que compren sus medicinas? ¿o aquí el sentido común de nuestro presidente si tenia los mismos datos que nosotros?

¡Qué bien empleados van a estar los recursos para mejoramiento de escuelas! Los profesores y padres de familia van a conseguir un mejor precio en la pintura comprando sus 20 litros en la miscelánea de Don Simón, que aquel que compra millones de litros.

Aquí la ventaja es que los alumnos de cuarto de primaria estarán ayudando en la toma de estas decisiones, eso siempre y cuando saquen 10 en matemáticas y puedan resolver la siguiente ecuación: 340 mil toneladas de sargazo son el 3% de las 13 mil toneladas de basura de la CDMX. Si pueden resolver este complejo problema matemático, entonces tienen la capacidad y el sentido común necesario para aconsejar y asesorar a sus profesores y padres.

Este jueves, sin analizar cómo están conformadas nuestras reservas petroleras, qué opciones para explotación existe para cada una de ellas, los volúmenes y costos de extracción de gas y petróleo, la afectación ecológica y una gran cantidad de variables que hay que tomar en cuenta, anuncia que ordenó suspender la autorización del uso del fracking en Huampa, Tampico, y que ya dio las instrucciones correspondientes al director de Pemex, quien ya tomó cartas en el asunto.

Él puede pedirle al director de Pemex lo que guste y ya el consejo de administración decidirá que hace, pero no puede suspender una autorización de una entidad llamada Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), la cual se creó en 2008 precisamente para ser autónoma e independiente del ejecutivo, su órgano de gobierno está constituido por 7 comisionados los cuales son propuestos, a través de ternas, por el presidente de la República y designados por el Senado de la República.

¿Qué acaso su sentido común no le dice que el no tiene la autoridad para hacer eso? ¿o ya estamos en la antesala de “yo tengo otras leyes”?

Además, que el mismo dio cifras de la próxima recuperación de Pemex, cuyo plan de trabajo incluye ingresos basados en autorizaciones que la CNH.

El sentido común de nuestro presidente le dice: “yo puedo lograr lo que se planeó hacer, sin hacer lo que planeó hacer”, llegamos por fin a la era del “sentido común con otros datos”. A ver qué ciencia logra explicar esto.

Ante la abundancia de recursos que nos esta acarreando el fin del huachicol, el terminar con el robo en estancias infantiles, la compra de medicinas a precios justos, aunque no importe que sea 8 meses después de que se necesitaban, lo que nos ahorramos de la corrupción del NAIM, aunque Javier Jiménez diga lo contrario, los 500 millones que se les daban a los fifís para sus carreritas carros, que dejaban una bicoca de derrama de más de 8 mil millones que ya no necesitamos, sin contar los 13 mil 500 empleos que desaparecerán, al fin ya están colocados con mejor sueldo y mejores prestaciones y un sinnúmero más de ahorros logrados en base al sentido común de nuestro presidente, por fin podemos darnos el lujo de hacer el bailongo del 1 de julio en el Zócalo para celebrar el fin de la tiranía neoliberal lograda hace un año.

Todavía nos quedó cambio para mandar traer en avión privado -que ni López lo tiene- al presidente que vino a México como presidente electo, pero no era presidente, aunque por fin ya vino como presidente y que nos felicitó ya que después de 200 años de pobreza el sentido común nos está llevando a la tan mencionada abundancia prometida pero nunca cumplida por los neoliberales, el Sr. Nayib Bukele de regalarle tan solo 30 millones de dólares.

Aunque me quedé esperando la consulta a dedo alzado si se debía de dar este regalo o teníamos algo más necesario. Será para la otra. Mientras, ahí nos vemos el 1 de julio en el Zócalo, con nuestras mejores galas y los zapatos bien boleados para darle vuelo a la hilacha y eso sí, con el dedito bien preparado. No se le vaya a ocurrir hacer una consulta a nuestro señor presidente.

Domingo Días
domingo.dias@yahoo.com.mx

Opinión

Cine: Huachicolero, autenticidad narrativa

Felipe Monroy

Publicado

on

huachicolero, cine, fortuna,

Ciudad de México.— ¿Dónde están los predilectos de la fortuna? ¿Dónde están sus palacios, los lujos y excesos a los que nos tienen acostumbrados como natural consecuencia las narrativas del crimen organizado? Huachicolero (México, 2019) no opta por el camino fácil: nos presenta el fenómeno del robo de gasolina sin la romantización del dinero ni del poder; su ruta, por más de una razón, es la autenticidad, la entrañable y dolorosa autenticidad.

Huachicolero es el primer largometraje del joven cineasta guanajuatense Edgar Nito quien ha decidido ofrecer una mirada sobre la realidad del sistemático robo de gasolina en los abandonados poblados mexicanos y cuyos efectos son mucho más complejos que el dinero fácil. La historia se desarrolla en el estado de Guanajuato, en precarios poblados asentados sobre las líneas subterráneas de gasolina que pasan por páramos desérticos cuyo horizonte dominan en la lejanía las antorchas de una activa refinería.

En la espesura de la noche y tras el tedio impasible de un soborno repetido mil veces, un primer crimen al pie de una toma clandestina de gasolina impone el tono y la oportunidad para comprender la realidad en la que vive el protagonista Lalo (un debutante Eduardo Bando) y el resto de los pobladores: el negocio de la gasolina robada es parte de la cultura, casi invisible pero cuya sombra se alza en las alegrías y esperanzas de todos los personajes.

Nito nuevamente hace mancuerna con Alfredo Mendoza (Masacre en San José -corto del 2015-) para escribir un guión original inspirado por trazos de acontecimientos reales. Se trata de la historia de Lalo, un adolescente de secundaria con las pequeñas pero heroicas aspiraciones de un muchacho amoroso, gentil, trabajador y obediente de su madre (Myriam Bravo). Lalo nos introduce, con su mirada sencilla y auténtica, a muchos de los perfiles y dinámicas sociales que son capturados por la cultura del huachicol: su trabajo -inocente y legítimo- convive con el negocio del robo de combustible; y sus deseos juveniles compiten con quienes usufructúan sus bienes; es decir: todas sus rutas son la misma ruta.

Nito aprovecha la experiencia actoral de Fernando Becerril (don Gil), Leonardo Alonso (agente Loaeza), Pedro Joaquín (Rulo), Regina Reynoso (Ana) y la propia Bravo para acompañar al novel Eduardo Bando en su idílica travesía y dejarse también acompañar él mismo por los espacios que le son propios y que rezuman autenticidad en este drama social.

Aunque el robo de combustible y las subsecuentes estrategias de los gobiernos mexicanos para intentar erradicarlo han dominado los titulares periodísticos en este 2019, Huachicolero nació como idea mucho tiempo antes de que siquiera fuera una preocupación popular y en el filme se refleja: la historia no fue forzada a posibilidades melodramáticas ni a exageraciones narrativas. En ella sólo vemos el crudo y auténtico escenario sobre el cual los personajes hacen su vida tan cotidiana como maravillosa.

Nito nos ofrece su ópera prima que suponemos trabajosa pero auténtica; una historia a veces terrible y dolorosa, y en otras grácil y risueña, pero incontestable, genuina. Ahí reside la fortaleza de esta propuesta y por ello el filme ha sido extensamente reconocido en los festivales internacionales donde ha sido presentado (Mejor Narrativa a filme internacional en el Festival de Tribeca y el Premio del Público en el Oldenburg Film Festival). No sólo por la pulcritud y creatividad técnica con la que se han aprovechado los pocos recursos que tuvieron el cineasta y el crew sino por la genuina naturalidad de la historia, la honesta mirada sobre aquello que nos enseñan tanto la sentencia del poeta López Velarde en el siglo XIX (“El Niño Dios te escrituró un establo y los veneros del petróleo el diablo”) y las silenciosas tragedias representadas todas en la explosión de ductos de gasolina en Tlahuelilpan a inicios de este año con la consecuente muerte de 173 personas que se dedicaban al huachicoleo.

@monroyfelipe

La opinión emitida en este artículo es responsabilidad del autor y no necesariamente refleja la postura de Siete24.mx

Seguir Leyendo

Opinión

Cuando el puesto te queda grande

Domingo Días

Publicado

on

Alfonso Durazo, Secretaría Seguridad, Pemex, Octavio Romero Oropeza, Omar Hamid García Harfuch,
Alfonso Durazo

Ciudad de México.- A finales de octubre cuando le tocó comparecer ante la Cámara de Diputados, Octavio Romero Oropeza, Director General de PEMEX, no le quedó mas que ser sincero y declarar: “No manejo bien el tema financiero, espero no haberlos enredado más”.

Nos gustaría saber cuáles temas maneja bien y cómo se relacionan estos con la dirección de la empresa más importante de todos los mexicanos.

Según su currículo es tabasqueño, ya empiezan a verse sus cualidades, se graduó de ingeniero agrónomo, trabajó en puestos de coordinación en el PRD, ha sido diputado por representación proporcional, oficial mayor del Distrito Federal y flamante “secretario de la Honestidad y Austeridad Republicana” en el sexenio de la presidencia legitima de mi viejito lindo y de ahí a la grande: “Director de Pemex”.

Como podemos ver su amplia experiencia en el sector petrolero y financiero, lo hacen la persona más adecuada para el puesto, al fin y al cabo, si comete un error sólo perdemos dinero, y eso no le preocupa a mi viejito lindo ya que él está ocupado en cosas más importantes como salvar la vida de los culichis.

Otro servidor público, el últimamente multicitado Doctor Alfonso Durazo Montaño, quien a través de su preparación como ingeniero civil, abogado, maestro en administración pública y doctor en políticas publicas y su amplia actividad profesional como secretario particular de Luis Donaldo Colosio (PRI), de Vicente Fox (PAN), este último quien lo promoviera a coordinador de comunicación social y por fin se convirtió en “PRIMOR” y cuando la revolución y el chapulineo le hicieron justicia fue diputado federal.

Y ahora es el más capacitado de los servidores públicos que tenemos en el gabinete de mi viejito lindo, es ni más ni menos el encargado de la Secretaría de Seguridad Publica, el encargado de resolver el principal problema de los mexicanos: la inseguridad.

Nada que ver este perfectamente capacitado secretario con el “inepto” que nombró la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, un improvisado cualquiera, un tal Omar Hamid García Harfuch, nada más es licenciado en derecho y seguridad pública, ha tomado cursos en la Administración de Control de Drogas (DEA), la Academia Nacional del FBI y Harvard entre algunos más, entra a la policía federal en el 2008 des jefe de departamento y fue creciendo ahí hasta hacerse cargo de la Jefatura de la División de Investigación, tiene condecoraciones por parte de la Policía Federal. Puso en marca a la División de Gendarmería y ha sido titular de la Agencia de Investigación Criminal de la entonces PGR.

Como ven no tiene nada que hacer Omar ante Alfonso, por eso el operativo de Culiacán como todos sabemos fue un éxito, con algunas pequeñas fallas que ya ha venido explicando con gran claridad y transparencia el secretario.

Se logró platicar aunque sólo por un rato con Ovidio Guzmán, sólo hubo 8 muertos según la federación, pero la fiscalía local dice que fueron 13. Por desgracia estos detalles y el terror que vivió el pueblo sinaloense fue debido a que nuestro estratega en seguridad se encontraba incomunicado en un avión comercial rumbo a Oaxaca, quien no sabía del operativo, aunque todas las mañanas degusta café recién hecho con sus respectivas conchas con natas, en compañía de quienes designó encargados de la seguridad nacional.

Pero no hay que temer en cuanto aterrizó el avión se puso a salvar vidas y ya no paso a mayores, vamos bien y el pueblo sigue feliz, feliz, feliz.

Cabe mencionar que, de acuerdo con lo explicado en el show mañanero, este exitoso que consistía en establecer varios puntos de control, fue avanzando poco a poco y aunque no lograron tomar esos puntos, según explicaron sólo uno se logró tomar, aun así nuestro gran estratega Alfonso dio pa’lante, como dicen en su tierra.

Y con una gran visión humanista y seguros que las mamás de los maleantes ya los tenían amenazados, armados con abrazos y gritos imponentes de “FUCHI, WUACALA” continuaron.

Y al día siguiente para que los malos tiemblen y se pongan de rodillas, nada mas y nada menos les informaron quién es el cerebro que los investiga, aunque después reconocieron que ponían en riesgo a esta persona y su familia por lo que se desmintieron, y como la 4T es honesta y transparente inmediatamente los malhechores agradecieron esta corrección y ya no van tras el cerebro investigador.

En cambio, en el operativo del “improvisado” Omar en contra de La Unión Tepito fue un fracaso total, para empezar el informe que realizan mediante rueda de prensa es totalmente confuso y contradictorio, nadie sabe quién lo organizó, todas las corporaciones actuaron por separado, les faltaron las órdenes de cateo y no fue posible coordinar el ataque simultáneo a varios lugares.

Cómo coordinar a 147 efectivos de las Fuerzas Armadas de México que cuidarían el perímetro, la secretaria de seguridad de la CDMX con 600 policías y 90 agentes de la Policía de Investigación, ante lo improvisación de Oscar estos 837 efectivos se hicieron bolas y no sabían qué hacer.

Por lo anterior todo un fracaso y sin un solo disparo, respetando los derechos humanos y sin violencia, sólo pudieron detener a 31 personas, localizar 2 laboratorios de drogas sintéticas, decomisar 50 kilos de precursor químico, dos y media toneladas de mota, 20 kilos de cocaína y 20 de metanfetamina, además de 13 armas cortas, 7 largas, y tan sólo unos miles de cartuchos y algunas granadas y demás chunches como lanzagranadas.

No es posible este fracaso, mientras Alfonso logró platicar con Ovidio Guzmán algunas horas, estos ineptos no cruzaron ni media palabra con “El Lunares”, no se vale.

Ya sé que dirán que después las eficientes autoridades de la CDMX liberaron a casi todos y perdieron lo incautado, pero esto gracias a Dios ya no es culpa del incompetente de Oscar.

Por cierto, hay que agradecer al Doctor Durazo que en su comparecencia en la Cámara de Senadores ya les advirtió a los criminales que se porten bien, que sólo va a ir contra de ellos si un país extranjero los denuncia, si no, no hay problema.

De seguro esto lo aprendió cuando a raíz de algo muy similar se generó en Colombia con los “Extraditables” una época de gran violencia en ese país.

Como podemos ver, son muy claras las diferencias que existen entre designar a un funcionario adecuado al puesto que va a ocupar y uno que no tiene ni la más remota idea de que hacer.

Y como dirían en la radio de mi época: “Y usted por cuál vota?

“Estamos a 362 días para que esto cambie por completo”: Mi Viejito Lindo.

Domingo Días
domingo.dias@yahoo.com.mx
@domingodias7

La opinión emitida en este artículo es responsabilidad del autor y no necesariamente refleja la postura de Siete24.mx

Seguir Leyendo

Te Recomendamos