Connect with us
Reforma laboral de 4ta. para el Teletrabajo Reforma laboral de 4ta. para el Teletrabajo

Gerardo Medina Romero

El sentido del trabajo sin logros

Gerardo Medina Romero

Publicada

on

Recientemente conversaba con una colega y amiga sobre la frustración que puede sentir un equipo que lleva trabajando mucho tiempo en un proyecto y que no puede avanzar por distintas situaciones ajenas a ellos.

Proyectos que llevan meses e incluso años, donde la carga de trabajo nunca baja sino al contrario, donde pareciera que nada avanza y que el final se aleja cada vez más. Equipos que no ven el fruto de su trabajo ni el apoyo de sus compañeros, a veces incluso en condiciones poco favorables.

En mi experiencia, esta situación no es algo que se presente de manera excepcional. Lamentablemente, es común ver que en las organizaciones existen proyectos o esfuerzos que pareciera que nunca logran obtener el resultado prometido y hacen que la gente que participa en ellos pierda el sentido de su trabajo.

Por otro lado, aquellos que esperan ese resultado pierden la esperanza de obtenerlo. Incluso he visto cómo algunos proyectos se llegan a convertir en mitos o leyendas dentro de las organizaciones o, peor aún, en burlas que subvaloran a los que trabajan en ellos.

El ser humano tiene una fuerte necesidad de logro. En los últimos años las metodologías denominadas Agile (ágiles) se han enfocado justamente en obtener logros rápidos que mantengan a la organización en movimiento.

Los proyectos internos deben obtener éxitos continuamente para mantener la credibilidad de su valor, o corren el riesgo de ser cancelados y el personal que participa en ellos de ser despedido.

Te puede interesar: “Juntos por la Salud”, coordina esfuerzos de la sociedad civil y el gobierno

Paradójicamente, las personas que participan en esos proyectos fueron generalmente escogidas por ser las mejores en su función y lamentablemente las organizaciones, después de utilizarlos, terminan por no saber qué hacer con ellos una vez que terminaron su asignación. En muchas ocasiones terminan fuera de las empresas.

Sin duda hay muchos factores externos a esos equipos o proyectos que pueden influir en que los resultados no se logren. La pregunta es: ¿cómo mantener la energía suficiente para seguir adelante? En mi opinión, es un tema de perspectiva y de resiliencia.

En primer lugar, los directivos de la empresa tienen que comprometerse al mismo nivel que su personal y estar trabajando hombro con hombro, además de reforzar las acciones de reconocimiento y agradecimiento hacia el personal que participa en esos esfuerzos para hacerles saber que se valora su trabajo y que la organización está agradecida con lo que están haciendo.

Adicionalmente, deben promover en el resto del personal que no está participando en el esfuerzo, acciones que hagan sentirle a sus compañeros el respaldo y agradecimiento también.

Estas acciones ayudarán al equipo a saber que jefes y compañeros valoran su esfuerzo y esto facilitará que cambien su perspectiva sobre el trabajo. Enfocarse no en lo que falta, sino en lo que ya se caminó, valorar lo que se ha obtenido y no lo que sigue sin lograrse.

Thomas Alva Edison, inventor norteamericano, comentó alguna vez: “No he fracasado, he descubierto 10,000 maneras de cómo no se debe hacer”, y esto refleja la perspectiva que cambia el sentido de frustración por el sentido de logro, aun y cuando aparentemente no se haya logrado nada.

He descubierto que no podemos depender de nadie para sentirnos motivados a seguir trabajando. Creo que si la organización o los ejecutivos de la misma no son suficientemente efectivos para entender que deben valorar y reconocer el esfuerzo o demostrar reconocimiento a los equipos que durante mucho tiempo han estado trabajando en proyectos aparentemente sin logros, la motivación la debe encontrar cada persona a nivel individual, no por lo que ha logrado necesariamente para la organización, sino por lo que ha aprendido a lo largo de la experiencia y del esfuerzo, lo que ha podido crecer como profesional y como persona, los nuevos conocimientos que tiene, las nuevas habilidades que ha desarrollado.

Incluso, las nuevas relaciones que ha podido fortalecer con sus compañeros de trabajo. Sin duda nos sorprenderemos de todo lo que hemos logrado como individuos y como profesionales.

Ahí justamente están los logros que realmente valen en la vida, los que se quedan con nosotros y que nos acompañarán en el resto del camino sin importar la empresa para la que trabajemos.

Estos logros nos permitirán tomar mejores decisiones y cumplir nuestras metas a nivel individual.  Los nuevos productos, la nueva oferta, los sistemas, los modelos de trabajo o cualquiera que sea el resultado del proyecto en el que estamos se quedarán en la empresa, pero incluso sin lograrlo por completo, ya hemos logrado crecer como individuo y eso lo debemos celebrar.



Dejanos un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gerardo Medina Romero

Reforma laboral de 4ta. para el Teletrabajo

Gerardo Medina Romero

Publicada

on

Reforma laboral de 4ta. para el Teletrabajo

El Mundo Interno de las Organizaciones

Por: Gerardo Medina Romero

El 11 de enero del presente año se hizo oficial en México un decreto por el cual se reforman algunos artículos de la Ley Federal del Trabajo en materia de teletrabajo, a raíz de que la mayoría de las empresas han estado trabajando así a causa de la pandemia. Incluso, muchas han decidido que mantendrán esquemas de teletrabajo hacia el futuro, ya que han comprobado sus beneficios, tanto para la empresa como para los trabajadores.

Lamentablemente, en una situación en la que empresas y trabajadores habían llegado a acuerdos, tenía que llegar el gobierno a descomponerlo todo y a poner en riesgo esa estabilidad.

Tal parece que el gobierno de México no tiene la menor idea de las tendencias en materia de organización, innovación, transformación y competitividad que se vislumbran en todo el mundo ante esta nueva situación. Tampoco seguramente se ha percatado de que vivimos en una realidad global y sin fronteras. ¡Por favor! Que alguien le avise al gobierno que las empresas mexicanas necesitan de su apoyo y del respaldo de sus empleados para enfrentar la crisis que la pandemia ha provocado a nivel mundial, y que los empleados mexicanos ahora compiten por sus puestos de trabajo con personas que están en cualquier lugar del mundo.

También puedes leer: La competencia por los puestos de trabajo será mundial

Me parece que las reformas, solo promueven aún más una mentalidad de mediocre de odio y explotación de los empleados hacia sus patrones como ha sido la tendencia de polarización de este gobierno. Seamos claros, el 95% de las empresas en México para las que aplica esta legislación, son PYMES y no puede absorber de manera unilateral todos los costos derivados del cambio de modelo de trabajo. Quizá las empresas transnacionales y los grandes corporativos a nivel mundial sí lo puedan hacer.

Reformas que sobreprotegen al trabajador y cargan la responsabilidad a los patrones solo servirán para crear conflictos, romper la estabilidad y crear mayor crisis, mientras las empresas extranjeras toman la delantera. Seguramente también servirán para que algún líder sindical extorsione a las empresas y se haga rico, utilizando y manipulando a sus agremiados.

La ley dice que el teletrabajo debe ser voluntaria, si el trabajador no acepta el empleador debe mantener su lugar de trabajo, con las mismas características o pudiese ser demandado. También posibilita, bajo la bandera de la intimidad, que el trabajador decida no prender su cámara de video en alguna reunión, y como esto otras cosas más.

Eso sí, obliga a los patrones a adquirir, proporcionar, instalar y dar mantenimiento a todo el equipo que el empleado requiera para trabajar en casa, e incluso a pagar el internet y la parte proporcional de energía eléctrica. Claro, eso si no deciden contratar talento de otros países y ahorrarse esta vergüenza. ¿Te imaginas el gasto para instalar algún tipo de tecnología y medir la parte proporcional del consumo de electricidad utilizado para trabajar?

El incremento en el gasto por internet, energía, café, agua y papelería sin duda se compensa con los ahorros generados por transporte, estacionamiento, comida y ropa y lo más importante, por mantener un trabajo. En el último de los casos, bastaría con hacer algún tipo de ajuste salarial y dejar la responsabilidad en el trabajador.

Tanto las empresas como los empleados han demostrado su capacidad de negociación de términos y condiciones para beneficio de ambas partes, sin la intervención del gobierno. Sobre todo cuidando en la medida de lo posible las fuentes de trabajo ante la crisis que cada día se complica más.

Síguenos en redes sociales

Estoy convencido de que hay dos tipos de mexicanos en el mundo organizacional: aquellos que quieren salir adelante y competir de tú a tú a nivel internacional, y otros que quieren aprovecharse de sus empresas para beneficiarse sin el menor esfuerzo, aunque esto les dure poco.

Lamentablemente los que hacen las leyes, son del segundo grupo porque toda su vida lo han hecho así. ¿Y tú?, ¿Qué cultura laboral quieres fomentar en México?

Seguir leyendo

Gerardo Medina Romero

Algunas industrias han muerto pero otras están naciendo

Gerardo Medina Romero

Publicada

on

Reforma laboral de 4ta. para el Teletrabajo

El Mundo Interno de las Organizaciones

Las empresas nacen con el propósito de satisfacer una necesidad en su entorno a través de la oferta de productos y/o servicios con determinadas características. A lo largo del tiempo, las necesidades van cambiando y las empresas deben evolucionar su oferta para adaptarla al mercado.

Si bien algunos productos y servicios pueden cambiar y mantenerse más tiempo en el mercado, otros terminan por desaparecer al no tener ya hacia dónde evolucionar, ni necesidades que satisfacer.

El problema es cuando la empresa no es capaz de innovar su oferta a la par de la evolución del entorno y termina no solo por descontinuar un producto o servicio, sino cerrando y desapareciendo.

En esta evolución constante de la humanidad, también llega el momento en que no solo una empresa tiene que cerrar sus puertas sino que toda una industria se encuentra ante un mundo que ya no requiere ni de sus productos o servicios, por lo cual la industria o sector industrial termina por desaparecer.

También puedes leer: 2021: ¡Adiós a la vida Godín!

Así es la ley de la vida y de la evolución; por supuesto que las empresas no están exentas. Sin embargo, generalmente había sucedido de manera paulatina, dando oportunidad para que algunas empresas cambiaran de giro y entraran a otras industrias y así lograr sobrevivir.

Ante los cambios profundos que ha sufrido el mundo a raíz de la pandemia, las necesidades se han modificado de un año al otro de manera dramática, aunque algunos todavía piensan que es algo temporal. La realidad es que los cambios son permanentes y en mi opinión –como lo comenté la semana anterior– debemos reconocer de una vez que no solo algunas empresas sino algunas industrias han muerto ya, aún y cuando sigan operando.

Lo primero que tienes que hacer es reconocer que el mundo ya cambió y no dará marcha atrás aún y cuando se logre la inmunidad ante el covid19. Las cosas no volverán a ser como antes.

Síguenos en redes sociales

Ya comentaba el caso de los ecosistemas alrededor de las zonas de oficinas corporativas y toda la economía que giraba a su alrededor que, en mi opinión, ya desapareció para no regresar. Todas las empresas que daban servicios corporativos — inmobiliarias, seguridad privada, limpieza, mensajería, transporte, alimentos y todos los negocios aledaños– deberán entender que el mundo cambió y tratar de encontrar un nuevo enfoque para sus negocios o reconocer entonces que todo se acabó.

Aferrarse a algo, por muchos años que nos haya costado construirlo, no tiene sentido.

Pero, así como algunas industrias están viviendo sus últimos meses de vida, muchas otras están naciendo o por nacer en el mismo período. Si analizamos con detenimiento la nueva realidad e identificamos en ella las nuevas necesidades en el corto plazo, podremos encontrar también nuevas oportunidades para reenfocar nuestros esfuerzos.

La gente trabajará desde casa la mayor parte del tiempo. Entonces, ¿qué nuevas necesidades tendrán de productos y servicios? Los empleadores se han dado cuenta de que ya no importa dónde trabaja el talento y, por lo tanto, el mercado laboral se abre no solo a nivel nacional sino incluso a nivel mundial. Hay que preguntarse: ¿Qué nuevos productos y servicios van a necesitar esas empresas para reclutar y gestionar personal en cualquier parte del mundo?

La manera de interactuar entre compañeros de trabajo ha cambiado: ¿Qué nuevos mecanismos tendrán las personas para satisfacer sus necesidades sociales? Y así, podríamos seguir identificando cambios en el entorno, producto de las nuevas necesidades, con lo cual se requerirán de la oferta de productos y servicios nuevos, que alguien tiene que satisfacer.

Si tienes la suerte de continuar en tu trabajo actual, no importa la industria en la que te desarrolles, debes identificar lo antes posible el impacto del cambio que ha sufrido. Algunas deberán cambiar menos, otras radicalmente y algunas reconocer que fue todo. Identifica los cambios que debes implementar y prepárate para esta nueva realidad; haz los cambios necesarios en tu trabajo y/o en tu empresa, o identifica alguna oportunidad nueva y enfócate con todo para ser de los pioneros de esas nuevas industrias que están naciendo.

Vivamos el duelo del mundo organizacional tal como lo conocíamos y reconozcamos los nuevos paradigmas sobre los que construiremos el nuevo. Algunas industrias morirán, sí, pero muchas otras están naciendo y seguramente necesitarán de tu talento, experiencia, creatividad y energía para crecer.

Seguir leyendo

Te Recomendamos