Connect with us

Opinión

¿En verdad ese grupúsculo “representa” a la sociedad civil?

Avatar

Publicada

on

Hoy en día, las organizaciones de la sociedad civil, cualquier cosa que este nombre pudiere significar, surgen por aquí y por allá. Sorprende, no sus integrantes pues son prácticamente los mismos -que hoy aparecen en una organización y mañana en otra-, sino su número reducido y lo desproporcionado de sus afirmaciones.

La que esta vez me ha sorprendido, es la siguiente: Vamos por más. En los tweets de rigor, hay uno que provoca, imposible evitarlo, la risa. Dice el texto de aquel: Es la Sociedad Civil -así, con mayúsculas-, que le habla a la clase política (con minúsculas). Este texto es acompañado de la fotografía donde, los 60 o 70 de siempre, en una exhibición de soberbia que rebasa toda prudencia, afirma el enviador, que le hablan a la clase política.  

En la fotografía que mencioné, podemos ver a los mismos de siempre que ocupan espacios en todos los templetes, todas las conferencias de prensa y en cuanto plantón se anuncia.

te puede interesar Socavones, corrupción, Taiwán y el peje

La pregunta que surge, además de la relativa a la indefinición de la categoría misma: ¿Qué es la sociedad civil?, tiene que ver con lo que a todas luces es exagerado: ¿Sería posible aceptar como válido, que 50 o 60 personas -por más conocidas o famosas que fueren-, se arroguen la representación de la Sociedad Civil la cual escriben, como dije, con mayúsculas?

La pregunta es inevitable porque, en un país de 125 millones de habitantes y un Listado Nominal de Electores de más de 85 millones, ¿qué grupúsculo de 60 o 70 personas podría arrogarse una representación de la Sociedad Civil, para hablarle a la clase política?

Lo que vemos pues, son los intelectuales -cualquier cosa que esto también pudiere significar-, que encabezan toda lucha trascendente del pueblo mexicano y del país entero.

Ellos y solo ellos conducirían la nave a buen puerto; problemas como la corrupción, la opacidad y la nula rendición de cuentas con ellos al frente y hoy, hablándole fuerte a la clase política, serían cosa del pasado.

Como podemos darnos cuenta, esa enfermedad propia de los intelectuales de la pequeña burguesía urbana -aparecer siempre al frente de lo que sea, con tal de salir en la foto, declarar y captar la luz que fortalece y vivifica de los reflectores-, ha hecho presa de esos 60 o 70 que a todas van, y no tienen ciencia aborrecida.

El problema que enfrentan en esta nueva organización, tal y como les ha sucedido en las anteriores, es que los resultados a obtener serán una lista abultada de documentos, muchas conferencias de prensa y no pocas columnas periodísticas, pero de ahí en fuera, nada más.

Ya mañana o pasado los volveremos a ver en la creación y anuncio de una nueva Organización de la Sociedad Civil en la cual estarán los mismos 60 o 70.

Por eso afirmo, tiene más poder de convocatoria un atropellado en la esquina que forman Insurgentes y Reforma que este grupo que para todo fin práctico y en lenguaje coloquial, es el ajonjolí de todos los moles.

Si en verdad quisieren hacer algo para cambiar las cosas en las materias arriba mencionadas y si tanta influencia piensa que poseen, ¿por qué no se plantean la creación de un partido político donde, dado que todos ellos son puros, honrados a más no poder y practicantes de la transparencia, los triunfos serían tales, que ambas Cámaras del Congreso las controlarían y, entonces sí, a cambiar las leyes.

Mientras tanto y tal como ha sido su conducta desde hace varios años, irán de una organización de la sociedad civil a otra.

Termino con esto: Podrían decirnos, dado el Listado Nominal de poco más de 85 millones, ¿cuántos de esos ciudadanos -además de los 60 o 70 de la    foto-, están ya incorporados a su nueva organización Vamos por más?

¿Cómo? ¿Ninguno?

El contenido, comentarios y fuentes de información de los colaboradores y/o columnistas que se difundan en Siete24 y Deportes Siete24, son responsabilidad de cada uno de sus autores.



Dejanos un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Análisis y Opinión

Las oportunidades de la automatización

Ricardo Homs

Publicada

on

Durante los últimos años ha surgido una terrible paranoia colectiva derivada del temor que inspira la inteligencia artificial. En el imaginario colectivo vive la percepción de que algún día los robots nos desplazarán de muchas actividades. Continuamente la prensa y la televisión muestran con mucha curiosidad los avances en el diseño de nuevos robots.

El robot humanoide Sophia, creado en Hong Kong , o el robot Asimo, creado por Honda y actualizado en 2011, por citar sólo dos, al ser promocionados como símbolos de la era de la inteligencia artificial, han ayudado a crear grandes mitos, que inducen a la gente a suponer que estos misteriosos seres, que parecen estar dotados de vida propia, podrán sustituir a los humanos dentro de las fábricas.

Sin embargo, más allá de las fantasías, el panorama es muy diferente; es de grandes oportunidades para incrementar la productividad y la eficiencia, sin sacrificar la participación humana.

La privilegiada ubicación de México haciendo frontera con una de las más importantes potencias económicas globales, como lo es Estados Unidos, representa una gran oportunidad para nuestro país, pues no sólo tenemos nuestro propio mercado de consumo interno, sino que a través del T-Mec podemos convertirnos en el pilar más importante para fortalecer la cadena productiva norteamericana y lograr, con base en grandes volúmenes, los precios que ofrece China, sustentando esta ventaja competitiva en su indiscutible potencial laboral.

México puede convertirse en un aliado estratégico para nuestro vecino del norte ampliando su capacidad productiva. Sin embargo, para lograr este objetivo nuestro país debe apoyarse en la tecnología.

Hoy México se encuentra entre los primeros 10 países que han logrado impulsar la automatización de la producción, manteniéndose en el mercado global como una potencia en el sector de autopartes automotrices, así como partes para la industria aeroespacial.

Además, la automatización ha sido un importante soporte para la industria de alimentos y bienes de consumo. Esto nos ha colocado como protagonistas del ranking mundial de la automatización.

Sin embargo, para capitalizar en el futuro esta oportunidad se vuelve fundamental desarrollar una política gubernamental de apoyo a la capacitación tecnológica, para así formar mano de obra calificada, capaz de responder a los retos y requerimientos de los mercados globales.

Debemos reconocer el talento innato del mexicano para descifrar y entender la tecnología. Sin embargo, su poderosa intuición, bien encauzada, puede potenciar la productividad.
La automatización de procesos de producción genera cada año, cerca de 133 millones de empleos a nivel mundial, lo cual nos revela que la tecnología requiere el soporte humano.

La inteligencia artificial es una extensión de la inteligencia humana, por lo cual van indisolublemente ligadas. Sin embargo, la automatización sustentada en tecnología potencia el esfuerzo humano y genera una mayor productividad que a final de cuentas es el pilar de la bonanza económica de un país y la oportunidad de incidir en una mayor calidad de vida para el mayor número de población.

Generalmente los empleos mejor pagados los ofrecen las empresas que se han sistematizado y por ello han logrado mayor rentabilidad financiera.

No podemos olvidar que nadie puede ofrecer lo que no tiene y por tanto, sólo las empresas exitosas pueden corresponder con mejores salarios al esfuerzo y trabajo de su personal.

Quizá una limitante que a su vez puede representar una fortaleza es la capacidad de los mexicanos para explorar los procesos tecnológicos a partir de su desarrollada intuición. El ensayo y error son parte de la conducta cotidiana del mexicano. Sin embargo, el talento del mexicano se potencia cuando se le capacita pues se le da orden, disciplina y rumbo a su desbordada creatividad, la cual que puede conducir a la innovación.

Nuestra vecindad con uno de los países más desarrollados del planeta representa la mayor oportunidad de desarrollo para México, siempre y cuando garanticemos la confiabilidad en el abasto, tanto en volumen como en calidad y para ello el soporte tecnológico representa un importante apoyo cubrir dichas exigencias.

Por ello, estimular el uso de la inteligencia artificial aplicada a los procesos de automatización industrial, representa quizá la más importante apuesta que debe hacer el gobierno federal para remontar los daños que el Covid-19 dejó a nuestra economía.

¿Qué le parece a usted?

Seguir leyendo

Análisis y Opinión

El INE como ‘adversario’

Cristian Ampudia

Publicada

on

Conversando

La ruta es muy clara: hoy Morena parece no estar compitiendo contra otros partidos políticos, sino contra el Instituto Nacional Electoral (INE), y su estrategia para hacerlo, son los ataques sistemáticos al mismo Instituto.

Así se dicta desde la tribuna del Palacio Nacional, en donde Andrés Manuel López Obrador no deja escapar la oportunidad de criticar a un Instituto que es patrimonio de los mexicanos.

“Ustedes saben que nosotros tenemos diferencias con autoridades que todavía tienen que ver con lo electoral, diferencias que vienen de lejos. Porque consideramos de que no han actuado con rectitud y se han sometido a grupos de intereses creados, políticos y económicos y lo saben bien”, soltó el Presidente este día en su conferencia de prensa, con todo y que clama por elecciones limpias y signó hace unos días el Acuerdo Nacional por la Democracia con Gobernadores, en el que se deja por escrita la intención de los firmantes de no intervenir de ninguna forma en los próximos comicios.

¿Es así como el presidente honra su acuerdo? ¿Esa es su forma de abonar a que el ambiente de las elecciones sea el mejor? ¿Sembrar dudas entre el electorado es lo más conveniente para evitar la polarización? Quizá las respuestas a estas interrogantes perezcan lógicas para cualquier persona, pero es claro que no es así para la 4T.

Cosa de ver el amago de ayer de Félix Salgado Macedonio al instalar su plantón a las afueras del INE: “Si vamos en la boleta hay elección, si no vamos en la boleta, no hay elección”, soltó el excandidato morenista al gobierno de Guerrero en un intento de poner en jaque a las instituciones electorales. Así parece ser el sello de la casa.

No, la democracia no llegó a México en 2018 con el triunfo de López Obrador, como sugieren los comentarios morenistas. Que el mismo López Obrador pudiera llegar a la Presidencia de México se explica en buena parte por la existencia del mismo Instituto al que ahora ataca diariamente. El INE ha costado a los mexicanos años de esfuerzo y una eventual consolidación permitirá mantener el camino hacia una verdadera democracia.

¿Ha tenido fallas el INE? Por supuesto. ¿Deben corregirse muchos aspectos del Instituto? Sin duda. Pero no es dinamitando la confianza en el árbitro electoral como unas elecciones pueden llegar a buen puerto.

Desde su creación en 1990, el INE ha recorrido un camino que pretende consolidar la incipiente democracia hasta hoy en México, y los ataques de Morena desde todos los frentes, suponen un retroceso al camino ya recorrido y los logros conquistados en la búsqueda de una verdadera democracia: hoy más que nunca, se debe defender al INE.

LEE Dimensiones de la tragedia

Twitter: @campudia

Seguir leyendo

Te Recomendamos