Connect with us
luna luna

Ciencia

Hace 50 años, el verano que cambió a la humanidad; el verano en la luna

Julio Alberto Hortiales

Publicada

on

Recordamos con asombro que hace 50 años uno de los acontecimientos más extraordinarios sucedía; el hombre llegaba por primera vez a la Luna.

Era el verano boreal de 1969, un verano como muchos otros, en donde cientos de miles de familias estando de vacaciones miraban por las noches a la luna con curiosidad, que después en ese preciso año se convertía en asombro. Ocho años de preparativos y el vehículo espacial Apolo 11-Saturno V -con tres personas extraordinarias a bordo: Neil Armstrong (1930-2012), Michael Collins (1930) y Edwin “Buzz” Aldrin (1930)- dejaba la tierra con dirección a su primer destino, la luna.

Volaban hacia la luna con computadoras que tenían mucho, pero mucho menos capacidad analítica y poder de procesamiento que los teléfonos portátiles que utilizamos millones de personas todos los días en la actualidad. Así de grande era el reto y así de grande era la promesa.

Millones de personas en televisores blanco y negro seguían atentas la transmisión de esta misión impactante, es por ello por lo que Michael Collins, el encargado de orbitar la luna, y que no tendría el privilegio de pisarla, decía hace pocos días que los tres tripulantes sentían que cargaban con todo el peso de la humanidad sobre sus hombros, pero con la ayuda de cerca de 4,000 personas que hicieron posible llegar a ese viaje. Dijo que estaba solo pero no se sentía solitario, ya que eran dos personas sobre la luna, él orbitando y 3 mil millones de personas en la tierra.

Tras encontrarse muy cerca con la luna, se sorprendieron, pero mayor sería su sorpresa cuando pudieron apreciar que el espectáculo principal era poder ver a la tierra con tonos azules casi imposibles de describir.

Una vez alunizado el módulo lunar “Eagle” en la región conocida como Mare Tranquillitatis, se dio el primer paso en la luna, con las célebres palabras que ya todos conocemos:” Es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad”. La bandera es colocada, se realizan diversos experimentos científicos, incluidos los propios del gran Isaac Newton y terminada la actividad extra-vehicular, despegan de la luna dejando atrás una placa con las siguientes palabras: “Aquí, hombres del planeta Tierra pisaron por primera vez la Luna, julio de 1969 d. C. En nombre de la humanidad, vinimos en son de paz.” A partir de ese momento, la luna, omnipresente en todas las épocas y para toda la humanidad, y siempre tan familiar para todas las personas, pero tan lejana en distancia y aparentemente imposible de alcanzar, dejaba de ser un lugar inhóspito, para convertirse en un lugar a donde llegaba toda la humanidad.

Pero esto era apenas la mitad de la misión, ahora tenían que regresar con seguridad, es por ello por lo que Michael Collins, al permanecer orbitando en el módulo de comando Columbia, tenía como él ya lo dijo, el boleto de regreso a la tierra de sus otros dos compañeros de misión. Finalmente, la misión terminó con el descenso sobre el Océano Pacífico (quizá pocas veces había sido tan oportuno el nombre de este océano), y tras una rigurosa cuarentena, regresaban al mundo que siempre habían conocido pero que ya era otra vez diferente.

Tras la misión y comenzada su gira por varios países del mundo, estos científicos y exploradores jamás reconocieron como propio este logro, sino como un logro de la humanidad, y de forma muy interesante, encontraron que en todas las naciones habían asimilado el logro como un logro de todo el género humano.

Incluso en plena Guerra Fría fue depositada en la luna una medalla conmemorativa de los cosmonautas rusos Yuri Gagarin -primer hombre en el espacio- y Vladimir Komarov, un gesto simple, pero de gran significado, sobre todo en ese momento que acechaba la guerra nuclear. También 135 fragmentos lunares y las banderas de todos los países existentes, que fueron llevadas en ese mismo viaje a la luna, al regreso, fueron repartidas a cada uno de ellos como símbolo de unidad.

Neil Armstrong hasta el último de sus días fue discreto y humilde con sus logros, siempre tratando de no recibir los reflectores y dando contadas entrevistas. Michael Collins hasta el día de hoy ha pasado en muchos lugares a un tercer plano por no haber pisado la luna, sin embargo, cuando le fue ofrecido como recompensa participar en otra misión y tener la oportunidad de caminar sobre la luna, él lo rechazó, no quería alterar los planes de las próximas misiones al espacio; tenía muy claro cuál había sido y cuál era ahora su papel, y eso era lo importante, cumplir con la misión en el sitio donde podía servir mejor.

Los tres hombres que participaron en esta apoteósica misión son hombres generosos que han sabido anteponer el bien común y los objetivos antes que ellos mismos y sus propias aspiraciones. En la actualidad, misiones multinacionales de cooperación en la Estación Espacial Internacional, incluso entre países con grandes rivalidades y antagonismos como Estados Unidos y Rusia, -con fuertes tensiones entre ellos en la tierra-, realizan misiones en conjunto y en perfecta cooperación. Hasta hoy lo único que ha podido conseguir este logro de paz y cooperación son las misiones en el espacio, y nos están dejando un legado, que va más allá del conocimiento científico que ha sido su objetivo principal. Sin duda en el espacio hay más de lo que vemos y registramos con instrumentos.

Hemos leído palabras como: en nombre de la humanidad, tranquilidad -como el mar que recibió esta misión en la luna-, pacífico -como el océano que recibió esta misión de regreso-, paz, pequeño para un hombre, pero grande para la humanidad, generosidad, cooperación; todas estas palabras estrecha y perpetuamente relacionadas con este viaje sin igual que nos marcan un camino, a cada uno en su sitio y responsabilidad.

En este día 20 de julio de MMXIX en que se cumplen 50 años de este portentoso viaje, tendremos una luna casi en fase llena, y si el clima nos lo permite, podremos admirar la luna y recordar todo lo obtenido tras este viaje, para después dejar por un momento la fatiga de las reflexiones y mirar de nuevo en vivo la luna y solo asombrarnos por el prodigioso viaje y la magnificencia de la luna.

Quien hoy presencie este espectáculo de la luna cuasi-llena, -que se repite mes tras mes-, no podrá ser inmune ser asombrado y sorprendido. Si ese no fuera el caso, es porque parecería que lamentablemente ha perdido la capacidad de asombro. La buena noticia es, que en el ser humano ese vacío y esa pérdida de la capacidad de asombro no existen, aunque a veces así lo perciba en su interior, por eso, con frecuencia hay que seguir mirando hacia arriba.

Por: Sebastián Haddad Ríos



Dejanos un comentario:

Ciencia

Hallan temazcal prehispánico en La Merced

Siete24.mx

Publicada

on

Hallan temazcal prehispánico en La Merced

Ciudad de México.— Los restos de un temazcal prehispánico descubierto en un predio de las inmediaciones de La Merced, en el Centro Histórico de Ciudad de México, han permitido ubicar con precisión el lugar donde estuvo el barrio de Temazcaltitlan, uno de los más antiguos de Tenochtitlan.

El registro de este baño de vapor, que data del siglo XIV, por parte de la Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), es uno de varios hallazgos realizados por un equipo de la Dirección de Salvamento Arqueológico (DSA), encabezado por Víctor Esperón Calleja, en la calle Talavera.

Las excavaciones en este predio también permitieron liberar los vestigios de una vivienda que fue habitada, posiblemente, por una familia indígena de origen noble, poco tiempo después de haberse consumado la conquista española. Además, se hallaron diferentes estructuras arquitectónicas de una curtiduría, la cual funcionó en el último siglo del periodo novohispano, es decir, entre 1720 y 1820.

Es de una insólita coincidencia que los orígenes del callejón afamado por los expendios donde “se visten Niños Dios”, estén vinculados con la maternidad en la época prehispánica.

En su Crónica Mexicáyotl, Hernando Alvarado Tezozómoc señala que en este lugar se hizo un temazcal para bañar y purificar a la doncella Quetzalmoyahuatzin, noble mexica que había parido en Mixiuhca, “allá se bañó la madre de Contzallan, por eso se denomina Temazcaltitlan, allá se bañaron todos los mexicanos, allá se asentaron”.

Aunque excavaciones anteriores en la vecina Casa Talavera, habían evidenciado estructuras arquitectónicas tenochcas, el arqueólogo refiere que es la primera vez que se tiene un testimonio plausible de la vocación de Temazcaltitlan, un barrio donde se veneraba a deidades femeninas como Tlazolteotl, Ayopechtli o Ixcuina (diosa del parto), Coatlicue, Toci, Chalchiuhtlicue y Mayahuel, advocaciones ligadas a la tierra, a la fertilidad, al agua y al pulque.

Próximos a la entrada del predio donde se registró el hallazgo, en el área oeste, se observan los restos del temazcal, elaborado con bloques de adobe y fragmentos de tezontle recubiertos de estuco. En la parte central se ve la tina o pileta de agua para el baño de vapor, así como una de las banquetas que formaban parte del mismo. Con base en los restos encontrados, se infiere que sus dimensiones eran de 5 metros de largo por 2.98 de ancho.

El responsable del salvamento arqueológico explica que el tlaxilacalli o barrio de Temazcaltitlan, pertenecía a la parcialidad de Teopan (también llamado Zoquipan), primer territorio lacustre ocupado por los mexicas. La zona de Temazcaltitlan fue la sede primigenia del islote en la que se produjo el avistamiento de las señales pronosticadas por Huitzilopochtli, como lo recuerda el monumento de “La aguilita”, en la Plaza Juan José Baz, que le hace contraesquina.

El predio en la calle Talavera ha supuesto una “caja de sorpresas”, pues en prácticamente todo el terreno se distribuyen restos arqueológicos de sus distintas temporalidades, como es el caso de un complejo industrial para curtir pieles, el cual debió funcionar en la última centuria del virreinato español (1720-1820). Esta casa de curtiduría ocupó además la contigua Casa Talavera, según los hallazgos registrados en el área este de ese centro cultural.

Siete24.mx

ebv

Seguir leyendo

Ciencia

El ornitorrinco está camino a la extinción

Siete24.mx

Publicada

on

Ornitorrinco, cambio climático, animales en peligro de extinción
Foto: Especial

Sídney.— El ornitorrinco, un emblemático y extraño animal australiano con pico de pato y cola de castor, se encamina a la extinción por culpa del cambio climático y la pérdida de su hábitat por el desarrollo humano, publica este lunes un estudio académico.

Además, la fuerte sequía que aqueja a Australia desde el año pasado, una de las peores de las últimas décadas, ha hecho que se sequen los ríos, en donde viven estos animales venenosos y de hábitos nocturnos que son endémicos en el este de Australia y la isla de Tasmania.

“Estos peligros exponen más al ornitorrinco a una peor situación de extinción local sin la capacidad de poblar nuevamente estas áreas”, indicó en un comunicado Gilad Bino, líder de la investigación del Centro de Estudios de los Ecosistemas de la Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW, siglas en inglés).

El estudio, publicado en la revista científica Biological Conservation, calcula que en el marco de las actuales condiciones climáticas, así como la tala de árboles y la fragmentación de los diques, el número de ornitorrincos se reducirá entre un 47 a un 66 por ciento en los próximos cincuenta años.

“Esto causaría la extinción de las poblaciones locales en un 40 por ciento del rango”, degún el estudio sobre los ornitorrincos, clasificados por la a Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza como “casi amenazados”.

Más: Rescatan en CDMX a animales en peligro de extinción

Pero muchas jurisdicciones en Australia no han incluido al ornitorrinco en ninguna lista, a excepción del estado de Australia del Sur, que lo ha calificado como una especie en peligro.

Los investigadores alertaron que las evidencias crecientes muestran que el ornitorrinco, como otras especies nativas australianas se encaminan a la extinción, al pedir acciones urgentes para conservarlos.

Por su lado, el director del Centro para la Ciencia de los Ecosistemas de la UNSW, Richard Kingsford, indicó que los ornitorrincos viven en áreas en donde la expansión humana y urbana han puesto en peligro sus vidas y han arrasado con sus hábitats.

“Esto incluye las presas que frenan sus movimientos, la agricultura que destruye sus madrigueras, los equipos para pescar y las trampas para los crustáceos que pueden hacer que se ahoguen, así como los zorros que son especies invasoras”, precisó Kingsford.

El ornitorrinco, que viene desapareciendo desde la colonización británica del país a finales del siglo XVIII, es considerado uno de los mamíferos más primitivos desde el punto de vista evolutivo.

Este animal llegó por primera vez al Museo de Historia Natural de Londres en 1799, pero ante un animal con piel de topo, cola de castor, patas de rana, espolón de gallo, pico de pato y dientes, el doctor británico George Shaw lo consideró inicialmente un fraude, pues no daba crédito a la existencia de algo tan sorprendente. EFE

JAHA

Seguir leyendo

Te Recomendamos