Connect with us
Joker Joker

Opinión

¿Por qué ‘Joker’ te vuela los sesos?…

Norma Pérez Quiroz

Publicada

on

¿Por qué ‘JOKER’ te vuela los SESOS?… y está bien que lo haga!

Por Mario Székely

Sí… tú. Aquel que va al cine y le teme que la película no valide tú forma de vivir. Sábetelo… que un filme, como toda expresión, no tiene por qué obedecer lo que el espectador quiere toparse. No estamos en un supermercado con manzanas rojas y amarillas donde su forma y sabor ya están más que probadas. Estamos ante una historia, surgida por alguien que quiso contártela de su mejor manera… en este caso la pantalla de luz.

En ‘JOKER’ hay bofetadas, balazos, palabras altisonantes y denigrantes… mucho bullying… y sí… muchas patadas en el estómago.

Porque eso es precisamente lo que TODD PHILIPPS quiso hacer contigo. Quiso, que aún cuando tu eligieras unas de esas manzanas, no pudieras elegir las del frente, las lavadas y hasta pintadas para su venta, sino aquellas ya caídas en el piso, rosadas en el pavimento… listas para fermentar incluso.

Pero si deseas probar de esa sidra, tienes que estar preparado. Es un brebaje con sabores de antaño, viejo, descolorido, rasgado como ese cine de los años 70 que los mismos cines no sabían proyectar, aunque hubiera muchos que les decían eran películas importantes, relevantes, símbolo del hombre y mujer de su época. Obras cinematográficas como ‘Mean Streets’, ‘Taxi Driver’, ‘The King of Comedy’… ‘Network’. Historias detonadas por la rebeldía de sus cineastas y que lo mismo se inclinaron a películas arrancadas por su violencia de las pantallas, como ‘Naranja Mecánica’.

Si JOKER provoca dolores de estómago, no es porque esté mal hecha, o sea un acto de complacencia de egos… sino porque precisamente surge de las entrañas de quienes la filmaron.

Yo no se si ‘Joker’ es una obra maestra; pero lo que sí se es que honesta consigo misma y es lo más honesto que tu vas a ver en pantalla en años.

Phillips y su decisión de abordar los orígenes del JOKER de DC COMICS, responde a una intención personal -no impuesta- y a tener los cojones de pararse frente a la gente de traje y corbata de Warner Brothers, pidiendo permiso para usar a uno de sus personajes que ya no necesita consagración (Los 80 años de BATMAN de este año y los trofeos que ha llevado ese universo, incluyendo el OSCAR de LEDGER, son testimonio suficiente).

Por ello… como todo arte… decide lo que quiere decir tus dedos en las teclas o tu boca en las tomas de café o cerveza; pero empieza por descubrir con tu mirada, hacia dónde está apuntando el cañón de esta película llamada ‘Joker’ (‘Guasón‘ en México). Y ahí estás TÚ.

TÚ… cuando la ciudad que caminas te hace sentir menos, poca cosa o nada. Y TÚ, cuando haces lo mismo a tus semejantes. Ese mero acto, es el acto más grande de violencia que ‘JOKER’ revela y es el que menos nos da pena o incomodidad observar, mostrando que no es nada relevante a cuestionar, mientras que le decimos a nuestro semejante (“prójimo” para los católicos que somos), que NO IMPORTA.

Es OBVIO que no se debe celebrar a un villano, a un psicópata como el JOKER, cuya corrosión se manifiesta al darle la espada a todo acto de bondad hacia los demás y vuelve su vida un acto de venganza y desquite. Es OBVIO que las acciones del payaso que se niega a reírse de sí mismo y se torna en verdugo burlón de los demás, no es rol model para nadie que desee encontrar la felicidad. Y es OBVIO que JOKER es un personaje que si ponemos en la mesa de autopsia, saldrá mucho de lo podrido que hace a una ciudad un sitio sólo de supervivencia. Y también es OBVIO, que un autor como Phillips puede elegir qué tanto desea abrir la ventana para que entre la luz a su historia o personajes.

Por eso debemos de recordar la vocación del CINE. Arte que fue denominado el séptimo y que de camino reúne a todas las artes, para en algún punto revelarnos algo más sobre nuestra humanidad. Para crear debates, filosofía y largos ensayos… o por lo menos pláticas donde usamos de excusa lo descolgado de la pantalla para abordarnos a nosotros mismos.

JOKER es un gran pretexto para que a inversa al villano o sombra de BATMAN, miremos no arriba, sino hacia al lado… donde ese IGUAL A TÍ está esperando a ser visto y no ignorado. Las consecuencias, de ese desdén -así como darle la espalda a esa vocación del cine de crear empatía- serían funestas para TÍ y para MÍ; porque el mundo no es solo bicolor, sino una gran plasta de colores que se desliza de nuestro ser.

npq

 

Comentarios

Opinión

Vive tu tiempo, porque el reloj sigue en marcha

Samantha Alcázar

Publicada

on

Si bien hay de cierto es que, los tiempos nunca son los mismos para todas las personas.

En realidad estamos llenos de temporadas… como las del año

La primavera, el verano, el otoño y el invierno, cada una con sus características….

En la primavera, salen las flores, hay calor y es una temporada que da frutos.

En el verano, por su clima es templado. Es la más cálida de las estaciones.

El otoño, es como una regeneración en las hojas, el clima es más fresco y tiene las lunas más bonitas…

El invierno no a todos les gusta, pero si a la gran mayoría. En un clima al igual que en verano es templado.

Estaba leyendo una historia que dice así:

El viaje es corto

Una anciana se subió a un autobús y tomó su asiento. En la siguiente parada, una joven mujer, fuerte y gruñona subió y se sentó bruscamente junto a la anciana, golpeándola con las bolsas que cargaba.

Al ver que la anciana se mantuvo en silencio, la joven le preguntó, ¿por qué no se quejó cuando la golpeé con las bolsas?, la anciana respondió con una sonrisa y dijo:

– “No es necesario ser mal educada o discutir sobre algo tan insignificante, ya que mi viaje a tu lado es tan corto porque me bajaré en la próxima parada.”

Esta respuesta merece ser escrita en letras de oro:

“No es necesario discutir sobre algo tan insignificante, porque nuestro viaje juntas es muy corto.”

Y esa es una de las verdades más grandes de la vida, no podemos juzgar a las personas por lo que hacen o por la manera en la que se comportan.

A veces quisiéramos que las personas hicieran por nosotros, lo que nosotros hacemos por ellos, pero no es así.

Lo importante de la vida es poder sentirte pleno en la temporada que estés.

La realidad es que a veces estamos tan enfocados con nuestros problemas, que no mirarnos lo que hay alrededor.

Mírate, estás vivo, hoy fue un día nuevo, un día en el cual despertaste, pudiste ver la luz del día, estar con tus seres queridos, o bueno algunos están a la distancia y los echamos muyyyy de menos.

Pero siempre recuerda lo afortunados que somos en tener vida.

Así que querido lector…. no te enganches en las cosas que crees que puedes hacer mañana…o con algo que te hizo alguien.

Vive tu hoy.

Ama, llama a las personas que quieres, ríe, perdona, quítate el rencor y sonríe.

Si te equivocas, pide perdón y aprende….

Es verdad que de todo aprendemos.

Y dejemos de criticar a las personas por sus temporadas, que si ya se le fue el tren…oyeeeee quién dijo que para amar hay una edad???

Que si no acabó la escuela…. ¿Y?  Que si ya (ponle la frase que quieras)

Vive tu tiempo, porque el reloj sigue en marcha…

Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin.

Eclesiastés 3:11

Cada temporada tiene un propósito.

Nos leemos en la siguiente Neta…

Sígueme en mis redes sociales como:

Twitter: @SamAlcazarF

Facebook: Sam Alcázar F

Instagram: @SamAlcazarF

Seguir leyendo

Análisis y Opinión

Manifestaciones frenasténicas

Felipe Monroy

Publicada

on

Puede que el Frente Nacional Anti-AMLO (FRENAAA) cuente con la legitimidad y el derecho de la manifestación ciudadana contra las autoridades, un valor imprescindible en la búsqueda democrática del país; sin embargo, todo parece indicar que carece de las características imprescindibles para considerarse un movimiento martirial -o siquiera coherente- como lo pretenden vender a la prensa y a sus seguidores.

Por el contrario, la historia mexicana guarda muchos ejemplos -quizá demasiados- de heroicas resistencias contra el abuso del poder. Se trató de pueblos, comunidades o personas en lo individual que, tras un largo y pesado historial de sometimiento, comprenden con pesar la arrogancia y la responsabilidad de sentirse libres y se rebelan contra las reglas que los ha tenido en situaciones infrahumanas.

En cada caso, los detentadores del efímero mando de las fuerzas del orden buscaron reprimirlos, acallar sus voces, minimizar sus luchas y hasta aniquilarlos creyendo sólo haber hecho su trabajo, lo mínimo para mantener la paz y el statu quo. A veces, vaya paradoja, los detentadores del poder confiesan haber sometido o abatido “a los rebeldes” en defensa propia.

La Rebelión de Tomochic a finales del siglo XIX es uno de estos casos. En la historia de este conflicto se nota la ofensiva inicial, constante y permanente del Estado y los poderes fácticos del porfiriato contra la autonomía de los pueblos tarahumaras. Primero hubo una imposición autoritaria de un poder no respaldado por la gente; dicha autoridad promovió la institucional defensa de los privilegios de la oligarquía y los caciques; después se persiguió sistemáticamente a los inconformes; más adelante se reprimió una opción socio-religiosa que congregaba a los disidentes; y, finalmente, se usó el ancho brazo militar para exterminar a todo un pueblo en resistencia.

El autoritarismo no conoce límites ni vergüenza. De la rebelión de Tomochic se dice que el general Rangel mantuvo la ofensiva militar hasta masacrar al último rebelde; aunque también son famosas las palabras del líder de la rebelión, Cruz Chávez, antes de morir malherido por la escaramuza: “Nací para morir y no para rendirme. El culpable puede rendirse y pedir perdón; el inocente no”. Es decir, hay también cierta indignación radical que no encuentra satisfacción sino en la frontera del triunfo total o del martirio renaciente.

No hay nada de esto en la oposición política que proponen estos malquerientes del gobierno federal. No hay padecimientos ni sufrimientos que conmuevan a los humildes ni hay abusos manifiestos por parte del poder en turno; lo evidente es una posición de privilegio que defiende sus propios fueros, un vociferador de absolutos desde un lejano podio virtual y suficientes recursos económicos para emular una manifestación tan vacía de ideas como de adherentes. Hay, además, un elemento pararreligioso que se identifica ‘neocristero’ y que adereza amargamente el escenario del que hablaré en otra oportunidad.

En el fondo, FRENAAA apenas proporciona la excusa perfecta para que las más diversas manifestaciones oligofrénicas encuentren lo único que siempre buscaron: ostentarse.

No están allí, sin embargo, las verdaderas historias de resistencia social y política contra la denominada Cuarta Transformación, contra algunos rasgos de su silenciosa militarización de la vida pública o contra el control partidista hegemónico de la administración gubernamental. Estas historias -nos enseña con tristeza la experiencia- no las conoceremos a detalle sino hasta que el sacrificio sea más sonoro que la voz de todos los voceros del régimen.

*Director VCNoticias.com
@monroyfelipe

LEE Gobernar la incertidumbre

Seguir leyendo

Te Recomendamos