Connect with us
Porfirio Muñoz Ledo (Cuartoscuro) Porfirio Muñoz Ledo (Cuartoscuro)

Opinión

Tal Cual | Porfirio, el viejo sabio

Emanuel Mendoza Cancino

Publicada

on

Porfirio Muñoz Ledo, viejo sabio de la Cuarta Transformación prácticamente se quedó solo con sus criticas al doble discurso, al doble rasero que impulsa el gobierno de Andrés Manuel López Obrador en materia de migración.

A unos kilómetros del doble muro fronterizo en la centenaria “Tía Juana”, allá donde empieza la patria, el actual presidente de la Cámara de Diputados ni se inmutó en el acto rimbombantemente llamado de la “Unidad en Defensa de la Dignidad de México y en Favor de la Amistad con el Pueblo de los Estados Unidos” y en siete párrafos desnudó el trasfondo de los acuerdos de los gobiernos de Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador en materia migratoria.

“Lo que en mi criterio es inmoral e inaceptable, es el doble racero entre la frontera norte y la del sur. Por una parte, exigimos que nos abran las puertas y, por el otro lado, sellamos el paso de los centroamericanos para hacerle un oscuro favor a los Estados Unidos”, dijo quien tal vez es el político más experimentado del país, como embajador, secretario de Estado y varias veces legislador.

De 85 años de edad, lucido, brillante, sin titubeos, lanzó su artillería verbal contra Donald Trump y recordó con episodios de la historia binacional que desde hace 100 años “no teníamos una relación tan accidentada con el gobierno del Estados Unidos”.

Frente a la frontera más transitada del mundo y ante gobernadores, invitados y el primer mandatario, expuso “no podemos aceptar que la migración sea una palabra maldita, la migración es un derecho humano que debe ser respetado. Así lo consagran todas nuestras Constituciones, desde la de Morelos y en todos los tratados internacionales”.

Como un balde agua fría, un jalón de orejas del viejo profesor de la UNAM a los noveles y no tan noveles funcionarios de la Cuarta, Muñoz Ledo continuó con su catedra: “Apenas podemos entender que Trump quisiera desarticular nuestras relaciones económicas construidas durante tantos años, mediante aranceles que hubieran tenidos efectos impredecibles en nuestra economía”.

El ex representante de México ante la ONU, remató su discurso: “tampoco podemos aceptar el lenguaje mentiroso que no quiere dialogo sino acciones, lo que significa que no tiene ninguna intención de llegar a acuerdos. Nosotros tenemos la fuerza de la razón y ellos la razón de la fuerza”.

La tarde-noche caía en Tijuana y el viejo sabio se retiraba del templete presidencial, a paso lento pero firme, integro, haciendo patria ahí donde empieza, prácticamente solo, conocedor de la grave problemática que están enfrentando miles de centroamericanos y caribeños en su cruce por México con el doble discurso gubernamental de protección en la labia, pero en los hechos de persecución, detención, separación de familias y deportación. Bien por Porfirio. Tal Cual.

 



Dejanos un comentario:

Análisis y Opinión

Rumbo firme

Domingo Días

Publicada

on

El actual gobierno según Mi Viejito lindo va sobre rieles, pero en la realidad nos deja mucho que desear, y a pesar de que se insiste en que vamos bien y estamos felices, la mera verdad es que hay muchas cosas que no se entienden.

La principal bandera de Mi Viejito Lindo es su lucha contra la corrupción, pero resulta ser que a la fecha no ha caído nadie por delitos de peculado, casi todos los días salen noticias que se descubrió algo, ya sea del sexenio pasado o de este, pero al final todo queda en eso, en simples anécdotas.

Alguien por ahí “perdió el tiempo” documentando las casas propiedad de Manuel Bartlett y hasta denuncias en la Secretaría de la Función Publica fueron interpuestas, y en qué acabó todo esto, en nada, la secretaria Irma Eréndira Sandoval lo absolvió de todo pecado.

¿Qué le da tanto poder a Bartlett?, nadie lo sabe, excepto los que están cercanos a él. No es posible que quien literalmente atrasó 5 años a la izquierda de México con la famosa caída del sistema, ahora sea un miembro distinguido y sobre todo protegido por esta.

Ahí está el caso Ana Gabriela Guevara, que le asomaron un fraude en la CONADE y no pasó nada, sigue en el puesto como el mismísimo Johnnie Walker, tan campante, y mientras Mi Viejito Lindo permanece mudo ante esto. Por cierto, ya la denunciaron por extorsión en Veracruz, a ver qué sucede.

Se canceló un aeropuerto porque había “cochupos” en los contratos, que se les habían dado a su palomilla, y a la fecha no se ha demostrado nada, solamente nos quedamos sin el dineral ya invertido en la obra. Y ahora resulta que uno de los ganadores de las licitaciones del Tren Maya no es ni más ni menos quien construyera el segundo piso del Periférico, cuando Mi Viejito Lindo gobernaba la CDMX y que por razones de seguridad pública, bloqueó la información del costo de esta obra a la cual a la fecha no se tiene acceso, lo bueno es que este contrato no acabó en manos de alguien de la palomilla de la 4T.

Como podemos ver su bandera principal aun no despega, seguimos en las mismas, si no es que peor.

Pero eso no es todo, la gran congruencia que existe en la 4T es la que nos ayuda a poder afirmar que vamos bien.

Fue todo un alboroto el ecocidio del Lago de Texcoco y ahora de un plumazo suspende los proyectos de energía limpia, no como diría nuestra queridísima Rocío Nahle, renovables, un error muy entendible para alguien que debe ser experto en estos temas.

Se habló mucho de que PEMEX era la caja chica de los presidentes, que había que rescatarlo y con bombo y platillo cerraron los ductos para evitar que siguieran robando combustible, a raíz de esto dejaron paralizadas a varias ciudades por semanas, mientras llegaban las pipas, que sin cumplir las normas, el secretario de Relaciones Exteriores y la Secretaría de Energía habían adquirido sin licitación, es mÁs sin el menor estudio.

Y a la fecha no se sabe qué pasó con estas pipas y los cientos de empleos que iban a generar, se vieron grandes filas de personas para pasar la prueba en el Campo Militar #1 para ser operadores de las pipas fantasma, a lo mejor por eso de que son fantasma no encontraron quién las “choferiara”.

¿Qué pasó?, pues según la 4T ya esta casi extinto el huachicoleo, pero no subió la venta de gasolina por parte de PEMEX y a pesar de inyectarle un dineral resulta ser que se la pasa perdiendo dinero, en el 2019 solamente aumentaron en un modesto 92% y perdió la pequeñísima cantidad de más de 346 mil millones de pesos.

Además, ha perdido grados de inversión y calificación en varias calificadoras internacionales, pero como estas no pertenecen a la CNTE a Mi Viejito Lindo no le importa lo más mínimo.

Crea la Guardia Nacional, un cuerpo formado por civiles ya que los militares no tenían porqué estar en la calle y resultó ser que la mayoría de sus integrantes provienen de las fuerzas armadas incluidos los principales mandos, ¿dónde quedó lo civil?

Y ahora resulta que por decreto regresa a los militares a la calle, qué acaso no es eso lo que le ha criticado siempre a los sexenios anteriores, ¿antes estaba mal y ahora está bien?

Y así podemos seguir con muchísimas cosas, se dedicó a criticar el nepotismo y el compadrazgo y ahora sus cercanos tienen grandes puestos sin tener siquiera la calificación mínima para ello.

Criticó y atacó a los medios de comunicación, sobre todo a las televisoras y ahora resulta ser que es “cuatacho” del dueño de una de ellas, al grado de poner en la SEP a quien éste le solicitó y es el banquero consentido para los Programas de Bienestar.

Se dedicó a tundirle por Twitter a Peña Nieto por “agachón” ante Trump, y prometió que él no se dejaría, pero lo bueno es que no aclaró en que no se dejaría, porque si bien no le ha pagado por el muro, si ya uso un muro humano con la Guardia Nacional en la frontera sur, para defender los intereses de Trump y a cada rato hace lo que le solicita.

Criticó a su ex-archienemigo Carlos Salinas de Gortari por el TLCAN, instrumento neoliberal de perdición que atenta contra el pueblo bueno y ahora presume como logro propio la renegociación parcial del mismo, a quien como de costumbre en la política había que cambiarle el nombre, y ahora se llama TMEC.

En los sexenios anteriores ante el bajo crecimiento del PIB, que promedia un 2.5% en la época del malvado neoliberalismo, se dedicó a decir que no había bienestar gracias a este raquítico crecimiento y nos prometió crecimientos del 4% al 8%, y resulta ser que ahora que no logra ni siquiera números positivos, empieza a diseñar nuevos métodos de medición y ya nos va a informar cómo medir el bienestar y la felicidad, él tiene otros datos, como siempre.

Y así podríamos seguirle un rato, pero considero que con esto es más que suficiente para estar tranquilos, ya que el rumbo que lleva nuestro país es el que siempre ha querido Mi Viejito Lindo quien ante los embates de la vida es fiel a sus ideas y principios.

Domingo Dias.
domingo.dias@yahoo.com.mx
Twitter: @domingodias7
www.domingodias.com

• “Un año más para que esto cambie por completo”, AMLO 1/11/19. Que emoción en tan solo 162 días México será otro.

La opinión emitida en este artículo es responsabilidad del autor y no necesariamente refleja la postura de Siete24.mx

Seguir leyendo

Análisis y Opinión

El amo de los medios de comunicación

Felipe Monroy

Publicada

on

En esta semana, el presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a cuestionar a los medios de comunicación y a quienes trabajamos en ellos. “Hay que hacer una revisión profunda sobre los medios de información, sobre todo imprimirles ética. Hace falta imperativo ético en el ejercicio del periodismo”. Tiene razón; pero, por alguna razón sospecho que ese ‘imperativo ético’ le sería más incómodo al él que al resto de la sociedad mexicana.

La ética periodística es la obediencia de los profesionales de la información a la naturaleza de nuestro trabajo, nos ayuda a discernir entre lo que es correcto y lo que es indeseable en nuestro oficio. Y la naturaleza de nuestra labor es primordialmente el servicio. Como apuntaba con insistencia Javier Darío Restrepo (qepd), la información no debe ser tratada como un poder o un privilegio sino como el servicio que asiste a la sociedad en las búsquedas de su plenitud.

La ética en el periodismo nos obliga a visibilizar lo que el poder o los intereses adversos a la sociedad desean ocultar, nos conmina a dar voz a aquellos que la estridencia o el control de los poderosos acaparan en la agenda social, nos ayuda a decantarnos por el débil ante un conflicto con quienes perniciosamente se han aprovechado de las desventajas de sus adversarios.

Si fuese necesario pensar en ‘un bando’ por el que los periodistas deberíamos optar sería simple: nuestra localidad y comunidad, en primer lugar; y el bienestar humano, en su dimensión ética más amplia. Fuera de estos compromisos, la información con la que servimos a la sociedad no debe tener inclinaciones ni a favor ni en contra de alguna persona en particular o de alguna agenda específica.

El servicio a la ciudadanía también implica reconocer la libertad de la gente, de su capacidad para comprender la realidad que le acercamos con esforzada objetividad. Es un error marcar filias y fobias políticas a nuestras audiencias; al hacerlo desconfiamos de la inteligencia de la ciudadanía y traicionamos el deber del periodismo que sólo debe ayudar a construir diálogo y decisiones políticas entre los ciudadanos.

Para poder servir con ‘imperativo ético’ desde el periodismo; los profesionales de la información no sólo nos debemos esforzar por conocer a los funcionarios de ocasión ni codearnos con las élites económicas del momento, también es necesario reconocernos miembros de una sociedad con tantas luces como sombras, sentirnos capaces de ayudar lo mismo que ser auxiliados, recordar que el único ‘amo’ que un periodista reconoce debe ser la sociedad a la que ofrece su vocación y servicio.

Quisiéramos, pero no podemos negar que, por desgracia, el oficio periodístico también ha sido pervertido por claras dinámicas de poder, de intereses y de mercado. Somos herederos de un extensísimo catálogo de ejemplos en los que el periodismo ha sido vasallo vergonzoso de poderes particulares que obraron contra el bien común. Sin embargo, también hay honrosísimas excepciones que nos ayudan a no perder la esperanza en este noble oficio.

Aquellas excepciones no cedieron al empíreo del poder; y serán excepcionales las que tampoco cedan a los poderes que hoy se enseñorean con obsesiones, agendas e intereses. Claro, ni entonces ni ahora será posible lograr este servicio sin el auxilio de la sociedad. Nadie quiere una prensa vendida a ningún interés que no sea el bien común y eso nos lleva a un par de inquietantes preguntas: ¿Como sociedad, de qué manera apoyamos a los periodistas y medios que no han traicionado la verdad ni al interés social? ¿Cómo evitamos que se vean obligados a depender de las migas del poder?

*Director VCNoticias.com
@monroyfelipe

Seguir leyendo

Te Recomendamos