Connect with us
Misión Apolo XI (NASA) Misión Apolo XI (NASA)

Ciencia

Un gran salto… a 50 años del hombre en la luna

Felipe Monroy

Publicada

on

Aquella fotografía tomada desde la faceta de la Luna, de una Tierra diminuta que aparece en la negrura del espacio, es una especie de redención. Es la liberación de la humanidad sujeta a la relativamente pequeña dimensión de nuestro planeta.

Por eso comprendemos que el paso que Neil Armstrong dio en esa superficie es un salto gigante para la humanidad entera; porque toda la historia, la ciencia, la fe y la indomable curiosidad humana se condensaron en ese hálito cuyas palabras representan el despertar de un sueño en la penumbra.

Hasta ese momento, la presencia humana sobre la superficie de la Luna pertenecía al inasible reino de la ensoñación; a una proeza de naturaleza imposible que, sin embargo, paulatinamente se concretaba mediante los avances de una carrera espacial alimentada de egos, sospechas y nefastas pasiones.

Los desechos de ese empeño espacial aún están allí, flotando indiferentes en la vastedad del cosmos, sujetos a leyes de una física que aún no comprendemos del todo; aún hay penumbra en esa fotografía de la Tierra desde la Luna porque aún hay sombras en el alma del hombre y de los pueblos.

Misión Apolo XI (NASA)

Misión Apolo XI (NASA)

Pero el descomunal logro que hizo ver la Tierra tan pequeña produjo un atisbo renovado sobre que nuestro mundo y adquirió una nueva belleza, una que era difícil de percibir porque la teníamos muy cerca de la mirada. Aristóteles advertía: “La hermosura consiste en proporción y grandeza; la belleza es proporcional a la vista del hombre”.

De tal suerte que aquel pequeño paso y aquel gran salto nos ayudaron a poner perspectiva a esa descomunal realidad que es nuestro milenario paso por la Tierra. La frase de Armstrong es primitiva y perenne por igual: Hombre y humanidad como el uno y el todo porque no se ve dónde acaba ni si las partes se continúan entre sí para componer un todo.

La humanidad como creación indómita que a la vista de la historia resiste al malogrado empeño de todos los hombres; y el hombre, individuo frágil y breve, capaz de una trascendencia de aquiescencia divina. Esos son los sujetos de la frase de Armstrong pero en sentido inverso: el hombre es portentoso e indómito y la humanidad es de una fragilidad conmovedora.

La pisada de un sólo hombre en la luna es la huella de una humanidad entera impresa más allá del sitio donde nació y de las aparentes fronteras que la creación le impuso para vivir; sí, pero la pisada de cualquier hombre en dirección a su trascendencia siempre está dentro del llamado al conocimiento y al amor.

“Me resisto a aceptar que la humanidad se encuentre trágicamente atrapada en la negrura de la noche”, apuntó Martin Luther King Jr. Cada proeza científica es una nueva ventana de luz, y cada audacia por amor es un paso a través de aquella.

El gran salto de Armstrong es el pequeño paso de la humanidad en búsqueda de un destino que siempre escapa: la conquista del espacio y de los cuerpos celestes pertenece a una naturaleza épica.

Armstrong sintetiza en una pequeña frase la epopeya humana: “Este es un pequeño paso para un hombre, pero un gigantesco salto para la humanidad”. La frase que expresó Neil Armstrong aquel 21 de julio de 1969 al descender la escalerilla del módulo lunar del Apolo 11 puede estar llena de simbolismo poético y significados figurados o puede ser tan literal como suena: Un hombre que da un paso porque todos los esfuerzos científicos de toda una humanidad se coronaron con esa proeza. Una humanidad que no parará en su sendero a la trascendencia porque su amor es el faro que ilumina cualquier horizonte.

@monroyfelipe

Saturno, protagonista en el cielo veraniego



Dejanos un comentario:

Ciencia

Hallan temazcal prehispánico en La Merced

Siete24.mx

Publicada

on

Hallan temazcal prehispánico en La Merced

Ciudad de México.— Los restos de un temazcal prehispánico descubierto en un predio de las inmediaciones de La Merced, en el Centro Histórico de Ciudad de México, han permitido ubicar con precisión el lugar donde estuvo el barrio de Temazcaltitlan, uno de los más antiguos de Tenochtitlan.

El registro de este baño de vapor, que data del siglo XIV, por parte de la Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), es uno de varios hallazgos realizados por un equipo de la Dirección de Salvamento Arqueológico (DSA), encabezado por Víctor Esperón Calleja, en la calle Talavera.

Las excavaciones en este predio también permitieron liberar los vestigios de una vivienda que fue habitada, posiblemente, por una familia indígena de origen noble, poco tiempo después de haberse consumado la conquista española. Además, se hallaron diferentes estructuras arquitectónicas de una curtiduría, la cual funcionó en el último siglo del periodo novohispano, es decir, entre 1720 y 1820.

Es de una insólita coincidencia que los orígenes del callejón afamado por los expendios donde “se visten Niños Dios”, estén vinculados con la maternidad en la época prehispánica.

En su Crónica Mexicáyotl, Hernando Alvarado Tezozómoc señala que en este lugar se hizo un temazcal para bañar y purificar a la doncella Quetzalmoyahuatzin, noble mexica que había parido en Mixiuhca, “allá se bañó la madre de Contzallan, por eso se denomina Temazcaltitlan, allá se bañaron todos los mexicanos, allá se asentaron”.

Aunque excavaciones anteriores en la vecina Casa Talavera, habían evidenciado estructuras arquitectónicas tenochcas, el arqueólogo refiere que es la primera vez que se tiene un testimonio plausible de la vocación de Temazcaltitlan, un barrio donde se veneraba a deidades femeninas como Tlazolteotl, Ayopechtli o Ixcuina (diosa del parto), Coatlicue, Toci, Chalchiuhtlicue y Mayahuel, advocaciones ligadas a la tierra, a la fertilidad, al agua y al pulque.

Próximos a la entrada del predio donde se registró el hallazgo, en el área oeste, se observan los restos del temazcal, elaborado con bloques de adobe y fragmentos de tezontle recubiertos de estuco. En la parte central se ve la tina o pileta de agua para el baño de vapor, así como una de las banquetas que formaban parte del mismo. Con base en los restos encontrados, se infiere que sus dimensiones eran de 5 metros de largo por 2.98 de ancho.

El responsable del salvamento arqueológico explica que el tlaxilacalli o barrio de Temazcaltitlan, pertenecía a la parcialidad de Teopan (también llamado Zoquipan), primer territorio lacustre ocupado por los mexicas. La zona de Temazcaltitlan fue la sede primigenia del islote en la que se produjo el avistamiento de las señales pronosticadas por Huitzilopochtli, como lo recuerda el monumento de “La aguilita”, en la Plaza Juan José Baz, que le hace contraesquina.

El predio en la calle Talavera ha supuesto una “caja de sorpresas”, pues en prácticamente todo el terreno se distribuyen restos arqueológicos de sus distintas temporalidades, como es el caso de un complejo industrial para curtir pieles, el cual debió funcionar en la última centuria del virreinato español (1720-1820). Esta casa de curtiduría ocupó además la contigua Casa Talavera, según los hallazgos registrados en el área este de ese centro cultural.

Siete24.mx

ebv

Seguir leyendo

Ciencia

El ornitorrinco está camino a la extinción

Siete24.mx

Publicada

on

Ornitorrinco, cambio climático, animales en peligro de extinción
Foto: Especial

Sídney.— El ornitorrinco, un emblemático y extraño animal australiano con pico de pato y cola de castor, se encamina a la extinción por culpa del cambio climático y la pérdida de su hábitat por el desarrollo humano, publica este lunes un estudio académico.

Además, la fuerte sequía que aqueja a Australia desde el año pasado, una de las peores de las últimas décadas, ha hecho que se sequen los ríos, en donde viven estos animales venenosos y de hábitos nocturnos que son endémicos en el este de Australia y la isla de Tasmania.

“Estos peligros exponen más al ornitorrinco a una peor situación de extinción local sin la capacidad de poblar nuevamente estas áreas”, indicó en un comunicado Gilad Bino, líder de la investigación del Centro de Estudios de los Ecosistemas de la Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW, siglas en inglés).

El estudio, publicado en la revista científica Biological Conservation, calcula que en el marco de las actuales condiciones climáticas, así como la tala de árboles y la fragmentación de los diques, el número de ornitorrincos se reducirá entre un 47 a un 66 por ciento en los próximos cincuenta años.

“Esto causaría la extinción de las poblaciones locales en un 40 por ciento del rango”, degún el estudio sobre los ornitorrincos, clasificados por la a Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza como “casi amenazados”.

Más: Rescatan en CDMX a animales en peligro de extinción

Pero muchas jurisdicciones en Australia no han incluido al ornitorrinco en ninguna lista, a excepción del estado de Australia del Sur, que lo ha calificado como una especie en peligro.

Los investigadores alertaron que las evidencias crecientes muestran que el ornitorrinco, como otras especies nativas australianas se encaminan a la extinción, al pedir acciones urgentes para conservarlos.

Por su lado, el director del Centro para la Ciencia de los Ecosistemas de la UNSW, Richard Kingsford, indicó que los ornitorrincos viven en áreas en donde la expansión humana y urbana han puesto en peligro sus vidas y han arrasado con sus hábitats.

“Esto incluye las presas que frenan sus movimientos, la agricultura que destruye sus madrigueras, los equipos para pescar y las trampas para los crustáceos que pueden hacer que se ahoguen, así como los zorros que son especies invasoras”, precisó Kingsford.

El ornitorrinco, que viene desapareciendo desde la colonización británica del país a finales del siglo XVIII, es considerado uno de los mamíferos más primitivos desde el punto de vista evolutivo.

Este animal llegó por primera vez al Museo de Historia Natural de Londres en 1799, pero ante un animal con piel de topo, cola de castor, patas de rana, espolón de gallo, pico de pato y dientes, el doctor británico George Shaw lo consideró inicialmente un fraude, pues no daba crédito a la existencia de algo tan sorprendente. EFE

JAHA

Seguir leyendo

Te Recomendamos