Tras siete horas de discusión la Cámara de Diputados aprobó la reforma constitucional en materia educativa

Jorge Francomárquez

Jorge Francomárquez

México.— Los primeros minutos de este jueves, tras casi siete horas de discusión, la Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular con modificaciones, la minuta de la reforma constitucional en materia educativa devuelta por el Senado.

El documento, entre otros puntos, establece la obligación del Estado de garantizar una educación de excelencia y gratuita en todos sus tipos y niveles, desde la inicial hasta la superior.

Desaparece el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), elimina las evaluaciones que afectan la permanencia de los maestros en el servicio y establece que sus derechos laborales se regirán por el Apartado B del artículo 123 de la Constitución Política.

Cabe destacar que la discusión se desarrolló de forma intensa y acalorada y fueron los diputados del PAN los principales opositores, quienes incluso señalaron que la urgencia de López Obrador por aprobar esta reforma era para darle su regalo del Día del Maestro a la líder sindical Elba Esther Gordillo, lo cual encendió aún más los ánimos.

Te puede interesar Confía AMLO aprobación en breve de reforma educativa

Alrededor de las 21:00 horas del miércoles, el Pleno la aprobó el dictamen por mayoría calificada, con 396 votos a favor, 68 en contra y una abstención.

Posteriormente, a las 00:15 horas de este jueves, se avaló en lo particular, también por mayoría calificada, con 389 votos en pro, 60 en contra y dos abstenciones, tras desecharse 29 reservas que presentaron diputados de Morena, PAN, PRI, PT y PRD.

El documento fue remitido nuevamente al Senado de la República para su análisis y eventual ratificación.

La discusión inició a las 17:30 horas de ayer miércoles con la presentación del documento en tribuna por parte de la presidenta de la Comisión de Educación, diputada Adela Piña Bernal (Morena).

 Te puede interesar Cancelan licitación de refinería en Dos Bocas

Piña Bernal indicó que el documento retoma y ratifica los argumentos del dictamen original, aprobado por la Cámara de Diputados durante la sesión del pasado 24 de abril, e incluye algunas precisiones planteadas por senadoras y senadores.

Destacó que la reforma abroga la Ley General del Servicio Profesional Docente y la Ley del INEE, reafirma la rectoría del Estado sobre la educación y elimina las evaluaciones docentes de carácter punitivo.

Distingue a los maestros como agentes fundamentales del proceso educativo y reconoce su derecho a acceder a un sistema de formación, capacitación y actualización realimentado por evaluaciones diagnósticas, formativas e integrales.

“El ingreso, la promoción y el reconocimiento estarán asociados con los conocimientos, aptitudes y experiencia. Nunca más exámenes estandarizados”, expresó la legisladora.

Comentó que la educación se basará en el respeto irrestricto a los derechos humanos, con un enfoque de perspectiva de género y la cultura de paz; se fortalecerá la educación indígena, plurilingüe e intercultural y se establecerán medidas alimentarias en las escuelas con rezago social.

Se establece que la educación buscará el desarrollo de la ciencia, la tecnología y la innovación, así como el cuidado de la naturaleza; se fortalecerán las escuelas normales y se mantendrá la autonomía de las universidades.

Piña Bernal indicó que entre los planteamientos de los senadores, incluidos en la minuta, destaca el énfasis en la importancia de las matemáticas y la lectoescritura en planes y programas de estudio.

También, en el artículo decimoprimero transitorio, la obligación del Ejecutivo federal de definir una estrategia nacional de mejora de las escuelas normales para su fortalecimiento, en un plazo no mayor de 180 días contados a partir de la entrada en vigor del decreto.

En el decimocuarto transitorio se precisa que la Cámara de Diputados aprobará en el Presupuesto de Egresos de la Federación los recursos necesarios para apoyar la ciencia, tecnología e innovación.

En el decimosexto transitorio se estipula que los derechos laborales de los maestros se regirán por el Apartado B del artículo 123 de la Constitución y se precisa que prevalecerá la rectoría del Estado.

Luego de la fundamentación, hicieron uso de la tribuna diputados de los ocho grupos parlamentarios para fijar la postura de sus bancadas, y después diversos legisladores hablaron en pro y en contra del dictamen.