De 2107 a 2108 aumentaron 40% los fraudes cibernéticos en México

Jorge Francomárquez

Jorge Francomárquez

México.— Ante el incremento de 2107 a 2108 de un 40 por ciento en los fraudes cibernéticos, México se convirtió en el país con más fraudes de este tipo en América Latina. Es en este contexto que elsenador de Morena y presidente de la Comisión de Hacienda, Alejandro Armenta, anunció la presentación de un punto de acuerdo para atajar este problema.

Cabe destacar los cientos de fraudes cibernéticos sufridos por cuentahabientes del banco HSBC, que se posicionó como el quinto banco con más reclamaciones a nivel nacional.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), de 2011 al 2018 se registraron 30.8 millones de reclamaciones sobre posibles fraudes.

El primer semestre de 2018, se registraron 3.5 millones, por un monto de 9 mil 231 millones de pesos. En 2011 los fraudes cibernéticos representaban el 8 por ciento del total y en el 2018 el 59 por ciento.

Te puede interesar ¿Qué hacer en caso de robo de tarjetas para evitar fraudes?

De los 2 millones de reclamaciones por fraudes cibernéticos registrados en el primer semestre del 2018, el 96 por ciento pertenecen a comercio electrónico por un monto de más de 2.4 millones de pesos.

Cabe destacar que el incremento del fraude en Banca Móvil fue de 125 por ciento del primer semestre de 2017 al mismo periodo de 2018.

En los últimos meses se han denunciado alrededor de 300 casos procedentes de 17 estados: Nuevo León, Estado de México, Ciudad de México, Colima, Campeche, Coahuila, Sonora, Jalisco, Hidalgo, Durango, Puebla, Tlaxcala, San Luis Potosí, Guerrero, Chihuahua, Oaxaca y Quintana Roo.

Estos casos son de clientes del Grupo Financiero HSBC, cuyas cuentas que han sido objeto de distintos fraudes por medio de la banca electrónica.

Te puede interesar Alertan por nuevas formas de fraude

Se les otorgan créditos sin su autorización y posteriormente el efectivo es transferido a otras cuentas.

Filtran su información confidencial y obtienen sus contraseñas y todo lo necesario para operar la banca por internet SIN SU AUTORIZACIÓN.

Los clientes de HSBC exigen la intervención de las autoridades para que estos ilícitos dejen de cometerse, sean investigados y sea reparado el daño.

De acuerdo con la CONDUSEF, las quejas por este tipo de anomalías a HSBC han aumentado en 56% entre el ejercicio 2017 y el 2018, pasando de 206 mil 873 a 323 mil 398.

Esto coloca a HSBC como el quinto banco que más reclamaciones tiene a nivel nacional.

Las reclamaciones han resultado IMPROCEDENTES porque aunque fueron obtenidas de forma ilegal, se usó la firma electrónica, el usuario y la contraseña personalizada, datos que supuestamente sólo se pueden obtener con el consentimiento del cliente o usuario.

Resulta muy extraño el hecho de que una gran mayoría de los defraudados no tienen servicio de banca electrónica.

Los clientes defraudados señalan que al denunciar los hechos ante las autoridades, inician un proceso de investigación largo y tortuoso el cual los ejecutivos de HSBC retrasan y vuelven imposible el rastreo del dinero.

Por todo esto, el punto de acuerdo propuesto exige la intervención de diversas autoridades para que dichos ilícitos dejen de cometerse, sean investigados y sea reparado el daño cometido con la reintegración monetaria de cada cliente afectado.

Asimismo, se solicita audiencia con diversas autoridades y representantes de las instituciones bancarias, a efecto de exponer cada uno de sus casos.

Se pide que se investigue el indebido tratamiento de datos personales vinculado con el robo de identidad, relacionado con clientes de la institución bancaria Grupo Financiero HSBC y se propone una mesa de diálogo con un grupo de legisladores y con representantes de los clientes afectados por Grupo Financiero HSBC con el objetivo de analizar la problemática y ofrecer alternativas de solución.

Adicionalmente se exige que se fortalezcan las medias de seguridad, para prevenir el robo de identidad y fraudes en las transferencias interbancarias, a fin de garantizar la seguridad de las inversiones y el patrimonio de los usuarios.

JFM