¿Al pueblo pan y circo con AMLO?

Siete24.mx

Siete24.mx

Por Domingo Días,
un ciudadano común

Frase del poeta romano Juvenal (año 100 AD): “… desde hace tiempo —exactamente desde que no tenemos a quien vender el voto—, este pueblo ha perdido su interés por la política, y si antes concedía mandos, haces, legiones, en fin; todo ahora deja hacer y sólo desea con avidez dos cosas: pan y juegos de circo”, que bien describe la situación actual por la que atraviesa nuestro país.

Los ciudadanos con hartazgo de los políticos y sus partidos han decidido por probar suerte y mire usted nada más a quien eligió, a quien ofreció el mejor pan y el mejor circo, a Andres Manuel Lopez Obrador.

No quiero con esto decir que Andres Manuel no tenga propuestas serias y que toda su plataforma y plan sexenal sean pan y circo, pero si fue precisamente el pan y circo, su manera de encantar al pueblo mexicano.

Promesas que si bien va a cumplir no son mas que eso pan y circo. He aquí algunas de ellas.

El dejar de vivir en la Residencia Oficial de Los Pinos, me pregunto ¿qué vamos a ganar con esto?, en realidad sirve de poco o de nada, de alguna manera habrá que gastar para que viva en otro lugar o si se decide por Palacio Nacional, habrá que remodelar alguna zona. Aparte en Los Pinos no solamente pernocta el presidente, también son oficinas, salones para recibir a mandatarios y personalidades de otros países. Se encuentra ubicada en una zona donde es fácil integrarse a las vialidades principales de la CDMX. Conclusión solo sirve para decir: “No vivo en Los Pinos”.

Viajar en líneas aéreas comerciales, lo cual aunado a vender el avión presidencial resulta ser una de las propuestas que además de no servir de nada, va a causar problemas. No me puedo imaginar el caos en el aeropuerto, y será el actual porque el nuevo va para atrás, dada la complejidad de un viaje de estado, empezando por su seguridad y cuidado, la cantidad de asientos que se necesitan para los que viajan con él.

Si bien podría en algunos vuelos, contados realmente, moverse en líneas comerciales, en la mayoría no. Esto le sucedió a David Cameron, exprimir ministro británico, quien algunos de sus viajes los realizo en líneas comerciales, llegando a utilizar líneas de bajo costo como Easyjet, sin embargo, en la mayoría utilizó aviones de la Real Fuerza Aérea y acabó por comprar el RAF Voyager A330 en unos 258 millones de pesos aproximadamente.

El mismísimo Jose Mujica tuvo que comprar una avioneta Cessna 414 para trasladarse. Si la promesa hubiera sido el emplear medios más económicos para trasladarse, transparencia en el uso del avión presidencial y dejar de usar este para que sus parientes más cercanos hagan viajes de placer, no habría nada que decir, es más se le aplaudiría, pero volar en líneas comerciales y vender el avión no sirve de nada, además este no está pagado en su totalidad, habría que pagarlo para venderlo.

Una aeronave acondicionada a necesidades tan específicas como son las de un avión presidencial si se llegara a encontrar un comprador este tendría que hacerle varios cambios a su gusto y esto castigara el precio, se le perdería mucho.

Dejar de ser custodiado por el Estado Mayor Presidencial (EMP) e integrarlo al Ejército, las principales funciones del EMP son proteger no solo al presidente, también a su familia, al presidente electo, a los secretarios de estado, ex presidentes y a aquellas personas que el Ejecutivo Federal le instruya, proporciona seguridad y el apoyo logístico que el Estado mexicano está obligado a brindar a dignatarios extranjeros durante sus visitas a nuestro país y además  se le asigna la misión de coordinar la seguridad y la logística integral de las reuniones internacionales de Jefes de Estado y de Gobierno, así como las de nivel ministerial celebradas en México y organizadas por el Gobierno Federal.

El ya no quiere que lo cuide el EMP y está en todo su derecho, en realidad mientras lo cuiden a pocos les preocupa quien y como lo hace, pero el gasto en su protección se debe hacer y se hará.

De las demás funciones del EMP las tendrá que seguir haciendo, no podemos quitar la seguridad a los otros, simplemente las decisiones que toman son críticas y afectan los intereses de alguien y ese alguien podría querer hacerles daño a ellos o sus familiares más cercanos, de ahí la importancia de que los ex presidentes continúen con esta esta prestación, para que sean libres al tomar sus decisiones ya que ellos en algunos años dejaran el poder, pero a los que afectaron no, seguirán siendo los mismos.

Alguien tendrá que coordinar las reuniones y de los visitantes y ni que decir, se tiene que hacer por reciprocidad, o acaso él no va a salir de México. Nuevamente ¿Qué ganamos con esto? Creo que nada.

Y así hay más pan y circo en sus promesas, pero con estas tres ocupamos por el momento el Gran Circo de Tres Pistas, presentándoles: “No vivo en los Pinos”,” Viajo como todos” y “No me cuiden tanto”.

[La posición aquí reflejada es la opinión de su autor y no significa que sea el sentir de Siete24.mx]