El Senado emitió un exhorto para diversas autoridades tanto federales como locales, para tomar acciones contundentes contra la contaminación ambiental que se vive en la zona metropolitana de Monterrey en Nuevo León

Jorge Francomárquez

Jorge Francomárquez

México.— En el Senado de la República se denunció que desde diciembre del 2013, las secretarías de Salud y Desarrollo Sustentable de Nuevo León, se han declarado frecuentemente en alerta por la contaminación del aire en Monterrey.

El senador Oswaldo Fuentes Solís, del grupo parlamentario del PAN, expuso que en lo que va de 2019, esto ha ocurrido ya en tres ocasiones, por lo que se trata de un problema que persiste sin que haya una respuesta contundente por parte del gobierno estatal.

Aunado a la contaminación, las empresas dedicadas a la extracción de piedra, agravan la problemática, por los contaminantes que arrojan al aire y el uso constante de dinamita, con la cual también generan fallas geológicas.

El legislador explicó que dichas empresas tampoco pagan algún impuesto por la extracción de los materiales, como sí hacen en otros estados de la República, para mitigar o resarcir de alguna forma los daños ocasionados al ambiente.

Te puede interesar Grupo de Contacto propone elecciones como solución a crisis en Venezuela

Indicó que hay repercusiones graves en la salud de los habitantes, particularmente en quienes padecen enfermedades cardio-respiratorias y cáncer pulmonar, además de niños menores de cinco años y adultos de entre 50 y 75 años.

Ante esta situación el senador Fuentes Solís presentó un punto de acuerdo que fue aprobado y considerado de urgente resolución, en el que el Senado solicitó a la titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Josefa González Blanco, su intervención en Nuevo León, para implementar medidas urgentes y combatir los altos niveles de contaminación ambiental en el área metropolitana de Monterrey.

También, llamó al Congreso del estado a realizar modificaciones legales para establecer una tasa impositiva para empresas pedreras, acorde a la problemática que permita generar mecanismos medibles para resarcir el daño a la salud y al ambiente en el estado.

Asimismo, se exhortó al gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón “el bronco”, para que implemente medidas cautelares que mitiguen la contaminación ambiental que ocasionan las pedreras, toda vez que la Estrategia para la Calidad del Aire de Nuevo León, no arroja resultados medibles positivos.

Te puede interesar Reforzarán seguridad en 17 regiones; Policía Federal insuficiente

El Senado también solicitó al titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable de aquella entidad un informe pormenorizado con el número de empresas pedreras que operan en la entidad. También los permisos otorgados para su operación.

Finalmente, solicitó a la Secretaría de Salud de Nuevo León un informe sobre los casos que actualmente son atendidos por complicaciones derivadas de la contaminación ambiental, particularmente por cáncer de pulmón y enfermedades cardio-respiratorias.