El diputado Héctor Yunes acusó a Claudia Ruiz Massieu, presidenta del PRI, de estar más ocupada en vestir un disfraz de demócrata que en buscar la verdadera unidad de los priistas

Jorge Francomárquez

Jorge Francomárquez

México.— El diputado federal Héctor Yunes Landa, aseveró que la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), encabezada por Claudia Ruiz Massieu, se ha encargado de dividir al priismo veracruzano ignorándolo a pesar de ser la tercera entidad con el mayor número de militantes.

Luego de darse a conocer que Ruiz Massieu no asistirá a la toma de protesta de la nueva dirigencia del PRI en el estado de Veracruz, el vicecoordinador de la bancada del PRI en San Lázaro señaló que el Comité Ejecutivo Nacional de su partido navega entre la indolencia y la simulación, pues no ha sabido apuntalar  la unidad de los liderazgos locales del partido. 

La dirigencia nacional que usted encabeza, dijo Yunes Landa a Ruiz Massieu, está más ocupada en vestir un disfraz de demócrata que en buscar la verdadera unidad de los priistas.

Te puede interesar Anuncia AMLO el Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado

Si quiere convertirnos en un partido de tribus, señora presidenta, va por el camino adecuado, aseveró.

Yunes Landa dijo no estar en contra quienes integran la nueva dirigencia en Veracruz. “Estoy en contra de la actitud arrogante del CEN del PRI en el trato que su dirigencia le ha dado al priismo veracruzano incluso mucho antes del proceso interno”, afirmó el legislador.

Yunes Landa criticó la falta de interés de la dirigente nacional, Claudia Ruiz Massieu, por construir una planilla de unidad para la elección interna en Veracruz, lo que confrontó a las distintas corrientes priistas.

Esa misma confrontación provocó en Yucatán y Baja California, aseguró.

Te puede interesar 222 fosas clandestinas

Héctor Yunes dijo que, salvo honrosas excepciones, se trata de una dirigencia nacional sordomuda, que no escucha a su militancia y tampoco es capaz de fijar la postura del Partido en los grandes temas nacionales y explicó que estas fueron algunas de las razones por las que tampoco asistió a la última sesión del Consejo Político Nacional del que forma parte.

Finalmente, reconoció que el PRI, después del último proceso electoral, vive una crisis agudizada por la indolencia de sus actuales dirigentes quienes han declinado a luchar por resurgir como una verdadera oposición. 

Su silencio, señora presidenta, frente a las pifias del gobierno de la transformación de cuarta, tienen un tufito de complicidad”

Estamos perdiendo una oportunidad histórica para reposicionarnos. Si no puede usted con la tarea de opositora que le corresponde, respetuosamente, le sugiero ya no hacer efectiva la solicitud de licencia al cargo de senadora de la República que recientemente anunció y mejor renuncie al cargo de presidenta nacional de nuestro partido, enfatizó el legislador veracruzano.