Connect with us
UNAM, CDMX, alumno, transporte, pilas recargables, UNAM, CDMX, alumno, transporte, pilas recargables,

Ciencia

Alumno de la UNAM diseña el transporte ideal para la CDMX

Avatar

Publicada

on

Ciudad de México.— Un alumno de la UNAM concibió el transporte ideal para la Ciudad de México. No es una moto ni un auto eléctrico, es una bicicleta híbrida, que se mueve con energía humana y pilas recargables.

Julio César Arce González, alumno del Centro de Investigaciones en Diseño Industrial (CIDI) de la Facultad de Arquitectura (FA), fue el creador, basado en varios beneficios: recorrer distancias mayores y pendientes con menor esfuerzo y fatiga; promover mejor calidad de vida; fomentar el uso racional de la energía; reducir las emisiones contaminantes y descongestionar las vías públicas.

El “Prototipo de bicicleta eléctrica para sistema de bicicletas públicas” fue integrado en el Laboratorio de Movilidad e Infraestructura Verde para la Eficiencia Energética en Ciudades, de la UNAM, y es el primero de varios relacionados con la movilidad urbana. El proyecto es el trabajo recepcional de licenciatura, en el CIDI, de Julio César.

Actualmente la bicicleta eléctrica es considerada una alternativa para complementar un sistema de transporte mayor, pues comparada con otros vehículos es más asequible y amigable con el medio ambiente. El diseño universitario “permite optimizar el esfuerzo humano que se requiere para recorrer largas distancias dentro de las ciudades”, explicó Arce González.

Este proyecto recibió apoyo del Conacyt y el gobierno capitalino se ha acercado para conocerlo, “pero aún no hay un modelo de negocio. La bicicleta está ahí y actualmente el Instituto de Ingeniería desarrolla 30 unidades de un primer lote”.

Te puede interesar Alumnas de la UNAM desarrollan popotes de mango

“También se busca generar un cambio en el estilo de vida de la gente, tener un sistema que cumpla, incluso mejore, los estándares de calidad internacionales, además de facultar la tecnología que haga posible el licenciamiento del sistema”, detalló.

“Aunque parecen un invento moderno, las bicicletas eléctricas nacieron casi al mismo tiempo que las tradicionales. Fue hasta el siglo XX que las eléctricas comenzaron a tener un papel protagónico, en 1973, tras la crisis energética del petróleo que asoló a Estados Unidos”, recordó.

Características

Las dimensiones de la bici van de acuerdo con aspectos funcionales y ergonómicos de la población mexicana. Es ligera, con materiales resistentes y apariencia tecnológica.

Tiene un motor de 250 watts en el eje de los pedales, que asiste al ciclista cuando pedalea; se pueden elegir diferentes niveles de asistencia, dependiendo de las necesidades.

Su peso es de 23.13 kilogramos, con un cuadro de 36.6 centímetros de acero al carbono, rines de aluminio diseñados para soportar demandas como brincos y acrobacias, tres velocidades con freno de tambor, manubrio de acero con canastilla, asiento de tipo cicloturismo y luces delantera y trasera. Si velocidad máxima es de 25 kilómetros por hora.

Es rodada 24 (pulgadas) y está fabricada bajo perfiles tubulares de acero y lámina doblada, con acabado de pintura electrostática para protegerla de ambientes salinos. Sus componentes son durables, de alta calidad y bajo o nulo mantenimiento, con sistema de anclaje.

Se trata de una bici mecánica a la que se acopló un motor eléctrico para asistir al ciclista en el avance, sobre todo en pendientes pronunciadas, reiteró Julio César. La energía para mover el motor es suministrada mediante una batería que se recarga en la red eléctrica; es más económica en comparación con los autos de combustión interna y otros vehículos eléctricos.

Su dirección es suave, ágil y absorbe las irregularidades del terreno, lo que aumenta la eficiencia y confort. El color blanco metálico le otorga un aspecto limpio y moderno, y la tipografía que indica el número de la unidad se eligió para reforzar la apariencia tecnológica.

Los neumáticos fueron probados en velocidades de hasta 50 kilómetros por hora, con baja resistencia al rodamiento y buen agarre.

El sistema eléctrico, compuesto por motor, batería y unidades de control, se realizó con base en un estudio eléctrico y de requerimientos generales. Utiliza una unidad electrónica para desplegar información importante del sistema de un solo vistazo. Su pantalla LCD de alto contraste permite una lectura fácil, incluso con luz directa del sol.

Finalmente, tiene una carcasa plástica que protege y contiene las celdas de energía; en su interior cuenta con 30 pilas de ion de litio, 10 bloques conectados en serie y tres baterías conectadas en paralelo.

ebv



Dejanos un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ciencia

Se triplicarán casos de Alzheimer en 2050: UNAM

Avatar

Publicada

on

Por

ESPECIAL

México.- La aprobación del fármaco experimental Aduhelm para las fases tempranas de la enfermedad de Alzheimer por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) no representa el fin del padecimiento, sino el principio del desarrollo de nuevos fármacos, porque aún no existe cura para ese mal, aclararon expertos de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM.

Además, alertaron que existen de 40 a 50 millones de casos de demencias a escala mundial, pero podrían triplicarse para 2050. De esta manera, los 35 millones de casos de la enfermedad de Alzheimer actuales aumentarán por tres.

En México, dijo María del Carmen Cárdenas Aguayo, se calcula que hay un millón de casos “pero deben ser más porque muchas veces no se reportan”. Este mal –que en las naciones industrializadas representa la tercera o cuarta causa de muerte–, va en aumento en Latinoamérica.

“Hay que ver qué cambios en el estilo de vida, en la alimentación, se han dado y que están favoreciendo su incidencia. En nuestro país, por ejemplo, tenemos una epidemia de diabetes y obesidad, que son factores para desarrollar ese tipo de demencia”, agregó.

En la conferencia de prensa a distancia “Aduhelm ¿El fin del Alzheimer?”, la experta explicó que la demencia es una pérdida de las capacidades cognitivas y de valerse por sí mismo; dentro de ellas se ubican múltiples enfermedades neurodegenerativas, de las cuales 70 por ciento lo constituye esta enfermedad.

Su prevalencia es de 7.3 por ciento en adultos mayores de 60 a 65 años. Los casos genéticos van del uno al cinco por ciento y la mayoría son esporádicos: es decir, se presentan sin un antecedente genético claro.

José Luis Delgado Reyes añadió que a mayor edad se incrementa la probabilidad de tener la enfermedad; entre los mayores de 80 años es de 30 por ciento y “si hay factores genéticos, es decir, un familiar de primer grado con el padecimiento aumenta de dos a cuatro veces la posibilidad de presentarla”.

Al respecto, Cárdenas Aguayo recordó que la esperanza de vida va en aumento; el último censo poblacional en México muestra un incremento en la proporción de personas mayores. Aunque el envejecimiento es el principal factor de riesgo para desarrollar el mal, no significa que llegar a la tercera edad la produzca; es posible envejecer de manera saludable.

Vemos que la enfermedad es multifactorial, influye el estilo de vida y la presencia de comorbilidades (por ejemplo, la hipertensión arterial puede provocar demencia). Una alimentación y ciclos de vigilia y sueño adecuados, ejercicio y manejo del estrés, ayudan a tener un cerebro más sano, abundó el universitario.

La científica recordó que el Alzheimer lleva a la pérdida de la memoria de corto plazo, primero, y después de largo plazo; provoca dificultad para realizar tareas como el aseo y cuidado personales, desorientación en tiempo y espacio y, en casos severos, se pierde el habla y el movimiento. Hay pacientes quienes pueden morir por asfixia porque olvidan como tragar al momento de alimentarse.

Durante la enfermedad, prosiguió José Luis Delgado, se pierden cantidades de neuronas; unas de las primeras son las del hipocampo, por eso el paciente tiene como síntoma principal trastornos de memoria. Conforme avanza, se afectan otras áreas cerebrales y no puede reconocer rostros, incluso de familiares cercanos; terminan postrados en una cama y fallecen, generalmente, por un proceso infeccioso pulmonar o de vías urinarias.

En el cerebro se observa que el encéfalo se redujo, aumentó el área de los ventrículos y se deterioró el hipocampo, el cual es el centro del aprendizaje y la memoria. Claramente hay una degeneración neuronal, coincidió María del Carmen Cárdenas. 

Delgado Reyes añadió que aún hay un camino largo por andar. “Lo interesante de estos nuevos tratamientos es que no provocan una mejoría transitoria, sino que van a la raíz del problema que es tratar de disminuir el proceso inflamatorio que provoca la muerte de las neuronas. En ese sentido, se abre un camino que no existía con los tratamientos anteriores, y eso da cierta esperanza”.

LEE Advierten lluvias torrenciales en las próximas horas

emc

Seguir leyendo

Ciencia

Los mares, clave para funcionamiento del planeta

Emanuel Mendoza Cancino

Publicada

on

ESPECIAL

México.- Elva Escobar, investigadora del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología (ICML), aseguró que el Decenio de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible, que inició la Organización de las Naciones Unidas, es una oportunidad para reflexionar sobre la importancia de los mares como determinante de la vida futura en el planeta, incluida la humana.

Por más de cuatro décadas la UNAM lleva a cabo aportes sustanciales al conocimiento de los mares contribuyendo a la evaluación de la contaminación, de la diversidad biológica y de los recursos.

“Los resultados de la investigación han permitido reconocer el declive en las condiciones de los océanos. Contribuciones como éstas en todo el mundo, motivaron el Decenio, con la idea de realizar acciones transformadoras en beneficio de los océanos y la vida”, estimó.

La especialista comentó que el conocimiento de los mares en la UNAM se genera además del ICML en los institutos de Geofísica, Geología, Ciencias de la Atmósfera, Geografía, Biotecnología, Ecología, Biología y desde las Humanidades Antropológicas y en las facultades de Ciencias, Iztacala, Zaragoza, la ENES Morelia y en Yucatán. Cada día se sumarán más. 

El ICML cuenta con la Unidad de Informática Marina (UNINMAR), uno de los repositorios de datos de los océanos de acceso abierto que apoyan la toma de decisiones para la investigación, los sectores y la industria.

La universitaria, miembro del grupo de planificación, enfatizó que la vida se originó en los mares y sus genes evolucionaron a lo largo de cuatro mil millones de años, por lo cual hay que tener respeto y evitar perder más especies.

El cambio de narrativa de que por su gran dimensión los océanos pueden recibir todos los impactos, o es difícil evaluar, debe cambiar y reconocer la importancia que tienen al representar 71 por ciento del planeta.

“Los mares son una gran solución para el cambio climático, el Decenio ofrece un marco unificador para alcanzar los objetivos de la Agenda 2030. Debemos recordar que los océanos están presentes todos los días con nosotros: a través de la lluvia se deposita el agua y ya procesada la bebemos, la usamos en la agricultura, la ganadería”, explicó.

En 2015 Naciones Unidas presentó los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que revisaban los problemas a los que se enfrenta la humanidad, los cuales es necesario solucionar. La campaña cuenta con 17 objetivos, de los cuales el 14 está dedicado a la vida en océanos.

A una década de alcanzar el plazo, la ONU presentó el Decenio de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible reconociendo que los mares están sujetos a amenazas sin precedentes como resultado de la actividad humana. Las evaluaciones indican que para 2050 el plástico, contaminantes y el cambio climático podrían en sinergia afectar irreversiblemente los ecosistemas marinos si no se actúa ahora.

“¿Por qué en vez de envasar el agua en plástico para beber no la tratamos para mejorar su calidad antes de reusarla, reciclarla o descartarla limpia al ambiente?

El costo es elevado pero el costo de no hacerlo es aún mayor. Sería deseable que en una década podamos beber el agua potable de la llave. El plástico para envasarla ya no serían un problema de basura. La solución la tenemos nosotros. Los mares son nuestra solución para la vida futura”, destacó la experta en ecosistemas del mar profundo.

El Decenio busca enlazar esfuerzos de ciencia para la gestión de los mares, para lo cual se pretende alcanzar siete resultados: océanos limpios, sanos y resilientes, predecibles, seguros, sustentables, transparentes y accesibles e inspiradores en los cuales la UNAM contribuye desde el ICML y otras entidades, en colaboración con instituciones del país e internacionales.

Los océanos son un tema transversal a las ciencias. La definición de ciencias oceánicas en el Decenio es amplia, incluye las humanidades, ciencias del mar y la cultura, con el objetivo de ofrecer solución en crisis, eventos únicos y planear a largo plazo, destacó.

Estas temáticas implican colaborar también con sectores, la industria y la ciudadanía en proyectos en codiseño para promover los mecanismos a fin de reducir la contaminación que llega a los mares, guiar el manejo sostenible de los recursos, generar guías de respuesta para la seguridad de las comunidades costeras incluyendo huracanes, algas tóxicas, el sargazo, mantener la diversidad, generar modelos y predicciones de circulación y reconocer posibles fuentes de energía de los océanos.

La vida humana está estrechamente entrelazada con los mares como parte del tejido planetario. Diversas disciplinas como Economía, Antropología, Ciencias Políticas, entre otras, también están vinculadas en el estudio, uso, manejo y preservación de los océanos. Paralelamente inicia el Decenio de la Restauración que se vincula con el Decenio de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible.

LEE México autoriza vacunas Pfizer para niños a partir de 12 años

emc

Seguir leyendo

Te Recomendamos