Connect with us
vaquita marina, UNESCO vaquita marina, UNESCO

Ciencia

Buscan estrategias para proteger a la vaquita marina

Siete24

Publicada

on

Ciudad de México.— El Gobierno Federal instaló este martes la mesa de trabajo “Estrategia del Golfo de California” para buscar soluciones en la protección de la vaquita marina, el mamífero marino que más cerca está de la extinción tras haberse convertido en víctima colateral de la captura en aguas de México de la totoaba.

La totoaba es un pez cuyo buche es comprado por sumas exorbitantes en China, pese a que su exportación es completamente ilegal.

“La mesa tiene el objetivo de, en conjunto, lograr acciones oportunas para resolver la situación que afecta el Alto Golfo de California”, especificó la Secretaría de Gobernación (Segob) en un boletín.

La estrategia será coordinada por la Segob, y su titular, Olga Sánchez Cordero, hizo un llamado a sumar esfuerzos, sobre todo “en cuatro líneas de acción principales”.

La Segob se propone trabajar en el bienestar de los pobladores y las regiones afectadas, en salvaguardar las actividades en la zona del golfo, en la vinculación internacional y la mejora regulatoria de las labores pesqueras y en combatir las prácticas indebidas sobre el terreno.

Te recomendamos: Protege UNESCO el hábitat de la vaquita marina

“No tenemos tiempo que perder. Lo último que sabemos es que quedarían menos de veinte vaquitas. Tenemos la oportunidad de hacer crecer la población de esta especie si se ponen en marcha todas las medidas para eliminar la pesca ilegal”, dijo en septiembre a Efe Ivonne Higuero, responsable de la convención de la ONU que regula el comercio internacional de especies amenazadas (CITES).

Desde 2015 en el Alto Golfo de California había una veda de pesca compensada con una paga mensual a los pescadores impedidos de salir a la faena, una ayuda que el Gobierno del presidente Manuel López Obrador suprimió a principios de 2019 por considerar que no contribuyó en nada a la protección de la vaquita.

El pasado mes de octubre, las autoridades mexicanas colocaron las primeras boyas del área de recuperación de la vaquita marina, un territorio de 288 kilómetros cuadrados.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de México emitió en ese momento una recomendación dirigida a los organismos gubernamentales relacionados con el incumplimiento de disposiciones jurídicas para proteger a la vaquita marina, la totoaba y otras especies endémicas de la reserva de Alto Golfo de California. EFE

JAHA



Dejanos un comentario:

Ciencia

Cada año se diagnostica a 300 mil personas con tumores cerebrales

Siete24

Publicada

on

Por

Fuente: UNAM

México.- Cada año unas 300 mil personas son diagnosticadas con tumor cerebral, el décimo padecimiento más letal en el mundo.

Los tumores cerebrales ocupan el lugar 19 entre todas las neoplasias, alertó la UNAM.

En el mundo el promedio de edad  en la enfermedad se da en personas de 60 años, mientras que en México es en los 45 años.

“Es un dato impactante, no sabemos por qué tenemos estos cánceres con una diferencia de 15 años”, resaltó Aliesha González Arenas, investigadora de la UNAM.

En nuestro país están poco estudiadas la incidencia y prevalencia de estas neoplasias. Se estima que la incidencia es de 3.5 por cada 100 mil habitantes y representa la segunda y quinta causa de mortalidad por cáncer en grupos de 0 a 18 años y de 18 a 29 años, respectivamente, según el Inegi.

Según el estudio Clinical prognostic factors in adults with astrocytoma. Historic cohort, realizado por investigadores de los institutos nacionales de Cancerología, Neurología y Neurocirugía, y de la Universidad de Guadalajara, 90% de 155 pacientes mexicanos con este tipo de cánceres tuvo una sobrevida menor a 15 meses, sólo 9% alcanzó dos años y el resto tres años, refirió González.

Los cánceres cerebrales se dividen en malignos y no malignos. Los dos invaden tejido sano, pero los segundos pueden disecarse o retirarse mediante cirugía. En tanto, los malignos son altamente invasivos y crecen muy rápido.

“Los (tumores) más comunes a nivel mundial son los meningiomas, la mayoría no son malignos. En segundo lugar están los de la glándula pituitaria y los terceros son los glioblastomas, que son malignos y letales”, explicó la investigadora del Departamento de Medicina Genómica y Toxicología Ambiental del IIBm.

“Tenemos que poner interés en este tipo de enfermedades, pues aunque su incidencia no es tan alta como la del cáncer de mama o de pulmón, también cobran vidas. Es importante que los pacientes sepan que estamos haciendo esfuerzos”, concluyó

LEE Tormenta Cristina llega a Michoacán

emc

Seguir leyendo

Ciencia

Descubren en Quintana Roo la mina de ocre más antigua de América

Siete24

Publicada

on

Por

Descubren en Quintana Roo la mina de ocre más antigua de América
Fotos INAH

Tulum, Q. Roo.- El laberíntico subsuelo de la península de Yucatán prueba continuamente ser fuente de importantes hallazgos científicos.

El más reciente de ellos, se ha registrado en una cueva inundada de Quintana Roo en la cual, arqueólogos subacuáticos y espeleobuzos han encontrado evidencia irrefutable de actividad minera prehistórica.

Se trata, de acuerdo con expertos de la Subdirección de Arqueología Subacuática (SAS) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y del Centro Investigador del Sistema Acuífero de Quintana Roo AC (CINDAQ), de un contexto arqueológico cuya antigüedad oscila entre los 12,000 y 10,000 años antes del presente, lo que la convierte en la mina de ocre más antigua conocida en América.

En el marco de la campaña “Contigo en la Distancia”, de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, el titular de la SAS, el doctor Roberto Junco Sánchez, informa que La Mina (como se denomina al proyecto de investigación) guardaría en sus fechamientos —mismos que se definieron mediante análisis en laboratorio— un paralelismo con “Naia”, nombre con el que se conoce al antiquísimo esqueleto de una joven encontrado, en 2014, dentro del sitio arqueológico de Hoyo Negro, ubicado en las cercanías de Tulum.

La Mina, agrega el especialista, es una continuación de Hoyo Negro, no solo por la relativa cercanía geográfica de ambos contextos, sino porque el primero complementa en gran medida el conocimiento que se tiene acerca del segundo.

Si bien, el descubrimiento de “Naia” contribuyó a la comprensión de la ascendencia, la expansión y el desarrollo de estos primeros americanos, “ahora sabemos que los humanos antiguos no solo se arriesgaban ingresando al laberinto de cuevas para buscar agua o huir de los depredadores, sino que también entraron a ellas para realizar minería, alterándolas y generando modificaciones culturales al interior”.

Lo anterior ha podido constatarse mediante la localización —a lo largo de seis kilómetros de pasajes inundados que no habían sido explorados, ya que permanecían ocultos detrás de restricciones de rocas y estrechos pasajes de 70 centímetros de diámetro— de diversos espacios y acomodamientos de materiales que evidenciaron ser resultado de una arcaica intervención humana.

Los espeleobuzos Fred Devos y Sam Meacham, codirectores del CINDAQ, explican que durante sus primeros recorridos en el sistema subterráneo, en 2017, notaron la existencia de estalactitas y estalagmitas rotas por la mitad, así como piedras acomodadas en pequeños montículos triangulares, los cuales no habrían podido formarse naturalmente.

Entre los elementos que más llamaron la atención de los exploradores estaban cúmulos de carbón en el suelo, hollín en el techo de la cueva y, principalmente, la presencia de pequeñas cavidades excavadas en ese mismo suelo, dentro de las cuales había restos de un mineral que, luego de su análisis, resultó ser ocre.

“El paisaje en esta cueva está notablemente alterado, lo que nos lleva a pensar que los seres humanos prehistóricos extrajeron toneladas de ocre de ella, quizá, viéndose en la necesidad de prender fogatas para iluminar su espacio”, apunta Fred Devos.

Hasta el momento, no se han encontrado restos óseos humanos; sin embargo, se localizaron herramientas rudimentarias de excavación, señales —que habrían usado para no perderse— y cúmulos de piedras vinculados con este primigenio quehacer minero. La abundancia de las oquedades con ocre lleva a los expertos a teorizar que las rocas eran, en sí mismas, las herramientas que se usaban para excavar y romper la piedra.

“Ahora podemos imaginarnos a ‘Naia’ —ejemplifica Roberto Junco— entrando a las cuevas por ocre, un elemento que hasta hoy, en comunidades de África, es la pintura corporal inorgánica más usada para crear pigmento rojo. Esto abre la posibilidad de que el mineral tuviera no sólo importancia decorativa sino incluso una carga identitaria, o que se usara para crear manifestaciones artísticas, entre muchas otras hipótesis”.

Analizan evidencia material

De cara a nuevas inmersiones que el Proyecto La Mina realizará en los próximos meses dentro del sistema de cuevas, cuya localización se mantiene reservada por cuestiones de conservación del contexto, se continúa con estudios de laboratorio, mediante reconstrucciones computarizadas conducidas por expertos de México, Estados Unidos y Canadá.

Gracias a tecnologías como la fotogrametría y cámaras submarinas de 360 grados, señala Dominique Rissolo, investigador de la Universidad de California, en San Diego, se han tomado más de 20 mil fotografías durante 600 horas de buceo y casi 100 inmersiones, para generar un modelo 3D del sitio y facilitar a los arqueólogos el acceso virtual al mismo.

Siete24.mx

ebv

Seguir leyendo

Te Recomendamos