Connect with us

Ciencia

El Pacífico mexicano, un mar de microplásticos

Una de las principales fuentes de microplásticos son las fibras sintéticas

Notimex

Publicada

on

Ciudad de México.— El Pacífico central mexicano es un mar de microplásticos, pues se detectó la presencia de pequeños fragmentos de polímeros sintéticos menores a 5 milímetros, afirma Eva Rose Kozak, doctora en Biosistemática, Ecología y Manejo de Recursos Naturales y Agrícola, e investigadora del Centro Universitario de la Costa Sur de la Universidad de Guadalajara.

Tan sólo en Barra de Navidad, en la costa sur de Jalisco, hay miles de piezas de microplásticos por kilómetro cuadrado de superficie y por metro; se calcula la presencia de una a dos piezas, explica en su trabajo.

Según un estudio publicado en la revista científica Plos One, se estima que los mares del planeta están contaminados con aproximadamente 5.25 billones de micropartículas de basura plástica flotante, pero “en los mares mexicanos, la investigación es prácticamente nula”.

El estudio de Kozak es apoyado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y es el primer esfuerzo de investigación para cuantificar microplásticos en las aguas costeras del Pacífico mexicano y su efecto en los sistemas marinos.

La investigadora indica que mediante la acción bacteriana, el oxígeno atmosférico, la radiación ultravioleta y el movimiento de las olas, el plástico que llega a los océanos se fragmenta y se convierte en minúsculas partículas.

Más: Hallan seis kilogramos de plástico en ballena muerta

La científica comenta que, en el caso de la Barra de Navidad y Cuastecomate, en Jalisco, así como en Manzanillo y Santiago, en Colima, una de las principales fuentes de microplásticos son las fibras sintéticas; “al lavar la ropa, el agua se va directamente al mar porque las plantas de tratamiento no existen o no funcionan. Las microfibras de polietileno que se desprenden se convierten en la mayor concentración de microplásticos detectada”.

El zooplancton “confunde las partículas con alimento, lo que no les permite vivir y crecer, lo cual podría disminuir la transferencia de biomasa, situación que pone en riesgo a estos diminutos organismos, de quienes “depende la mayoría de la vida marina”.

En los últimos años, las campañas de reciclaje y anti-popotes han sido las estrategias para hacer un llamado colectivo a la acción con el fin de crear conciencia sobre la contaminación por plásticos, “pero el esfuerzo ha sido insuficiente”.

Para la investigadora, es necesario un cambio en los patrones de consumo. Sensibilizar a las poblaciones locales es una actividad que inicia mediante el Programa Interdisciplinario de Educación Nacional para la Salvaguarda Ambiental -PIENSA. Es necesario “hacer ese vínculo con la comunidad y dar a conocer información sobre cómo impactar lo menos posible”, finaliza.

Esta iniciativa contará con la participación de alumnos de biología marina, quienes realizarán talleres y actividades con los habitantes de la comunidad de San Patricio – Melaque, ya que 80 por ciento de la basura que flota en los océanos es plástico, según un estudio publicado en la Revista de Polímeros y medio ambiente (Journal of Polymers and the Environment).

JAHA



Dejanos un comentario:

Ciencia

Dióxido de cloro no ayuda contra el Covid

Siete24

Publicada

on

Por

Dióxido de cloro no ayuda contra el Covid
Foto Cuartoscuro

Ciudad de México.— El dióxido de cloro, comercializado como solución mineral “milagrosa” y opción para el tratamiento de la Covid-19 y otros padecimientos, provoca efectos adversos en la salud.

Según la cantidad de sustancia ingerida genera alteración de la actividad eléctrica del corazón, baja presión arterial, insuficiencia hepática aguda, vómitos y diarreas severas.

Carlos Rius Alonso, del Departamento de Química Orgánica de la Facultad de Química de la UNAM, precisó que no es un producto con respaldo científico.

Precisó que su uso se basa en estudios de su efectividad para eliminar virus y bacterias realizados en ambientes controlados y no en seres vivos.

Si se toma un cultivo de virus y bacterias, y se le añade esta sustancia, se van a destruir, porque se agrega un fuerte agente oxidante”, dijo.

Al ingerirse, elimina bacterias del esófago, y al ser un fuerte agente oxidante, destruye células del organismo, pero no al virus, aclaró.

El dióxido de cloro es un gas inestable y lo que venden es una solución de clorito de sodio con un ácido.

“Puede ser comercializado como dos tipos de soluciones: ácido clorhídrico al tres por ciento o clorito de sodio disuelto en agua al 25 por ciento; al mezclarse, cualquiera de ellas forma el dióxido de cloro”.

Una explicación de quienes lo ofertan es que al consumirlo se genera oxígeno, y por lo tanto oxigena la sangre.

Te puede interesar Miles de voluntarios de EU reciben vacuna vs Covid-19 en fase de prueba

Sin embargo, “poco a poco oxida al hierro y baja el conteo de hemoglobina, es decir, de glóbulos rojos; con ello, se disminuye la función de la respiración y se impide transportar oxígeno de los pulmones a otras partes del cuerpo”.

Recordó que en abril pasado la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) alertó de los efectos adversos en la salud que consumen dióxido de cloro.

Este compuesto, añadió el universitario, se empezó a utilizar en la década de 1940 como desinfectante para agua, ya que elimina virus y bacterias.

“Se usa para esterilizar algunos espacios como quirófanos, pues es un gas que llega a varios lugares, oxida y destruye cualquier patógeno”.

Te puede interesar Alertan por falso llamado a cloración masiva del agua

También es recomendado equivocadamente para tratar enfermedades como malaria, cáncer y hepatitis, entre otras, y su precio fluctúa de 100 a dos mil pesos.

Muchas personas lo consumen, pero habría que alertarlas, pues no está comprobada su efectividad y no existen estudios concluyentes.

Carlos Rius Alonso recomendó dudar de los productos “milagro” que se ofrecen en el mercado para curar diversas enfermedades.

ebv

Seguir leyendo

Ciencia

Capta telescopio espectacular ‘mariposa espacial’

Es la primera vez que se logran imágenes nítidas

Siete24

Publicada

on

Por

Ciudad de México.— Uno de los telescopios del Observatorio Espacial Europeo (ESO por sus siglas en inglés) logró captar imágenes nítidas de un fenómeno conocido como ‘mariposa espacial’.

Este consiste en una burbuja de gas que tiene forma de una mariposa azul rodeada de una áurea rosa fue nombrada como NGC 2899.

Las vastas franjas de gas de NGC 2899 se extienden hasta un máximo de dos años luz desde su centro, brillando intensamente frente a las estrellas de la Vía Láctea a medida que el gas alcanza temperaturas superiores a diez mil grados.

Te interesa: NASA busca con robot restos de vida en Marte

La gran radiación emanada de la estrella principal causa las altas temperaturas que, a su vez, por lo que el hidrógeno forme un halo rojizo alrededor del oxígeno que tiene tonos azules.

Las estrellas están ubicadas entre 3 mil y 6 mil 500 años luz de distancia, en la constelación austral de Vela.

De acuerdo con ESO, esta es la primera vez que se logran captar imágenes nítidas del suceso.

JAHA

Seguir leyendo

Te Recomendamos