Connect with us
La “infodemia” también afecta la salud: UNAM La “infodemia” también afecta la salud: UNAM

Ciencia

La “infodemia” también afecta la salud: UNAM

Avatar

Publicada

on

Ciudad de México.— Además de la Covid-19, el mundo padece otro contagio: la infodemia, la primera epidemia de información en tiempo real, que modifica la conducta de quienes la contraen. Esta situación también deteriora la salud porque se viraliza el miedo, coincidieron expertos de la UNAM.

Los engaños y noticias falsas siempre prosperan en circunstancias de temor, porque las crisis arrojan lo mejor y lo peor de la sociedad, afirmó Raúl Trejo Delarbre, del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS).

“Las colectividades actuales no dejan de estar conectadas, pero en muchos sentidos las redes digitales no nos enlazan, sino que acentúan nuestro aislamiento. Además, aunque no es claro qué tan vulnerables somos, ni sabemos el alcance que tendrá el virus, lo cierto es que la epidemia de información afecta más a los que menos tienen. La naturaleza nos recuerda nuestra fragilidad”, resaltó.

Al respecto, José Antonio Maya González, historiador de la medicina y enfermedades mentales de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL), añadió que vemos a sujetos en permanente acecho por las redes sociales y medios de comunicación, con un abanico de emociones: miedo al contagio, al otro, al asiático, al migrante, debido a que la información ininterrumpida reafirma esta serie de imaginarios sociales.

Te puede interesar Mantener la calma y ser creativos durante cuarentena pide la UNAM

“Como académico, el miedo no es lo que más me inquieta, sino los usos sociales y políticos que se le da entre la población; me preocupa que pueda hacer muros mentales para clausurar a los otros en sus derechos, como a caminar libremente por el planeta. Debe combatirse el estigma y etiquetamiento de quien pueda resultar infectado”, subrayó.

Demografía de la mortalidad

Verónica Montes de Oca, investigadora y especialista en demografía del IIS, manifestó que la propagación del Covid-19 está muy relacionada con la desigualdad social y las estructuras por edad que tienen muchos países.

“Este evento pone de manifiesto la capacidad de los Estados para reaccionar ante un virus que mueve a toda la humanidad y desafía a los sistema de salud”.

Asimismo, expuso que la pobreza y desigualdad son elementos centrales para ser más vulnerables ante la desinformación y el virus. El 60 por ciento de la población económicamente activa en México labora en el sector informal, y si no trabaja no tiene ingresos y es mucho más vulnerable a la desprotección por parte del Estado, por lo que tenemos que repensar nuestra solidaridad, sororidad y relaciones cotidianas”.

Otro foco de vulnerabilidad son las poblaciones que sufren enfermedades crónicas, remarcó la también coordinadora del Seminario Universitario Interdisciplinario sobre Envejecimiento y Vejez de la UNAM.

Nuevas formas de convivencia

Raúl Trejo Delarbre manifestó que es difícil hacer el balance de una situación que cambia todos los días; por lo pronto, “aprendemos nuevas formas de convivencia y de tolerancia, no basta con la acción del Estado, estamos aprendiendo que el Estado y la sociedad no están separados”.

Finalmente Verónica Montes de Oca instó a “leer, seleccionar lo que vemos, optimizar lo que tenemos y compensar lo que no vamos a tener. Los padres debemos buscar nuevas formas de convivir con los hijos, recuperar nuestros vínculos afectivos”.

Siete24.mx

ebv

Comentarios

Ciencia

La Tierra, responsable de oxidación de suelo lunar

Avatar

Publicada

on

Por

La Tierra, responsable de oxidación de suelo lunar

Ciudad de México.— La Luna se oxida, no de forma acelerada como ocurre en la Tierra o Marte, pero tiene óxidos de fierro en su superficie que pueden ser aprovechados por astronautas como fertilizante, aseguró Julieta Fierro Gossman, del Instituto de Astronomía de la UNAM.

A inicios de septiembre pasado un equipo internacional de científicos reveló en la revista Science Advances el hallazgo de hematita (óxido ferroso, Fe2O3) en el satélite natural de la Tierra, gracias a una serie de observaciones realizadas por el satélite Chandrayaan-1.

“Hasta ahora sabemos que está en la tierra de Marte; es decir, esta hematita sirve como fertilizante. En la NASA ya lograron con esta tierra hacer invernaderos donde crecen rábanos, así que al menos los astronautas van a poder comer esto y, por eso, están buscando otros alimentos que puedan hacer crecer”, precisó la ganadora del Premio Kalinga, considerado el Nobel de la divulgación científica.

En la Tierra, precisó, para que el hierro se oxide requiere de la atmósfera y oxígeno y se pensaba que no había agua en la Luna porque la gravedad superficial es muy baja; si existiera, debido a que el satélite no tiene atmósfera escaparía al espacio.

Sin embargo, en 2008 Chandrayaan-1 reveló hielo de agua que, hoy se sabe, tiene fuentes en la Luna, en primer lugar las regiones polares donde se impactan fragmentos de cometas.

“Los cometas se van desintegrando y dejando pedacitos a lo largo de su órbita, y cuando la Tierra pasa por esos pedacitos caen y producen lluvias de estrellas. También chocan en la Luna y cuando los alcanza la luz del Sol producen micro géiseres”, comentó la astrónoma.

Antes se pensaba que en la Luna no había óxido de hierro porque el viento solar (que son átomos de hidrógeno) hace que el oxígeno se combine inmediatamente con el hidrógeno formando agua.

El óxido de hierro encontrado no hará que el satélite se vuelva “rojo como Marte, como un paisaje marciano; se siguen viendo las rocas blanquitas que son las elevaciones ricas en calcio y en aluminio y por eso son tan brillantes”, aclaró la reconocida divulgadora.

¿Cómo es posible entonces que el hierro se oxide en la Luna?

“Cuando la Luna no está expuesta al viento del Sol, sino que pasa por la cola magnética de la Tierra, puede oxidar el hierro y, por supuesto, que si caen de estos micrometeoritos que producen los géiseres, con más razón se oxida el hierro de la Luna”, destacó Fierro Gossman.

La investigadora recordó que hay intereses económicos cuando se produce ciencia básica, por lo que las grandes naciones invierten tanto en megaproyectos como el regreso del hombre al satélite natural de la Tierra.

LEE Advierte UNAM por síndrome de la abuela esclava…

ebv

Seguir leyendo

Ciencia

E-mail, laptop y celulares producen grandes cantidades de Dióxido de Carbono

Avatar

Publicada

on

Por

E-mail, laptop y celulares producen grandes cantidades de Dióxido de Carbono

Ciudad de México.— La transmisión de datos por internet genera en el mundo, cada 24 horas, de 25 mil a 35 mil toneladas de Dióxido de Carbono, aseguró Gabriela Jiménez Casas, del Instituto de Ecología (IE) de la UNAM.

Todos los dispositivos que permite utilizar la red contribuyen con esta contaminación a la atmósfera, y la huella de carbono depende del tamaño y la capacidad de los aparatos utilizados para el acceso, precisó la especialista.

“Los dispositivos más pequeños utilizan menos energía que una PC o un CPU de escritorio y, por tanto, su huella de carbono es menor; además, al ser más chicos tienen menos conexiones y material contaminante”, explicó.

La contaminación por servidores es igualmente importante, expuso Jiménez Casas, pues al realizar una búsqueda en una página o usar una red social se requiere conexión a diversos servidores de gran tamaño.

Se transita por varios, continuó, y todos se activan al mismo tiempo con otros usuarios. Cuando son equipos tan grandes, las instalaciones donde se ubican necesitan de refrigeración, porque se calientan y pueden quemarse.

Otra situación que planteó, es la referente a los recibos impresos, pues se piensa que al solicitarlo vía electrónica se produce menos contaminación; sin embargo, no es así.

Cuando se recibe un estado de cuenta electrónico se elimina la contaminación por papel, pero de cualquier manera se genera Dióxido de Carbono. Cada correo electrónico puede aportar hasta 50 gramos de carbono, lo cual depende de que sólo sea texto, o si contiene imágenes o archivos adjuntos.

Además, es relevante saber que crea más contaminación responder un correo con copia a muchas personas, que únicamente al remitente.

En el caso de las descargas de música y videos contribuyen también, en gran medida, al igual que los servicios de streaming. Por ejemplo, un video genera alrededor de 0.2 gramos de carbono por segundo; de esta manera, al ver un video durante una hora se producen alrededor de 720 gramos de carbono.

Alternativas

Para coadyuvar a reducir la huella de carbono generada por internet, la especialista sugirió desconectar los cargadores de los dispositivos.

“Si terminaste de usar tu laptop, no la ‘pongas a dormir’; apágala para gastar menos. Al utilizar una computadora de escritorio, si te vas a ir una hora apágala porque sigue generando Dióxido de Carbono”, consideró.

También, de no ser urgente, apagar el celular en la noche. “Esto es algo que casi nadie lo hace”.

LEE Alumnos son más independientes con educación a distancia: UNAM

ebv

Seguir leyendo

Te Recomendamos