Connect with us
Especial Especial

Ciencia

Odontólogos, grupo de riesgo por Covid-19

De Pixabay
Avatar

Publicada

on

México.- Los odontólogos son el grupo de más alto riesgo después del cuerpo hospitalario que atiende a pacientes con Covid-19, advierte la UNAM.

Laurie Ann Ximénez-Fyvie, de la Facultad de Odontología de la Máxima Casa de Estudios recomendó extremar precauciones en los consultorios.

Explicó que debido a su exposición a gotas o microgotas de saliva (indetectables a la vista), al contacto frecuente con superficies y la generación de aerosoles bucales están expuestos al coronavirus.

Es necesario que los profesionales de la salud bucal atiendan a sus pacientes vía remota, pues todos deben considerarse posibles portadores del coronavirus, aunque no tengan síntomas.

“La atención odontológica debe limitarse a sólo emergencias, por lo menos hasta que el primer brote de la pandemia ceda”, subrayó la titular del Laboratorio de Genética Molecular de la FO.

En caso de ser necesaria una consulta, debe ir solamente el paciente, portar cubrebocas y tener un distanciamiento de por lo menos dos metros de distancia con otros asistentes, aunque lo ideal es que en la sala de espera haya sólo uno a la vez.

Recomendaciones:

Laurie Ann Ximénez-Fyvie pidió a los odontólogos clínicos limpiar a profundidad las superficies en los consultorios, con sustancias que contengan alcohol o hipoclorito de sodio, así como cubrirlas con barreras plásticas.

También, solicitar al paciente, previo a la consulta, enjuagar su cavidad bucal durante un minuto con peróxido.

De igual manera, utilizar equipo de succión de alta potencia, y equipo de protección personal, como guantes, lentes de protección, cubrebocas N95, caretas de protección y batas desechables de aislamiento, hasta la rodilla.

LEE ¿Cuando acaba la cuarentena en México?

emc



Dejanos un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ciencia

El plátano podría estar en extinción…

Emanuel Mendoza Cancino

Publicada

on

DE PIXABAY

México.- “El plátano es la cuarta fruta más cultivada del planeta y estamos a tiempo de ayudar para que lo siga siendo”, advirtió Gert Kema, uno de los fitopatólogos con más experiencia en el estudio del plátano y quien ha emprendido una cruzada científica para salvarlo de una enfermedad nueva en América Latina. 

Esta fue una de sus declaraciones durante la Global Fruit Latam, que de manera virtual llegó a 70 países y donde participaron expositores, productores de frutas y hortalizas, conferencistas, patrocinadores, especialistas y empresarios del sector, líderes y expertos, visitantes y público en general. 

En la cruzada para regenerar el cultivo del plátano el enemigo se llama TR4, un hongo cuyo nombre común es fussariun wilt tropical (que se traduce como hongo de marchitez tropical) y que hasta ahora se ha combatido con las tradicionales fumigaciones con insecticidas.

“Todo mundo sabe que cuando hay una pandemia, siempre hay personas que la niegan o señalan que ya tienen una solución. Lamentablemente casi siempre su remedio radica en fumigar con productos tóxicos, lo que genera nuevas cepas de fussarium wilt cada vez más resistentes.

El fruto más cultivado del mundo

Gert Kema, actual director del Laboratorio de Fitopatología de la Universidad de Wageningen, Países Bajos, mostró la importancia global del plátano, cuyas plantaciones abarcan regiones desde Asia hasta América Latina, lo que ha convertido esta fruta tropical en la más cultivada en el mundo.

Su propuesta radica en una nueva manera de combatir el hongo, la cual ha resultado mucho más eficiente que los venenos químicos.

“Hablamos de agregar ciertos tipos de biomasa (material orgánico) al suelo y cubrirlo con plástico para matar las esporas, ya que el material se descompone y libera gases tóxicos a las bacterias y hongos; de esa manera la tierra queda libre de la enfermedad”, explicó durante la Global Fruit Latam.

Se trata de un foro internacional, transmitido al mundo a través del Digital Virtual Center de OMA Media.

En cuatro años, este investigador ha formado un equipo internacional de trabajo con el que ha realizado ensayos en Filipinas, donde se demostró que su técnica redujo significativamente la cantidad de  esporas que provocan la pandemia.

Un hongo asiático

Kema y su equipo documentaron que el hongo se originó en Asia y ha comenzado a expandirse hacia el oeste. Este rastreo fue posible gracias a un método similar al que se ha utilizado para la actual pandemia de coronavirus. 

“Usamos un diagnóstico molecular con pruebas PCR para saber si realmente es TR4 o no. Antes el diagnóstico nos hubiera tomado tres meses, pero ahora contamos con una lectura más rápida, debido a que en tiempos de Covid todo mundo sabe qué es una PCR”. 

La alerta para América Latina es que muchos países son grandes productores de plátano, desde Brasil hasta Colombia y por supuesto, México, donde el plátano es actualmente la fruta tropical más cultivada, con una producción anual de más de 2 millones de toneladas. 

Gert Kema recuerda que hace 50 años ya hubo una pandemia de plátano (originada en Honduras por el Fussarium TR1) que obligó a las plantaciones del mundo a abandonar tierras y buscar nuevos lugares donde cultivar esta fruta. 

El investigador propone que la industria acepte el reto de dejar de combatir el TR4 con insecticidas (cuyo uso provoca que el hongo genere mayor resistencia) y ensayar nuevas técnicas como la desarrollada por su equipo. 

Cabe añadir que durante la Global Fruit Latam también se abordaron temas como cambiar de óptica cuando hablamos de cómo se alimentará el mundo en los próximos años; edición genética y agtech, es decir la optimización de cultivos; biodiversidad, nutrición basada en el microbioma, inteligencia artificial, proteínas alternativas 2.0, etcétera.

Al mismo tiempo se anunció la Global FOOD Latam, que también se realizará de manera virtual, en noviembre de 2021.

LEE Desaparece familia estadounidense en Tamaulipas

emc

Seguir leyendo

Ciencia

Anuncian que el sol “se detendrá” nuevamente el 20 de junio

Avatar

Publicada

on

Por

Anuncian que el sol “se detendrá” nuevamente el 20 de junio
Foto Cuartoscuro

Ciudad de México.— El 20 de junio a las 21:32 horas ocurrirá en el hemisferio norte el solsticio de verano, es decir, será el día más largo y la noche más corta del año; fenómeno astronómico que indica el fin de la primavera y el inicio del verano.

Por la inclinación del eje de la Tierra ese día el polo norte apuntará directamente hacia el Sol, más que en cualquier otro momento del año.

El eje terrestre es un polo imaginario que atraviesa el mundo de arriba abajo, éste gira sobre esa línea imaginaria completando una vuelta en 24 horas; así es como ocurren los días y las noches.

De acuerdo con la NASA, el eje está inclinado siempre 23.5 grados con respecto al Sol. Esta posición provoca que las cantidades de luz solar que recibe la Tierra sean diferentes en cada región, a medida que avanza por su órbita.

LEE En 2023 dejarán de tomar agua contaminada en La Laguna

Cuando el polo norte apunta hacia el astro rey, el polo sur automáticamente se inclina en dirección opuesta. Esto hace que en nuestro hemisferio comience el verano, y en el polo sur el invierno.

Al respecto, Daniel Flores Gutiérrez, investigador del Instituto de Astronomía (IA) de la UNAM, responsable del Anuario Astronómico Nacional, explicó: “el solsticio de verano tiene que ver con ciertas posiciones en la órbita de la Tierra en torno al Sol. Dado que las órbitas son elípticas hay puntos en que está más alejada o más cercana al Sol”.

Detalló que estos puntos de retorno nos llevan a los solsticios porque, vistos desde la Tierra, el Sol aparece en uno durante varias semanas y aparentemente no cambia su posición. “Por eso se dice solsticio, que significa Sol parado o detenido”, comentó.

Flores Gutiérrez destacó que este año el fenómeno se presentará el domingo 20 de junio a las 21:32 horas. “Esta cuestión de las horas tiene que ver con el traslado de la Tierra en torno al Sol en 365 días más una fracción y tiene que ver también con la rotación de la Tierra. Como no son cantidades enteras, estos valores van cambiando año con año”.

De esta manera, el solsticio de verano puede darse entre el 20 y hasta el 23 de junio, dependiendo de las cercanías de un año bisiesto. Es el día más largo del año, con más luz y una noche corta.

El astrónomo explicó que en el solsticio de invierno la situación se invierte porque el polo norte de la Tierra está viendo hacia afuera, y los rayos del Sol no iluminan parte del Círculo, así que hay una noche perpetua durante 24 horas.

ebv

Seguir leyendo

Te Recomendamos