Connect with us
carne roja carne roja

Ciencia

Comer carne afecta el corazón

Julio Alberto Hortiales

Publicada

on

México.— Un estudio realizado por investigadores de Cleveland Clinic aportó nuevos elementos que demuestran que comer carne roja de manera regular puede aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas y descubrieron el papel que desempeñan las bacterias intestinales en ese proceso.

Una dieta rica en carnes rojas como fuente primaria de proteínas aumenta significativamente la producción de la TMAO (N-óxido de trimetilamina), en comparación con las dietas con carne blanca o no cárnica como fuentes de proteínas.

Lo anterior es parte de una investigación, en la que participaron 113 pacientes,  que fue dirigida por el presidente de Medicina Celular y Molecular y jefe de la sección de Cardiología Preventiva y Rehabilitación Cardíaca, Stanley Hazen.

Te recomendamos: Cenar temprano reduce riesgo de cáncer

El TMAO es una molécula que se produce cuando las bacterias intestinales digieren la colina, la lecitina y la carnitina, nutrientes que abundan en productos animales como la carne roja y el hígado.

Según el análisis, el consumo crónico de carne roja incrementó la producción de TMAO por microbios intestinales, y redujo la eficiencia de los riñones para expulsarla, lo cual se ha relacionado con el desarrollo de aterosclerosis, ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y complicaciones de enfermedades cardíacas.

“Este es el primer estudio para demostrar que los riñones pueden cambiar la eficacia con la que expulsan diferentes compuestos, dependiendo de la dieta que se ingiere, aparte de las sales y el agua”, dijo el especialista.

Los participantes, secuencialmente (en orden aleatorio) recibieron planes de comidas completos preparados con fuentes de proteína de carne roja, carne blanca o no cárnica (en su mayoría vegetariana), en un 25 por ciento de sus calorías diarias.

Más: Calentar comida en tupper es factor de obesidad

Después de un mes de la dieta de carne roja, la mayoría experimentó una elevación en los niveles de TMAO en sangre y orina, mismos que aumentaron aproximadamente tres veces y, en algunos pacientes, el incremento fue de más de 10 veces durante la dieta de carne roja, en comparación con la dieta de carne blanca o no cárnicos.

Sin embargo, después de que los pacientes suspendieron la dieta de carne roja, los niveles de TMAO en la sangre y la orina disminuyeron durante el mes siguiente. (Ntx)

JAHA



Dejanos un comentario:

Ciencia

Cubrebocas improvisados representan un riesgo de contagio

Siete24

Publicada

on

Por

Cubrebocas improvisados representan un riesgo de contagio

Ciudad de México.— La publicación de notas informativas que refieren que en muchos países, incluido México, se toman medidas emergentes para cumplir con la demanda de dispositivos médicos como máscaras, caretas y respiradores fue un foco rojo para Misael Ortiz de la O, estudiante del Posgrado en Diseño Industrial de la UNAM.

Para el integrante del Laboratorio de Manufactura Digital de la Facultad de Arquitectura, la intención de apoyar a instituciones de salud pública a partir de donaciones y/o venta de artículos que ofrecen cierta protección ante el coronavirus, utilizando máquinas de manufactura aditiva (impresión 3D), puede no ser la solución.

“Es de suma importancia advertir a la población en general que la mayoría de estos artículos no protegen completamente a las personas si no se fabrican de manera adecuada, al contrario, podrían representar otro problema para la salud pública”, afirmó.

Misael Ortiz tiene experiencia trabajando con esta técnica en la regeneración de huesos, utiliza los mismos materiales que se están usando para fabricar los artefactos médicos y explica que por su nano estructura éste reproduce todo lo que se ponga ahí. “Si este material es capaz de absorber humedad y el virus se transmite por microgotas, además de que no están llevando a cabo el procedimiento en ambientes estériles, esto representa un grave riesgo”.

Te puede interesar Piden en el Edomex usar cubrebocas

Refirió que si alguna persona esta contagiada sin saberlo y alguna microgota cae en el material, el virus puede proliferar dentro del mismo y no sólo Covid-19, también las bacterias. “Si van a estar en ambientes hostiles como un hospital es muy fácil que se puedan contaminar y proliferar los virus”.

Ortiz de la O consultó el estudio reciente Aerosol and Surface Stability of SARS-CoV-2 as Compared with SARS-CoV-1de la revista “The New England Jounal of Medicine”, la cual reporta la evaluación de cinco condiciones ambientales (aerosol, cobre, plástico, cartón y acero inoxidable). Los resultados indican que el virus puede permanecer activo durante tres horas en aerosol, mientras que en cobre, plástico, cartón y acero inoxidable puede permanecer activo un tiempo mayor a 72 horas. “El material de los productos desarrollados en manufactura aditiva casera, generalmente, es plástico. De tal forma que si el virus se aloja en la pieza manufacturada estará presente por más tiempo”, afirmó.

En ese contexto, recomienda que si se trabaja con esta técnica sea alguien que la conozca a detalle, así como los materiales y técnicas de esterilización. “No todo el mundo lo sabe, la impresión 3D la manejan por hobbie y se vuelve un peligro, cuando notaron que podían vender estas caretas a un precio alto, otros más las donan, pero sin tomar estas consideraciones”.

Resaltó que la mayoría de las impresoras 3D de bajo costo son abiertas y permiten la entrada y salida de aire y fluidos. Por otro lado, afirmó que sí existe material de impresión de uso médico pero su costo es diez veces mayor.

Te puede interesar Sugieren utilizar cubrebocas en transporte y mercados

Por otro lado, las formas de esterilización de los productos es otro aspecto a tomar en cuenta, ya que no se sabe cómo interactúan estos productos con procesos químicos, los pacientes u otros dispositivos médicos, lo que es un cúmulo de riesgos. “El material que se utiliza es biodegradable lo que aumenta la porosidad del material, lo que es viable para que se reproduzcan más bacterias y virus”.

Las intenciones son buenas pero lo mejor es buscar grupos interdisciplinarios, que ya existen, para buscar otras alternativas más económicas.

“La impresión 3D es lenta, es costosa y poco productiva. El tener una impresora en casa sólo genera la falsa idea de que todo es rápido y se puede imprimir en el momento y regalarlo. Aunque sólo sea una careta ahora es un tema de salud pública y hay que evitar cualquier riesgo de contagio”, finalizó.

Información de UNAM Global

Siete24.mx

ebv

Seguir leyendo

Ciencia

Parche podría ayudar a reparar daños cardiacos

Siete24

Publicada

on

Por

Nueva York.— Científicos en Estados Unidos desarrollaron un parche artificial “listo para usar” que puede reparar el daño ocasionado por un ataque al corazón, debido a que administra factores de curación derivados de células cardíacas, según un estudio.

Los parches cardíacos se han estudiado como una opción futura para administrar la terapia celular directamente al sitio de la lesión; sin embargo, se ha encontrado que estos aumentan los riesgos de formación de tumores y arritmias debido a que utilizan material celular vivo.

“Hemos desarrollado un parche cardíaco artificial que potencialmente puede resolver los problemas asociados con el uso de células vivas, y aún así administrar una terapia celular efectiva al sitio de la lesión”, dijo el responsable del estudio, Ke Cheng.

Para la investigación, los científicos crearon una matriz de andamiaje a partir de tejido cardíaco de cerdo descelularizado. Además, se integraron células del estroma cardíaco sintético, hechas de un polímero biodegradable que contiene factores de reparación.

Más: Comer carne afecta al corazón

El resultado fue un parche que contenía todas las terapias secretadas por las células, sin ninguna que pudiera desencadenar la respuesta inmune del paciente, y que fue probado en un modelo de ataque cardíaco en ratas.

Según los resultados, el tratamiento con el parche cardíaco artificial resultó en una mejora de 50 por ciento de la función cardíaca durante tres semanas, así como una reducción de 30 por ciento en la cicatrización del sitio de la lesión.

Los investigadores también realizaron un estudio piloto de siete días en un modelo de ataque cardíaco de cerdo, con lo que encontraron una reducción de 30 por ciento en la cicatrización de algunas regiones de los corazones, así como una función cardíaca estabilizada.

Experimentos adicionales demostraron que los parches artificiales que se habían congelado eran igualmente potentes que los parches recién creados.

“El parche puede congelarse y almacenarse de forma segura durante al menos 30 días, y dado que no hay células vivas involucradas, no activará el sistema inmunitario del paciente para rechazarlo”, señaló Cheng. (ntx)

JAHA

Seguir leyendo

Te Recomendamos