Connect with us
cigarro electrónico, tabaco, OMS, Organización Mundial de la Salud, cáncer, cigarro electrónico, tabaco, OMS, Organización Mundial de la Salud, cáncer,

Ciencia

El cigarro electrónico ¿frena la lucha contra el tabaco?

Avatar

Publicada

on

Ginebra.- La lucha contra el tabaco ha hecho progresos indiscutibles, pero el cigarrillo electrónico y otros dispositivos conexos amenazan estos avances cuando se les presenta como una ayuda para dejar de fumar, según informó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta organización ha pedido que se regule a estos dispositivos de la misma forma que se hace con el tabaco porque no hay evidencia científica que demuestren su supuesta reducida toxicidad, el principal argumento que utiliza la industria tabaquera para pedir que se les regule de forma “diferenciada”.

“Son productos que se han convertido en una puerta de entrada del tabaco para la gente joven. Nuestra recomendación a los gobiernos es que los traten y regulen como productos de tabaco”, rebatió un responsable de la Unidad de Control del Tabaco de la OMS, Vinayak Prasad, al presentar un nuevo informe mundial sobre la evolución de la epidemia del tabaco.

Te puede interesar Al año mueren 60 mil mexicanos por culpa del tabaco

Su advertencia se justifica por el aumento de la popularidad de estos dispositivos en el mundo, que ya cuentan con 367 millones de usuarios, frente a 1.100 millones de fumadores de cigarrillos convencionales.

En diez años de esfuerzos internacionales para reducir el consumo se ha conseguido multiplicar por cuatro el número de personas que viven en países que aplican medidas como la prohibición de fumar en espacios públicos y las advertencias gráficas en los paquetes.

Sin embargo, las ayudas para dejar de fumar y el aumento de los impuestos al tabaco siguen siendo áreas donde hay grandes debilidades.

Te puede interesar Morena busca subir impuestos a tabaco, alcohol y comida chatarra

Según el informe, sólo 23 países ofrecen el más alto estándar de servicios para abandonar el cigarrillo: centrales telefónicas gratuitas que aportan ayuda y consejos, orientación en los centros de salud y terapias de reemplazo de la nicotina cuyo coste esté totalmente cubierto.

Está comprobado que sin ayuda sólo el 4 % de fumadores consiguen dejar el tabaco y que el acompañamiento duplica la probabilidad de éxito de una terapia.

Prasad dijo que en este ámbito el riesgo más obvio está en los intentos de las tabaqueras de presentar los cigarrillos electrónicos o los Iqos (dispositivos de tabaco calentado) como alternativas que ayudan a parar de fumar.

Lo que en realidad se ha observado es que cuando se acude a ellos se crean “fumadores duales”, es decir que consumen cigarrillos convencionales además de los electrónicos o de los Iqos.

Te puede interesar Colillas de cigarro afectan crecimiento de plantas

“Únicamente si un consumidor pasa 100 % a un cigarrillo electrónico puede ser menos perjudicial, pero si sólo lo hace parcialmente entonces no hay ninguna evidencia de que sea beneficioso y la nicotina seguirá dañando su corazón”, explicó Prasad.

La nicotina llega al cerebro rápidamente después de su inhalación y es tan fuertemente adictiva que se ha comprobado que un 60 % de adolescentes se convierten en adictos a ella después de cinco paquetes de cigarrillos.

Por ello, la OMS considera un grave error que muchos países estén permitiendo que esos productos se comercialicen en total libertad y, en muchos casos, sin ni siquiera pagar impuestos.

Los cigarrillos electrónicos están apropiándose también de esa imagen de estar a la moda o de ser “cool” que han perdido los cigarrillos, sobre todo entre los jóvenes, lo que preocupa a los especialistas de la OMS, que piden a los gobiernos “evitar la normalización del uso de estos dispositivos”.

Prasad recordó que de las 1.100 millones de fumadores en el mundo, la mitad empezó con este hábito antes de los veinte años.

Te puede interesar Destruyen más de nueve millones de cigarros ilegales

Los resultados de una reciente encuesta global entre adultos indicaban que un 60 % de participantes querían dejar de fumar y que un 40 % lo había intentado en los doce meses previos al estudio.

Dejar el tabaco tiene beneficios tanto inmediatos como a largo plazo sobre la salud: en 20 minutos el ritmo cardiaco y la presión sanguínea caen, en 12 horas los niveles de monóxido de carbono bajan a lo normal y entre 2 y 12 semanas mejoran las funciones circulatoria y respiratoria.

Un año después de haber dejado el tabaco, el riego coronario del exfumador es la mitad del que presenta un fumador, igual que el riesgo de muerte entre 1 y 4 años después.

“Nunca es tarde para dejar de fumar”, sostienen los científicos, que han corroborado que si una persona lo consigue a los 30 años añadirá diez a su esperanza de vida, mientras que si lo hace a los 50 añadirá al menos seis.

EFE

ebv



Dejanos un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ciencia

La plitidepsina logró disminuir 99% el Covid-19

Emanuel Mendoza Cancino

Publicada

on

de pixabay
DE PIXABAY

Nueva York.- Científicos lograron disminuir 99% la carga viral de Covid-19 en animales tratados en laboratorio con Plitidepsina, un fármaco antiviral, informó la revista Science.

Se mostró que el medicamento bajo el virus en los pulmones de los animales tratados, según estudios realizados por el laboratorio PharmaMar quien ya analiza entrar a los fase III en sus ensayos.

El nombre comercial del fármaco es Aplidin, y es usado para el tratamiento del mieloma múltiple y se está investigando en Estados Unidos y Francia ahora contra el SARS-Cov-2.

La plitidepsina o Aplidin viene de un organismo marino, la Aplidum albicans hallada en la bahía de Islas Baleares (todos los compuestos de la firma son de origen marino).

Científicos determinaron que el medicamento bloquea las proteínas eEF1A de las células humanas y que al entrar en contacto con el coronavirus se reproducían infectando a otras células.

¿Cómo actúa?

La plitidepsina actúa bloqueando la proteína eEF1A, presente en las células humanas, y que es utilizada por el SARS-CoV-2 para reproducirse e infectar a otras células.

Science reveló que la investigación es hecha en colaboración entre PharmaMar y los laboratorios de Kris White, Adolfo García-Sastre y Thomas Zwaka, en la Icahn School of Medicine (Nueva York); de Kevan Shokat y Nevan Krogan, en el Instituto de Biociencias Cuantitativas de la Universidad de California San Francisco, y de Marco Vignuzzi en el Instituto Pasteur de París. 

La plitidepsina in vitro demostró una fuerte potencia antiviral, en comparación con otros antivirales contra el SARS-CoV-2, con una toxicidad limitada.

En dos modelos animales diferentes de infección por SARS-CoV-2 el ensayo demostró la reducción de la replicación viral, lo que resultó en una disminución del 99% de las cargas virales en el pulmón de estos animales.

Por el momento el Aplidin solo está autorizado en Australia para melioma, pero se ha ido confirmando su efectividad contra el Covid-19.

LEE Hugo López Gatell se encuentra confinado

emc

Seguir leyendo

Ciencia

Cambio climático debe ser preocupación central del siglo XXI

Emanuel Mendoza Cancino

Publicada

on

Calentamiento global (De Pixabay)
Calentamiento global (De Pixabay)

México.- La actividad humana está más relacionada con el aumento de la temperatura global de lo que antes se pensaba, y esos factores antropogénicos incrementan la probabilidad de ocurrencia de inviernos más severos y otros eventos climáticos extremos en latitudes medias del planeta, reveló un equipo internacional de científicos. 

Uno de sus integrantes, Francisco Estrada Porrúa, coordinador del Programa de Investigación en Cambio Climático (PINCC) de la UNAM, explicó que el crecimiento de la economía y las emisiones de gases de efecto invernadero que genera se pueden ligar a una tendencia general de elevación de la temperatura en el mundo, y también a inviernos más fríos, veranos más cálidos o precipitaciones extremas. 

Lo anterior se dio a conocer recientemente en el artículo “Spatial variations in the warming trend and the transition to more severe weather in midlatitudes”, publicado en Scientific Reports de la prestigiada revista internacional Nature

La aparente contradicción entre el aumento sostenido en las concentraciones atmosféricas de dióxido de carbono (CO2) y una disminución en la tasa de incremento en la temperatura del planeta registrada en los años 90 del siglo pasado, es uno de los principales argumentos de los escépticos para cuestionar el efecto de la actividad humana sobre el clima. 

Humanos, los responsables

Sin embargo, una investigación publicada por el equipo en la revista Nature Geoscience en 2013 mostró que, por el contrario, gran parte de esta disminución en el ritmo de calentamiento también se debe a la intervención humana con el sistema clima.   

La temperatura global ha aumentado desde el inicio de la Revolución Industrial, explicó Estrada Porrúa, pero a partir de 1960 la tasa de calentamiento se triplicó; luego se registró una etapa en la que parecía que había una pausa a ese fenómeno, en los años 90.  

“Con herramientas de econometría y series de tiempo nos dimos a la tarea de analizar estas series de temperaturas, global y de los hemisferios norte y sur, para explicar si había una influencia antropogénica en estos cambios. Encontramos que hubo eventos socioeconómicos de gran magnitud que afectaron esa tasa”, expuso Francisco Estrada.  

Tales eventos fueron el Protocolo de Montreal, iniciativa mundial para disminuir la presencia de clorofluorocarbonos en la atmósfera y proteger la capa de ozono, porque estos compuestos tienen un potencial de calentamiento mayor que el CO2, con lo cual, de manera fortuita, se modificó la tasa de calentamiento. 

Asimismo, el cambio de fertilizantes y el uso más eficiente del agua en la producción agrícola asiática afectaron a una bacteria del suelo que produce metano, gas de efecto invernadero también con mayor potencial de calentamiento que el CO2. A esto se sumó el desarrollo industrial de China e India que produjo aerosoles atmosféricos los cuales reflejan parte de la energía solar. 

Todo ello tuvo un efecto de reducción en el aumento de la temperatura global, en lo que se conoce como “pausa de calentamiento”. Es decir, esos cambios están relacionados de manera íntima con lo que hacemos o dejamos de hacer los humanos, añadió el también integrante del Centro de Ciencias de la Atmósfera. 

En el nuevo artículo –firmado por Estrada, Pierre Perron y Dukpa Kim, éstos últimos de las universidades de Boston y Corea, respectivamente– se muestra en un mapa el calentamiento observado de las distintas regiones del planeta durante los últimos 120 años. Ahí también aparece otro fenómeno denominado “amplificación del ártico” que ha contribuido de manera importante al calentamiento en la región y a cambios en patrones climáticos alrededor del mundo. 

La tasa de calentamiento del ártico, abundó el experto, es dos veces mayor a la del resto del planeta y no ha disminuido, ni siquiera en la pausa de los años 90.  

Eso se debe, en parte, a procesos de retroalimentación como aquellos provocados por el derretimiento de los hielos polares. En el polo norte, desde los años 70, se registra una reducción importante en la cantidad de hielo que, al ser blanco, refleja luz solar; al reducirse, esa energía se está absorbiendo por los océanos, describió Estrada Porrúa. 

El especialista continuó su explicación, y dijo: también existía la hipótesis de que el calentamiento global podría estar relacionado con la probabilidad de ocurrencia de inviernos muy severos en latitudes medias, como el norte de Estados Unidos, Asia y Europa, pero no estaba claro el mecanismo, y tampoco demostrado con datos. 

LEE Slim enfermó de Covid

emc

Seguir leyendo

Te Recomendamos