Connect with us

Estilo

¿Cuánto invertirás en la cena de Año Nuevo?

Desde tostadas a bacalao, las familias mexicanas buscan variar el menú respecto a Navidad

Notimex

Publicada

on

Ciudad de México.– La Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope) Ciudad de México calcula que para la cena de Fin de Año una familia de cuatro miembros podría gastar en casa un promedio de mil 380 pesos, pero si sale a algún restaurante el gasto para esas mismas personas sería de dos mil 300 pesos en promedio o más, según el lugar y las bebidas.

Y es que, a diferencia de la Cena de Navidad, la celebración de Año Nuevo es la ocasión para salir de viaje, incluso para pasarla con familiares o amigos, y pocos cenan pavo, y se busca cambiar el menú y se decide por cenar bacalao, romeritos, lomo o pierna.

Este fin de año, los centros comerciales se encuentran muy concurridos, donde de acuerdo con Patricia Rendón, vendedora de una tienda de autoservicio, la gente prefiere llevar en lugar de pavo -que ahora está más barato- bacalao cuyo precio oscila según la marca y tipo de 250 a 370 pesos el kilo, aunque en algunos lugares se cotiza hasta en 650 pesos el kilogramo.

Igualmente, las familias adquieren romeritos preparados con un costo de 199 pesos el kilo, lomo de cerdo preparado a 97 pesos el kilo y según el tamaño que es de entre cuatro y seis kilos pagan 400 o 600 pesos en promedio.

Francisco Valdez, padre de familia, relató a Notimex que junto con su esposa van a cenar pierna de cerdo ahumada, que ya viene precocida y hasta preparada con ciruelas, pasas o frutas secas, y solo tiene que hornearse y así nadie trabaja de más; la pieza entre dos y medio y cuatro kilogramos cuesta entre 460 y 680 pesos, según la marca y preparación.

Así calcula el señor Valdez que para su cena de ocho personas gastará 680 pesos en la pierna, romeritos 200 pesos, ensalada de manzana con piña y nuez unos 300 pesos, pues la manzana está entre 35 y 50 pesos el kilo.

A ello a que sumar la crema en 59 pesos, 200 gramos de nuez 100 pesos, panes baguette seis barras grandes de 15 pesos que serán 90 pesos más, y un postre que puede ser una gelatina de entre 130 y 150 pesos, además de tres refrescos de entre 27 y 28 pesos cada uno, sidra de 139 pesos, lo que le dará un promedio de mil 490 pesos por su cena de fin de año.

Todo lo anterior sin considerar las bebidas alcohólicas, las cuales dispararían el presupuesto unos mil pesos más.

Te interesa: Uvas, benéficas para la salud

Para otras familias, la cena puede ser de tostadas de pata, como lo eligió Rosalba Pérez, madre de familia, que prepara para ocho personas.

Al sumar el costo de la crema (56 pesos), tostadas (35 pesos), pata ya preparada (79 pesos), lechuga (15 pesos) y un kilo de cebolla, la cena costará entre 750 a 900 pesos. Incluso un pozole donde por kilo de grano precocido descabezado se pagan de 25 a 30 pesos, y un kilo de carne de cerdo maciza en 79 pesos y uno de codillo de cerdo con hueso de 56 pesos, podría ser un gasto de 900 pesos como máximo.

Pero si el plan es salir a un restaurante, la cena de Fin de Año, según Canacope, se estima que se elevaría a dos mil 300 pesos para una familia de cuatro, esto es unos 575 pesos por persona.

Aunque si el restaurante es de lujo, en la Ciudad de México, hay menús de 900 a mil 500 pesos por persona, que incluye una cena de tres tiempos, con una entrada de crema, ensalada, plato fuerte pasta de mariscos y pavo glaseado con cítricos y un pastel de manzana, además si se desea pueden tomarse tres copas por 350 pesos más.

Sobre los negocios que venden las cenas de fin de año, hay quien vende los pavos preparados desde mil 700 pesos hasta para 12 personas, y si es para más de 15 o 20 invitados el costo se eleva a dos mil 459 pesos; un lechón hasta para ocho personas el precio es de dos mil 149 pesos, y el bacalao ya preparado puede costar 459 pesos el kilo, también se vende paella 209 por kilo, o pechuga de pavo para cinco personas en mil 449 pesos.

En muchos lugares, también se cocina los platillos de fin de año, así la familia puede llevar a que les preparen los platillos elegidos, por ejemplo, tan sólo por el servicio de horneado, se cobra 79 pesos por kilo, por ejemplo, si es un lomo de cuatro kilos, cobraran 316 pesos. En caso de que además de hornear se desee que el pavo o pierna se preparen y se rellenen, el costo será de 112 a 120 pesos por kilo, así un pavo de siete kilos costaría unos 840 pesos.

Todos los negocios de comidas y productos que se usan en estas fechas registrarán aumentos en sus ventas hasta en 20 por ciento. Los giros más demandados son lo de carnicerías, pollerías, pescaderías, recauderías, fruterías, molinos, venta de semillas y moles, venta de materias primas, abarrotes, vinaterías, entre otros.

Incluso, con la preparación de los platillos tradicionales de la temporada, los prestadores de servicios elevarían sus ingresos aproximadamente un 36 por ciento.

JAHA´



Dejanos un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estilo

¿Cómo hacer que el catecismo sea agradable y útil?

Avatar

Publicada

on

Por

¿Cómo hacer que el catecismo sea agradable y útil?
Foto archivo Cuartoscuro

Ciudad de México.— Entre las buenas tradiciones del pueblo católico está el amor a la Primera Comunión a través del catecismo, consideró el Presbítero Sergio G. Román.

Gracias a eso, dijo, los pastores de la Iglesia tienen la oportunidad de dar, por lo menos, una breve instrucción religiosa a los fieles en esa etapa tan importante que es la niñez.

A través de un artículo en el semanario Desde la Fe, el Presbítero Román, consideró que por desgracia, ese catecismo es algo que se acepta como un mal necesario para poder hacer la Primera Comunión.

“Tan pronto como los niños la hacen, jamás vuelven a poner los pies en la Iglesia. Nos decía un sacerdote que en lugar de ser el día de la Primera Comunión debería de ser el día de la excomunión”.

LEE Se recuperan 28 bebés de Covid-19 en hospital del Edomex

Lamentó ver cómo los mismos padres que buscan para sus hijos la mejor escuela del rumbo, que les pagan horas extras y cursos de lo inimaginable, son los mismos que procuran que sus hijos vayan al catecismo el menor tiempo posible.

¿Cómo hacer para que el catecismo sea algo agradable, útil y buscado como necesario por los padres de familia? Ese es el reto para los pastores de la Iglesia, señaló.

El catecismo: escuela de la fe

Como en el caso de la escuela, también en el catecismo son los padres de familia los que tienen la obligación y el derecho de educar a sus hijos.

Y así como en la escuela el Estado subsidia a los padres en el cumplimiento de esta obligación proporcionándoles escuelas, maestros y hasta libros, así en lo religioso toca a la Iglesia, y en especial a la parroquia y a las escuelas católicas, proporcionar a los padres de familia un subsidio para cumplir con la obligación, grave por cierto, de educar cristianamente a los hijos.

El catecismo no debe ser solamente para preparar a los niños a recibir sus sacramentos de iniciación; debe ser la actividad normal de todo niño católico, y de todo joven, en su edad escolar.

El catecismo no sólo instruye en la doctrina, sino que da al niño la oportunidad de vivir en comunidad su fe. Es la forma de vivir el ser Iglesia. Por lo tanto el niño deberá seguir asistiendo al catecismo durante muchos años. Ojalá pudiéramos lograrlo para acabar con esa ignorancia que tanto daña a los católicos.

El mejor catequista

Para el Presbítero Sergio G. Román el mejor catequista es el padre o la madre de familia. Esa es una meta que se tendrá que conseguir en cada parroquia: que sean los papás los que enseñen a sus hijos.

Mientras tanto, la comunidad suple con el trabajo voluntario de tantos laicos generosos que se prestan a ayudar a niños que no son sus hijos. ¡Cuánto debemos a los catequistas!

“Cuando en la parroquia algún padre de familia se queja de un catequistas, yo le digo: Tiene usted toda la razón. ¿Por qué no nos ayuda dándole usted catecismo a sus hijos?”, finalizó.

Texto original en Desde la Fe

ebv

Seguir leyendo

Estilo

Regresa la Gala del Met

La más reciente fue en 2019

Norma Pérez Quiroz

Publicada

on

Lady gaga en la gala del MET

Nueva York.- La Gala del Met regresará este año, pero no será el primer lunes de mayo, como es tradición, sino el 13 de septiembre, y será un evento “más íntimo” que se espera coincida con el cierre de la Semana de la Moda de Nueva York. Claro todo depende de la normativa que hayan impuesto las autoridades para entonces, anunciaron este lunes sus organizadores.

La inusual Gala del Met de 2021 se celebraría después de que el Museo de Arte Metropolitano de Nueva York (Met) y la revista Vogue, encargados de uno de los mayores acontecimientos sociales del año, suspendieran indefinidamente y luego cancelaran el evento en 2020 por la pandemia del coronavirus.

¿TE ACUERDAS? Así fue la Gala del Met en 2019 con Lady Gaga robando la atención

La Gala del Met, que tiene el objetivo de recaudar fondos para el Instituto del Traje del Museo Metropolitano de Nueva York, vendrá además acompañado de una exposición de moda, como viene siendo costumbre, pero esta vez se dividirá en dos partes diferentes que presentará de forma escalonada.

La primera de ellas se titulará “In América: A Lexicon of Fashion”, abrirá sus puertas desde el próximo 18 de septiembre hasta el 5 de septiembre de 2022, y tiene el objetivo de “celebrar el 75 aniversario del Instituto del Traje y explorar el vocabulario moderno de la moda estadounidense”.

La segunda, “In America: An Anthology of Fashion”, abrirá el 5 de mayo de 2022 pero también cerrará el 5 de septiembre de 2022, y “explorará el desarrollo de la moda estadounidense presentando narrativas que están relacionadas con las historias complejas de esos espacios”.

Esta segunda mustra ya se verá acompañada por una Gala del Met al uso, que se celebrará el primer lunes de mayo, es decir, el 2 de mayo de 2022.

“Durante el pasado año, por la pandemia, la conexión con nuestros hogares se ha vuelto más emocional, así como con nuestra ropa. Para la moda estadounidense, esto ha significado un mayor énfasis en el sentimiento sobre el elemento práctico”, explicó en un comunicado el comisario jefe del Instituto del Traje, Andrew Bolton.

“Respondiendo a este cambio, la primera parte de la exposición establecerá un vocabulario moderno de la moda estadounidense basado en las cualidades expresivas de la ropa así como asociaciones más profundas a temas de equidad, diversidad e inclusión”, agregó Bolton.

npq

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Seguir leyendo

Te Recomendamos