Connect with us
De Pixabay De Pixabay

Estilo

Estrés laboral deriva en… depresión, obesidad y diabetes

Emanuel Mendoza Cancino

Publicada

on

México.— El estrés laboral es un factor de riesgo para desarrollar depresión, obesidad, diabetes y, en casos extremos, infartos, por lo que es fundamental que trabajadores y empresas aprendan a gestionarlo y controlarlo, dijo este martes un especialista.

“Muchos mexicanos viven con altos niveles de estrés provocados por sus trabajos, por lo que es necesario que se trabaje en ello”, explicó Thierry Guihard, director de la empresa Sodexo en México.

De acuerdo con el Wellness Council México, el estrés, la obesidad y el sobrepeso son las principales causas de ausentismo por enfermedad, lo que en México provoca pérdidas en productividad mayores al 20% anual.

Guihard explicó que se consideran factores de riesgo psicosocial a las condiciones de trabajo que afectan a la salud de las personas a través de mecanismos psicológicos y fisiológicos.

Estos, enumeró el experto, son cargas de trabajo excesivas, jornadas largas y horarios irregulares, falta de autonomía y dirección inadecuada, además de ritmo de trabajo elevado.

Aunado a ello, percibir un salario insuficiente y no tener una certeza sobre el futuro de la empresa suelen afectar a los trabajadores.

Todo ello se traduce en descanso insuficiente y trastornos del sueño, además de que interfiere en la relación trabajo-familia, no existe trabajo en equipo y predomina un clima y cultura organizacional nociva.

Los trabajadores, por ello “pueden sentirse deprimidos o ansiosos”, argumentó Guihard, y las pérdidas de productividad relacionadas con estos factores se estiman en hasta 16 mil millones de pesos (unos 833 millones de dólares) al año, en México.

Piero Melchiorre, director de marketing de Sodexo, aseguró que de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el balance entre la vida, el trabajo, el estado de salud y la satisfacción de los empleados en México está por debajo de otros países.

“Por ejemplo, mientras el tiempo para dormir y realizar actividades de ocio en los países de la OCDE es de 15 horas, México está 20% por debajo de esa cifra”, aseveró Melchiorre.

De acuerdo con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en México, 75% de la población padece fatiga por estrés laboral.

“Esto nos coloca en el primer lugar de estrés laboral a nivel mundial por arriba de países como China (73%) o Estados Unidos (59%), dos de las principales economías a nivel global”, señaló Alejandro Velasco, gerente de responsabilidad social y corporativa de Sodexo.

Ante este panorama, la empresa Sodexo ha desarrollado el proyecto Vivir Bien, programa de bienestar y nutrición que busca ayudar a las empresas a cumplir con las especificaciones de la Norma Oficial Mexicana 035.

Dicha norma, que entra en vigor en octubre de este año, exige a las empresas el fortalecimiento de políticas preventivas, la promoción de la salud y la calidad de vida en el trabajo.

Este programa, ofrece acceso a un sitio web de bienestar, así como una línea telefónica con atención médica, legal, psicológica, nutricional y en economía familiar.

La idea, dijo, Velasco, es promover hábitos de vida saludables, además de mejorar la calidad de vida de los trabajadores.

A través de charlas, sesiones de meditación, masajes, checkups anuales, promoción de comida saludable y estudios preventivos, se busca no solo que los empleados tengan salud, sino que comprometan con su empresa.

“Se ha comprobado que el nivel de compromiso de los trabajadores cuando están en este programa se incrementa hasta 10 %”, afirmó Velasco.

El programa, ya se ha implementado en países como Chile, Brasil y Colombia. (EFE)

emc



Dejanos un comentario:

Estilo

¿Es realmente el ‘Blue monday’ el día más triste del año?

El blue monday surgió en 2005 como parte de una campaña publicitaria

Siete24.mx

Publicada

on

Foto: Pixabay

Ciudad de México.— El llamado blue monday, tercer lunes de enero catalogado como el día más triste del año, es una idea sin fundamento científico, pues el estado de ánimo de las personas no se constituye de eventos únicos, señaló el especialista de la UNAM, Ricardo Trujillo Correa.

La penetración de la idea del “lunes más triste” ha llevado a científicos e investigadores a analizar, por ejemplo, las tasas de suicidios y los estados financieros, “los resultados dejan en claro que no hay evidencia concluyente de que en este día ocurra algo fuera de lo común”, aseguró.

El especialista de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) explicó que el blue monday surgió en 2005 como parte de una campaña publicitaria de la empresa Sky Travel en un intento de incrementar sus ventas.

Más: Redes sociales aumentan depresión

“Echó mano de una ecuación desarrollada por el investigador inglés Cliff Arnall, que considera parámetros como el clima (frío), las motivaciones de cambio y las deudas adquiridas por las fiestas decembrinas, para obtener el día más triste del año. Por tanto, se originó de un acto publicitario”, refirió.

Recalcó que su veracidad está en tela de juicio, pues “sería como creer que el 31 de diciembre nos influye para repensar nuestra vida, o que el 14 de febrero nos hace más románticos. La afectividad es un consenso colectivo y no consciente para dar sentido y significado a nuestras prácticas cotidianas”.

La razón por la cual ha adquirido cierta importancia, aseguró, es la necesidad de información actual, inmediata y superficial, sin interés de profundizar en ella, como una forma de controlar la realidad y el entorno.

El propósito es establecer un proceso de negociación con la realidad y el futuro, sentir que se tiene un poco de control sobre las propias circunstancias, apuntó.

JAHA

Seguir leyendo

Estilo

Tratas a mascotas como tu hijo… algo anda mal

Siete24.mx

Publicada

on

De Pixabay
De Pixabay

México.- Los trastornos psicológicos están entre las posibles alteraciones que puede sufrir una persona que trata a sus mascotas como sus hijos, alertó Raúl Valadez Azúa, especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Cuando alguien trata a un can como si fuera un humano rompe con la interacción hombre-perro que se formó desde hace 20.000 años”, destacó Raúl Valadez Azúa, investigador del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, mediante un comunicado distribuido este miércoles.

De acuerdo con el experto, introducir a un animal a un esquema que no es parte de su esencia “afecta su perspectiva y es incapaz de procrear” porque no reconoce a los miembros de su especie como sus pares.

Señaló que esta nueva corriente se ha favorecido por el consumismo e individualismo y que es el resultado del aislamiento personal, la inseguridad y la cibercomunicación.

Lamentó que a partir de la década de los años 80 del siglo pasado “los perros se convirtieron en un artículo de comercio”, pues al adquirir uno también se compra una gran cantidad de objetos para él.

“Esto se reforzó cuando aparecieron películas donde eran los protagonistas. Todos querían ciertas razas, sin importar si eran las más adecuadas para las necesidades de la familia”, indicó.

El experto señaló que la relación entre perro y humano data de hace 33.500 años y esta se hizo más estrecha cuando comenzaron a compartir actividades como la cacería, el alimento y el territorio.

“A partir de ese momento, el hombre promovió la formación de animales más dóciles, obedientes y serviles”, dijo.

Explicó que en esta sociedad, el hombre siempre fue el líder, condición que los canes reconocen sin dificultad, “salvo que el primero carezca de habilidades o ceda el liderazgo”, recalcó.

De acuerdo con los datos del Consejo Nacional de Población, desde el año 2000 miles de jóvenes mexicanos han preferido adoptar animales que tener hijos.

Mientras que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reportó que a partir de ese año el número de nacimientos en el país ha ido disminuyendo.

Según un estudio del Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México publicado en 2018, 60 % de los hogares mexicanos cuenta con un animal de compañía y casi 70 % de esas familias los considera como un miembro más y como tal lo trata.

El estudio también señala que el vínculo con estos es tan intenso que 57 % los considera muy cercanos emocionalmente, 29 % habla con ellos y 26 % siempre recurre a sus animalitos por consuelo cuando está triste.

Además, 41 % los carga muy frecuentemente y 57 % se siente muy alegre cuando llega a su casa y se encuentra con ellos. (EFE)

emc

Seguir leyendo

Te Recomendamos