Connect with us

Ciencia

Microplásticos contaminan comida de los mexicanos

Emanuel Mendoza Cancino

Publicada

on

México.— El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) advirtió hoy de la presencia de microplásticos contaminantes en los alimentos que ingieren los mexicanos cada día.

Las partículas de plástico -con un tamaño inferior a cinco milímetros- están presentes en los suelos, por lo que son ingeridas por animales que se alimentan de vegetación, semillas o microorganismos, entrando así en la cadena alimenticia y finalmente llegando a la comida diaria de millones de personas.

A raíz de un estudio realizado en hogares mayas del sureste del país, la doctora Esperanza Huerta Lwanga, investigadora del Departamento de Agricultura, Sociedad y Ambiente de El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur), detectó la presencia de microplásticos en excrementos de lombrices y dentro de las mollejas de pollos y gallinas para consumo humano.

RECOMENDAMOS: Clonan a monos con la técnica de la oveja Dolly

“Hemos encontrado que cuando las lombrices ingieren el plástico, este es transportado en su cuerpo antes de que mueran, después estas lombrices son ingeridas por algún ave, por ejemplo, y el plástico es entonces transferido a lo largo de la cadena trófica”, detalló.

La investigación permite afirmar que los plásticos pueden entrar a la cadena alimenticia, llegando así a los hogares mexicanos, calculándose que en el país cada persona consume aproximadamente 840 partículas de microplástico al año.

Esto puede representar a la larga un problema para la salud, advirtió Huerta, quien también explicó que estos contaminantes arriban al suelo principalmente “porque no hay un adecuado manejo de los desechos y la gente quema la basura”.

Cuando se quema la basura, los plásticos presentes en ella se fragmentan pero no desaparecen, por lo tanto, llegan al suelo.

“Una persona produce en promedio un kilogramo de basura al día, y de ese kilogramo 20 por ciento es plástico”, precisó.

LEE: Estamos a dos minutos del ‘Juicio Final’

A esto se le agrega que los sistemas agrícolas utilizan unas mantas gigantescas de plástico que cubren los cultivos y el plástico acaba acumulándose en el suelo. (EFE)

emc

Ciencia

Aceite de coco virgen destruye el Covid-19

Emanuel Mendoza Cancino

Publicada

on

DE PIXABAY

México.- Una investigación desarrollada en Filipinas descubrió que el aceite de coco virgen destruye el Covid-19, por lo que puede ser útil como antiviral.

El Consejo Filipino para la Investigación y el Desarrollo de la Salud (PCHRD, por sus siglas en inglés) realiza ensayos clínicos con 56 pacientes con aceite de coco y sus efectos.

“Los resultados son muy prometedores, ya que no solo muestran que el aceite de coco, por sí mismo, puede destruir el virus, sino que también puede ser un mecanismo clave para regular al alza la respuesta inmune contra el Covid-19”, dijo el centro de investigación.

Los compuestos del aceite de coco descomponen hasta en 90% la carga viral del coronavirus, generando una respuesta inmune de los humanos.

Aunque el PCHRD advirtió que aún se necesitan más estudios para determinar si una mayor concentración de compuestos de aceite de coco puede reducir la tasa de replicación del virus.

Fortunato de la Peña, secretario de la Ciencia en Filipinas indicó hoy en una entrevista con una radio local que el primer análisis del aceite de coco virgen como posible agente antiviral podría estar disponible para la segunda semana de noviembre. (Agencias)

LEE SAT embarga cuentas a Interjet

emc

Seguir leyendo

Ciencia

La Tierra, responsable de oxidación de suelo lunar

Avatar

Publicada

on

Por

La Tierra, responsable de oxidación de suelo lunar

Ciudad de México.— La Luna se oxida, no de forma acelerada como ocurre en la Tierra o Marte, pero tiene óxidos de fierro en su superficie que pueden ser aprovechados por astronautas como fertilizante, aseguró Julieta Fierro Gossman, del Instituto de Astronomía de la UNAM.

A inicios de septiembre pasado un equipo internacional de científicos reveló en la revista Science Advances el hallazgo de hematita (óxido ferroso, Fe2O3) en el satélite natural de la Tierra, gracias a una serie de observaciones realizadas por el satélite Chandrayaan-1.

“Hasta ahora sabemos que está en la tierra de Marte; es decir, esta hematita sirve como fertilizante. En la NASA ya lograron con esta tierra hacer invernaderos donde crecen rábanos, así que al menos los astronautas van a poder comer esto y, por eso, están buscando otros alimentos que puedan hacer crecer”, precisó la ganadora del Premio Kalinga, considerado el Nobel de la divulgación científica.

En la Tierra, precisó, para que el hierro se oxide requiere de la atmósfera y oxígeno y se pensaba que no había agua en la Luna porque la gravedad superficial es muy baja; si existiera, debido a que el satélite no tiene atmósfera escaparía al espacio.

Sin embargo, en 2008 Chandrayaan-1 reveló hielo de agua que, hoy se sabe, tiene fuentes en la Luna, en primer lugar las regiones polares donde se impactan fragmentos de cometas.

“Los cometas se van desintegrando y dejando pedacitos a lo largo de su órbita, y cuando la Tierra pasa por esos pedacitos caen y producen lluvias de estrellas. También chocan en la Luna y cuando los alcanza la luz del Sol producen micro géiseres”, comentó la astrónoma.

Antes se pensaba que en la Luna no había óxido de hierro porque el viento solar (que son átomos de hidrógeno) hace que el oxígeno se combine inmediatamente con el hidrógeno formando agua.

El óxido de hierro encontrado no hará que el satélite se vuelva “rojo como Marte, como un paisaje marciano; se siguen viendo las rocas blanquitas que son las elevaciones ricas en calcio y en aluminio y por eso son tan brillantes”, aclaró la reconocida divulgadora.

¿Cómo es posible entonces que el hierro se oxide en la Luna?

“Cuando la Luna no está expuesta al viento del Sol, sino que pasa por la cola magnética de la Tierra, puede oxidar el hierro y, por supuesto, que si caen de estos micrometeoritos que producen los géiseres, con más razón se oxida el hierro de la Luna”, destacó Fierro Gossman.

La investigadora recordó que hay intereses económicos cuando se produce ciencia básica, por lo que las grandes naciones invierten tanto en megaproyectos como el regreso del hombre al satélite natural de la Tierra.

LEE Advierte UNAM por síndrome de la abuela esclava…

ebv

Seguir leyendo

Te Recomendamos